Ayudas de los Ángeles de la Guarda

En estos Últimos Tiempos, Dios está preparando a Su Ejército del Cielo, los ángeles, así como prepara a Su Ejército en la Tierra, para destruir a la Bestia.

EL ÁNGEL MECÁNICO

Un sacerdote amigo mío, me contó algo que él conocía muy bien de boca del propio protagonista. Un día, un sacerdote venezolano iba en su coche con una religiosa a visitar una familia fuera de la ciudad. En cierto momento, el coche se detuvo y no podía arrancar. Era un camino poco transitado. Rezaron, pidiendo ayuda, e invocaron a sus ángeles. Al poco tiempo, aparece por el camino otro coche. El chofer se baja para ver si podía ayudar en algo. Mira el motor, mueve algo y comienza a funcionar. Cuando el sacerdote comienza a arrancar el coche, mira hacia atrás y el otro coche ya no estaba. ¿Qué había pasado? Pensaron que su ángel había venido a ayudarles.

EL ÁNGEL BOMBERO

En la vida de la venerable Sor Mónica de Jesús, agustina recoleta, cuentan los testigos en el proceso de beatificación: En el incendio que ocurrió en el convento de la Magdalena el año 1959 y que amenazaba destruir el convento, ya que ardieron 400 cargas de leña, que se encontraban en el depósito, las llamas eran espantosas y dificultaban totalmente el que pudieran actuar los bomberos, ya que las llamas y el humo impedían el poder penetrar para poder introducir la manguera que llevara el agua necesaria para sofocar el incendio, que cada vez era más grande. 

En estas circunstancias, se presentó en el convento un joven de unos quince años, aproximadamente, con camisa verde. Este chico se puso un pañuelo en la boca y arrastró consigo la manguera con la que pudo introducir el agua necesaria. Todas las personas que estábamos allí, tanto religiosas como seglares, que habían entrado para ayudarnos a sofocar el incendio, pudimos comprobar la presencia de este muchacho al cual no conocíamos ni vimos después. Después de unos días, y comentando las religiosas quién podría ser aquel muchacho, Sor Mónica nos dijo que no sabríamos nunca quién fue. Todas tuvimos la convicción de que se trataba de un fenómeno sobrenatural y que aquel muchacho sería el ángel de la guarda de Sor Mónica.

EL ÁNGEL MENDIGO

San Felipe Neri andaba un día por las calles de Roma y un pobre se le acercó a pedirle limosna. El santo hizo ademán de darle las pocas monedas que tenía, cuando el otro, excusándose y sonriendo, le dijo: Quería sólo ver lo que tú sabes hacer, y desapareció. Más tarde, comunicó a sus amigos sacerdotes que el mendigo era su ángel custodio, que se le había aparecido así para darle a entender cuán grata es a Dios y a sus ángeles la caridad con los pobres.

EL ÁNGEL MISIONERO

La Venerable Sor María de Jesús de Ágreda (1602-1665) en su famoso libro Mística Ciudad de Dios, habla de cómo iba frecuentemente a evangelizar a los indios de México, aunque no sabía si era personalmente o por medio de su ángel. Dice:

Para juzgar que iba realmente, era que yo veía los reinos distintos, y sabía sus nombres y que se me ofrecían al entendimiento distintamente; que veía las ciudades y conocía la diferencia de la tierra y que el temple y calidad era diferente, más cálido, las comidas más groseras y que se alumbraban con luz como de tea. Yo los amonestaba y declaraba todos los artículos de la fe y los animaba y catequizaba, y lo admitían ellos y hacían como genuflexiones. En una ocasión, me parece, di a aquellos indios unos rosarios; yo los tenía conmigo y se los repartí y los rosarios no los vi más. El modo a que yo más me arrimo y que más cierto me parece fue aparecerse un ángel allí en mi figura y predicarlos y catequizarlos y mostrarme acá a mí el Señor lo que pasaba para el efecto de la oración, porque el verme a mí allá los indios fue cierto.

También conocía las guerras que tenían y que no peleaban con armas como las de acá, sino con instrumentos para tirar piedras a la traza de hondas y con ballestas y cuchillos de fuste… Serían quinientas veces, y aún más de quinientas, las que tuve conocimiento de aquellos reinos, de una manera o de otra, y las que obraba y deseaba su conversión, que el cómo y el modo no es fácil saberse y que, según los indios dijeron de haberme visto, o fue ir yo o algún ángel en mi figura. Esto del reino y las cosas exteriores duraron sólo tres años.

¡Qué hermoso, si nuestro ángel pudiera tomar nuestra figura con el permiso de Dios y poder ir a evangelizar y bendecir y dar cariño a tanta gente necesitada de Dios y de amor!

En estos Últimos Tiempos, Dios está preparando a Su Ejército del Cielo, los ángeles, así como prepara a Su Ejército en la Tierra, para destruir a la bestia

-del libro del P Ángel Peña sobre los ángeles

Preparo Mi ejército en los Cielos, exactamente como preparo Mi ejército en la Tierra

6 de Noviembre, 2012 

🏹 Mensaje del Libro de la Verdad

La jerarquía de todos los ángeles del cielo se reúnen en los cuatro ángulos de la tierra en este momento. Se preparan para el embate de castigos, los cuales serán desatados sobre la humanidad.

Todas estas cosas tienen que acontecer –tormentas, guerras, hambre y las dictaduras– caerán sobre la tierra mientras la batalla comienza, como fué predicho.

La tierra temblará en los cuatro ángulos del globo terraqueo y muchos se conmocionarán, porque no habrán visto tal confusión desplegándose ante ellos.

Vosotros, hijos Míos, estáis en los últimos tiempos y el período que queda será difícil. Aquéllos de vosotros que me son leales, y quienes ponen toda su confianza en Mí, resistirán estas turbulencias.

Mucho cambio brotará en el mundo y para aquéllos de vosotros que conocéis la Verdad, agradecedlo. Os daréis cuenta que, mientras esto significa el fin de los tiempos como lo habéis conocido hasta ahora, también será el tiempo, como fué predicho, para anunciar un nuevo comienzo. Un inicio nuevo. Un nuevo Paraíso en la tierra.

Esto quiere decir libertad, hijos. Seréis llevados rápidamente entre Mis Brazos a la espera de la nueva morada que he creado cuidadosamente para todos vosotros.

Los tiempos serán difíciles de soportar para muchos, pero sólo aquéllos que aceptan la Verdad perseverarán y prosperarán, porque ellos serán protegidos.

Mi Sello debe ser compartido. Mi Amor debe darse a conocer a cada hijo Mío, de todas las religiones, credos y, sobre todo, a aquéllos que no me conocen, así como a aquéllos que rechazan Mi Existencia.

Preparo Mi ejército en los Cielos, exactamente como preparo Mi ejército en la tierra.

Juntos, lucharemos contra la maldad, la cual está a punto de ser introducida por cada nación sobre sus personas indefensas.

Si os levantáis y os negáis a aceptar la Marca de la Bestia, Yo os protegeré.

Centros, organizados por Mis profetas en los últimos años, brotarán, cada uno como un oasis en el desierto. Aquí seréis capaces de prometer vuestra lealtad a Mí, vuestro Padre. Aquí podréis reuniros para orar por las almas de aquéllos que serán perdidos  bajo el poder del Anticristo.

Orad, orad, orad. Vuestro tiempo ha sido asignado y la Segunda Venida de Mi Hijo se llevará a cabo pronto.

Sólo Yo, vuestro amado Padre, conoce esta fecha. Incluso Mi precioso Hijo, Jesucristo, no la conoce. Pero sabed esto:

Mientras vosotros estáis siendo preparados mediante ésta, y otras Misiones, esto será anunciado inesperadamente, cuando sea para muchos demasiado tarde para volver. Y en vez de esto, ellos huirán.

Sed fuertes, hijos Míos. Mi plan es destruir a la bestia y salvar a cada uno de Mis hijos. Vuestras oraciones pueden ayudarme a salvar a cada alma preciosa.

Dios el Altísimo

Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a06-nov-2012/

A %d blogueros les gusta esto: