¿Cómo llegó al catolicismo este predicador Protestante?

Dedicado a todos los hermanos Protestantes que siguen al Ejército Remanente para que busquen siempre la Verdad y vayan a las fuentes primeras.

Estoy presente en la Eucaristía a pesar de la mala interpretación de Mi Promesa

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

14 de abril de 2011

Mi muy querida bienamada hija no te preocupes, estás mejorando en la manera en la que reservas tiempo para dedicarlo en oración a Mí. Ahora, es importante que el hombre comprenda que para acercarse a Mi Corazón debe comprender la necesidad de recibir el Sacramento de la Sagrada Eucaristía.

Mucha gente, incluyendo otros grupos cristianos, niega Mi Presencia Real en la Eucaristía. No está claro el por qué han decidido negar las promesas que hice en Mi Última Cena, cuando prometí que les daría Mi Carne y Sangre como comida y alimento para sus almas. Lo que está claro es que el Milagro de la Sagrada Eucaristía, presente en todos los Tabernáculos del mundo, Existe hoy y está ahí para llenar sus pobres, malnutridas y vacías almas con Mi Presencia. Esta Presencia les fortalecerá de tal manera que una vez que se acostumbren a recibirme, el día que no lo hagan se sentirán perdidos.

Muchos cristianos ignoran una de las promesas más fundamentales que hice durante Mi Crucifixión, que Yo estaría Presente en el Pan y el Vino y dejaría una marca permanente para ayudar a nutrir las almas. Demasiado razonamiento humano ha significado que Yo haya sido rechazado incluso por cristianos bien intencionados. Estos mismos cristianos no pueden recibir la Sagrada Eucaristía en su Forma Verdadera. Se les dio a todos ustedes la Sagrada Eucaristía como un gran Regalo para redención y salvación de ustedes. Rechazar el hecho de que Estoy Presente, significa que ustedes están perdiendo gracias especiales, que son parte de un pacto para traerme aún más cerca de sus corazones.

Recuerden que cuando morí por ustedes fue para guiarlos hacia la vida eterna y la salvación. Recíbanme como la Presencia Viva y sus almas se encenderán en formas que ustedes no creerían posibles. Vuelvan a recibir Mi Cuerpo y Sangre. Permítanme eliminar sus dudas. Este es uno de los errores más grandes que los cristianos han cometido, el negarme la entrada a sus almas de esta manera. Esto ofende grandemente a Mi Padre Eterno por el Sacrificio implicado para salvar el alma de ustedes. Déjenme traerles Luz y Alimento a sus vidas. Estarán más inclinados a aceptar la verdad de Mis Enseñanzas, después de que El Aviso tenga lugar.

Recuerden lo que prometí durante Mi Última Cena, que cuando tomen el pan y el vino, este se convertirá para ustedes en Mi Cuerpo y Mi Sangre. Cualquier otra interpretación ha sido distorsionada por la lógica y el razonamiento humanos. Ahora, comprendan y acepten la Verdad.

Su amoroso Salvador

Jesucristo

Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a14-abr-2011/

A %d blogueros les gusta esto: