El cine como propaganda judía y anticatólica


El objetivo de los banqueros judíos Illuminati y sus colaboradores gentiles masónicos es fundir a la población mundial en una sola clase sirviente en un “Nuevo Orden Mundial”.  Esto requiere la destrucción de las cuatro patas de la identidad humana: raza, religión, nación y familia. 

Los banqueros Illuminati establecieron la URSS como precursora del Nuevo Orden Mundial. La ejecución de la élite polaca era necesaria para el plan a largo plazo. Los nazis, también una creación judía Illuminati, trataron a las élites polacas y a otras élites nacionales de manera similar.

Los Illuminati son luciferinos. Desean sustituir el orden natural y espiritual (moral) de Dios por su gobierno. Necesitan destruir la clase media cristiana heterosexual de Europa Occidental para cumplir con su agenda.  La cultura es una función del dinero y los Illuminati controlan el crédito. Así, nuestra cultura mantiene una conspiración de silencio sobre la subversión gradual de la civilización occidental por su propia élite traidora. 

En su lugar, el foco, en las películas por ejemplo, está en las minorías. La película “Gran Torino” de Clint Eastwood trata de un paleto que aprende a querer a los hijos de los inmigrantes asiáticos. Slumdog Millionaire”, nominada al Oscar, trata sobre los niños de la calle de Bombay. Milk”, de Sean Penn, trata de un defensor de los derechos de los homosexuales. La nominada al Oscar “The Reader” combina la pedofilia y la culpa alemana por el Holocausto. “Revolutionary Road” presenta una visión negativa del matrimonio y de los años 50, periodo en el que se recuperó la familia nuclear. “La duda” trata sobre la homosexualidad en la Iglesia católica. La película francesa nominada al premio al mejor idioma extranjero “La clase” trata sobre los jóvenes inmigrantes y lo adorables que son. Y así sucesivamente, las películas son propaganda para la agenda de los Illuminati.

Cuando la película trata de estadounidenses blancos, como en “Benjamin Button”, no se puede mantener ninguna identidad colectiva, ni revelar ningún elemento universal.

Así que no debería sorprender que una película como Katyn, sobre mártires y patriotas cristianos procedente de un anacronismo llamado nación como Polonia sea barrida tranquilamente bajo la alfombra por Hollywood.

El cielo no permita que las ovejas se den cuenta de que el mismo destino puede esperarles a ellas.

*

Katyn: el genocidio que los judíos de Hollywood no quieren tocar

Los judíos comunistas ejecutaron a 20.000 oficiales del ejército católico polaco en 1940.

Por qué Hollywood ha ignorado esta increíble historia? Hollywood, (y de hecho América) está dirigido en última instancia por los descendientes espirituales de los asesinos de Katyn.

Lo mismo ocurre con Rusia, que volvió a asesinar a 97 miembros de la élite polaca, que vinieron a Smolensk en 2010 para llorar la masacre de Katyn. 

Por eso los aliados lo encubrieron durante la guerra y siguen suprimiéndolo hoy en día. El Diario de Zaitzev describe el carácter cristiano de la resistencia de los oficiales polacos al adoctrinamiento comunista.

En cambio, “Defiance”, otra película más sobre el victimismo y el heroísmo de los judíos, se estrenó en 1800 cines estadounidenses en 2009. 

Esta historia de partisanos judíos que luchan contra los nazis se suma a un creciente género de películas sobre el Holocausto que incluye La decisión de Sophie, La lista de Schindler, El pianista y, recientemente, La mujer del guardián del zoo. 

Pero una increíble historia de genocidio realizada por los judíos sigue ajena a Hollywood. Se trata de la ejecución de 20.000 oficiales polacos prisioneros de guerra (devotos católicos que representaban a gran parte de la élite polaca) por parte del NKVD, dirigido por judíos bolcheviques, en el bosque de Katyn en 1940. 

Por lo tanto, nos han lavado el cerebro para ignorar los genocidios que no encajan en el paradigma nazi-judío. Las películas son esenciales para esta programación. Como parte de una guerra psicológica continua contra la mayoría cristiana europea, se nos hace identificarnos con las minorías. Si nos oponemos, nos cuentan como nazis. 

Andrej Wajda, de 82 años, el director de cine más célebre de Polonia, perdió a su padre en Katyn. En 2007, Wajda hizo una película sobre este genocidio y su efecto en las familias de las víctimas. Financiada por la televisión polaca, la película, “Katyn”, fue un gran éxito artístico y comercial en Polonia. Fue nominada al Oscar a la mejor película extranjera en 2008, y no ha encontrado una amplia distribución fuera de Polonia. 

No ganó el Oscar. El premio fue para una película judía sobre el Holocausto, “Los falsificadores”, una “historia real” de Alemania. Describe el dilema moral al que se enfrenta un maestro falsificador judío obligado a falsificar moneda británica y estadounidense.  Vi esta película. Es una agradable pieza de propaganda que ayuda al público a identificarse con los judíos. En la vida real, dudo que el héroe tuviera esos reparos morales. Incluso en la película, se llenó los bolsillos.

KATYN

“Como el sistema de reclutamiento de Polonia exigía que todos los graduados universitarios no exentos se convirtieran en oficiales de reserva, los soviéticos pudieron reunir a gran parte de la intelectualidad polaca. Entre los muertos en Katyn se encontraban un almirante, dos generales, 24 coroneles, 79 tenientes coroneles, 258 mayores, 654 capitanes, 17 capitanes navales, 3.420 suboficiales, siete capellanes, tres terratenientes, un príncipe, 43 oficiales, 85 soldados rasos y 131 refugiados. Entre los muertos también había 20 profesores universitarios, 300 médicos, varios cientos de abogados, ingenieros y profesores, y más de 100 escritores y periodistas, así como unos 200 pilotos. En total, el NKVD ejecutó a casi la mitad del cuerpo de oficiales polacos”.

En 1945, Maurice Shainberg era el asistente del coronel del KGB Grigory Zaitzev, que era el comandante del principal campo de trabajo de Katyn. En su libro “Breaking from the KGB” (1986), Shainberg, un judío polaco, cuenta cómo descubrió el diario de Katyn de Zaitzev en la caja fuerte. Shainberg tenía dudas sobre el comunismo y se identificaba con sus compatriotas polacos. Corrió grandes riesgos personales para copiar secciones del diario. El Diario de Zaitzev fue dinamita porque los soviéticos siempre afirmaron que los nazis habían cometido el crimen de guerra. 

El diario parece auténtico salvo por una gran discrepancia. Zaitzev pretende que la matanza fue necesaria por la falta de transporte para sacar a los prisioneros antes del ataque nazi en junio de 1941. En realidad, Stalin y Beria dieron la orden de asesinar a los polacos a principios de marzo y las ejecuciones tuvieron lugar en abril y mayo de 1940. Sólo 4250 fueron realmente fusilados en el bosque de Katyn. El resto fue ejecutado en prisiones de otros lugares. Muchos fueron sacados en barcazas en el Mar Blanco y ahogados. 

Por lo demás, el diario describe cómo los soviéticos intentaron adoctrinar e intimidar a los polacos para que traicionaran su cultura y su país (como ha hecho hoy la élite occidental), formando una clase títere en una futura Polonia dominada por los soviéticos. Los polacos se negaron y esa es la razón por la que fueron masacrados.

EL DIARIO DE ZAITZEV     

Cuando Zaitzev recibió su asignación, le advirtieron que los polacos eran todos “fanáticos religiosos educados” que siempre cantaban canciones e himnos patrióticos con su capellán. Zaitzev confiaba en poder enseñarles a “rezar a un nuevo Dios”. 

Los prisioneros trabajaban cortando árboles de 6 de la mañana a 6 de la tarde. No tenían ningún deseo de ayudar a construir la futura Polonia soviética.

Un oficial explicó: “Como polaco conozco mi nación. Ninguno de nosotros tiene el deseo de dictar a otras personas, y no queremos que otras personas nos dicten a nosotros. No somos una nación fascista ni comunista, sino devotamente católica”. 

En una ocasión, durante un discurso, el capellán del ejército polaco Jozwiak levantó el crucifijo que llevaba y comenzó a entonar una oración. Los prisioneros le siguieron. Esa noche, Jozwiak fue llevado a la Cámara de Interrogatorios. 

“El uso de corrientes eléctricas en los ojos y el cuerpo del padre Jozwiak no ayudó. Tampoco tuvo éxito el método chino, en el que se desnudaba al prisionero de cintura para abajo y se le obligaba a sentarse sobre una jaula abierta de ratas hambrientas. No podíamos permitir que el sacerdote volviera con los demás prisioneros en el estado en que lo dejaron, así que lo rematamos”. (Shainberg, p. 165)

El NKVD pensó que el ejemplo del sacerdote tendría un efecto aleccionador en los prisioneros de guerra, pero en lugar de ello redujeron su trabajo. El NKVD tomó represalias disminuyendo las raciones, lo que hizo que los prisioneros estuvieran demasiado débiles para trabajar. Cuando el NKVD empezó a fusilar a los prisioneros que no trabajaban, los demás se volvieron contra los guardias con sus hachas y 192 polacos fueron fusilados.  

Ahora los polacos estaban más desafiantes que nunca. Cuando un colaborador les dio un sermón, empezaron a corear una oración: “Nosotros, soldados polacos y prisioneros de los soviéticos, hemos sido traídos a tierras extranjeras para morir. Te rogamos, Madre de Dios, que cuides de nuestra nación… Sálvanos de la prisión alemana y soviética. Nos ofrecemos como sacrificio por la independencia de nuestra patria…” 

Por supuesto, este es el tipo de auto sacrificio y patriotismo que nuestros amos no quieren que veamos.

“Nuestra tarea era imposible”, escribió Zaitzev. “La gente que nunca ha conocido a estos polacos no entenderá lo difícil que fue cambiar su actitud hacia nosotros. Ninguna paliza o abuso les hacía dejar de cantar. Son un pueblo duro y orgulloso. Cada día se debilitan físicamente, pero su ira y su odio aumentan”.

El historiador polaco Krzystztof Siwek me cuenta que Polonia ha declarado el 13 de abril Día Nacional del Recuerdo de los Mártires de Katyn. “Se formó una comisión conjunta polaco-rusa para elaborar una posición oficial de ambas partes. La mayoría de las controversias siguen sin resolverse. Los rusos temen que admitir plenamente el crimen contra la humanidad permita a las familias de las víctimas exigir indemnizaciones y otras penas como en el caso de Alemania.”

traducido para RELIGION LA VOZ LIBRE de Henry Makow

Si Dios permite la persecución de los cristianos y de los judíos, es por una buena razón

21 de febrero de 2014

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

Mi queridísima bienamada hija, el hombre es una criatura vulnerable y débil,  pero es un hijo de Dios. Debido a un profundamente arraigado instinto de conservación hará todo lo que se necesite con el fin de sobrevivir. En tiempos de gran sufrimiento físico, los fragmentos de fortaleza dentro de él se harán más pronunciados. Una gran fuerza será generalmente vista en los débiles, los hambrientos, los  físicamente desolados, los perseguidos y aquellos que sufren en manos de los fanáticos.  El más débil de entre vosotros, será el que se volverá más fuerte, y aquellos que piensan que son los más fuertes, llegarán a ser los más débiles.

Estoy separando a los débiles, los modestos, los humildes y los justos,  de aquellos que se enaltecen a sí mismos y que hablan de Mis Enseñanzas, pero  sin convicción sincera, y que maldicen a los demás en sus corazones. Estoy separando el trigo de la paja,  y debido a esto, a cada uno se le probará su fe, hasta que ella o él se verán llevados hasta el límite. Incluyo a todos aquellos que no creen en Dios,  a aquellos que rechazan al Verdadero Dios y a aquellos que han entregado sus corazones a Mi enemigo – el maligno. A toda alma se le dará el mismo rango ante Mí, y muchas Gracias les serán dadas a aquellos que no me  aceptan en este momento.

El mundo será puesto a prueba según el grado de amor que cada persona tiene por los demás, lo cual es un verdadero reflejo  y medida de su amor por Dios. Vuestro tiempo es limitado, y para haceros capaces de soportar este camino de penitencia,  debéis aceptar que los profetas de Dios simplemente declaran Su Voluntad, solo para que así os volváis Suyos en carne y espíritu. No os resistáis a la Mano de Dios. Regocijaos porque las pruebas que están siendo permitidas por Mi Padre, causarán una gran unificación de Sus Dos Testigos en la Tierra – los Cristianos y los Judíos- y de estos dos resultará una gran conversión. Si Dios permite la persecución de los Cristianos y de los Judíos, es por una buena razón. Es debido a lo que ellos van a tener que padecer, que resultará mucha conversión y miles de millones de personas verán la Gloria de Dios, con una mente clara, donde ninguna confusión perturbará  su alegría cuando finalmente reconozcan la Verdad.

La hora en que la Verdad será vista por lo que es, incluyendo lo bueno y lo malo, está cercana. Entonces nada os volverá a hacer daño. Ya no habrá más separación de Dios. El Amor, finalmente conquistará todo. El Amor es Dios y Su Reino es para la eternidad. Ya no habrá más odio, pues este habrá muerto.

Vuestro Jesús

Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a21-feb-2014-si-dios-permite-la-persecucion-de-los-cristianos-y-de-los-judios-es-por-una-buena-razon/

A %d blogueros les gusta esto: