“No tendrás nada y serás feliz”, ¿de verdad?

Esta frase pronunciada por Klaus Schwab, “sumo sacerdote” del Foro Económico de Davos, decidido a convertirse en uno de los nuevos amos del mundo venidero, ha sido retomada a menudo por los medios de comunicación. Pero, ¿qué significa y qué implica para la vida de los ciudadanos que parecen -a pesar de sí mismos- haber perdido el rumbo de sus vidas? El control cada vez mayor del Estado y las empresas en la vida privada de las personas gracias al mal uso de las tecnologías forma una camisa de fuerza destinada a robar a los ciudadanos. La casta ha decidido que «seremos felices», pero la araña que atrapa a su presa en una red está condenada más a la muerte que a la felicidad. Análisis de una dialéctica mentirosa y mortífera.


Después de la destrucción de la familia, los bienes raíces están en la mira

Uno de los objetivos primordiales de la casta -y desde hace muchas décadas- es destruir la familia que es el lugar de seguridad de los seres humanos; la vida en sociedad es también el fundamento de todas las civilizaciones. Para provocar el derrumbe de una civilización, de una sociedad, del bien común, es imperativo disolver la familia y atacar sus cimientos:

  • Disolución del matrimonio y compromiso mutuo de los cónyuges
  • Limitar el número de nacimientos
  • Favorecer artificialmente la inmigración para romper la identidad nacional y la referencia a una historia común
  • Fomentar y financiar la anticoncepción y el aborto por cualquier causa y hasta el último plazo
  • Desarrollar la ideología de género para romper la identidad sexual de las personas, factor determinante en la estabilidad psicológica de las personas (nunca ha habido tantos transexuales entre las generaciones más jóvenes y a edades tan tempranas como desde la introducción de la ideología de género en las escuelas).

En la expresión “no tendrás nada más”, es necesario escuchar aspectos de nuestras vidas que no son sólo materiales, aunque estos elementos son los principales en el mensaje entregado por Klaus Schwab .

La propiedad de la tierra que alberga a la familia, es decir, la vivienda, está sujeta regularmente a importantes cambios jurídicos, en particular con los impuestos vinculados a las transacciones. Los mal llamados honorarios notariales representan el 99% de los impuestos. El hábitat es un cimiento para el hombre, en todo momento, es un lugar privado donde la persona puede sentirse segura, donde puede descansar. La propiedad sigue siendo un derecho inviolable y sagrado consagrado en la Constitución francesa.

La supresión de este derecho, como hemos visto con el comunismo que instauró la vivienda colectiva, sigue siendo un eficaz factor de desestabilización psicológica y una valiosa herramienta de control para la instauración del totalitarismo. Recetas antiguas -incluso ajustadas a la modernidad- han demostrado su eficacia.

La inflación es una herramienta decisiva en esta estrategia porque generalmente requiere un aumento de las tasas de interés y por lo tanto del endeudamiento de los hogares. Si además los bancos endurecen las condiciones de acceso a las hipotecas aumentando el nivel de aportación personal o limitan el acceso a la financiación a los hogares con rentas altas, quedan excluidos los compradores de vivienda por primera vez y muchos compradores que ya no cumplen las condiciones exigidas. . Esto es lo que estamos viviendo actualmente.

El discurso de Macron en Versalles entre las 2 rondas de las elecciones presidenciales de 2022 nos recordó que la propiedad privada (de los individuos) no era deseable en Francia. Emmanuel Macron no quiere una Francia de propietarios (ni ningún país occidental), mientras los ciudadanos trabajan principalmente para poder comprar inmuebles; en 2020, el 92% de los encuestados considera “imprescindible o importante” ser propietario de su vivienda. Pero lo que los ciudadanos quieren no parece importarle a un gobierno que promueve la desestabilización de la sociedad. Evidentemente, el bienestar de los franceses no es la prioridad de una política basada en el caos. Es una apuesta efímera, porque si el miedo –alimentado en gran medida por el gobierno, el Ministerio de Salud y los medios de comunicación durante las oleadas de Covid– ha permitido que desaparezcan los movimientos sociales de oposición; es poco probable que esta política logre los mismos efectos a lo largo del tiempo.

Desaparecerá la propiedad personal de los vehículos

La Agenda 2030 del Foro Económico Mundial establece que “Muchas personas ya están cómodas y ocupadas alquilando cosas como automóviles, herramientas, apartamentos, lo que se ha convertido en una forma de vida normal. Es fácil argumentar que los bienes compartidos ahorran recursos”.

La realidad es muy diferente, son los modos de consumo y producción los que deben modificarse. La obsolescencia programada de los objetos, es decir, su mala calidad, impulsa el consumo y contribuye a la contaminación. Sin embargo, esto no se cuestiona porque afectaría los ingresos de los más ricos… que se han apoderado del control democrático. Antes un coche duraba 30 años, ahora su vida media es de 9,4 años .

Los coches eléctricos contaminan, pero los políticos y la industria adoptan esta orientación industrial: vehículos caros de producir y comprar mientras el poder adquisitivo de las poblaciones occidentales disminuye año tras año. La solución: alquilar vehículos, compartirlos para ahorrar recursos.

En otras palabras, el futuro del coche está en la movilidad compartida. Es decir, ya no tendrás coche. Y el argumento está bastante bien hecho para empujar a los ciudadanos en esta dirección . En realidad no hay fatalidad, es una elección política, no tendrás nada y no es una visión de la mente.

Esto no quiere decir que vayas a pagar menos, alquilar vehículos es caro, al menos según el uso que tengas actualmente de ellos. Los que conducen poco pueden encontrar su cuenta, pero los demás no.

La carretera era un espacio de libertad, aunque esto también es cada vez menos cierto debido a los radares, las cámaras de control y los obstáculos que se colocan periódicamente en las vías (reductores de velocidad, bordes de la calzada, estrechamiento de las vías) para reducir la velocidad y controlar el comportamiento de la vía.

La tecnología de los vehículos más recientes ya permite inmovilizarlos a distancia mediante GPS apagando el motor, algunas flotas de vehículos de alquiler están equipados con él . Estas tecnologías pronto estarán disponibles en todos los vehículos nuevos. Entonces, incluso si posee este tipo de vehículo, ¿realmente tiene el control?

La gobernanza global requiere la destrucción de la identidad nacional

La estrategia es bastante simple y extremadamente efectiva: Justificar la inmigración en nombre de la recepción, promoverla sosteniendo un discurso político que consiste en mostrar que está regulada y bajo control. Si la hospitalidad es un valor noble, la mala gestión de la inmigración puede llevar a la confusión y a la destrucción de la identidad de la nación. Esta política, validada por los distintos gobiernos franceses desde la década de 1960, ha sido objeto de numerosos debates políticos en Francia sin ningún cambio real. Tal política tiene la consecuencia de crear confusión y luego caos. El gran reinicio es una política pragmática, no un intercambio de ideas, no solo un cambio de paradigma; es un gran vuelco, a saber, la política de borrón y cuenta nueva que implica borrar los cimientos de nuestra civilización. La agenda actual consiste en hacer de Francia un departamento del mundo a través de la estandarización tanto cultural como religiosa (la religión mundial está lista), una «aldea mundial» prefabricada, del «IKEA sociocultural» para una gobernanza globalista donde la palabra clave sigue siendo la subyugación.

Las identidades nacionales siguen siendo un baluarte contra el nuevo orden mundial, se habrán necesitado décadas para convertirlas en un punto débil bajo la palabra clave de integración para definir realmente un proceso de desestructuración social y de identidad.

Continuará….

https://lecourrierdesstrateges.fr/2022/07/30/vous-naurez-rien-et-vous-vivrez-heureux-vraiment-part-1-par-laurent-aventin/

El comunismo, por tanto tiempo temido en el mundo occidental, está ahora siendo formado secretamente a través de una alianza global

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

12 de Septiembre de 2012.

Es mi intención tomar a los países Cristianos que están sufriendo, dentro de Mis Brazos Sagrados para darles fortaleza, por las presiones que ejercen sobre ellos para que me nieguen.

Su Cristianismo será desafiado furiosamente de tal manera, como ninguna otra religión tiene qué padecer.

Otras religiones no serán perseguidas de la forma en la que mis seguidores tendrán que sufrir.

La Verdad del Cristianismo puede ser cuestionada. Puede ser atacada y será censurada, pero una cosa nunca cambiará:

Solo hay un camino hacia la Casa de Mi Padre. Ese camino soy Yo, Jesucristo, el Salvador de la humanidad.

No se puede ir al Padre sin aceptar Mi Existencia.

La Verdad no puede ser cambiada, no importa cómo intentes negarla.

Las mentiras serán vistas por lo que ellas son, muy pronto. Todas las religiones serán una, cuando ellas presencien la Verdad.

El Deseo de Mi Padre que me envía, a Su único Hijo, una vez más para traer a toda la humanidad al Reino de mi Padre será ahora cumplido.

Justo cuando la Verdad se ponga de manifiesto, todos aquellos quienes aún están en duda, serán tentados a dar la espalda.

Os lo ruego, Mis discípulos, decidles la Verdad ahora.

Ellos, no pueden escuchar, pero después de la advertencia (El Gran Aviso), lo harán.

La batalla se está ahora iniciando haciendo estragos contra el Cristianismo.

Hago un llamado a todos los Cristianos para defender vuestro derecho de demostrar lealtad a Mí, vuestro Jesús. Si no lo hacéis, seréis  sofocados y obligados a tragarse la mentira del comunismo.

El comunismo, por tanto tiempo temido en el mundo occidental, está siendo formado secretamente a través de una alianza global entre los gobiernos de todo el mundo.

Ellos, quienes entre vuestras naciones, gritaron su oposición a lo que ellos llamaban un régimen maligno, ahora abrazan el comunismo.

Para entonces, ellos controlarán todo lo que hacéis, lo que coméis, lo que ganáis, si tenéis o no una casa para habitar,  y si podéis o no practicar vuestra religión.

Nunca os rindáis. Nunca perdáis la esperanza. Vuestra fuerza será importante durante este período de opresión. La Oración será vuetra armadura y os ayudará a perseverar.

Mis discípulos debéis confiar en Mí. No voy a dejar que sufráis por mucho tiempo. Yo os sostendré y el difícil período será rápido.

Vuestro Jesús

Leer más: https://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a12-sep-2012/

A %d blogueros les gusta esto: