La falsa promesa de la normalidad

La sociedad está feliz por doblegarse a la tiranía porque realmente cree que podría obtener el permiso de sus amos para simplemente vivir. Estos son los necios entre nosotros, y constituyen el grueso de la sociedad, y esto no augura nada bueno para nuestro futuro. -Gary Barnett

Los que tomaron la píldora roja (referencia a la película The Matrix) perseguidos por los “pod people” (extraterrestres llegados en cápsulas individuales) en la película estadounidense de 1956 The Invasion of the Body Snatchers (La invasión de los ladrones de cuerpos)… Hoy llevarían máscaras.

Makow – No tenemos ni la inteligencia para comprender nuestra situación ni el valor para afrontarla. El engaño de covid es el punto culminante de una antigua conspiración de los judíos cabalistas con el fin de destruir la civilización occidental cristiana. Las guerras, las depresiones, la homosexualidad, el feminismo, las migraciones, la liberación sexual, la pornografía, el mestizaje, la educación idiota, etc., todo estaba diseñado para socavar y entregar la sociedad occidental al comunismo. (Ver:¿Qué es el comunismo?).

Gracias a los medios de comunicación de masas propiedad de los cabalistas, creemos que esta embestida satanista en curso representa un “progreso” en lugar de un suicidio. Esencialmente hemos sido reclutados sin saberlo en un culto satánico. Las sectas satánicas controlan y explotan a sus miembros enfermándolos (por ejemplo, vacunándolos) o haciéndoles creer que están enfermos.


Todo el poder establecido, político, empresarial y cultural de Occidente está formado por traidores, segundones, que han hecho carrera vendiendo sus almas al diablo. Los banqueros centrales han elegido a dedo a estos oportunistas para llevar a cabo su agenda, que es esclavizar y despojar a la humanidad. De ahí el eslogan “No poseerás nada pero serás feliz”. (Esto ciertamente no se aplica a Bill Gates y sus amigos banqueros).

Lo que H.W. Bush le dijo a Sarah McClendon en 1992, “Si el pueblo estadounidense se entera de lo que hemos hecho, nos perseguirán por la calle y nos lincharán”, es literalmente cierto. Afortunadamente para estos traidores, la mayoría de los estadounidenses son demasiado crédulos para ver la verdad.

Gary Barnett comenta la pasividad de la gente ante las medidas de confinamiento.

Creen que son temporales, hasta que las vacunas hagan efecto. No se enteran de que el Foro Económico Mundial afirma claramente que el engaño del covid está diseñado para reorganizar la sociedad, es decir, para esclavizar a la humanidad. El FEM afirma explícitamente que no habrá vuelta a la normalidad:

En Covid-19: El gran reinicio, Klaus Schwab señala: “Muchos de nosotros nos preguntamos cuándo volverán las cosas a la normalidad. La respuesta corta es: nunca. Nada volverá a la sensación de normalidad “rota” que prevalecía antes de la crisis, porque la pandemia de coronavirus marca un punto de inflexión fundamental en nuestra trayectoria mundial…”

“Si te obligas a ser igual que los demás. Provoca neurosis, psicosis y paranoia. Es una distorsión de la naturaleza, va en contra de las leyes de Dios, pues en todos los bosques y selvas del mundo no creó una sola hoja igual a otra”… 

La gente  está consumida por la psicosis, la esquizofrenia, la ignorancia y la indiferencia

Por Gary D. Barnett

(abreviado por henrymakow.com)

Mientras observo esta toma de posesión de la gente del mundo, y entiendo la locura de todo esto, tengo que hacer una pausa para recuperar la compostura, y protegerme continuamente de asociarme  con una población masiva que parece ser un tipo pod people (gente de la vaina como metáfora) sacada directamente de “La invasión de los ladrones de cuerpos”.


No hace falta mirar más allá del mar de máscaras para entender este fenómeno, ya que toda las expresiones están ocultas, y todas parecen iguales. Se trata de una zona oscura moderna, pero en la que las personas no sólo parecen iguales, sino que son iguales.

Nos enfrentamos a lo que algunos llaman Armagedón, y no están muy equivocados. Se trata ciertamente de una batalla del bien contra el mal, y en este momento, el mal tiene la ventaja. Todos los días, muchos siguen afirmando que la gente comienza a defenderse y que la marea va a cambiar.

En mi opinión, esto simplemente no es cierto, y de hecho, cualquier resistencia importante parece estar todavía ausente de la vista. Las razones de este error de juicio no se deben a lo que la gente realmente dice o cree, sino a cómo actúan en conjunto.

Sí, muchos saben que estas medidas draconianas no son necesarias, pero el grueso de la sociedad está feliz de seguir la línea de la tiranía porque realmente creen que podrían obtener el permiso de sus amos para simplemente vivir. Estos son los necios entre nosotros, y constituyen la mayor parte de la sociedad, y esto no presagia nada bueno para nuestro futuro.

Vivir con un miedo constante, un miedo infundado y ridículo, sólo puede destruir las mentes de aquellos que son poco más que ovejas asustadas a estas alturas.

Una vez que se acepta el relato del Estado, una vez que las masas se vuelven totalmente obedientes para acomodar a la clase dominante a cambio de falsas promesas, todo está perdido.

Aquellos de nosotros que están dispuestos a arriesgarlo todo por la libertad, a enfrentarse a estos monstruos totalitarios y negarnos a doblegarnos ante cualquier autoridad ilegítima, nos enfrentamos a la censura, a la brutalidad policial, al encarcelamiento y, en algún momento, incluso la posible muerte. Un gran número de verdaderos disidentes podría aplastar este asalto estatal, pero esos números no existen en este entorno actual.

Los mandatos del estado, los pronunciamientos, las amenazas y las incesantes órdenes ejecutivas siguen su curso según lo programado, y se han vuelto implacables por naturaleza, y cada día más restrictivos. Esto no podría estar sucediendo si hubiera algún tipo de reacción legítima de esta patética población.

Aunque algunos de nosotros seguimos luchando contra este complot dictatorial, no es suficiente para detener o incluso ralentizar la invasión dictada por la agenda que ya ha destruido casi toda nuestra libertad. La propaganda continua,  se infiltra en el segmento descerebrado de esta población que crece en número.

Al llevar estas máscaras mortales que roban oxígeno, al hacer tests de PCR que está siendo usado para depositar elementos extraños en el cerebro, al tomar esta mezcla de ARN/ADN, que modifica los genes, falsamente llamada “vacuna”, la capacidad de pensar está siendo sistemáticamente destruida debido a la inserción e inyección de patógenos tóxicos. Cuantos más se alineen y hagan todo lo que se les ordena, menos posibilidades habrá de poner remedio a este reinicio global y a la toma de control de las mentes y cuerpos del pueblo.

Con el tiempo, y si la gente cumplen con todas las órdenes del Estado, eventualmente será imposible cambiar este curso en el que estamos porque parte de esta conspiración se basa en la implantación de toxinas en el cuerpo, nanopartículas controlables en el cerebro, “virus” de armas biológicas, y un cierto número de otros venenos. 


Estos sistemas operativos inyectados están destinados a permitir el control de grandes poblaciones, y esta tecnología ya existe, gran parte de la cual es aún desconocida para el ciudadano medio, y la mayoría de los demás también. Además de todo esto, muchos millones podrían morir a causa de los posibles  efectos adversos de estos patógenos invasivos que podrían causar un gran daño durante meses y años, paralizando prácticamente a toda la población y también a las generaciones futuras.

En estas circunstancias, el control de la población mediante el democidio, que ya ha comenzado, se hará más evidente en un futuro no muy lejano, y todo se achacará a uno u otro falso “virus” que se dirá que ha mutado, dando lugar a continuas inyecciones de veneno. La eugenesia nunca lo tuvo tan fácil, ya que la gente hace cola para morir.

La histeria se ha instalado, los niños están siendo destruidos mental y físicamente, y la depresión masiva es ahora común. Con esto viene la desesperación, el suicidio, la agresión y, por supuesto, la psicosis. Esto es ciertamente una “nueva normalidad”, pero es la creación por parte del estado de una nueva normalidad para que la clase dominante pueda tomar todo y controlar todo.

No hay peligro real, no hay un “virus”, no hay una pandemia, pero hay una enfermedad y una muerte extremas debido a todos los mandatos del Estado que generan un miedo masivo, y diezman nuestros sistemas inmunitarios.


Las asociaciones fascistas del gobierno con la industria farmacéutica, el complejo industrial militar, las fundaciones libres de impuestos, los gigantes de la tecnología, y su control sobre toda la política monetaria, han permitido a estos pocos tiranos malvados la capacidad de capturar y aterrorizar a más de 300 millones de personas en este país, y casi 8 mil millones en todo el mundo.

Si esto le parece tan absurdo como a mí, entonces tal vez en lugar de ser voluntariamente un esclavo obediente, tendrás que despertar, y finalmente decidirás protegerte a ti mismo y a su familia de este flagelo merodeador llamado gobierno.

¡Las cosas nunca cambiarán a menos que tú las cambies! (NT o que tú cambies y al fin te vuelvas a Dios por ayuda, entonces serás capaz de todo)

henrymakow

El bien contra el mal es una batalla entre Dios, Mi Padre Eterno y Satanás. Así de simple

29 de agosto del 2012

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

Mi muy querida y amada hija, la batalla comienza ahora.

Por cada ley para humillar a alguien, aprobada por las naciones que se oponen a las Leyes de Dios, las fuerzas del castigo arremeterán contra ellos por Mano de Mi Padre.

Cada ofensa (ultraje) fatal, llevada a cabo en desafío de las Leyes de Dios, será atacada y las naciones sufrirán por sus pecados.

Así como la Misericordia de Dios es grande y cubrirá la extensión más amplia posible, para salvar almas, así también será el castigo de Dios desatado para detener la difusión del mal.

El bien en contra del mal, es una batalla entre Dios, Mi Padre Eterno y Satanás. Así de simple.

Aquéllos quienes siguen las Leyes de Dios serán sostenidos.

Aquéllos por quienes ellos rezan y ofrecen sacrificios personales en expiación por sus pecados, serán tratados con indulgencia.

Aquéllos que rehúsan a seguir a Dios, a pesar de conocer la Verdad y quienes  infestan a otras almas, por medio de leyes perversas que ellos establecen entre sus naciones, serán castigados.

Habrá muchas tormentasinundaciones y terremotos por delante.

Por cada insulto en contra de Dios, se encontrará con resistencia intensa para que, con el tiempo, la purificación se haga y pueda ser cumplida.

Nunca olvidéis que el amor por Dios debe de provenir del corazón.

Negad la Palabra de Dios, y sufriréis por esto.

El amor por Dios, debe ser puro. El temor a Dios es una parte natural de la afinidad por la majestad del Creador de todas las cosas y es parte de este amor.

El respeto por las Leyes de Dios debe ser mostrado.

Cuando el respeto esté ausente y cuando el hombre se burle de las Leyes de Dios, lo cual corrompe a la Humanidad, la Ira de Mi Padre será desatada.

Vuestro Jesús

Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a29-ago-2012/

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: