San Miguel Arcángel, ¡Defiéndenos en la Batalla!

¡Quién como Dios!

Busqué al Señor, y él me respondió; me libró de todos mis temores. Radiantes están los que a él acuden; jamás su rostro se cubre de vergüenza. Este pobre clamó, y el Señor le oyó y lo libró de todas sus angustias. El ángel del Señor acampa en torno a los que le temen; a su lado está para liberarlos. Prueben y vean que el Señor es bueno; dichosos los que en él se refugian.”

Salmo 34

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

6 marzo 2014

Que ningún hombre crea jamás que tiene la suficiente fuerza de voluntad para resistir las presiones que se ejercerán sobre él por el espíritu del mal. Si creéis esto, vosotros  caeréis de repente e inesperadamente. Vosotros debéis permanecer alerta, cada minuto de cada día, porque nunca se sabe cuando el maligno está trabajando. Él es muy astuto y muy cuidadoso. Muchos, no tienen idea de cómo trabaja Satanás, pero una cosa está clara. Él os traerá nada más que miseria y dolor.

 Vosotros debéis, por tanto, rezar cada día, la oración a San Miguel. 

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla,

sé nuestro amparo contra la perversidad y asechanzas del demonio.

Reprímale Dios, pedimos suplicantes, y tú,

oh, Príncipe de la Milicia Celestial,

por el Poder que Dios te ha conferido,

arroja al Infierno a Satanás y a todos los espíritus malignos

que vagan por el mundo buscando la perdición de las almas. Amén.” 

Satanás y todos los demonios que vagan por la Tierra, están trabajando intensamente, para llevaros lejos de Mí en este momento – más que en cualquier otro momento desde que caminé en la Tierra. Debéis mantener vuestros ojos en Mí y escucharme, para que Yo pueda seguir protegiéndoos.

Vuestro Jesús

A %d blogueros les gusta esto: