Cambio Climático: Guerra contra la Vida

La narrativa del cambio climático está dirigida actualmente por un CULTO GLOBALISTA A LA MUERTE que ha declarado la guerra a los elementos más esenciales de la vida. La guerra contra el carbono que se ha expandido al oxígeno, al nitrógeno y al sol, y el dióxido de carbono es diabólica.

Salvar al planeta del cambio climático suena como una plataforma virtuosa, una en la que las personas pueden unirse para detener la contaminación y responsabilizar a la gran industria. Sin embargo, la narrativa del cambio climático está dirigida actualmente por un CULTO GLOBALISTA A LA MUERTE que ha declarado la guerra a los elementos más esenciales de la vida .

Cualquiera que disienta con la narrativa del cambio climático es etiquetado como un «negador del cambio climático». Este ad hominem se usa como una táctica de manipulación para lograr que más personas acepten ciegamente lo que quieran los globalistas con complejo de dios .

El asalto globalista a la vida se está intensificando y atacando desde todos los ángulos, como nunca antes. Esto debería indicarnos que estamos en el fin de los tiempos y que el enemigo ha desencadenado su escenario de juego final. En el béisbol, siempre guardas a tu mejor lanzador para la última entrada, cuando necesitas cerrar el juego.

Eso es lo que Satanás está haciendo ahora. Sorprendentemente, sus secuaces realmente piensan que pueden ganar y están lanzando todo lo que tienen contra nosotros, enviando a sus mejores jugadores y engañadores a las posiciones. Es tarde en el juego.

La guerra contra el carbono y el dióxido de carbono es diabólica.

Los tres elementos más importantes para la vida son el oxígeno, el carbono y el nitrógeno. Todos ellos son abundantes y trabajan conjuntamente con la energía del sol. Todos ellos están siendo atacados masivamente en todo el mundo.

El dióxido de carbono se declara contaminante y se idean planes para enterrarlo en el suelo. La guerra es contra el carbono, pero hay que tener en cuenta que el CO2 contiene el doble de moléculas de oxígeno que de carbono. Sin CO2, las plantas no pueden crecer ni reponer el oxígeno necesario para respirar.

El nitrógeno es el gas más abundante de la atmósfera, pero también está declarado como contaminante. Sin nitrógeno, la agricultura se paraliza y puede provocar hambrunas de magnitudes épicas. Sin embargo, los cultistas de la muerte del calentamiento global están tratando de quitar los fertilizantes nitrogenados de las granjas y ranchos de todo el mundo.

Vea y comparta este importante minidocumental que conecta muchos puntos: La guerra globalista sobre los elementos de la vida .

El primer elemento bajo ataque es el dióxido de carbono. Las Naciones Unidas han declarado que el CO2 es un contaminante, un gas de efecto invernadero que contribuye a temperaturas más cálidas en todo el mundo. Los expertos en cambio climático de la ONU creen que pueden predecir las temperaturas futuras, controlar el termostato de la Tierra y dictar las temperaturas en todo el mundo. Para lograr sus objetivos, buscan controlar la industria, la energía, la agricultura y la producción de alimentos de las naciones soberanas.

El CO2 representa aproximadamente el 78% de la contribución humana al efecto invernadero , principalmente a través de los combustibles fósiles y la producción de hierro, acero, cemento y productos petroquímicos. Los gobiernos están invirtiendo en el secuestro de carbono para tomar el dióxido de carbono de la atmósfera y bombearlo al suelo .

Irónicamente, el dióxido de carbono es lo mismo que los humanos exhalan en cada momento de sus vidas. El CO2 es fundamental para la vida de las plantas, ya que se utiliza en el proceso de fotosíntesis para estimular el crecimiento de las plantas y devolver el oxígeno a la atmósfera para que las personas puedan respirar.

El carbono en sí mismo es el bloque de construcción de toda la vida. Todos los seres vivos del planeta Tierra están hechos de carbono. Hay carbono en la piel, los órganos y la sangre humana. Toda la materia vegetal consiste en átomos de carbono. Entonces, cuando los funcionarios del gobierno proponen impuestos al carbono para combatir el cambio climático, están amenazando directamente a toda la vida en la Tierra e implicando que la despoblación y la escasez de plantas es la respuesta para controlar las temperaturas planetarias.

La guerra contra el carbono se ha expandido a una guerra contra el oxígeno, el nitrógeno y el sol.

El dióxido de carbono no es el único elemento bajo ataque. Si el CO2 es un contaminante, también lo es el oxígeno, porque es el átomo dominante del CO2. Además, al reducir los niveles de dióxido de carbono y limitar el crecimiento de las plantas, los globalistas esencialmente están tratando de limitar el intercambio de oxígeno para que las personas y los animales respiren.

Eso no es todo. Los globalistas ahora se están enfocando en el nitrógeno que las plantas necesitan para crecer. Los fertilizantes nitrogenados, que son responsables de más de la mitad del suministro de alimentos del mundo, ahora están siendo restringidos. Los agricultores están protestando en todo el mundo, ya que las Naciones Unidas hacen cumplir el Acuerdo Climático de París. Por ejemplo, el gobierno holandés ya presentó su plan para reducir el nitrógeno en un 70 por ciento en 131 áreas . La guerra contra el nitrógeno es una guerra contra la agricultura y provocará hambrunas de gran magnitud.

Estos controles climáticos también se enfocan en el ganado y la luz solar. Por ejemplo, el gobierno holandés estima que tendrá que cerrar 11. 200 granjas y sacrificar el ganado propiedad de 17.600 agricultores para 2030 para cumplir con el Acuerdo Climático de París. La luz del sol también está siendo atacada. Los gobiernos están invirtiendo en proyectos de geoingeniería para atenuar el sol que inyectan metales en la atmósfera para reflejar la luz solar lejos de la superficie de la Tierra.

Estos globalistas están interesados en destruir la vida en el planeta Tierra , mientras convencen a las poblaciones de que todo se está haciendo para mejorar el planeta y el futuro de la humanidad. Esto es lo más psicópata que puede llegar a ser. En su búsqueda por ser Dios del universo, estos globalistas están desmantelando el suministro de energía y alimentos de las naciones soberanas, llevando a las poblaciones a la indigencia.

El culto a la muerte del calentamiento global culpa a los humanos de todos estos problemas que deben ser «corregidos». Si sus políticas se llevaran al extremo, la Tierra acabaría siendo una bola de hielo congelada que gira alrededor de un sol muerto.

Este culto a la muerte es el principal impulsor de la ideología de la despoblación global, no sólo para los humanos, sino también para los animales que respiran CO2. Los seres humanos exhalan más CO2 que todas las demás fuentes combinadas de la Tierra. La reducción de la población humana también reduciría la población animal y la vegetación. La solución perfecta, ¿verdad?

leohohmann

Natural News

Dios creó un orden natural para la humanidad

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

5 de diciembre de 2014

Mis queridos hijos, Dios creó el universo en toda su perfección. Como esto viene de Dios, todo tiene un orden preciso y natural de acuerdo a la Santa Voluntad de Dios.

Las leyes de los hombres y las leyes de la naturaleza fueron creadas por Él Quien  está por encima de todas las cosas. Es por ello que todas las cosas que estaban destinadas a ser deben permanecer como están. Dios creó un orden natural para la humanidad; un lugar para vivir; comida para comer y el Don del libre albedrío. Todo lo que es natural proviene de Dios. Dios creó este orden para que el hombre pudiera sobrevivir. Cuando el orden natural del universo – los alimentos que vosotros coméis, el agua que bebéis y la re-producción natural de la raza humana – es interferida por el hombre, entonces toda venganza le pertenecerá a Dios.

Hay muchos que han tratado de cambiar el orden del mundo, que fue creado por Dios para la raza humana. Ellos sufrirán por esto, porque Dios abandonará a los que cambiaron la Verdad de Su Creación por falsos sustitutos. Si el hombre continúa sirviendo a sus propios egoísmos, entonces Dios permitirá que el hombre mismo se degrade permitiéndole intercambiar todo lo que es natural por todo lo que no es natural.

Es a causa de la influencia de Satanás que el hombre ha cambiado las Leyes de Dios y esto traerá destrucción. Todo lo que viene de Dios, no se considera que es suficientemente bueno, y el hombre tratará de cambiar las reglas de la naturaleza para satisfacer sus deseos pecaminosos. Él hará hasta lo imposible para tratar de negar la Creación del universo haciendo declaraciones falsas en cuanto a su origen. Todo empezó con Dios y todo terminará con Dios. Todas las cosas buenas van a llegar a su fin para el hombre que se levante en rebeldía contra Dios. Una vez que las Leyes de la Creación sean alteradas, un gran castigo en la tierra será presenciado. Mientras que Dios es Paciente, Él nunca permitirá al  hombre que le dicte cómo tiene que gobernar Su Reino.

Cuando el hombre se degrada a sí mismo a niveles tan bajos y ya no respeta la vida; el cuerpo humano; a sus hermanos y hermanas, o las Leyes de Dios, surgirán poderosas tormentas, en gran número, de semanas de duración. El rugido de estas tormentas se hará sentir en muchas naciones. Cuando vosotros seáis testigos de esto, sabed que la Ira de Dios habrá descendido y  que el hombre está siendo penalizado por las grandes blafemias que ha cometido contra su Creador.

Vuestra Madre

Madre de la Salvación

Leer más: https://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a5-dic-2014-madre-de-la-salvacion-dios-creo-un-orden-natural-para-la-humanidad/

A %d blogueros les gusta esto: