Hace falta volar como las aguílas -Es tiempo de Gigantes

Desde México, de la mano del Lic. Miguel Angel Cornejo nos llega este impresionante mensaje para volar alto como las aguílas porque somos hijos de Dios

🏹 Isaías 40

21 ¿No lo saben acaso? ¿Nunca lo han escuchado? ¿No se les anunció desde el principio? ¿No han comprendido cómo se fundó la tierra?

22 El está sentado sobre la cúpula de la tierra, donde los habitantes son como langostas. El extiende los cielos como un tul, los despliega como una carpa para habitar en ellos.

23 El aniquila a los soberanos y reduce a nada a los árbitros de la tierra:

24 apenas plantados, apenas sembrados, apenas su tallo echa raíz en la tierra, él sopla sobre ellos y se secan, y el huracán se los lleva como paja.

25 «¿A quién me va a asemejar, para que yo me iguale a él?» dice el Santo.

26 Levanten los ojos a lo alto y miren: ¿quién creó todos estos seres? El que hace salir a su ejército uno por uno y los llama a todos por su nombre: ¡su vigor es tan grande, tan firme su fuerza, que no falta ni uno solo!

27 ¿Por qué dices Jacob, y lo repites tú, Israel: «Al Señor se le oculta mi camino y mi derecho pasa desapercibido a mi Dios?

28 ¿No lo saben acaso? ¿Nunca lo has escuchado? El Señor es un Dios eterno, él crea los confines de la tierra: no se fatiga ni se agota, su inteligencia es inescrutable.

29 El fortalece al que está fatigado y acrecienta la fuerza del que no tiene vigor.

30 Los jóvenes se fatigan y se agotan, los muchachos tropiezan y caen.

31 Pero los que esperan en el Señor renuevan sus fuerzas, despliegan alas como las águilas; corren y no se agotan, avanzan y no se fatigan.

A %d blogueros les gusta esto: