Infiltración

 El Partido Comunista bajo Stalin en los años 20 ideó la destrucción de la Iglesia ingresando agentes comunistas en ella para socavar la doctrina y ayudado por los escándalos que causarían estos radicales bajo ropajes eclesiásticos

ESTAMOS HABLANDO DE UNA INFILTRACIÓN MASIVA EN LOS SEMINARIOS CATÓLICOS POR PARTE DE GRUPOS POLÍTICOS, SOCIEDADES SECRETAS Y SERVICIOS DE INTELIGENCIA, CUYO OBJETIVO NO ERA OTRO QUE ACABAR CON LA IGLESIA. LOS PRIMEROS DATOS SOBRE ESTE TEMA EMPIEZAN A CONOCERSE A PARTIR DE LOS AÑOS 60, SI BIEN, EXISTÍAN ALGUNAS REFERENCIAS DE AÑOS ANTERIORES. POR PONER UN EJEMPLO, LA ASESORA JURÍDICA DEL PARTIDO COMUNISTA NORTEAMERICANO, CRISTINA BELLA DODD, CONFIRMÓ EN LA DÉCADA DE LOS AÑOS 40 DEL PASADO SIGLO, QUE HABÍAN CONSEGUIDO INFILTRAR EN DIVERSOS SEMINARIOS NORTEAMERICANOS A MÁS DE 1.100 CANDIDATOS PARA QUE FUERAN ORDENADOS SACERDOTES

Cristina Bella Dodd, confirmó en la década de los años 40 del pasado siglo, que habían conseguido infiltrar en diversos seminarios norteamericanos a más de 1.100 candidatos para que fueran ordenados sacerdotes; poco después, durante el Concilio Vaticano II, esta persona manifestó que la mayoría eran ya sacerdotes y que algunos habían sido nombrados obispos, los cuales, los tenían estratégicamente ubicados dentro de la Iglesia.

En Sudamérica entró la desviada Teología de la Liberación por los agentes del KGB soviético a través de los jesuitas, también para acabar con la ortodoxia católica

Hubo muchos puntos de reclutamiento de jóvenes izquierdistas en Europa para luego introducirlos en los seminarios.

Santiago Carrillo, secretario general del Partido Comunista Español, así como Dolores Ibárruri, dirigente del mismo partido y conocida como la “pasionaria”, declararon en su momento que habían conseguido infiltrar en los seminarios españoles a numerosos candidatos para que fueran ordenados sacerdotes.

El que nos interesa ahora es el centro de Sankt Gallen en Suiza donde aterrizó McCarrick desde EEUU, sospechosamente, siendo un joven huérfano de padre, homosexual y pobre, alguien le facilitó los medios para vivir en Suiza durante un año. Dijo que allí descubriría su vocación

McCarrick: el agente de Stalin

McCarrick

McCarrick fue entrenado por agentes soviéticos en Europa para luego, como sacerdote, obispo y cardenal, difundir el error doctrinal a todos los niveles, con políticas de `justicia social´que predominaron (y predominan) en EEUU durante décadas, además de violar a menores y seminaristas. McCarrick también dirigió el acuerdo con la China comunista, que muchos han criticado como una traición a los católicos chinos fieles.
McCarrick se relacionó con los cardenales de la mafia de Sankt Gallen, un grupo de clérigos izquierdistas que tramaron para elegir a un papa de su cuerda: Jorge Mario Bergoglio, y le hizo propaganda antes del cónclave. McCarrick también influyó poderosamente en ocupar sedes episcopales importantes de EEUU con sus hombres y siguió dirigiendo muchos nombramientos bajo Francisco.
Ya Bella Dodd secretaria del partido comunista y conversa habló de miles de comunistas (preferentemente homosexuales) introducidos en los seminarios católicos en EEUU.

McCarrick una vez ordenado sacerdote en EEUU fue escalando puestos.
Se codeó, ya como cardenal en Washington, con Obama, Bill Clinton o Bush. El vínculo más curioso fue con John Podesta el jefe de campaña de Hillary Clinton. Podesta apareció en Wikileaks como asistente a las cenas `spirit cooking´ de la artista satanista Marina Abramovic. Recordemos que los spirit cooking son rituales sexuales ocultistas, o ceremonias wiccanas (brujería). Podesta también estuvo involucrado en tráfico sexual de niños. 

Y estuvo relacionado con el impulso de la `primavera católica´, que implicaba acabar con la institución `medieval´de la Iglesia e introducir la ideología de género, el aborto, el feminismo y el pensamiento de izquierdas en general. Para ello se crearon varias asociaciones (y creo que aquí entra Soros), tales como Catholics in Alliance. 

Podemos vincular a McCarrick con satanistas, con la sodomía y la política comunista. Una buena mezcla y signo de que en efecto, algunos de estos clérigos sodomitas también hacen rituales satánicos de sacrificio y abuso sexual de niños.

Abramovic con una cabra ensangrentada, símbolo del Baphomet o Lucifer

Este cardenal fue uno de los jóvenes infiltrados en los seminarios norteamericanos en la época de Christina Bella Dodd, Secretaria Jurídica del partido comunista norteamericano. Estamos hablando de la década de los años ´40 del pasado siglo. En ese periodo, especialmente hasta el concilio Vaticano II, pero sobre todo a partir de dicho concilio, es cuando se produjo una infiltración masiva de homosexuales y marxistas dentro de la Iglesia.

McCarrick es un personaje infiltrado dentro de la Iglesia que “trabajó” para los servicios de inteligencia de los países “Socialistas” y debido a esto, estuvo protegido, no solo dentro de la Iglesia, sino principalmente en el interior del poder político norteamericano. Se codeó siempre con la élite masónico-iluminatti, lo que quiere decir que, (no hace falta ser profeta para saberlo) ha sido un asiduo protagonista de ritos donde el satanismo y la brujería ha sido una constante.

Su amistad íntima con quien en estos momentos se sienta en la cátedra de Pedro, no es producto de ninguna casualidad, sino que se debe a que ambos han sido (ignoro si en estos momentos lo siguen practicando), asiduos practicantes de ocultismo y satanismo.

También informa Church Militant: 

Rodney Pelletier entrevista a Erik y Rita Brandin, coautores de Stalin’s Priests (los sacerdotes de Stalin)

El sacerdocio católico ha sido infiltrado. Cuando observas la crisis masiva  en la Iglesia de hoy, está claro que el sacerdocio ha sido atacado por el infierno y sus secuaces, y muchos de los sacerdotes y obispos en los últimos 50 años lo han orquestado. La gente culpa al Papa Pablo VI, al Vaticano II y la adopción de la Misa del Novus Ordo.  Pero los problemas no comenzaron en la década de 1970 ni en la de 1960. Piénselo: los sacerdotes, obispos y religiosos que fueron ardientes defensores del «cambio» fueron educados de la manera antigua. Fueron a seminarios que enseñaban filosofía y teología sólidas; muchos de ellos en realidad tenían sus clases de latín en el momento en que la disciplina en los seminarios era muy estricta. 

Dijeron la misa tridentina a diario y eran muy católicos.En la superficie, todo parecía estar bien, pero había algo trágicamente incorrecto que la mayoría de la gente no entendió. Tan pronto como se les dio la oportunidad, muchos sacerdotes, obispos y laicos descartaron todo eso en el «espíritu» del Vaticano II. En 1970, se abrieron las compuertas, y obtuvimos innovaciones en la liturgia que el Vaticano II nunca ordenó. 

Décadas de abuso litúrgico institucionalizado, junto con una falta casi completa de enseñanza de la Iglesia desde los púlpitos, nos ha llevado a donde estamos ahora. Si bien hay varias razones importantes por las que ha sucedido esto, una de ellas, que casi se adentra en el territorio de la teoría de la conspiración, es la infiltración comunista del sacerdocio. Pero si hemos aprendido algo en el verano de la vergüenza con las revelaciones de Viganò y McCarrick, es que hay una conspiración muy real perpetrada por las fuerzas del infierno y sus ministros voluntariosos aquí en la tierra para tratar de destruir a la Iglesia.

Church Militant / Religión, La Voz Libre/ Infovaticana

Yo, vuestro amado Jesús, nunca podría minar Mi propia Iglesia

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

16 de abril de 2012

Mi queridísima bienamada hija, llamo a todos los hijos de Dios y os aseguro que Yo, vuestro bienamado Jesús, nunca podría minar Mi propia Iglesia.

Sin embargo, no retrocederé y veré a Mi Iglesia desintegrarse, a manos de una secta particular, que no tiene el derecho de jugar ningún papel en la Santa Sede.

Porque eso es precisamente lo que el Falso Profeta y los impostores que idolatran a satanás, están tratando de hacer. Ellos quieren derribar a la Iglesia Católica y romperla en pedacitos.

Ésta, hijos Míos, es la manera en la que satanás se mantendrá en la rebelión final contra Dios, el Creador de todas las cosas.

Este perverso plan para destruir Mi Iglesia, ha estado en marcha durante 100 años, pero, desde 1967, éste se ha intensificado.

Muchos impostores, que son miembros de esta malvada secta, adoradores de satanás, entraron en los seminarios para posicionarse en el Vaticano.

Sus poderes, aunque fueron permitidos por Dios Padre, estaban restringidos hasta ahora. A medida que los Tiempos del Fin se acercan, eso cambiará.

Esta malvada secta, ahora desatará todo poder, para asegurar que sean ellos los que elijan un nuevo reemplazo para Mi Santo Vicario el Papa Benedicto XVI.

Todos aquellos que conocéis Mis enseñanzas, veréis los cambios en la lectura de la Santa Misa.

Nuevas leyes seculares serán introducidas, las cuales serán un insulto a Mi Muerte en la Cruz.

Muchos de Mis devotos seguidores, verán esto y se sentirán heridos. Sus puntos de vista serán rechazados y muchos sacramentos dejarán de ser ofrecidos.

Esto es por lo cual, es necesaria mucha preparación.

Para aquellos Católicos que estéis heridos y consternados, por favor, recordad que Yo estoy aquí.

Llamadme, a Mí, vuestro bienamado Jesús y sabed que no debéis tener miedo de proclamar la Verdad de Mis enseñanzas.

No debéis temer a darle la espalda a la herejía.

Yo os guiaré y os protegeré en vuestro camino y seréis guiados por el Poder del Espíritu Santo.

Vuestro bienamado Salvador

Jesucristo

Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a2012-abr-16-yo-vuestro-amado-jesus-nunca-podria-minar-mi-propia-iglesia/

A %d blogueros les gusta esto: