Francisco promueve un experimento prohibido en seres humanos

Utiliza el eslogan «vacuna para todos» y afirma hipócritamente que quienes no se vacunen pecan contra los demás porque representan una amenaza para ellos.

En el tiempo de la Cuaresma, los cristianos contemplan el gran sufrimiento de nuestro Salvador por nuestros pecados. También reflexionan sobre su propia muerte, el juicio de Dios y la eternidad. 

Sin embargo, en estos días el mundo entero está expuesto a una campaña frenética que impone la fatalmente peligrosa vacunación con una vacuna de ARN mensajero relacionada con una pandemia intencionada. La mayor tragedia es que aunque la vacuna no probada es un experimento prohibido en seres humanos y un crimen contra la humanidad, es promovida por muchos obispos, teólogos y médicos católicos, que abusan de la autoridad eclesiástica. Todos se refieren al llamado papa Francisco, quien también obligó a los empleados del Vaticano a vacunarse bajo la amenaza del despido. Al hacerlo, sentó un precedente pernicioso para la Iglesia y el mundo.

Ayer en la Misa de Pascua de Resurrección, el Falso Profeta pidió agilizar la vacunación:

Utiliza el eslogan «vacuna para todos» y afirma hipócritamente que quienes no se vacunen pecan contra los demás porque representan una amenaza para ellos. Los expertos no solo lo niegan, sino que también han publicado los resultados de un estudio según el cual quienes reciben la vacuna de ARN mensajero se vuelven peligrosos para los demás y deben ser aislados. La Biblia advierte que el castigo por dejarse implantar un chip es el lago de fuego. 

La serie planificada de las vacunas es parte de un proceso para implantar chips en los humanos. (…)

«Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciara un evangelio diferente del que os hemos anunciado, ¡sea anatema! Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguien os predica un evangelio diferente del que habéis recibido, sea anatema» (Ga 1, 8-9).

Religión, La Voz Libre

Dios Padre: La batalla ahora se enfurece entre Mi jerarquía y el dominio de la bestia

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

12 de marzo, 2013 (del día anterior a la elección de Francisco)

Mi queridísima hija, el Cielo llora de pena en este día terrible, predicho desde hace mucho tiempo.

Toda la humanidad enfrentará el mayor engaño de todos, el cual ha sido perpetrado por la bestia.

Las lágrimas de Mi Hijo, cuya muerte en la Cruz dio la libertad a Mis hijos, ahora caen en agonía, sobre todo el mundo en este momento.

Mi Ira está contenida en este momento, pero Mi Furia es grande. Muy pronto el engaño se pondrá de manifiesto a todos los nombrados por Mi Hijo para guiar  Su rebaño en la tierra.

La batalla ahora se enfurece entre Mi jerarquía y el dominio de la bestia. Será doloroso, pero pronto, el castigo, que seguirá a la perversa persecución, conspirada por el enemigo y sus secuaces, exterminará la podredumbre.

Hago una llamada a todos Mis hijos para que regreséis a Mi Hijo y pongáis toda vuestra confianza en Él en este momento.

Sed valientes, Mis pequeños, porque este dolor será de corta duración. A los que siguen a la bestia y al falso profeta se les dará entendimiiento, por el Poder de Mi Mano, con el fin de traerlos de vuelta al Corazón de Mi Hijo. Si ellos rechazan este Don, entonces están perdidos y sufrirán el mismo tormento, que enfrentará el impostor quien será arrojado al abismo por la eternidad.

La coronación del falso profeta, será celebrada por grupos masónicos en todos los rincones quienes planean las etapas finales para la persecución de todos Mis hijos.

Los que van a celebrar con él y quienes lo hacen por ignorancia, con el tiempo, sentirán aún más dolor que quienes ya conocen la Verdad.

Esperad ahora, con valentía y esperanza, porque todo esto tiene que suceder antes de que el Glorioso Reino de Mi Hijo sea manifestado.

Debéis prometer vuestra lealtad a Mi amado Hijo en todo momento y negarse a aceptar las mentiras. Si, y cuando, se os pida participar en una nueva Misa sabed que será la maldición más grande jamás infligida por Satanás en contra de Mis hijos.

Sabed que el Cielo os guiará y que, al aceptar el dolor con dignidad, ayudaréis a Mi Hijo a cumplir con la alianza final.

Vuestro Amado Padre,

Dios el Altísimo

Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/products/a12-mar-2013-dios-padre-la-batalla-ahora-se-enfurece-entre-mi-jerarquia-y-el-dominio-de-la-bestia/

A %d blogueros les gusta esto: