Amenazan la Navidad

Nos quieren arruinar la Navidad con restricciones Covid. Estos satanistas odian y tienen muchisimo miedo a un pequeño Niño, porque ese Divino Niño es Jesús, cuyo nacimiento les recuerda su derrota eterna.

Fue la OMS y sus títeres políticos y mediáticos los que dijeron que se vacunara el 70% de los españoles para conseguir la inmunidad de grupo y así ACABAR PARA SIEMPRE con el «virus.» Ahora España tiene vacunada casi al 90% de su población mayor de 12 años, y son la misma OMS y sus títeres políticos y mediáticos los que te dicen que ahora sufrirás más restricciones.
¿AÚN NO LO VES? Todo es mentira para que obedezcas, tenerte controlado bajo el miedo exagerado e inventado, y así ir instaurando poco a poco una dictadura mundial con control total de los seres humanos:

No lo lograrán. La ultima palabra la tiene Dios

Nos quieren arruinar la Navidad. Estos satanistas odian y tienen muchisimo miedo a un pequeño Niño, porque ese Divino Niño es Jesús, cuyo nacimiento les recuerda su derrota eterna, les recuerda que en Él se cumplen las promesas de salvacion anunciadas en Génesis despues de la caída y las profecias del Antiguo Testamento, caida provocada por el envidioso que detestó el Fiat inicial, el «Hágase» la Creacion universal de Dios y del hombre.

«Porque nos ha nacido un niño, se nos ha concedido un hijo; la soberanía reposará sobre sus hombros, y se le darán estos nombres: Consejero admirable, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz» . (Isaías 9, 6)

«Y el Verbo se hizo hombre y habitó entre nosotros. Y hemos contemplado su gloria, la gloria que corresponde al Hijo unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad» .
(Juan 1:14)

Les recuerda que ese Niño, es el Redentor que vencio el pecado y la muerte en la Cruz.
Les recuerda que por este Divino Niño comenzo la liberación del hombre de la esclavitud de Satanás.

«Dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.» (Mateo 1:21)


Les recuerda que les queda poco tiempo.
Les recuerda que otra vez sera aplastada la cabeza de la serpiente por la Inmaculada Madre, la Santisima Virgen María que en la Anunciacion con ese segundo Fiat: «Hagase en mi» la Encarnacion de Dios y la Redención, puso sus santos y purisimos pies vencedores sobre Satanás, el eterno fracasado y aplastado por la humilde y pequeña Servidora del Señor .

«He aquí a la esclava del Señor —contestó María—. Que él haga conmigo según Su Palabra.» (Lucas 1:38)

Les recuerda que se acerca el cumplimiento de las promesas del Segundo Pentecostés, donde el Espiritu Santo por intercesión de su Esposa la Virgen María, purificará y renovará la creación, toda la faz de la tierra y la humanidad, poniendo fin al reinado de Satanás, llevando a cabo el tercer Fiat: «Hágase la Santificación» de todos los hombres, e instaurando con la Segunda Venida de Jesucristo en Gloria y Poder, su Reinado en la tierra y en los corazones de todos los hombres.

No lo lograrán. La última palabra la tiene Dios.
Cuanto más nos persigan, cuanto más quieran hacernos pasar por la tribulación dolorosa, que ofrecemos por nuestra purificacion y santificación, más batallaremos,
más elevaremos el signo de la Victoria, la Cruz y el Santo Rosario, más adoraremos, custodiaremos y defenderemos la Santa Misa y la Eucaristía, más proclamaremos el anuncio del Evangelio a toda la humanidad, hasta el ultimo rincón de la Tierra, más cantaremos con gozo himnos de Alabanza a Dios nuestro Padre, nuestro protector, pues suya es la Victoria.

Pues para esto hemos nacido,
hemos sido convocados por María, la Vencedora de todas las Batallas y de todas las herejías.

En su Inmaculado Corazón hemos crecido, fuimos formados, cuidados, alimentados y educados por Ella. A su Inmaculado Corazón nos hemos consagrado.

Es María la que nos dice: «Cumplan la misión para la que fueron creados con el inmenso Amor de Dios, cumplan la mision de apóstoles de los últimos tiempos y lleven el Evangelio de mi Hijo Jesucristo a toda la creación», misión ya profetizada para estos dias de oscuridad por San Luis Maria de Montfort y en la Salette.

Dios nos llamo desde la eternidad a ser aquellos hijos que habrian de batallar en esta última hora de tinieblas, haciendo brillar la luz de la Fe, y de la Esperanza, para ofrecerle miles de almas rescatadas del enemigo, preparando los corazones para cuando Jesús vuelva en Poder y Gloria, y pregunte «¿Habrá Fe en la tierra?» El encuentre en todos los que le esperen esa Fe.

Hay dos ejércitos, y todos son llamados a formar parte del ejercito Vencedor de Dios, para ello el camino comienza tomando el Santo Rosario, pues de la mano de Maria, Ella les llevará ante su Hijo Jesus.

«De repente apareció una multitud de ángeles del cielo, que alababan a Dios y decían: «Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz a los hombres de buena voluntad».» (Lucas 2:13-14)

¡CON MARÍA SANTÍSIMA , HACIA LA VICTORIA!

🛡️Ejército Remanente

¿Por qué me hice hombre?

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

24 de diciembre de 2010

Mi amada hija, gracias por responder a Mi llamado. Es con regocijo que me comunico contigo en esta especial celebración de Mi nacimiento. El amor que llena Mi Corazón por la Fe y devoción demostrada por todos Mis hijos, es muy precioso.

Este es el tiempo para que Mis hijos, en todas partes, reflexionen sobre Mi vida en la Tierra. Es un tiempo para que ellos consideren las implicaciones que Mi nacimiento representa para toda la humanidad. Es debido a Mi nacimiento que el hombre buscará la salvación. Es a través del amor de Mi Padre Eterno por todos Sus hijos que Él hizo el sacrificio definitivo. Que Él tuviera que ver nacer a un bebé, verlo crecer como un niño, hasta la edad adulta, muestra claramente Su amor y determinación para salvar a todos Sus hijos. Él ama a todos Sus hijos tanto, que me pidió que viviera la vida como un ser humano, aún sabiendo que Yo sería humillado y ridiculizado. Él permitió que esto sucediera.

Mi nacimiento es una señal para todos de que Dios, el Padre Eterno, amó a Sus hijos tanto que hizo un sacrificio enorme. Al permitirme venir a la Tierra a vivir entre todos ustedes, Él mostró Su compasión y deseo de salvarlos permitiendo Mi muerte. Si Él no me hubiera enviado, el hombre no podría ser salvado. Sin embargo, aquellos que me rechazaron están todavía inseguros de la verdad de las promesas hechas por Dios, el Padre Eterno. Hay mucha confusión todavía. Todo lo que importa ahora es que la humanidad entienda las promesas y la realidad del nuevo Cielo y Tierra que han sido designados a todos los hijos de Dios. Este es el regalo más grande de todos y es el regalo que todos ustedes estaban destinados a compartir con Él, hasta que Satanás lo destruyó todo al tentar a Eva.

La gente ve hoy las enseñanzas en el Antiguo y en el Nuevo Testamento, de muchas maneras, como fábulas antiguas. Muchos todavía no entienden que las enseñanzas contenidas en estas Escrituras fueron y todavía son auténticas. Debido a que en muchos casos se hace referencia a acontecimientos que sucedieron en el reino espiritual, la gente encuentra difícil creer que estos pudieran haber sucedido. Han llegado a esta conclusión porque están evaluando el contenido a través del pensamiento lógico, basado en lo que sucede en la Tierra. Pero se equivocan.

Mi venida a la Tierra fue preparada como una última oportunidad de despertar al mundo

para que todos se dieran cuenta que Dios es todo perdón. Mi labor fue mostrarles, a través de Mis enseñanzas y muerte en la Cruz, el Camino hacia el Cielo.

Acuérdense entonces en Navidad, de que Mi nacimiento fue para ayudarlos a empezar a re-evaluar su Fe en el Cielo, del que todos tienen derecho a formar parte. Al recordar Mi vida, pueden ahora reunirse Conmigo en el Reino de Mi Padre si abren sus corazones y me piden que los abrace una vez más.

Su Divino Salvador y Justo Juez

Jesucristo

Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/products/a24-dic-2010/

A %d blogueros les gusta esto: