Burke: Todos tienen el deber de luchar contra la mentira en la Iglesia

Cardenal Burke

Raymond L. Burke

El mejor t茅rmino para describir el estado actual de la Iglesia es confusi贸n, que tiene su origen en la falta de respeto a la verdad. Cada uno de nosotros, seg煤n su vocaci贸n en la vida y sus dones particulares, tiene la obligaci贸n de disipar la confusi贸n y manifestar la luz que s贸lo proviene de Cristo. Existe una confusi贸n sobre la propia naturaleza de la Iglesia y su relaci贸n con el mundo. S贸lo mediante el Bautismo se llega a ser hijo de Dios, y no es cierto que Dios quiera una pluralidad de religiones.

Italiano
English

El mejor t茅rmino para describir el estado actual de la Iglesia es confusi贸n; confusi贸n que a menudo roza el error. La confusi贸n no se limita a una u otra doctrina o disciplina o aspecto de la vida de la Iglesia: afecta a la identidad misma de la Iglesia.

La confusi贸n tiene su origen en una falta de respeto a la verdad, o en la negaci贸n de la verdad, o en la pretensi贸n de no conocer la verdad, o en la falta de declaraci贸n de la verdad conocida. En su confrontaci贸n con los escribas y fariseos en la Fiesta de los Tabern谩culos, Nuestro Se帽or habl贸 claramente de aquellos que promueven la confusi贸n, neg谩ndose a reconocer la verdad y a decir la verdad. La confusi贸n es obra del Maligno, como ense帽贸 Nuestro Se帽or mismo, cuando dijo estas palabras a los escribas y fariseos: 鈥溌Por qu茅 no reconoc茅is mi lenguaje? Porque no pod茅is escuchar mi Palabra. Vosotros sois de vuestro padre el diablo y quer茅is cumplir los deseos de vuestro padre. Este era homicida desde el principio, y no se mantuvo en la verdad, porque no hay verdad en 茅l; cuando dice la mentira, dice lo que le sale de dentro, porque es mentiroso y padre de la mentira. Pero a m铆, como os digo la verdad, no me cre茅is鈥 (Jn 8, 43-45).

La cultura de la mentira y la confusi贸n que genera no tiene nada que ver con Cristo y su Esposa, la Iglesia. Recuerda la advertencia de Nuestro Se帽or en el Serm贸n de la Monta帽a: 鈥Sea vuestro lenguaje: 鈥楽铆, s铆鈥; 鈥榥o, no鈥: que lo que pasa de aqu铆 viene del Maligno鈥 (Mt 5,37).

驴Por qu茅 es importante que reflexionemos sobre el estado actual de la Iglesia, marcado por tanta confusi贸n? Cada uno de nosotros, como miembro vivo del Cuerpo M铆stico de Cristo, est谩 llamado a librar el buen combate contra el mal y el Maligno, y a mantener la carrera del bien, la carrera de Dios, con Cristo. Cada uno de nosotros, seg煤n su vocaci贸n en la vida y sus dones particulares, tiene la obligaci贸n de disipar la confusi贸n y manifestar la luz que s贸lo proviene de Cristo, que est谩 vivo para nosotros en la Tradici贸n viva de la Iglesia.

No deber铆a sorprender que en el estado actual de la Iglesia, los que se aferran a la verdad, que son fieles a la Tradici贸n, sean tachados de r铆gidos y de tradicionalistas porque se oponen a la agenda de confusi贸n imperante. Los autores de la cultura de la mentira y la confusi贸n los presentan como si fueran pobres y deficientes, como enfermos que necesitan una cura.

En realidad, s贸lo queremos una cosa, y es poder declarar, como San Pablo al final de sus d铆as terrenales: 鈥Porque yo estoy a punto de ser derramado en libaci贸n y el momento de mi partida es inminente. He combatido la buena batalla, he llegado a la meta en la carrera, he conservado la fe. Y desde ahora me aguarda la corona de la justicia que aquel D铆a me entregar谩 el Se帽or, el Juez justo; y no solamente a m铆, sino tambi茅n a todos los que hayan esperado con amor su manifestaci贸n鈥 (2 Tim 4, 6-8).

Es por amor a nuestro Se帽or y a su presencia viva con nosotros en la Iglesia que luchamos por la verdad y la luz que siempre trae a nuestras vidas.

Adem谩s del deber de combatir la falsedad y la confusi贸n en nuestra vida cotidiana, como miembros vivos del Cuerpo de Cristo, tenemos el deber de dar a conocer nuestras preocupaciones por la Iglesia a nuestros pastores: el Romano Pont铆fice, los obispos y los sacerdotes que son los principales colaboradores de los obispos en el cuidado del reba帽o de Dios. El canon 212, uno de los primeros c谩nones del T铆tulo I, 鈥De las obligaciones y derechos de todos los fieles鈥, del Libro II, 鈥淒el pueblo de Dios鈥, del C贸digo de Derecho Can贸nico dice:

鈥溌 1. Los fieles, conscientes de su propia responsabilidad, est谩n obligados a seguir, por obediencia cristiana, todo aquello que los Pastores sagrados, en cuanto representantes de Cristo, declaran como maestros de la fe o establecen como rectores de la Iglesia.

 搂 2. Los fieles tienen derecho a manifestar a los Pastores de la Iglesia sus necesidades, principalmente las espirituales, y sus deseos.

 搂 3. Tienen el derecho, y a veces incluso el deber, en raz贸n de su propio conocimiento, competencia y prestigio, de manifestar a los Pastores sagrados su opini贸n sobre aquello que pertenece al bien de la Iglesia y de manifestar a los dem谩s fieles, salvando siempre la integridad de la fe y de las costumbres, la reverencia hacia los Pastores y habida cuenta de la utilidad com煤n y de la dignidad de las personas.

Las fuentes del canon 212, que es nuevo en el C贸digo de Derecho Can贸nico, son las ense帽anzas del Concilio Ecum茅nico Vaticano II, especialmente el n. 37 de la Constituci贸n Dogm谩tica sobre la Iglesia, Lumen Gentium, y el n. 6 del Decreto sobre el Apostolado de los Laicos, Apostolicam Actuositatem.

Como se帽ala la legislaci贸n can贸nica, los fieles laicos est谩n llamados a dar a conocer sus preocupaciones por el bien de la Iglesia, incluso haci茅ndolas p煤blicas, respetando siempre el oficio pastoral tal y como fue constituido por Cristo en la fundaci贸n de la Iglesia a trav茅s de su ministerio p煤blico, especialmente por su Pasi贸n, Muerte, Resurrecci贸n, Ascensi贸n y el Env铆o del Esp铆ritu Santo en Pentecost茅s. En efecto, las intervenciones de los fieles laicos con sus pastores para la edificaci贸n de la Iglesia no s贸lo no disminuyen el respeto por el oficio pastoral, sino que, de hecho, lo confirman (cf. Lumen Gentium n. 37). Desgraciadamente, hoy, por parte de algunos en la Iglesia, la expresi贸n leg铆tima de la preocupaci贸n por la misi贸n de la Iglesia en el mundo por parte de los fieles laicos se juzga como una falta de respeto al oficio pastoral.

El de por s铆 enorme desaf铆o que presenta una secularizaci贸n cada vez m谩s creciente y agresiva se hace a煤n m谩s enorme por varias d茅cadas de falta de catequesis s贸lida en la Iglesia. Sobre todo, en nuestro tiempo, los fieles laicos esperan que sus pastores expongan claramente los principios cristianos y su fundamento en la tradici贸n de la fe, tal como se transmite en la Iglesia en una l铆nea ininterrumpida.

Una manifestaci贸n alarmante de la actual cultura de la mentira y la confusi贸n en la Iglesia es la confusi贸n sobre la propia naturaleza de la Iglesia y su relaci贸n con el mundo. Hoy escuchamos cada vez m谩s a menudo que todos los hombres son hijos de Dios y que los cat贸licos tienen que relacionarse con las personas de otras religiones y de ninguna religi贸n como si fueran hijos de Dios. 脡sta es una mentira fundamental y fuente de una de las confusiones m谩s graves.

Todos los hombres han sido creados a imagen y semejanza de Dios, pero desde la ca铆da de nuestros primeros padres, con la consiguiente herencia del pecado original, los hombres s贸lo pueden llegar a ser hijos de Dios en Jesucristo, Dios Hijo, a quien Dios Padre envi贸 al mundo para que los hombres volvieran a ser sus hijos por medio de la fe y el Bautismo. S贸lo a trav茅s del sacramento del Bautismo nos convertimos en hijos de Dios, en hijos adoptivos de Dios en su Hijo unig茅nito. En nuestras relaciones con las personas de otras religiones o sin religi贸n ninguna debemos mostrarles el respeto que merecen quienes han sido creados a imagen y semejanza de Dios, pero, al mismo tiempo, debemos dar testimonio de la verdad del pecado original y de la justificaci贸n por el Bautismo. De lo contrario, la misi贸n de Cristo, su encarnaci贸n redentora y la continuaci贸n de su misi贸n en la Iglesia carecen de sentido.

No es cierto que Dios quiera una pluralidad de religiones. Envi贸 a su 煤nico Hijo al mundo para salvar al mundo. Jesucristo, Dios Hijo Encarnado, es el 煤nico Salvador del mundo. En nuestras relaciones con los dem谩s, debemos dar siempre testimonio de la verdad sobre Cristo y la Iglesia, para que los que siguen una religi贸n falsa o no tienen religi贸n alguna reciban el don de la fe y busquen el Sacramento del Bautismo.

Fuente Br煤jula Cotidiana

Italiano
English

Mi iglesia fue construida en la Verdad y nada m谩s que la Verdad deber谩 derramarse de sus labios

27 de octubre de 2013

Mensaje del Libro de la Verdad

Mi amad铆sima hija, cuando Mi Iglesia es aplaudida abiertamente por un mundo orgulloso y secular, sabed entonces que las dos entidades separadas est谩n cerca de unirse como una. Cuando Mi Iglesia acoja  al mundo secular, se vuelva pol铆ticamente motivada por 茅l y busque reconocimiento en el mundo de la pol铆tica y los negocios, sabed entonces, que Yo nunca consentir铆a tal acci贸n.

Mi Iglesia fue construida en Mi Palabra. Mi Iglesia fue construida en la Verdad y nada m谩s que la Verdad debe derramarse de sus labios. Cuando Mi Iglesia habla, con Mi Autoridad, en contra del pecado, siempre sufrir谩 cr铆ticas, ya que el hombre siempre defender谩 el pecado. El pecado hace su vida m谩s aceptable a 茅l y a otros y har谩 todo esfuerzo para declarar que el Infierno es una tonter铆a.聽Cuando Mi Iglesia habla solo de este mundo, sus aflicciones, sus problemas, el sufrimiento del hombre y no predica la Palabra de Dios, se separa a s铆 misma de M铆.聽Solo aquellos dentro de la Iglesia que permanecen leales a lo que les ense帽茅 pueden verdaderamente decir que pertenecen a Mi Iglesia. Mi Iglesia聽est谩 compuesta聽solo de aquellos que dicen聽la Verdad.

Cuando aquellos dentro de Mi Iglesia me descartan, a M铆 Jesucristo, entonces el esp铆ritu del mal ha entrado en su dominio. Estoy siendo excluido de Mi Iglesia. Ya no soy reverenciado como una vez lo fui. Mis Propias Palabras ya no son utilizadas para declarar la Verdad. Est谩n siendo torcidas para consentir palabras, hechos y acciones, que no vienen de M铆, ni vendr谩n jam谩s de M铆. Mi Palabra nunca puede ser cambiada y cualquier hombre quien tome Mi Palabra y la profane sufrir谩 castigo eterno.

Vuestro Jes煤s

Leer m谩s: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a27-oct-2013-mi-iglesia-fue-construida-en-la-verdad-y-nada-mas-que-la-verdad-debera-derramarse-de-sus-labios/

A %d blogueros les gusta esto: