Vigan贸: Prohibici贸n en San Pedro y el c贸mplice silencio de los prelados

Querido Ej茅rcito Remanente, nos complace compartir con vosotros esta carta recibida del arzobispo Carlo Maria Vigan貌 sobre la prohibici贸n de celebrar misas individuales en San Pedro. Disfruten la lectura.


La Iglesia, Cuerpo M铆stico de Cristo, se acerca a su Pasi贸n, para colmar los sufrimientos de su Cabeza en sus propios miembros. 

EXIVIT DE TEMPLO

Sobre la escandalosa prohibici贸n de las Santas Misas Privadas en la Bas铆lica de San Pedro en el Vaticano

Jesus autem abscondit se, et exivit de templo

Juan 8,59

El 12 de marzo, con ordenanza sin firma, sin n煤mero de registro y sin destinatario, la Secci贸n Primera de la Secretar铆a de Estado prohibi贸 la celebraci贸n de misas privadas en la Bas铆lica de San Pedro en el Vaticano, a partir del Primer Domingo de Pasi贸n. En los d铆as siguientes, los cardenales Raymond L.Burke, Gerhard L. M眉ller, Walter Brandm眉ller, Robert Sarah y Giuseppe Zen expresaron su motivado desconcierto ante esta decisi贸n, que, por la forma ritual en la que fue redactada, sugiere una orden expl铆cita de Jorge Mario Bergoglio.

La doctrina cat贸lica nos ense帽a cu谩l es el valor de la Santa Misa, cu谩l es la gloria dada a la Sant铆sima Trinidad, cu谩l es el poder del Santo Sacrificio por los vivos y por los muertos. Tambi茅n sabemos que el valor y la eficacia de la Santa Misa no dependen del n煤mero de fieles que la asistan ni de la dignidad del celebrante, sino de la reiteraci贸n incruenta del Sacrificio de la Cruz por parte del sacerdote celebrante, que act煤a in persona Christi. y en nombre de toda la Santa Iglesia: elicipiat Dominus sacrificium de manibus tuis, ad laudem et gloriam nominis sui; ad utilitatem quoque nostram totiusque Ecclesiae suae sanctae.

La escandalosa decisi贸n de un funcionario an贸nimo de la Secretar铆a de Estado, f谩cilmente identificable en el innombrable Mons.聽Edgar Pe帽a Parra, lamentablemente representa una explicaci贸n de la pr谩ctica de las di贸cesis en todo el mundo: durante sesenta a帽os las desviaciones doctrinales introducidas por el Vaticano II han insinuado que la Misa sin gente no tiene valor, o que tiene menos valor que una concelebraci贸n o un anuncio. Misa a la que asisten los fieles.聽Las normas lit煤rgicas posconciliares proh铆ben la erecci贸n de varios altares en la misma iglesia y prescriben que durante la celebraci贸n de una misa en el altar mayor no se celebren otras misas en los altares laterales.聽De Montini聽Missale Romanum聽s铆聽prev茅 incluso un rito espec铆fico para el聽populo sine Missa, en el que se omiten los saludos – por ejemplo el聽Dominus vobiscum聽o el聽Orate, fratres聽– como si, adem谩s de los presentes, la Corte celestial y las almas del purgatorio no asistieran al Sacrificio Eucar铆stico.聽Cuando un sacerdote se presenta en cualquier sacrist铆a del orbe pidiendo poder celebrar la Misa – no lo digo en el rito tridentino, sino tambi茅n en el reformado – siempre oye una respuesta de que puede sumarse a la concelebraci贸n ya prevista, y en todo caso se le mira con recelo, si pide poder celebrar sin tener fieles a cuestas.聽De nada sirve objetar que la misa privada es un derecho de todo sacerdote: la聽moda masculina聽conciliar sabe ir mucho m谩s all谩 de la letra de la ley para aplicar el聽esp铆ritu del Vaticano II, manifestando su verdadera naturaleza.

Por otro lado, la Misa reformada fue modificada para atenuar, silenciar o negar expl铆citamente aquellos dogmas cat贸licos que constituyen un obst谩culo al di谩logo ecum茅nico: hablar de los cuatro prop贸sitos de la Misa se considera escandaloso, porque esta doctrina perturba a quienes niegan la latreutica, valor propiciatorio, de acci贸n de gracias e impetratorio del Santo Sacrificio, definido por el Concilio de Trento.

Para los modernistas no hay nada m谩s detestable que la celebraci贸n contempor谩nea de varias misas, as铆 como la celebraci贸n del coram Sanctissimo (es decir, frente al tabern谩culo colocado sobre el altar) es intolerable . Para ellos, la Santa Misa es una cena, una fiesta de convivencia y no un sacrificio: por eso el altar es reemplazado por una mesa y el tabern谩culo ya no est谩 sobre el altar, trasladado a “un lugar m谩s adecuado para la oraci贸n y recuerdo “; por eso el celebrante se dirige al pueblo y no a Dios.

La ordenanza de la Secretar铆a de Estado, m谩s all谩 de la falta de respeto a los C谩nones de la Bas铆lica y la hip贸crita maniobra de la ausencia de firma y protocolo, representa s贸lo la 煤ltima confirmaci贸n de un hecho que obviamente no quiere ser admitido ni opuesto por quienes si bien con buenas intenciones, persisten en considerar los actos individuales sin querer enmarcarlos en el contexto m谩s amplio del llamado postconciliar., a la luz de los cuales incluso los cambios m谩s insignificantes adquieren una coherencia inquietante y demuestran el valor subversivo del Vaticano II. Lo cual, es cierto, reitera con palabras el valor de la misa privada -como recuerda Su Eminencia Burke en su reciente discurso- pero de hecho la convirti贸 en prerrogativa de algunos “nost谩lgicos” condenados a la extinci贸n o exc茅ntricos grupos de fieles. La suficiencia con que los liturgistas pontifican sobre estos temas es indicativa de una intolerancia hacia todo lo que sobrevive al catolicismo en el cuerpo eclesial torturado. Siempre en esta l铆nea, Bergoglio puede negar impunemente a Mar铆a Sant铆sima el t铆tulo de Mediadora y Corredentora, con la 煤nica intenci贸n de complacer a los luteranos, seg煤n los cuales los “papistas” idolatran a una mujer y niegan que Jesucristo es el solo Mediador.

Hoy, la prohibici贸n de las misas privadas en San Pedro legitima los abusos de las otras bas铆licas e iglesias del Orbe, donde esta prohibici贸n ya llevaba d茅cadas en vigor aunque nunca se hab铆a formulado expl铆citamente. Y es a煤n m谩s significativo que este abuso sea impuesto por un acto aparentemente oficial, en el que la autoridad de la Secretar铆a de Estado debe silenciar, con asombro, a quienes desean seguir siendo cat贸licos a pesar de los esfuerzos de la actual Jerarqu铆a en sentido contrario. Pero los que incluso antes de Benedicto XVI quisieron celebrar la Santa Misa en San Pedro no tuvieron una vida f谩cil y fueron expulsados 鈥嬧媎el templo, como un vitandus excomulgado , si tan solo se atreviera a celebrar el Novus Ordo en lat铆n; entonces no hablemos del rito tridentino.

Por supuesto, para los neomodernistas se pueden prohibir las misas privadas y tambi茅n se intentar谩 derogar el Motu proprio Summorum Pontificum porque -como admiti贸 recientemente “Max Beans”, uno de los cortesanos m谩s celosos de Santa Marta – la liturgia tridentina presupone un doctrina que se opone intr铆nsecamente a la teolog铆a conciliar. Pero si hemos llegado al esc谩ndalo de la prohibici贸n de las misas privadas en San Pedro, tambi茅n se lo debemos al modus operando de los Novator, que avanzan paso a paso aplicando los principios de la “ventana de Overton” en los campos lit煤rgico, doctrinal y moral. Reconozc谩moslo: estos gui帽os indecentes a los herejes y cism谩ticos responden a una estrategia dirigida a las sectas no cat贸licas que encuentra su culminaci贸n en la estrategia m谩s amplia dirigida a las religiones no cristianas y las ideolog铆as neopaganas que imperan en la actualidad. Esta es la 煤nica manera de entender esta voluntad deliberada de complacer a los enemigos de Cristo, de complacer al mundo y a su pr铆ncipe.

Desde esta perspectiva, conviene leer las proyecciones de animales en la fachada de la Bas铆lica Vaticana; la entrada del 铆dolo de la Pachamama llevado a hombros por obispos y cl茅rigos; la ofrenda dedicada a la Madre Tierra colocada en el altar de la Confesi贸n durante una Misa presidida por Bergoglio; la deserci贸n del altar papal por quien rechaza el t铆tulo de Vicario de Cristo; la supresi贸n de las celebraciones con el pretexto de la pandemia y su sustituci贸n por ceremonias que recuerden el culto a la personalidad de los reg铆menes comunistas; la plaza completamente sumergida en la oscuridad para alinearse con los nuevos ritos de la ecolog铆a globalista. Este moderno becerro de oro espera el regreso de un Mois茅s que desciende del Sina铆 y restaura a los cat贸licos en la verdadera Fe despu茅s de haber expulsado a los nuevos id贸latras, seguidores del Arrone de Santa Marta. Y no os atrev谩is a hablar de misericordia o de amor: nada est谩 m谩s alejado de la Caridad que la actitud de quien, representando la autoridad de Dios en la tierra, abusa de ella para confirmar en error las almas que Cristo le ha confiado la orden de alimentarlas. El pastor que deja abierto el redil e incita a las ovejas a dejarlo envi谩ndolas a las fauces de los lobos rapaces es mercenario y aliado del Maligno, y tendr谩 que rendir cuentas al Pastor Supremo.

Ante este en茅simo esc谩ndalo, podemos constatar con consternaci贸n el t铆mido y c贸mplice silencio de los prelados: d贸nde est谩n los dem谩s cardenales, d贸nde est谩 el arcipreste em茅rito de la bas铆lica, d贸nde est谩 el cardenal Re, que como yo celebraba desde hace a帽os, a diario, su 驴Misa privada en San Pedro? 驴Por qu茅 ahora guardan silencio ante tanto abuso?

Como tambi茅n ocurre en el 谩mbito civil con motivo de la pandemia y la violaci贸n de los derechos naturales por parte de la autoridad temporal, as铆 tambi茅n en el 谩mbito eclesi谩stico la dictadura necesita sujetos sin columna vertebral y sin ideales para imponerse. En otros tiempos, la Bas铆lica Vaticana habr铆a sido asediada por sacerdotes, las primeras v铆ctimas de esta odiosa tiran铆a que tiene la impronta de pretender ser democr谩tica y sinodal. Dios no permita que el infierno en la tierra que se est谩 instalando en nombre del globalismo no sea m谩s que la consecuencia de la pereza y el miedo, de hecho, de la traici贸n de muchos, demasiados cl茅rigos y laicos.

La Iglesia, Cuerpo M铆stico de Cristo, se acerca a su Pasi贸n, para colmar los sufrimientos de su Cabeza en sus propios miembros. Que estos d铆as que nos separan de la Resurrecci贸n de nuestro Redentor sean un acicate para la oraci贸n, la penitencia y el sacrificio, para que podamos unirnos a la Sant铆sima Pasi贸n de Nuestro Se帽or en un esp铆ritu de expiaci贸n y reparaci贸n, seg煤n la doctrina de la Comuni贸n de los Santos. que nos permite, en el v铆nculo de la verdadera Caridad, hacer el bien a nuestros enemigos e invocar de Dios la conversi贸n de los pecadores: incluso de los que la Providencia nos ha impuesto como Superiores temporales y eclesi谩sticos.

+ Carlo Maria Vigan貌, arzobispo

31 de marzo de 2021

Feria Quarta Hebdomadae Sancta

Traducido por Ej茅rcito Remanente 馃徆


La Coronaci贸n de Espinas en Mi Crucifixi贸n es simb贸lica

13 de Noviembre, 2012  

Mensaje del Libro de la Verdad 馃徆

Mi muy querida hija, la coronaci贸n de espinas en Mi Crucifixi贸n es simb贸lica para los tiempos finales.

As铆 como la Iglesia es Mi Cuerpo en la tierra, as铆 tambi茅n ser谩 coronada con las espinas de la flagelaci贸n, como lo fu茅 durante Mi camino al Calvario. La Corona de Espinas representa la Cabeza de Mi Iglesia Santa en la tierra. El Papa Benedicto sufrir谩 mucho cuando sea perseguido por decir la Verdad.

脡l ser谩 aplastado, como Jefe de Mi Iglesia, y no se mostrar谩 misericordia con 茅l. La oposici贸n se instalar谩 r谩pidamente en cuanto 茅l sea declarado incompetente.

Los que dir谩n ser m谩s modernos en su enfoque a las formas apost贸licas lo abofetear谩n y ridiculizar谩n sus palabras. Luego el Jefe de Mi Iglesia ser谩 sustituido por el Jefe de la Serpiente.

La flagelaci贸n que padec铆 durante Mi Crucifixi贸n ser谩 ahora repetida en Mi Iglesia Cat贸lica. La serpiente se mueve r谩pidamente, ya que tratar谩 de devorar Mi cuerpo –Mi Iglesia en la tierra. Despu茅s todas las Iglesias Cristianas ser谩n confundidas en los preceptos y obligadas a honrar al falso profeta como la mano derecha de la bestia.

Aunque muchos de vosotros pudiereis estar temerosos, recordad que vuestras oraciones est谩n retrasando estas cosas, y en muchos casos est谩n mitigando tales circunstancias.

Oraciones, y en abundancia, demorar谩n y debilitar谩n el trabajo del maligno en la tierra.

Este es el ant铆doto para la persecuci贸n planeada por el grupo maligno que es  gobernado por Satan谩s. Con la conversi贸n y vuestras oraciones, Mis disc铆pulos, mucho puede ser derrocado. La oraci贸n puede destruir esta maldad. La oraci贸n puede y va a convertir a la humanidad. Entonces, si me siguen suficientes almas, todo ser谩 f谩cil. Despu茅s la transici贸n a Mi Nuevo Para铆so ser谩 m谩s f谩cil.

Vuestro Jes煤s

Leer m谩s: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a13-nov-2012/

A %d blogueros les gusta esto: