‘Francisco’: «El Cambio Climático se ha convertido en una emergencia»

Jorge Mario Bergoglio, siervo de los siervos del NOM, ‘sensible al tema ecológico’, recordó que la Santa Sede, en nombre y representación del Estado de la Ciudad del Vaticano, se adhiere desde este mes a la Convención Marco de la ONU que prevé una limitación del calentamiento global.

El ‘Papa’ ha enviado un mensaje a los participantes en la Conferencia «Resilience of People and Ecosystems under Climate Stress», organizada en el Vaticano por la Pontificia Academia de las Ciencias, hablando de uno de sus temas favoritos aunque no ‘haya sido elegido para ello.’ (Más bien ha sido elegido precisamente para ello).

En el documento, el ‘Pontífice’ subraya que «el fenómeno del cambio climático se ha convertido en una emergencia que ya no se queda al margen de la sociedad. Y que ha asumido un papel central al afectar a la familia humana, «especialmente a los pobres y a los que viven en las periferias económicas del mundo».

Francisco’ recuerda que hoy nos enfrentamos a dos retos: el de «disminuir los riesgos climáticos reduciendo las emisiones» y el de ayudar a las personas a «adaptarse al cambio climático». Estos retos, señala el ‘Pontífice’, requieren «un enfoque multidimensional para proteger tanto a las personas como a nuestro planeta». Y tras recordar algunas enseñanzas bíblicas, Francisco subraya que el cuidado de nuestra casa común, incluso al margen de las consideraciones sobre los efectos del cambio climático, «no es simplemente un esfuerzo utilitario, sino una obligación moral (obligación moral según Bergoglio como la vacuna, causante de despoblación), para todos los hombres y mujeres en cuanto hijos de Dios».

Francisco’ señala en particular una forma de cuidar la Casa común: la de la «conversión ecológica», que requiere un cambio de mentalidad y el compromiso de trabajar por la resiliencia de las personas y los ecosistemas. Esta conversión implica, en primer lugar, un sentimiento de «gratitud» por el don amoroso y generoso de la creación de Dios. Nos exige entonces reconocer que estamos unidos «en una comunión universal» entre nosotros y con el resto de las criaturas del mundo. E implica «abordar los problemas medioambientales, no como individuos aislados, sino de forma solidaria como comunidad».

El gobierno global del Anticristo

Encontrar soluciones concretas a los crecientes problemas actuales requiere «esfuerzos valerosos, cooperativos y con visión de futuro entre los líderes religiosos, políticos, sociales y culturales a nivel local, nacional e internacional». El ‘Papa’ piensa en particular en el papel que «las naciones más favorecidas económicamente pueden desempeñar en la reducción de sus emisiones» y en proporcionar ayuda financiera y tecnológica para que las zonas menos prósperas del mundo puedan seguir su ejemplo.

En su mensaje, ‘Francisco’ subraya que también es crucial «el acceso a la energía y al agua potable y el apoyo a los agricultores de todo el mundo para que pasen a una agricultura resiliente». También es crucial el compromiso con «vías de desarrollo sostenible y estilos de vida sobrios» destinados a preservar los recursos naturales del mundo y la atención sanitaria a los más pobres y vulnerables.

El ‘Pontífice’ expresa además dos preocupaciones: «la pérdida de la biodiversidad y las numerosas guerras que tienen lugar en diversas regiones del mundo», que tienen consecuencias nefastas para la supervivencia y el bienestar de los seres humanos, como los problemas de seguridad alimentaria y la creciente contaminación. Estas crisis, junto con la crisis climática, demuestran que «todo está conectado» y que promover el bien común es «esencial para una auténtica conversión ecológica».

Por último, el ‘Papa’ recuerda que por estas razones aprobó la adhesión de la Santa Sede a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y al Acuerdo de París. (Que auspicia el aborto para despoblar el planeta).

Para abordar el cambio climático y sus impactos negativos, los líderes mundiales en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP21), en París, acordaron a largo plazo reducir sustancialmente las emisiones de gases de efecto invernadero para limitar el aumento de la temperatura global en este siglo a 2°C y esforzarse para limitar ese aumento a incluso de tan solo el 1.5ºC. (eliminando fuentes de energía, alimentos y despoblando el planeta).

Y retomando un pasaje de su encíclica Laudato si’, Francisco expresa un deseo: “Mientras que la humanidad del período postindustrial será recordada, quizás, como una de las más irresponsables de la historia, es de esperar que la humanidad de principios del siglo XXI sea recordada por haber asumido generosamente sus graves responsabilidades”.

Infivaticana

 La supervivencia de la tierra no tiene nada qué ver con el hombre mortal

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

1° de enero de 2015

La persona que persevera en la oración llegará a estar más cerca de Mí.

Con tanta confusión en el mundo y dentro de Mi Iglesia en la tierra, el desafío para la humanidad es ser capaces de diferenciar entre el bien y el mal a los Ojos de Dios. Pero, muchos Cristianos, serán apartados de Mí por una nueva forma global de evangelización, que se centrará exclusivamente en la política. En lugar de ser alentados a seguir siendo fieles a Mí y confiar en todo lo que Yo Soy, a ustedes los alejarán de Mí. Nunca deben confundir Mi Palabra con las aspiraciones de un mundo secular. Siempre he puesto en claro a la humanidad, a través del Libro de Mi Padre, de los peligros de hacer esto. Un mundo secular sirve solo a sus propias necesidades y los hombres de poder, la ambición y las aspiraciones egoístas crean las reglas que lo rigen.

Tanta desinformación se ha difundido en relación con el medio ambiente, siendo que solo Dios puede dictar cómo se comporta la tierra. El hombre puede que perjudique y dañe la tierra pero nunca puede destruirla, porque todas estas cosas están en las Manos de Dios. La falta de confianza en Dios significa que el hombre cree que tiene control sobre el universo. El hombre necio piensa que sus acciones pueden cambiar las Leyes de Dios. El hombre sabio sabe que Dios es Todopoderoso y mientras Él sea venerado, y Sus Leyes obedecidas, la supervivencia del hombre estará entonces garantizada.

La supervivencia de la tierra no tiene nada qué ver con el hombre mortal. Solo Dios tiene el poder de controlar el aire que respiran; el agua que beben y la capacidad de sostener la vida. El único peligro para la humanidad es el hombre mismo.

El hombre engañará a los demás en beneficio de la ganancia personal. Dirá mentiras si es para ventaja suya y cuando le convenga. La confianza se rompe fácilmente y ahora están ustedes viviendo en una era en la que deben saber que la tierra seguirá siendo como lo era antes y que cualquier trastorno climático es por la Mano de Dios. La intervención del hombre en una tan divina creación solo será permitida si está de acuerdo a la Voluntad de Dios.

Mi Iglesia es Mi Cuerpo. Todos los que creen en Mí, son parte de Mi Cuerpo. Los que son parte de Mí seguirán Mis Enseñanzas. Los que dicen que guían a Mis seguidores deben cumplir con la Palabra de Dios. Su labor es defender la Verdad – no desviarse de Ella.

Si ustedes están siendo apartados de Mí, y si Mi Palabra está siendo rechazada por el mundo, entonces el deber de Mis siervos consagrados es recordar al mundo lo que está bien y lo que está mal. Cuando se retiran ellos mismos de los asuntos que se refieren al alma a cambio de asuntos que equivalen al socialismo, sepan que esto es un engaño sutil y astuto. Esto también traiciona toda confianza en Mí.

Su Jesús

Leer más: https://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a01-ene-2015-el-unico-peligro-para-la-humanidad-es-el-hombre-mismo1/

A %d blogueros les gusta esto: