Israel, el fracaso del tercer confinamiento. La correlación entre la vacunación masiva y la enfermedad sugiere que cuantas más personas se vacunan, más casos de COVID hay

Gilad Atzmon

Tus destructores y tus devastadores se alejarán de ti” (Isaías 49:17).

A principios de esta semana, The New York Times elogió la experiencia de Israel de la vacunación masiva: “En el marco del experimento más completo en el mundo realizado hasta la fecha en el mundo real, Israel ha demostrado que un sólido programa de vacunación contra el coronavirus puede tener un impacto rápido y poderoso, mostrando al mundo una vía plausible para salir de la pandemia. Los casos de Covid-19 y las hospitalizaciones han descendido drásticamente entre los vacunados, en tan sólo unas semanas… los primeros datos sugieren que las vacunas están funcionando casi tan bien en la práctica como en los ensayos clínicos”.

Por alguna razón, u otra,  los medios de comunicación israelíes no son tan entusiastas como el NY Times. El penúltimo día del tercer confinamiento de  Israel, el sitio web israelí más leído, Ynet, publicó el siguiente titular: “El espectáculo de un fracaso: el tercer confinamiento comparado con los anteriores“.

El artículo revelaba la desesperación y la duplicidad de la estrategia y la política del covid  de Israel. Ynet señala que, a pesar de las promesas infundadas del gobierno y de su Primer Ministro, tras seis semanas de confinamiento, la situación no ha mejorado en absoluto. Aunque Israel está llevando a cabo el primer experimento de vacunación masiva del mundo, su índice de transmisión del COVID es uno de los peores del mundo occidental.

El artículo de Ynet señala que “mañana a las 7 de la mañana finalizará el tercer confinamiento, un mes y medio después de su imposición, -y los datos del COVID son hoy mucho peores que al principio… al comienzo del tercer confinamiento, a finales de diciembre, la tasa de tests positivos era del 4,9%, el número de pacientes hospitalizados en estado crítico era entonces de 949, el número de casos verificados era de 4.010. Antes del refuerzo del confinamiento, el 8 de enero, la tasa de tests positivos era del 6,6%, el número de pacientes en estado crítico era de 949- y el número de casos verificados era de 7.644.

En el punto álgido del tercer confinamiento, la tasa de casos positivos alcanzó el 10,2%, el número de pacientes gravemente enfermos ha pasado a 1.203 y el número de diagnósticos diarios de COVID ha alcanzado a 10.114. Desde entonces, las cifras han disminuido ligeramente. El martes, la tasa de positividad fue del 8,9%, el número de pacientes fue de 1.101 y el número de casos verificados fue de 7.183. Incluso el número R, que determina si la epidemia se está extendiendo, ha subido a 1 en los últimos días.”

El número combinado de israelíes vacunados y de los que se han recuperado del COVID en el pasado debería haber proporcionado a Israel una inmunidad de grupo relativamente fuerte, suficiente para derrotar al virus o al menos reducir su tasa de reproducción. Pero los hechos sobre el terreno sugieren todo lo contrario. El índice de transmisión en Israel es más alto que en cualquier otro lugar. De hecho, la inquietante correlación entre la vacunación masiva y la enfermedad sugiere que cuantas más personas se vacunan, más casos de COVID se encuentran.

Por si fuera poco, sólo hay dos ciudades que se consideran “ciudades verdes, libres de COVID”. Una de estas ciudades es Rahat, un municipio beduino palestino donde la campaña de vacunación es generalmente ignorada. Los israelíes también pueden constatar que entre las comunidades “verdes de COVID”, las ciudades y pueblos árabes israelíes están muy sobrerrepresentados. De nuevo, esto puede estar relacionado a su desafío general por la vacuna. En resumen, si aprendemos de la “experiencia israelí”, se puede llegar a la conclusión de que cuanto menos se vacune, más sana será la comunidad en su conjunto.

Teniendo en cuenta el hecho comprobado de que las personas vacunadas son relativamente inmunes, al menos en la actualidad, la única explicación (que se me ocurre) para el aumento de casos, muertes y mutantes en los estados con vacunación masiva es la espantosa posibilidad de que las personas vacunadas realmente están propagando el virus y especialmente sus mutantes (especialmente el virus británico). Es necesario investigar esta posibilidad. Se apoya en datos bien establecidos recogidos en países que practican la vacunación masiva, como los Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, Gran Bretaña y Portugal. Poco después del lanzamiento de una campaña de vacunación masiva, se produce un fuerte aumento exponencial de los casos y, trágicamente, de muertes.

La teoría de la evolución que puede llevar a tal escenario también está lejos de ser demasiado complicada: al luchar por sobrevivir, el virus muta y luego ataca a los que están relativamente desprotegidos (los no inmunizados). Hace tres semanas investigué la posibilidad de un conflicto entre los “vacunados” y los “no vacunados”. En ese momento, algunos científicos israelíes plantearon la hipótesis de un escenario horrible en el que los vacunados pronto serían identificados como los propagadores de algunos mutantes mortales y, en consecuencia, enviados de vuelta al aislamiento.

En Israel, los servicios  Agencia de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (AMAN) también dirige una unidad de investigación independiente sobre el COVID que estima los riesgos impuestos por la situación y evalúa las estrategias pertinentes. Hoy mismo,  AMAN ha alertado de que “en las próximas semanas se espera un fuerte aumento de los casos como consecuencia del fin del confinamiento y la rápida propagación del mutante británico”. AMAN subraya que “más que nunca es necesaria la responsabilidad personal y el cumplimiento de las directrices”.

Al decidir convertirse voluntariamente en el campo de pruebas de Pfizer, los israelíes nos proporcionan un conocimiento inestimable sobre la vacuna y los riesgos que conlleva la vacunación masiva de COVID. Si, por ejemplo, descubrimos en las próximas semanas que la información proporcionada por las la Inteligencia de Fuerzas Armadas se ha equivocado en sus predicciones y que no hay ningún cambio significativo en el número de casos o muertes, podremos concluir que no es el distanciamiento social [reforzado por el confinamiento] lo que está propagando la enfermedad (en su estado actual) sino probablemente la propia vacuna. Si la morbilidad se reduce y el número de casos disminuye, podríamos incluso considerar la posibilidad de que la integración social pueda realmente reducir la transmisión. Si el número de casos aumenta bruscamente, como prevén las Fuerzas de Defensa, podríamos concluir que la vacuna ha tenido un impacto muy pequeño en la inmunidad “de rebaño” israelí. De hecho, la campaña habrá sido un espectáculo de fracaso.

Se calcula que hoy en día el 50% de los israelíes no creen en la vacuna ni en su finalidad. Los centros de vacunación israelíes están actualmente vacíos a pesar de la presión ejercida por el gobierno y los municipios sobre los ciudadanos para que se “protejan”. Muchos israelíes creen que la campaña nacional de vacunación está al servicio del objetivo político del primer ministro Netanyahu: ofrecer una imagen de victoria que le permita ganar las próximas elecciones y salvarle de sus actuales problemas legales.

Quienes estén familiarizados con la historia judía deben ser conscientes del papel y la importancia de los relatos de suicidios en masa en la configuración de la historia judía en el pasado. El Antiguo Testamento consuela a los hebreos diciéndoles que ” tus destructores y tus devastadores se alejarán de ti ” (Isaías 49:17). La mayoría de los judíos tienden a aplicar esta observación divina a los disidentes judíos, pero la historia judía puede sugerir más bien que fueron los líderes judíos aceptados, políticos, espirituales y religiosos, los que a menudo llevaron a su pueblo por los caminos más desastrosos y trágicos.

unzLlamada de atención urgente: ¡La vacuna contra el Corona interviene en el ADN

Sus perversos planes también incluyen una nueva vacunación global la cual creará enfermedad por todo el mundo

17 de junio de 2012

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

Mi muy querida bienamada hija, los planes de los grupos masónicos para tomar el control de las monedas del mundo están llegando a su término. 

Sus planes perversos también incluyen una nueva vacuna global, la cual creará enfermedades por todo el mundo para causar sufrimiento en una escala nunca antes vista. 

Evitad semejante vacunación global repentinamente anunciada, ya que os matará. 

Sus malvadas maquinaciones impactarían a todas aquellas almas inocentes que no tienen idea de cuán poderosos son. 

Conducidos por una lujuria de poder, riqueza y un deseo de ser como un dios en todo lo que ellos hacen, creen que son invencibles. 

Ellos controlan bancos, gobiernos y son responsables de causar terror en el Oriente Medio. 

Ellos controlan muchos de los medios de comunicación del mundo y la verdad de su perversidad se oculta detrás de las así llamadas organizaciones humanitarias. 

Tristemente muy pocos de los hijos de Dios saben de sus planes. 

Sabed que la mano de Mi Padre caerá tan repentina y rápidamente sobre aquellas naciones que protegen tales malvados líderes.(….)

Recordad que Yo morí por vuestros pecados. Solo cabe que vosotros me permitáis guiaros en este tiempo hacia el Nuevo Reino sobre la Tierra.

Solo Yo, Jesucristo, puedo guiaros. Recordar que sin Mí vosotros no sois nada. 

Vuestro Jesús

Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a17-jun-2012-sus-perversos-planes-tambien-incluyen-una-nueva-vacunacion-global-la-cual-creara-enfermedad-por-todo-el-mundo/

Un comentario en “Israel, el fracaso del tercer confinamiento. La correlación entre la vacunación masiva y la enfermedad sugiere que cuantas más personas se vacunan, más casos de COVID hay

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: