Nueva enfermedad en Israel tras la vacunación masiva


En el momento de escribir este artículo, el 75,4% de los nuevos casos de Covid-19 en Israel son menores de 39 años. Sólo el 5,5% tiene más de 60 años. Sólo el 59,9% de los pacientes críticos tienen más de 60 años. El 40% son menores de 60 años. El país también ha detectado un fuerte aumento de los casos de Covid-19 entre las mujeres embarazadas. Muchas están hospitalizadas, y 8 se encuentran actualmente en estado crítico.

En Israel, los casos de Covid-19 en recién nacidos han experimentado un aumento significativo del 1300% (de 400 casos en menores de dos años el 20 de noviembre a 5.800 en febrero de 2021).

Los casos de Covid-19 per cápita en Israel se dispararon y fueron de los más altos del mundo (si no el más alto) durante el primer mes de la “exitosa” campaña de vacunación masiva. En dos meses de inoculación intensiva con la vacuna de Pfizer, Israel consiguió duplicar el número de muertes que acumuló en los diez meses anteriores de la pandemia. Estamos hablando de 2.700 ciudadanos israelíes,(…)

Cuando presenté estas cifras a David Scott, de UK Column, hace apenas dos días, su reacción fue directa y lúcida: “lo que describes aquí es, realmente, una nueva enfermedad”. Me temo que Scott tenía razón. Esto es exactamente lo que vemos en Israel.

(…) Lo que sí sabemos con certeza es que los especialistas médicos israelíes que ventilan estas preocupaciones legítimas son objeto de un abuso y un acoso demenciales. Pueden perder fácilmente su licencia médica de por vida. El doctor Avshalom Karmel, que tuvo la valentía de advertir a sus conciudadanos sobre las posibles consecuencias de la vacuna, informó ayer en un tuit: “El Ministerio de Sanidad me amenaza, el director de mi hospital me regaña…” ¿Es así como debemos tratar a los profesionales de la medicina en una sociedad “libre”?

Escuché la entrevista en vivo con el

Escuché la entrevista en directo con el profesor Ash aunque realmente no tenía nada que ofrecer, pero entonces llegó la pregunta que estaba esperando. Un israelí preguntó al profesor Ash “¿durante cuánto tiempo va a ocultar el hecho de que estamos tratando con un ‘mutante israelí’?”. El presentador de Ynet calificó la pregunta de “conspirativa”, pero Ash admitió que “estamos detectando muchos mutantes”. No pude escuchar una negación categórica.

Lo cierto es que la discusión sobre un “mutante israelí” lleva tiempo circulando. Ya a finales de enero, la Inteligencia de las FDI advirtió que un mutante israelí Covid-19 es una posibilidad probable. El 24 de enero, Times of Israel informó de que “un grupo de trabajo dirigido por militares ha advertido de la posible aparición de una variante israelí mutante del coronavirus resistente a las vacunas” y de que “la distribución masiva de vacunas en medio del brote en curso puede ejercer una “presión evolutiva” sobre el coronavirus…”

El examen de la política israelí actual sugiere la posibilidad de que AMAN (Inteligencia de las FDI) haya acertado en su predicción. A juzgar por los síntomas únicos y novedosos que se asocian al Covid-19 en el Estado judío, estamos ante una enfermedad con características novedosas. Ataca a los jóvenes y a las embarazadas, y se rinde ante los ancianos y los vulnerables. Cuanto más baja Israel la edad de los vacunados, más jóvenes son los casos, y éstos crecen exponencialmente.

Es difícil ignorar la posibilidad de que el éxito de la campaña de vacunación masiva sea la carta electoral del primer ministro Benjamin Netanyahu. Si la campaña resulta ser un éxito en vísperas del día de las elecciones, se espera que Bibi gane. Sin embargo, si la vacunación masiva se revela como una aventura desastrosa, imprudente y políticamente motivada que ha puesto en peligro a toda la población israelí, no sólo se destruiría su futuro político, sino que probablemente vería ampliarse sustancialmente la causa penal contra él, y no sólo en Israel.

No estoy en condiciones de verificar si la profecía de AMAN sobre la posible aparición de un mutante israelí se ha cumplido, pero puedo intentar analizar las políticas actuales de Israel a la luz de un posible desarrollo tan preocupante.

1. Israel ejerce una increíble presión sobre todos los israelíes para que se vacunen. Mediante un “pasaporte verde” planea limitar drásticamente las libertades de los no vacunados y su capacidad de ganarse la vida. Netanyahu prometió el 24 de febrero que, para el 10 de abril, todo israelí estaría vacunado. Obviamente, algunos pueden interpretar esto como una “preocupación genuina” de Bibi por la salud de su pueblo. Una explicación más cínica es que Bibi entiende ahora que, si hay una cepa israelí desencadenada por la campaña de vacunación masiva, la única manera de combatirla es vacunar a cada israelí vivo esperando que la vacuna pueda reducir la enfermedad y la muerte como sugieren varios estudios.

2. Los aeropuertos internacionales, puertos marítimos y pasos fronterizos de Israel permanecen bloqueados indefinidamente. Algunos israelíes pueden volar, pero nadie puede salir del país.Cabe preguntarse por qué no se permite salir a los israelíes (o incluso sólo a los vacunados). Una posible explicación es que Israel insiste en evitar la fuga de una cepa potencialmente única de Covid-19 fuera del país. ¿Por qué Israel no permite viajar a su gran comunidad de vacunados? Una posibilidad es que Israel reconozca que los vacunados pueden estar propagando la cepa. Incluso puede insistir y preguntarse por qué Israel se preocupa de propagar un mutante. No sé si a Israel le importa o no, pero sé que hay elecciones en menos de un mes. Bibi hará lo que sea necesario para mantener la imagen de un éxito pionero en la lucha contra el Covid-19. A los israelíes que han sido los conejillos de indias en este experimento se les pide que se mantengan a raya al menos un mes más.

3. Nos enteramos por diferentes fuentes israelíes de que algunos asuntos relacionados con la política israelí sobre el Covid-19, incluidas las discusiones en el seno del Gabinete de la Corona Gubernamental, están ahora sujetos a leyes de confidencialidad de 30 años. En Israel, sólo los asuntos relacionados con la seguridad nacional (como las operaciones secretas de las FDI y el Mossad) gozan de ese estatus de “confidencialidad”. ¿Qué es lo que el gobierno israelí y su Primer Ministro insisten en ocultar a su pueblo y al mundo y por qué?

Hay un número creciente de estudios que se originan en Israel que se refieren a la vacuna como más del 90% de éxito en la prevención de la enfermedad y en la reducción de la enfermedad. Ayer un nuevo estudio “confirmó” que la vacuna de Pfizer “funcionó tan bien en el mundo real como en el ensayo clínico que condujo a su uso.”

Yo mismo no tengo ninguna duda de que la vacuna podría tener éxito a corto plazo en la protección de aquellos que estén dispuestos a recibirla. Pero tampoco puedo hacer oídos sordos a la aterradora correlación entre la vacunación masiva y el aumento exponencial de casos y muertes por Covid-19 que se puede detectar en todos los países que se dedicaron a la vacunación masiva. No puedo hacer oídos sordos al hecho innegable de que la rápida vacunación masiva en Israel se correlaciona con un cambio radical en los síntomas del Covid-19 hasta el punto de que aparece como una “nueva enfermedad en conjunto”.

Por lo tanto, pido a todas las personas responsables y a los gobiernos que miren el caso israelí con precaución y que examinen el cambio de los síntomas como un acontecimiento peligroso crucial.(…)

traducido para RELIGION LA VOZ LIBRE de www.unz.com/gatzmon/the-israeli-mutant-the-idf-prophecy-and-the-reality-on-the-ground/

Jeremías 29

1 Estos son los términos de la carta que el profeta Jeremías envió desde Jerusalén al resto de los ancianos que estaban en el exilio, a los sacerdotes, a los profetas y a todo el pueblo que Nabucodonosor había deportado de Jerusalén a Babilonia,

4 Así habla el Señor de los ejércitos, el Dios de Israel, a todos los desterrados que yo hice deportar de Jerusalén a Babilonia:

5 Construyan casas y habítenlas; planten huertas y coman sus frutos;

6 cásense y tengan hijos e hijas; casen a sus hijos y den a sus hijas como esposas, para que tengan hijos e hijas: multiplíquense allí y no disminuyan.

7 Busquen la prosperidad del país adonde yo los he deportado, y rueguen al Señor en favor de él, porque de su prosperidad depende la prosperidad de ustedes.

8 Porque así habla el Señor de los ejércitos, el Dios de Israel: No se dejen engañar por los profetas que están en medio de ustedes, ni por sus adivinos; no escuchen los sueños que ellos sueñan,

9 porque ellos les profetizan falsamente en mi Nombre, sin que yo los haya enviado –oráculo del Señor–.

10 Porque así habla el Señor: Una vez que se hayan cumplido setenta años para Babilonia, yo los visitaré y realizaré en favor de ustedes mi promesa, haciéndolos volver a este lugar.

11 Porque yo conozco muy bien los planes que tengo proyectados sobre ustedes –oráculo del Señor–: son planes de prosperidad y no de desgracia, para asegurarles un porvenir y una esperanza.

12 Entonces, cuando ustedes me invoquen y vengan a suplicarme, yo los escucharé;

13 cuando me busquen, me encontrarán, porque me buscarán de todo corazón,

14 y yo me dejaré encontrar por ustedes –oráculo del Señor–. Yo cambiaré la suerte de ustedes y los reuniré de todas las naciones y de todos los lugares adonde los expulsé –oráculo del Señor–. Yo cambiaré la suerte de ustedes y los reuniré de todas las naciones y de todos los lugares adonde los expulsé –oráculo del Señor– y los haré volver al lugar de donde los había deportado.

16 Porque así habla el Señor al rey que sienta en el trono de David y a todo el pueblo que habita en esta ciudad, a sus hermanos que no partieron con ustedes al exilio;

17 así habla el Señor de los ejércitos: Yo enviaré contra ellos la espada, el hambre y la peste; los haré semejantes a higos en mal estado, que de tan malos no se pueden comer;

18 los perseguiré con la espada, el hambre y la peste, y haré de ellos un objeto de terror para todos los reinos de la tierra, una imprecación y un objeto de horror, de estupor y de escarnio en todas las naciones adonde los expulsaré,

19 porque no han escuchado mis palabras –oráculo del Señor–, siendo así que yo les envié incansablemente a mis servidores los profetas. Pero ustedes no me han escuchado –oráculo del Señor–

A %d blogueros les gusta esto: