Yuval Harari – El «futuro» no necesita tanta gente

Son los cabalistas, no el «futuro», los que no necesitan gente.

Por «pueblo» se refiere a los judíos goyim y no satanistas. Este homosexual satanista tiene las cosas al revés.

La sociedad debe estar diseñada para permitir que el mayor número de personas realicen su potencial divino.

Pero para Harari, solo los cabalistas son divinos. El resto son «animales hackeables».

¿Y se supone que debemos confiar en que estas personas inyecten «vacunas» experimentales a nuestros hijos? 

Asesor del Foro Económico Mundial (WEF) Yuval Harari: ‘Simplemente no necesitamos a la gran mayoría de la población’ en el mundo de hoy Fuente Breitbart 

Yuval Noah Harari, historiador, futurista y asesor del Foro Económico Mundial (WEF), dijo: «Simplemente no necesitamos la gran mayoría de la población» a principios del siglo XXI dadas las tecnologías modernas que hacen que el trabajo humano sea económica y militarmente «redundante».

Los comentarios de Harari se hicieron en una entrevista con Chris Anderson, director de TED, publicada el martes. Él evaluó la desilusión contemporánea generalizada entre la «gente común» como arraigada en el temor de ser «dejado atrás» en un futuro dirigido por «gente inteligente».

Tales temores están justificados, agregó, dada su proyección de que las tecnologías emergentes desplazarán las necesidades económicas a muchas categorías de trabajo existente:
Mucha gente siente que se está quedando atrás y fuera de la historia, incluso si sus condiciones materiales todavía son relativamente buenas.

En el siglo XX, lo que era común a todas las historias –la liberal, la fascista, la comunista– es que los grandes héroes de la historia eran la gente común, no necesariamente toda la gente, pero si vivías, digamos, en En la Unión Soviética en la década de 1930, la vida era muy sombría, pero cuando mirabas los carteles de propaganda en las paredes que representaban el futuro glorioso, estabas allí. Miraste los carteles que mostraban a los trabajadores del acero y los agricultores en poses heroicas, y era obvio que este es el futuro.

Ahora, cuando las personas miran los carteles en las paredes o escuchan las charlas de TED, escuchan muchas de estas grandes ideas y grandes palabras sobre el aprendizaje automático, la ingeniería genética, la cadena de bloques y la globalización, y no están ahí. Ya no son parte de la historia del futuro, y creo que, nuevamente, esto es una hipótesis, si trato de comprender y conectarme con el profundo resentimiento de las personas, en muchos lugares del mundo, parte de lo que podría estar sucediendo es que la gente se da cuenta, y tienen razón al pensar que, que ‘El futuro no me necesita. Tienes a toda esta gente inteligente en California y en Nueva York y en Beijing, y están planeando este increíble futuro con inteligencia artificial y bioingeniería y en conectividad global y todo eso, y no me necesitan. Tal vez si son agradables,

Harari comparó el siglo XX con el XXI mientras pronosticaba lo que dijo que las economías del siglo actual y futuras disminuirían progresivamente la necesidad de seres humanos. Él dijo:

si regresas a mediados del siglo XX, y no importa si estás en los Estados Unidos con Roosevelt, o si estás en Alemania con Hitler, o incluso en la URSS con Stalin. — y piensas en construir el futuro, entonces tus materiales de construcción son esos millones de personas que están trabajando duro en las fábricas, en las granjas, los soldados. Los necesitas. No tienes ningún tipo de futuro sin ellos.

«Ahora, avancemos rápidamente hasta principios del siglo XXI, cuando simplemente no necesitamos a la gran mayoría de la población», concluyó, «porque el futuro se trata de desarrollar tecnología cada vez más sofisticada, como inteligencia artificial y biotecnología». ingeniería, la mayoría de la gente no contribuye en nada a eso, excepto quizás por sus datos, y cualquier cosa que la gente siga haciendo y que sea útil, estas tecnologías se volverán cada vez más redundantes y permitirán reemplazar a la gente».

Henry Makow

La mentira más grande es que Satanás puede predecir el futuro

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

21 de junio de 2013

Conforme el paganismo continúa propagándose como un virus a lo largo del mundo, el hombre comienza a establecerse a sí mismo como Dios. Muchas sectas que no aceptan la existencia del Verdadero Dios, honran en su lugar a la bestia en sus templos. Estas pobres almas, cuyo amor de sí mismos, que brota de una feroz ambición, han establecido templos, en los que descaradamente honran a Satanás. Para muchas personas ajenas estos templos parecen como iglesias que honran a Dios, pero no se dejen angañar. Su único propósito es adorar a la bestia, quien les promete vida eterna. Él les promete que rindiendo homenaje al amor a ellos mismos, que sustituye el amor a Dios, ganarán un paraíso eterno de placer.

Las promesas hechas a ellos por la bestia, quien se comunica con ellos claramente, están diseñadas para hacerles creer una mentira. Que si ellos se colocan ante el altar de la bestia –el falso dios que adoran en lugar de a Mi amado Padre– sus ruegos por placeres mundanos y autogratificación serán recompensados. Si ellos ponen sus necesidades primero, antes que otros, creen que se les otorgarán poderes de gran riqueza, control y libertad.

Estas personas son alentadas a colocarse ellos mismos antes que Dios y a buscar tales poderes que sean capaces de derrotar al Reino Divino de Dios. Tristemente, harán cualquier cosa para lograr su ambición de riqueza y control sobre otros por pura avaricia. Ellos destruirán la vida de otros. Matarán a fin de alcanzar sus objetivos y maldicen a Dios todos los días.

Cuando maldicen a Dios llevan a cabo misas negras, muchas de las cuales se llevan a cabo en secreto y son concurridas por personas poderosas, incluyendo a aquellos que dicen que sirven a Dios en Sus Iglesias. Sus ceremonias satánicas son frecuentes y están orgullosos de sus actos. Ellos proclaman orgullosamente que sus edificios son templos, ya que no tienen vergüenza en sus almas. Estos templos están establecidos para rendir homenaje a Satanás, no a Dios, sin embargo les harían creer lo contrario.

Serán por Mí castigados por sus crímenes en contra de la humanidad y las obscenidades en contra de Dios, de lo cual son culpables. Muchos de ellos maldicen a Mi Padre al usar los términos que son únicos a Él. Mi Padre dijo: «Yo Soy el Principio». «Yo soy» es usado por ellos para denotar su amor propio e imitarán todo acto sagrado, transferirán y repetirán palabras, que fueron dadas al mundo por Dios, con el fin de deshonrarlo.

Sus templos serán, durante el Gran Castigo, despedazados por Dios y se volverán estériles y vacíos sin ninguna clase de poder sobre los hijos de Dios. A ellos, sin embargo, como a todos los hijos de Dios se les dará la oportunidad de rechazar a Satanás antes del Gran Día. Algunos aceptarán Mi Mano de Misericordia, pero muchos la rechazarán, ya que creen en las mentiras diabólicas, que están impresas por la bestia sobre sus almas.

Ellos creen que, controlando al mundo, ampliando su conocimiento del universo, controlando la vida al extender la vida humana y mermando la población mundial se volverán como Dios.

Satanás es muy cuidadoso en cuanto a la forma en que captura las almas de ellos. Les muestra grandes visiones del futuro, diciéndoles que es de ellos. Les dice de grandes acontecimientos, que han de llevarse a cabo en el futuro, el cual es suyo si lo quieren. Todas son mentiras. Nada de lo que él les dice es cierto. Satanás tiene muchos poderes, que le fueron dados por Dios, como Lucifer, uno de los ángeles más poderosos en la jerarquía de Mi Padre. Presenta a sus seguidores bellas imágenes de un futuro glorioso, que les dice será de ellos si entregan sus almas a él. Ellos creen en sus promesas del futuro.

La mentira más grande es que Satanás puede predecir el futuro, pero esto nunca puede ser. La profecía solo puede venir de Dios. A nadie se le ha legado este don, que solo puede brotar de los Labios de Dios. Satanás no puede predecir acontecimientos futuros, cuyos detalles solo pueden ser dados a los profetas de Dios. Si creéis en las promesas de Satanás, vuestra vida se convierte en una mentira y la Vida Eterna no puede ser vuestra, a menos que aceptéis la Verdad.

Dios os ha prometido Vida Eterna. Mi Promesa de venir otra vez y llevaros al Paraíso es Verdadera. No insultéis a Dios al rechazar la Verdad.

Vuestro Jesús

Leer más: https://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a21-jun-2013-la-mentira-mas-grande-es-que-satanas-puede-predecir-el-futuro-pero-esto-nunca-puede-ser/

A %d blogueros les gusta esto: