¿Cristo vuelve o no vuelve?

«No olvida Dios su promesa, como algunos creen; mas obra con paciencia por vosotros, no queriendo que perezca nadie, sino que todos se conviertan a penitencia.»

(II Pedro III,3-9)

La enfermedad mental específica del mundo moderno es pensar que Cristo no vuelve más; o al menos, no pensar que vuelve.

En consecuencia, el mundo moderno no entiende lo que le pasa. Dice que el cristianismo ha fracasado. Inventa sistemas, a la vez fantásticos y atroces, para salvar a la humanidad. Está a punto de dar a luz una nueva religión. Quiere construir otra torre de Babel que llegue al cielo. Quiere reconquistar el jardín del Edén con solas las fuerzas humanas.

Está lleno de profetas que dicen: “Yo soy. Aquí estoy. Este es el programa para salvar al mundo. La Carta de la Paz, el Pacto del Progreso y la Liga de la Felicidad, ¡La Una, la Onu, la Onam, la Unesco! ¡Mírenme a mí! Yo soy.”

La herejía de hoy, descrita por Hilaire Belloc en su libro Las Grandes Herejías, pareciera explícitamente no negar ningún dogma cristiano, sino falsificarlos todos.

Pero, mirándolo bien, niega explícitamente la Segunda Venida de Cristo; y, con ella, niega su Reyecía, su Mesianidad y su Divinidad. Es decir, niega el proceso divino de la Historia. Y al negar la Divinidad de Cristo, niega a Dios. Es ateísmo radical revestido de las formas de la religiosidad.

Con retener todo el aparato externo la fraseología cristiana, falsifica el cristianismo transformándolo en una adoración del hombre; o sea sentando al hombre en el templo de Dios, como si fuese Dios. Exalta al hombre como si sus fuerzas fuesen infinitas. Promete al hombre el reino de Dios y el paraíso en la tierra por sus propias fuerzas.

La adoración de la Ciencia, la esperanza en el Progreso y la desaforada Religión de la Democracia, no son sino idolatría del hombre; o sea, el fondo satánico de todas las herejías, ahora en estado puro.

De los despojos muertos del cristianismo protestante, galvanizados por un espíritu que no es de Cristo, una nueva religión se está formando ante nuestros ojos.

Esto se llamó sucesivamente filosofismo, naturalismo, laicismo, protestantismo liberal, catolicismo liberal, modernismo… Todas esas corrientes confluyen ahora y conspiran a fundirse en una nueva fe universal; que en Renán, Marx y Rousseau tiene ya sus precursores (Las Tres Ranas del Apocalípsis, a saber: liberalismo, comunismo y modernismo).

Esta religión no tiene todavía nombre, y, cuando lo tenga, ese nombre no será el suyo. Todos los cristianos que no creen en la Segunda Venida de Cristo se plegarán a ella. Y ella les hará creer en la venida del Otro, “Porque yo vine en el nombre de mi Padre y no me recibisteis; pero otro vendrá en su propio nombre y le recibiréis” (Jn.V,43).

De ellos escribió el primer Papa:

¡Sabed, en primer lugar, que vendrán en los últimos días en decepción seductores que andan según sus concupiscencias!
Y dirán: “¿Dónde está la promesa de su venida? Todas las cosas perseveran lo mismo que desde el principio del mundo, después que murieron los Padres.

Se les esconde a los que esto quisieran, que al principio fue el cielo y la tierra sacada del agua y consistente sobre el agua por el verbo de Dios.
De donde aquel mundo de entonces, inundado del agua, pereció.
Pero los cielos de ahora y la tierra en el mismo verbo de Dios cimentados, están reservados al fuego del día del juicio, y la perdición de los impíos…
No olvida Dios su promesa, como algunos creen; mas obra con paciencia por vosotros, no queriendo que perezca nadie, sino que todos se conviertan a penitencia.
(II Pedro III,3-9)

-P. Leonardo Castellani, ¿Cristo vuelve o no vuelve?

Fuente

Vendré en las nubes rodeado de todos los ángeles y los santos del Cielo

18 de marzo de 2012

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

Mi querida y bienamada hija, Mis hijos deben saber que la razón por la que el mundo está espiritualmente vacío, es porque ellos ya no conocen más la diferencia entre el bien y el mal.

Si no fuera por Mi Luz, que llena cada alma incluyendo la de los pecadores, el mundo cesaría de existir.

Es Mi Luz la que mantiene al mundo con vida.

Muchos de Mis seguidores, que se consagran ellos mismos para sufrir en unión Conmigo, también ayudan a mantener ésta Luz viva.

Justo antes de que Yo regrese Mi Luz desaparecerá en el mundo, por un período de tres días.

Ésto sucederá en el preciso final y no debe ser confundido con el Aviso.

Será durante estos tres días que habrá llanto y rechinar de dientes y las personas se pelearán por ver Mi Luz a pesar de haberme rechazado.

Éste será el momento para la verdad.

Mis seguidores no debéis temer a estos tres días porque, mientras vosotros podéis no daros cuenta de Mi presencia, Yo estaré con vosotros.

Luego pasados los tres días, Yo volveré a la Tierra exactamente de la misma manera en la cual Yo ascendí al Cielo.

Vendré en las nubes, rodeado de todos los ángeles y santos del Cielo, con Gran Gloria.

Qué bello y alegre será ese día cuando Yo venga a reinar sobre la Tierra de acuerdo a la Voluntad de Mi Padre.

Ningún hombre dudará de que ése sea Yo.

Ni tendrán ninguna duda acerca de su futuro.

Éste será el Día en que Yo venga a Juzgar.

Dividiré a Mi gente entre aquellos que me aman y aquellos que me odian.

Aquellos que Me rechazaron y rindieron homenaje a todas las cosas malignas, serán desterrados a las llamas eternas del infierno.

El resto vendrá y vivirá Conmigo en el Paraíso, junto con los justos resucitados.

Ésta es la meta que toda alma debe buscar, cuando Yo venga otra vez como Os lo prometí.

A los Cristianos Os digo ésto:

Sabed que éste Gran y Glorioso Acontecimiento se llevará a cabo pronto.

Vuestra generación presenciará Mi Glorioso Regreso.

Nunca revelaré el día porque sólo Mi Padre conoce ésto pero, Os puedo asegurar, que el tiempo para Mi Segunda Venida está cerca.

A Mis siervos consagrados  os digo que es vuestro deber preparar a Mi gente, aquellas almas de quienes sois responsables, para que así ellas sean incluidas en el Libro de la vida.

Os ruego que trabajéis duro a través del poder de las comunicaciones y la Oración, para preparar al mundo para Mi Segunda Venida.

Vuestro Amoroso Salvador,

Jesucristo,

Redentor de toda la humanidad

Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a018-mar-2012-vendre-en-las-nubes-rodeado-de-todos-los-angeles-y-los-santos-del-cielo/

A %d blogueros les gusta esto: