Bergoglio se radicaliza cada vez más

«Al escuchar estos gritos angustiosos de la «madre tierra», debemos arrepentirnos y modificar nuestros estilos de vida y sistemas destructivos», exhortó el ‘Papa’, implorando a los católicos como «personas de fe» a «la conversión ecológica necesaria para lograr un cambio duradero»

Este jueves 21 de julio se ha difundido el mensaje del ‘papa Francisco’ para la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, prevista para el 1º de Septiembre. El lema escogido este año es «Escucha la voz de la creación».

CIUDAD DEL VATICANO  – Francisco publicó el jueves un mensaje para la próxima «Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación», advirtiendo que el planeta está «llegando a un ‘punto de ruptura'», al tiempo que describió el evento de oración como «una oportunidad para cultivar nuestra conversión ecológica.»

En particular, el mensaje del Papa también incluyó un llamamiento a la aplicación del Acuerdo Climático de París, favorable al aborto y a la anticoncepción, al tiempo que defendía su autorización para que el Vaticano se adhiriera recientemente al Acuerdo.

La «Madre Tierra» lanza un «coro de gritos»

Publicado el jueves, el mensaje de Francisco se centra en escuchar «la voz de la creación», que, según dijo, ha pasado de ser un «dulce canto de alabanza a nuestro amado Creador» a «una súplica angustiada, lamentando nuestro maltrato a esta nuestra casa común».

Al describir el evento internacional de oración, que se celebra del 1 de septiembre al 4 de octubre (concluyendo en la fiesta de San Francisco de Asís), el Pontífice dijo que es «un tiempo especial para que todos los cristianos recen y trabajen juntos para cuidar nuestra casa común», poniendo mucho énfasis en el doloroso «coro de gritos» que clama «nuestra hermana, la madre tierra».

«Presa de nuestros excesos consumistas, ella ‘madre tierra’ llora y nos implora que pongamos fin a nuestros abusos y a su destrucción», lamentó Francisco, personificando el mundo creado en términos paganos. También lamentó un aparente «antropocentrismo tiránico» -citando su propia encíclica de 2015 centrada en la ecología, Laudato si’- por el que los «intereses económicos depredadores» y la supuesta invasión de tierras ancestrales han provocado la «crisis climática.»

Los clamores de la tierra, de los pobres y de los nativos

‘Francisco’ considera que el dulce canto de la creación va acompañado de un amargo grito, «o más bien, por un coro de clamores amargos». En primer lugar, dice que es la «hermana madre tierra la que clama», que «a merced de nuestros excesos consumistas, ella gime y nos suplica que detengamos nuestros abusos y su destrucción». En segundo lugar, expresa que también «son los más pobres entre nosotros los que gritan», quienes, «expuestos a la crisis climática, los pobres son los que más sufren el impacto de las sequías, las inundaciones, los huracanes y las olas de calor, que siguen siendo cada vez más intensos y frecuentes».

«Debemos arrepentirnos y cambiar los estilos de vida»

«Al escuchar estos gritos angustiosos, debemos arrepentirnos y modificar nuestros estilos de vida y sistemas destructivos», exhortó el ‘Papa’ , implorando a los católicos como «personas de fe» a «la conversión ecológica necesaria para lograr un cambio duradero», citándose de nuevo a sí mismo.

El mensaje del ‘Papa’ sigue a los comentarios pronunciados el 6 de julio, en los que advertía de la «urgente necesidad de reducir el consumo no sólo de combustibles fósiles sino también de tantas cosas superfluas», animando a los jóvenes a comer menos carne para «ayudar a salvar el medio ambiente.»

En comentarios a LifeSiteNews, el catequista y autor británico Deacon Nick Donnelly dijo que el mensaje de la creación del Papa’ «promueve una espiritualidad distorsionada que se centra en el mundo físico, en lugar de centrarse en el misterio de Dios, que ‘habita en la luz inaccesible, a quien ningún hombre ha visto, ni puede ver: a quien sea el honor y el imperio eterno’. (I Tim 6:16)».

«Tal espiritualidad centrada en la creación es peligrosa», explicó, «porque se desliza muy fácilmente hacia el paganismo y los rituales chamánicos, que presenciamos en la escandalosa participación del ‘Papa Francisco’ en la veneración del ídolo pagano Pachamama.»

También en declaraciones a LifeSiteNews, el teólogo Dr. Peter Kwasniewski argumentó que el mensaje del ‘Papa’ confunde la gloria de Dios que se encuentra en su creación con una especie de personificación de la misma, explicando que, desde un punto de vista teológico, «no tiene ningún sentido hablar de una «voz de la creación» per se.»

«Está la voz del Creador que nos dice sus intenciones al crear; y están las verdades que podemos recoger de nuestro estudio y contemplación de las cosas naturales, por las que llegamos a conocer más sobre sus naturalezas», afirmó Kwasniewski. «Sin embargo, no son personas con voz, ni todo el globo o el cosmos es una persona con voz».

Continuando, Kwasniewski dijo que aunque «este tipo de lenguaje metafórico poético puede a veces estar justificado», es «muy engañoso en un documento de este tipo, especialmente en una época de ecologismos extremos que denigran lo que es propio de la persona humana, llegando incluso a justificar la anticoncepción y el aborto en nombre de mantener la población baja en beneficio de la tierra».

Defensa de la adhesión del Vaticano al Acuerdo de París


Más adelante en su mensaje, el ‘Papa’ se refirió a su reciente autorización formal para que el Vaticano se adhiera al Acuerdo Climático de París, un contrato internacional supuestamente destinado a reducir la temperatura media global, pero que incluye como parte de sus objetivos la expansión del aborto y la anticoncepción, entre otras medidas de control de la población.

LEA: El Vaticano se une al Acuerdo Climático de París a pesar de incluir el aborto y el control de la población español

A pesar de los innumerables principios anticatólicos del Acuerdo, Francisco dijo que la próxima cumbre de la COP27 sobre el cambio climático en Egipto «representa la próxima oportunidad para que todos se unan para promover la aplicación efectiva del Acuerdo de París.»

«Es necesario que todos actuemos con decisión. Porque estamos llegando a «un punto de ruptura», afirmó ‘Francisco’.

De hecho, el ‘Santo Padre’ defendió su firma del Acuerdo como si la Santa Sede «hubiera asumido generosamente sus graves responsabilidades» respecto al «cuidado de la creación». Sugirió que «un pacto entre los seres humanos y el medio ambiente» debería sustentar el Acuerdo a favor del aborto.

El texto del Acuerdo también aborda de boquilla cuestiones relacionadas con «los derechos humanos, el derecho a la salud, los derechos de los pueblos indígenas, las comunidades locales, los migrantes, los niños, las personas con discapacidad y las personas en situación de vulnerabilidad», junto con su agenda climática.

Además, uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible establece «lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y niñas», incluyendo la siguiente meta, que debe alcanzarse para 2030: «garantizar el acceso universal a la salud sexual y reproductiva y a los derechos reproductivos».

En respuesta, Kwasniewski dijo a LifeSite que «una sola persona humana vale más, metafísicamente, que todo el planeta de seres inanimados y subracionales, porque lleva una semejanza específica con Dios -¡y tiene voz! – mientras que ellos sólo llevan rastros de Él».

«La conversión que es necesaria en nuestro tiempo -añadió- es una vuelta hacia el único Dios verdadero, Señor del cielo y de la tierra, para escuchar su voz».

trad por religionlavozlibre de LifeSiteNews

Mirad detrás de la máscara del humanismo y no encontraréis señales de Dios

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

27 de Julio de 2013

Es Mi Deseo que todos Mis queridos seguidores recen mucho para desviar el daño a las almas, a causa del crecimiento del ateísmo. El ateísmo no siempre se declara a sí mismo. Muy a menudo, las personas que han decidido, por cualquier razón, ya no creer en Dios, crean un sustituto.

Debido a la constitución del hombre, él debe buscar una causa para justificar su existencia. La maldición del humanismo es que exalta al hombre a los ojos del hombre. Todo lo que debe hacerse, según el humanista, es asegurar que las necesidades del hombre vienen primero. Mucha gente confunde el humanismo con el cristianismo. Cuando uno proclama la importancia de los bienes mundanos en la vida del hombre, cueste lo que cueste, a fin de evitar sufrimiento o  pobreza, es fácil suponer que esta es una forma de amor por su prójimo.

Si decís que queréis poner fin a la pobreza, el desempleo y otras miserias, muchos pensarán que estáis hablando en Nombre de Dios. Mirad detrás de la máscara del humanismo y no encontraréis señales de Dios, ni oiréis Su Nombre mencionado. Aquellos que viven sus vidas como humanistas no aman a Dios. Solo se aman a sí mismos. También creen que todo lo que importa es el bienestar – generalmente bajo la forma de cosas mundanas – de la humanidad, como un medio para un fin.

Mientras que puede parecer caritativo, ser visto que os preocupáis por las necesidades del hombre, nunca podéis sustituir a Dios, al colocar las necesidades del hombre primero. Cuando hacéis esto, insultáis a Dios. El humanismo, mientras que tiene todos los signos exteriores de amor por Dios, no es lo que parece. Detrás de la máscara de amor se esconde un amor a sí mismo. El hombre morirá, su cuerpo se convertirá en polvo, su alma perdurará, sin embargo, el humanismo os ha hecho creer que el hombre es inmortal.

Tened cuidado cuando acojáis el humanismo, porque cuando lo hacéis, vosotros os aisláis de Mí.

Vuestro Jesús

Leer más: https://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a27-jul-2013-mirad-detras-de-la-mascara-del-humanismo-y-no-encontrareis-senales-de-dios/

A %d blogueros les gusta esto: