México: La Risible Alianza entre Indigenismo y Feminismo

Indofeminismo: El matrimonio López Obrador-Beatriz Gutiérrez vuelve a la Leyenda Negra contra España… que acabó con los sacrificios humanos y con el concubinato, para crear el México civilizado. Ninguna filosofía ni doctrina han puesto a la mujer en una categoría más digna que el cristianismo.

Vuelve a insistir, Andrés Manuel López Obrador, en denigrar a España y a la evangelización y civilización llevada a cabo por los españoles en aquel país. Fueron los españoles los que llevaron la civilización cristiana -que, por cierto, conlleva el respeto debido a la mujer- y la propia identidad nacional a un México que antes de la llegada de Hernán Cortés, sencillamente no existía como nación… y a nadie se le había ocurrido que existiera.

Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador (AMLO) es feminista y antihispanista, desconozco en qué orden. Aseguran que la cantidad de necedades que su ilustre esposo vierte contra la conquista de Hernán Cortés, así como contra España y la Hispanidad en general, se deben a su posesiva influencia. Y tras la última polémica de no hace más de un mes, donde AMLO se cebó contra las empresas españolas,doña Beatriz insiste en su memoria histórica, que no deja de guardar cierta similitud con la memoria histórica de España creada desde la Moncloa por el guerracivilista Pedro Sánchez.

Así que no nos queda otro remedio que acudir, de nuevo, a ese libro genial del historiador argentino Marcelo Gullo, que lleva por título «Madre Patria«. Hoy quisiera fijarme en un apunte de don Marcelo, sobre la unión -Dios los cría y ellos se juntan- entre feminismo e indigenismo, ayuntamiento marital que alberga, me lo van a permitir, una cierta coña. Vamos, que resulta extraordinariamente pitorreable. 

Porque el respeto a la mujer nace en la Iglesia de Cristo, y hasta que la Iglesia no llegaba a un lugar, la mujer no pasaba de objeto a sujeto. Imperaba la ley de la fuerza, y en materia de fuerza física, el hombre casi siempre lleva las de ganar. 

Y así, comenta Gullo, sobre la versión indofeminista de don Andrés Manuel y de doña Beatriz, lo siguiente. No se lo pierdan: 

«El despotismo bajo Moctezuma era peor que en los más envilecidos estados de África. Las mujeres era un poco menos que mercancía. Los reyezuelos y caciques disponían de ellas a su antojo y para hacerse presentes. No solo entre los aztecas, también de los incas (véase Garcilaso), el monarca hacía acopio de vírgenes hasta el número de 700, para tomar de allí concubinas. Y como todos los valores estaban envilecidos, a este género de prisiones se les llamaba conventos. Las reservas femeninas de Moctezuma ascendían a 1000, más o menos. Una vez elegido por el cacique, una de estas mujeres ya no podía casarse ni ser de otro. Y a menudo, ni el mismo cacique volvía a verlas. El que se atrevía a cortejar a una de estas infortunadas que, sin embargo, eran las más bonitas de la raza, perdía la vida y su familia era también exterminada. Imagínese la clase de problema que podía derivarse de este sistema de eugenesia«.

Quienes se expresan así muestran que no tiene la menor idea de  la historia de la civilización occidental y del salto cuántico que ocurre en la dignidad de la mujer maltratada y olvidada en el mundo oriental,  así como en la civilización grecorromana, cuando irrumpe el cristianismo en la historia. 

Lo cual demuestra que el mundo no está loco, sólo está idiotizado. (son los errores de Rusia) Pero esa enfermedad se cura con el tiempo, las buenas lecturas y la buena voluntad. Más con lo último que con lo primero, me temo.

El cristianismo y la dignidad de la mujer

El esposo cristiano se compromete ante Dios por una sola mujer hasta la muerte.

El varón dice:

Yo, N., te recibo a ti, N., como esposa y me entrego a ti, y prometo serte fiel en la prosperidad y en la adversidad, en la salud y en la enfermedad, y así amarte y respetarte todos los días de mi vida.

La mujer dice:  

     Yo, N., te recibo a ti, N., como esposo y me entrego a ti, y prometo serte fiel en la prosperidad y en la adversidad, en la salud y en la enfermedad, y así amarte y respetarte todos los días de mi vida.

En la batalla de ideas que se está librando hoy en día respecto a la verdadera identidad de la mujer hay que oír tremendos dislates y desaciertos ; por ejemplo aquellos que quieren sugerir que el cristianismo ha sido cómplice ideológicamente o de hecho en  la opresión a las mujeres. 

Quienes se expresan así muestran que no tiene la menor idea de  la historia de la civilización occidental y del salto cuántico que ocurre en la dignidad de la mujer maltratada y olvidada en el mundo oriental,  así como en la civilización grecorromana, cuando irrumpe el cristianismo en la historia. 

El oscurantismo en que se encontraba la dignidad y la posición de la mujer en la antigua  de Grecia y Roma era sencillamente atroz; y no era el peor, pues en las sociedades meso-orientales y otras partes del mundo conocido  la situación podía ser mucho peor; la realidad era que la mujer no tenía un status digno y era considerada como un objeto, y relegada a un ser de categoría más baja en lo que se refería  a derechos ciudadanos; se requiera su total pasividad  en la arena social  y no poseía ni remotamente la dignidad que ostentaba el hombre en la sociedad.  Se permitía la eliminación física de los bebés femeninos en las familias, y los registros indican que raras veces en una larga familia romana por ejemplo, habría más de dos mujeres en la misma,  ya que eran racionadas por medio de la muerte desde el nacimiento. De hecho en un estudio arqueológico de seiscientas familias del imperio Romano, solo el uno por ciento de esas familias contaba con más de una hija (J. Lindsay: «The Ancient World, manners and morals»). 

El hombre podía divorciase de ella por el motivo que escogiese y no tenía derechos ciudadanos.

Los primeros atisbos de una restauración de la imagen de Dios en la mujer y de su dignidad lo vemos en la introducción del cristianismo, y en episodios de la vida misma de Cristo. 

Ejemplo de la importancia que el Dios creador da a la mujer, elevando su dignidad a la altura que El demanda,  pues «Varon y hembra los creo», a su «imagen y semejanza» dice la palabra.

Con razón algunos estudiosos de la historia de la iglesia citan la posibilidad de que durante los primeros siglos de la era Cristiana las mujeres fuesen un número mayor entre los creyentes que los hombres, y esto fue por el hecho de haber encontrado en la doctrina cristiana una propuesta que elevaba la dignidad de ellas al nivel de la de los hombres. 

 No es el hombre que es anunciado en el libro de la creación como un ser a semejanza de Dios sino ambos, son iguales en dignidad delante de el, pero con funciones diferentes. 

Pero  seamos realistas, esos movimientos del feminismo ultraradical y de reingenieria sexual como la ideología de género,  han vivido de diseminar mentiras,  y esta es otra más de ellas.

Ninguna filosofía ni doctrina han puesto a la mujer en una categoría más digna que el cristianismo, y esto así porque el Dios que las creo les dio en su creación ese nivel, y plasmó esa verdad en su palabra.

Hispanidad

https://www.google.com/amp/s/acento.com.do/opinion/cristianismo-la-dignidad-la-mujer-8562548.html

El voto del matrimonio es muy serio

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

6 de julio de 2011

Mi muy querida bienamada hija, ve ahora cómo la fe de Mis hijos comienza a crecer y a florecer. Aunque hay mucha oscuridad en el mundo, la Luz de Mis seguidores, se hace más brillante por el día, a causa de la llama del Espíritu Santo, que ha descendido sobre el mundo entero.

Hoy, hija Mía, deseo recordar a todos Mis seguidores, de la importancia de la oración, para aliviar el sufrimiento en el mundo. Las oraciones de ustedes están ahora ayudando a evitar muchos desastres mundiales predichos. La oración es el mitigador más poderoso y cuando es dicha a favor de otros, esta será contestada.

Mientras estoy feliz con aquellos de fuerte Fe, todavía estoy preocupado por aquellos que son adversos a Mi Divina Luz, la Verdad. Mucha gente ahora, vaga alrededor del mundo como en un estupor. Nada les trae paz. Nada les trae alegría. Ninguna cantidad de comodidad material alivia su dolor. Sus almas vacías están perdidas. Por favor, recen por ellos.

Hija Mía, por favor reza por Mi Vicario, el Papa Benedicto, porque él está rodeado de fuerzas masónicas, que están ahora, haciendo esfuerzos para destronarle, estas fuerzas malignas han estado infiltrando Mi Iglesia, desde el Vaticano II y han diluido Mis Enseñanzas. Muchas leyes fueron aprobadas, las cuales me ofenden, especialmente la entrega de Mi Santa Eucaristía, por personas laicas. La falta de respeto mostrada a Mí y a Mi Padre Eterno, a través de nuevas leyes, introducidas para facilitar a la sociedad moderna, me han hecho llorar de tristeza. (…)

Hoy día, Mis Sacramentos no son tomados muy seriamente, especialmente aquellos que buscan el Sacramento del Matrimonio y el de la Primera Santa Comunión.

El Voto del Matrimonio, es muy serio, recuerden que este es un Sacramento y es hecho en la Presencia de Dios Padre; sin embargo para muchos se centra todo en materialismo y adornos exteriores. Muchos que reciben el Sacramento del Matrimonio, no conocen su importancia, después de esto. Muchos rompen sus votos tan fácilmente. ¿Por qué hacen esto? ¿Por qué fingen,a esta Santísima Unión, solo para separarse poco después? Esto es una burla a una de las más importantes uniones bendecidas por la Mano de Mi Padre Eterno. Mucha gente, no presta ninguna atención a la voluntad de Mi Padre, de que ningún hombre podrá separar semejante unión, a partir de entonces. Sin embargo mucha gente se divorcia, lo cual es una ley no reconocida por Mi Padre. El divorcio es una manera fácil de huir de sus responsabilidades. Todos los matrimonios están hechos en el Cielo. Ningún hombre puede destruir un matrimonio sin ofender a Mi Padre. (…)

Recuerden, sin los Sacramentos su Fe se debilita. Después de un tiempo, si su alma es privada de Mis bendiciones especiales, se vuelve inactiva. Toda la Fe en Mí y en Mi Padre Eterno, desaparece con el tiempo, con solo un pequeño destello de reconocimiento que se enciende de cuando en cuando. Regresen a Mí a través de los Sacramentos. Muestren respeto por los Sacramentos en la manera en que se debe y verdaderamente sentirán Mi Presencia otra vez.

Recuerden, los sacramentos están ahí por una razón, porque son los nutrientes que ustedes necesitan para la vida eterna del alma. Sin ellos su alma morirá.

Amo a todos. Por favor abrácenme apropiadamente, respetando los Sacramentos dados a ustedes, como un Regalo de Dios Padre Todopoderoso.

Su amoroso Salvador

Rey de la humanidad, Jesucristo

Leer más: https://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a06-jul-2011/

A %d blogueros les gusta esto: