La renuncia inválida según Bugnolo, corre por los medios

Hace 8 años, un día como hoy, empezaba una época oscura para la Iglesia de Cristo. S. S. BENEDICTO XVI fue víctima de un golpe de estado por parte de la masonería infiltrada en la Iglesia. Los masones derrocaron al Santo Padre poniendo en su lugar a uno de los suyos, Jorge Mario Bergoglio alias Francisco el misericordioso. Desde ese fatídico día S. S. Benedicto XVI se encuentra guiando a la Santa Iglesia Católica en el exilio. No os creáis que han triunfado los masones, porque las puertas del infierno no prevalecerán contra la Iglesia de Cristo.


El 11 de febrero de 2013 es una fecha que quedará para siempre en la historia como el día de la “renuncia” del Papa Benedicto XVI. 

Pero, ¿y si el Papa Ratzinger hubiera escondido en la famosa Declaratio la prueba de que su renuncia era nula? Eso es lo que piensa el hermano Alexis Bugnolo, un franciscano italo-americano y experto en latinismo, que estudió y analizó el texto de la abdicación. Y cree que el Pontífice alemán redactó la Declaración “con extrema habilidad y sutileza, específicamente para que con el tiempo se descubriera su invalidez”.

Los errores en la Declaratio de Benedicto XVI
La tesis del fraile se basa en los conocidos errores gramaticales de la Declaratio de Benedicto XVI. Algunos de los cuales fueron notados casi inmediatamente por eminentes clasicistas como Luciano Canfora y Wilfried Stroh, y también corregidos en el sitio web oficial del Vaticano.

El hermano Bugnolo ha identificado muchos otros, la mayoría de los cuales son, en realidad, relativamente insignificantes. Entre otras cosas, hay elecciones léxicas cuestionables, complementos construidos de manera imperfecta, pero también la falta de uso del plural maiestatis.

Estos son, evidentemente, “pecados veniales”, pero es difícil creer que vengan de la mano de una persona de la cultura de Joseph Ratzinger. O, aún así, que no han sido enmendados por ningún funcionario pontificio en los 17 días que pasaron antes de que Su Santidad dejara la Sede Apostólica. Aunque es simplemente ridículo, dado el trabajo posterior, la idea de que el Obispo de Roma no estaba mentalmente lúcido.

La pregunta realmente directa, sin embargo, es otra. Según el franciscano, de hecho, hay tales “defectos” en el documento que afectan a su validez. Ça va sans dire, si fuera correcto las consecuencias serían perturbadoras.

La declaración incriminada
“Quapropter bene conscius ponderis huius actus plena libertate declaro me ministerio Episcopi Romae, Successoris Sancti Petri, mihi per manus Cardinalium die 19 aprilis MMV commisso renuntiare ita ut a die 28 februarii MMXIII, hora 20, sedes Romae, sedes Sancti Petri vacet et Conclave ad eligendum novum Summum Pontificem ab his quibus competit convocandum esse”.

Esta es la declaración incriminada, de la que informamos a continuación de la traducción oficial al italiano.

“Por este motivo, muy consciente de la gravedad de este acto, con plena libertad, declaro renunciar al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro, que me fue confiado por los Cardenales el 19 de abril de 2005, de modo que, a partir del 28 de febrero de 2013, a las 20.00 horas, quedará vacante la Sede de Roma, la Sede de San Pedro, y el Cónclave para la elección del nuevo Sumo Pontífice deberá ser convocado por aquellos a quienes corresponde”.

Benedicto XVI: munus y ministerium


Hay una palabra clave en todos ellos: munus, el oficio, el “oficio” que viene directamente de Dios y San Pedro. El Derecho Canónico (canon 332 §2) requiere que un Romano Pontífice que tenga la intención de abdicar renuncie al munus por una decisión libre y debidamente manifestada.

El Papa Ratzinger, sin embargo, no mencionó esto. Lo que declaró renunciar es, de hecho, el ministerium, el ejercicio activo del poder papal, como habría reiterado durante su última audiencia general. “El “siempre” es también un “para siempre”, ya no hay vuelta a la vida privada. Mi decisión de renunciar al ejercicio activo del ministerio no revoca esto”.

Como mi colega Andrea Cionci argumentó, sería como si la Reina Isabel II de Inglaterra anunciara su intención de dejar el trono al Príncipe Carlos. Excepto para redactar un acto en el que declare que renuncia al ejercicio del poder material pero que desea conservar la Corona. Así como Benedicto XVI todavía lleva la sotana blanca, da la Bendición Apostólica y conserva el nombre de Su Santidad y la firma P.P. (Pontifex Pontificum).

Otra anomalía se refiere a la fórmula utilizada por el Vicario de Cristo: “Declaro renunciar” – no “renunciar”.Parece una distinción menor, pero podría tener fuertes repercusiones.Con esta dicción, de hecho, Joseph Ratzinger no renunció libremente al Papado (como se establece en el artículo mencionado del Canon), sino que declaró libremente que renunciaba a él.

Son dos cosas muy diferentes. 

Las otras inconsistencias de la Declaratio

Otra sutileza se refiere a la frase traducida de la siguiente manera: “de modo que […] la Sede de San Pedro quedará vacía y el Cónclave para la elección del nuevo Sumo Pontífice tendrá que ser convocado por aquellos a quienes corresponde”.

El Hermano Bugnolo señaló que en la traducción hay varias inconsistencias, (…)  la frase es introducida por ita ut, que significa “para que”.

Aquí también es una cuestión de matices. Todas las frases, de hecho, introducen una proposición consecutiva. Pero, a diferencia de las demás, requiere necesariamente el subjuntivo, que es una forma de expresar la incertidumbre por su propia naturaleza.

Con este criterio, cuando el Papa Ratzinger escribe “ita ut […] sedes Sancti Petri vacet” debe ser traducido “para que la Sede de San Pedro quede vacía”. Una expresión que no implica una certeza, sino, a lo sumo, una intención, y valdría la pena preguntarse de quién.

(…)

Las hipótesis sobre las motivaciones


Para entender las posibles motivaciones del gesto de Benedicto XVI, debemos volver a enero de 2013 y al conocido chantaje de la red SWIFT. Un consorcio bancario internacional que, en los días previos a la abdicación de Su Santidad, paralizó los cajeros automáticos y las cuentas corrientes de la Santa Sede liberados el día después de la renuncia del Supremo Pontífice.

A esto podría referirse la inusual fórmula discutida anteriormente: “con total libertad, declaro renunciar”. El Papa Ratzinger, es decir, puede haberse enfrentado a una dramática elección entre la renuncia o la bancarrota del Vaticano. Y puede haber elegido libremente declarar que renuncia al ministerio de Petrina que, como se ha argumentado, es diferente de “elegir libremente renunciar”.

Al mismo tiempo, ahora es bien sabido que el Papa alemán estaba bajo presión del lobby progresista y modernista conocido como la mafia de San Gall. Que, como reveló uno de los principales miembros, el difunto Cardenal Godfried Danneels, conspiraba contra Joseph Ratzinger incluso antes de su elección al trono papal.

Al percibir el enorme peligro para la Iglesia, el Sucesor de Pedro habría optado por la solución de una renuncia sólo aparentemente válida

https://www.ilquotidianodellazio.it/category/religione

Mi pobre Santo Vicario, el Papa Benedicto XVI, será expulsado de la Santa Sede en Roma

Mensaje del Libro de la Verdad del mismo día de la “renuncia” pero justo un año antes.

11 de febrero del 2012

Mi amadísima hija, las guerras se están intensificando en todos lados y muy pronto la Mano de Mi Padre intervendrá para darle a este mal un detente.

No teman, porque los planes para salvar a la Humanidad están terminados y no pasará ahora mucho tiempo para Mi Gran Misericordia (el Aviso), que será dada a cada uno de ustedes.

Nunca teman a las obras del Anticristo, pues ustedes, queridos hijos, tienen el poder dentro de ustedes para debilitar el control de él sobre el mundo, mediante  sus oraciones.

Otros líderes mundiales serán asesinados pronto y Mi pobre Santo Vicario, el Papa Benedicto XVI, será expulsado de la Santa Sede en Roma.

El año pasado, hija Mía, te dije del complot entre los corredores del Vaticano.

Un plan para destruir a Mi Santo Vicario, fue concebido en secreto el 17 de marzo del 2011 y esto vendrá a cumplirse porque ha sido predicho.

Difundan Mi Santa Palabra a cada rincón del mundo ahora y dispongan para que las versiones impresas de Mis mensajes sean difundidas a tantos países como sea posible.

Ustedes están siendo guiados, así es que deben hacer lo que sea mejor. Pídanme en oración que les envíe ayuda y será hecho.

Vuestro Jesús

Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a11-feb-2012-mi-pobre-santo-vicario-el-papa-benedicto-xvi-sera-expulsado-de-la-santa-sede-en-roma/

A %d blogueros les gusta esto: