Emmanuel -Homenaje a Juan Pablo II el Grande

El Papa de los j贸venes. El Papa de Mar铆a. “Totus Tuus Mar铆a” “Estamos ahora 鈥揹ijo entonces Wojtyla- ante la confrontaci贸n hist贸rica m谩s grande que la humanidad jam谩s haya pasado. Estamos ante聽la contienda final entre la Iglesia y la anti-iglesia, el Evangelio y el anti-evangelio. Esta confrontaci贸n descansa dentro de los planes de la Divina Providencia y es un reto que la Iglesia entera tiene que aceptar”.

Si Feij贸o derriba un monumento a la memoria de Juan Pablo II, el Ej茅rcito Remanente lo lleva en el coraz贸n.

Por su actualidad lo reproduzco a continuaci贸n:

Las hemerotecas son una fuente prodigiosa de tesoros documentales.

Me dispongo a rescatar ahora las palabras pronunciadas por el entonces cardenal Karol Wojtyla ante el Congreso Eucar铆stico de Pennsylvania, en 1977.

Son palabras muy duras, apocal铆pticas, que tal vez nos ayuden a comprender sin alarmismos, pero tambi茅n sin un exceso de ingenuidad que relaje nuestro esp铆ritu en Dios pensando que no va a ocurrir nada, el futuro que aguarda a los cat贸licos.

“Estamos ahora 鈥揹ijo entonces Wojtyla- ante la confrontaci贸n hist贸rica m谩s grande que la humanidad jam谩s haya pasado. Estamos ante la contienda final entre la Iglesia y la anti-iglesia, el Evangelio y el anti-evangelio. Esta confrontaci贸n descansa dentro de los planes de la Divina Providencia y es un reto que la Iglesia entera tiene que aceptar”.

Tres a帽os despu茅s, el 18 de noviembre de 1980 para ser exactos, Juan Pablo II revel贸 ya como Papa de la Iglesia la raz贸n por la cual no se difundi贸 el Tercer Secreto de F谩tima en su totalidad.

Sus declaraciones se produjeron en Fulda, Alemania, durante una rueda de prensa al t茅rmino de una reuni贸n del Episcopado alem谩n. A las preguntas de un periodista interesado en saber si era aut茅ntica la versi贸n del Tercer Secreto de F谩tima publicada por el peri贸dico Neues Europa el 15 de octubre de 1963, y deseoso de conocer la raz贸n por la que el Secreto no se hab铆a dado a conocer a todo el mundo en 1960, como pidi贸 la Virgen a sor Luc铆a, el Romano Pont铆fice declar贸, seg煤n public贸 el rotativo alem谩n Stimme des Glaubens: “Por su contenido impresionante, y para no estimular al poder mundial del comunismo a llevar al extremo ciertas injerencias, mis antecesores prefirieron darle una relaci贸n diplom谩tica del secreto. Adem谩s, deber铆a bastar a todo cristiano saber que el secreto habla de que oc茅anos inundar谩n continentes enteros, de que millones de hombres se ver谩n privados de la vida repentinamente, en minutos. Con esto en mente, no es oportuna la publicaci贸n del secreto. Muchos quieren saber s贸lo por curiosidad y sensacionalismo, pero olvidan que el saber lleva consigo tambi茅n la responsabilidad. Ellos pretenden solamente satisfacer su curiosidad, y esto es peligroso. Probablemente ni siquiera reaccionar铆an, con la excusa de que ya no sirve de nada”.

Fue entonces cuando tambi茅n le preguntaron por el futuro de la Iglesia, y Juan Pablo II dijo esto mismo: “Debemos preparamos a sufrir, dentro de no mucho tiempo, grandes pruebas que nos exigir谩n estar dispuestos a perder inclusive la vida y a entregamos totalmente a Cristo y por Cristo. Por vuestra oraci贸n y la m铆a es posible disminuir esta tribulaci贸n, pero ya no es posible evitarla, porque solamente as铆 puede ser verdaderamente renovada la Iglesia. 隆Cu谩ntas veces la renovaci贸n de la Iglesia se ha efectuado con sangre! Tampoco ser谩 diferente esta vez”.

馃洝锔Ej茅rcito Remanente

Muchos papas han sido prisioneros en la Santa Sede, rodeados por grupos mas贸nicos

Mensaje del Libro de la Verdad 馃徆

7 de mayo del 2012


A Mis iglesias de todo el mundo les digo esto.
Sabed que estar茅 siempre junto a vosotros, siempre y cuando proclam茅is Mi Sant铆sima Palabra.


En cuanto a Mi Iglesia Cat贸lica, a pesar de que hab茅is causado tormentos por culpa de vuestros malos pecados, sabed que nos os abandonar茅 nunca, aunque hay谩is pecado. Pero sabed esto.
Vuestra fe en M铆 no es tan fuerte como deber铆a ser. No Me am谩is como una vez lo hicisteis.
Toda la riqueza que acumulasteis puso una distancia entre M铆, vuestro Cristo y Salvador, y los hijos ordinarios de Dios.
Hab茅is ascendido a tales alturas que ya no podr铆a alcanzaros y ofreceros Mi mano para salvaros de la podredumbre que hay en vuestro interior.
Os fue ense帽ada la verdad por parte de Mi Pedro, sobre cuya roca os asentasteis. 驴Y qu茅 hicisteis? Edificasteis gruesos muros de piedra a vuestro alrededor.
Esto cre贸 una falta de comunicaci贸n con respecto a aqu茅llos a quienes necesitabais alimentar con Mi Cuerpo y Sangre para que sus almas pudieran nutrirse.
El respeto que se requer铆a de vosotros al administrar Mi Sant铆sima Eucarist铆a se perdi贸 cuando menospreciasteis Mi Presencia.
Cuando el Vaticano II declar贸 algunas nuevas reglas, 茅stas fueron introducidas por esas fuerzas malignas que habitan en vuestros propios corredores.
Presentaron con astucia nuevas formas de administrar Mi Santa Eucarist铆a que son un insulto para M铆.
Vuestras pretendidamente tolerantes ense帽anzas proclamaron una serie de mentiras, como el rechazo a reconocer el poder del arc谩ngel San Miguel.
脡l es el protector de la Iglesia contra Satan谩s. Esas fuerzas que hay entre vosotros lo sab铆an. Por esa raz贸n, abandonasteis toda oraci贸n pidiendo su intercesi贸n ante M铆 durante la Santa Misa.
Luego perpetrasteis la mayor mentira, que el Infierno no deb铆a ser temido. Que se trataba s贸lo de una met谩fora. Esta mentira, aceptada como verdad por muchos hijos de Dios, ha supuesto la p茅rdida de miles de millones de almas.
C贸mo Me ofend茅is. A esos servidores sagrados y humildes que hay entre vosotros, os pido que volv谩is a Mis ense帽anzas.
No permit谩is jam谩s que las riquezas se acumulen entre vosotros pensando que son aceptables ante Mis ojos.
Las riquezas, el oro y el poder acumulado en Mi nombre ser谩n vuestra ca铆da.
No os pod茅is lucrar de Mi Santa Palabra.
Vosotros hab茅is sufrido por la manera en que Me hab茅is ofendido.
No pens茅is en ning煤n caso que estoy culpando a los muchos papas que se han sentado en la sede de Pedro. Su misi贸n ha sido siempre protegida.
Muchos papas han sido prisioneros en la Santa Sede, rodeados por grupos mas贸nicos que no representan a Dios.
Estos grupos odian a Dios y se han dedicado durante cincuenta a帽os a difundir falsedades acerca de la Misericordia de Dios.
Sus obras han conducido a la Iglesia Cat贸lica al colapso.
No ha sido casual. Ha sido algo tramado astuta y deliberadamente para destruir la fe de la Iglesia. Para destruir el tributo que los cat贸licos ordinarios deben al 煤nico Dios verdadero.
Por esta raz贸n, ahora os ver茅is abocados al desarraigo. Despu茅s del Papa Benedicto, ser茅is dirigidos por M铆 desde el Cielo.


Oh, cu谩nto Me hab茅is hecho llorar.
Hago un llamamiento, a todos Mis siervos sagrados que conozc谩is la verdad, para que os pong谩is de pie y Me sig谩is a M铆, vuestro Jes煤s, y difund谩is la verdad de Mis ense帽anzas en humilde sumisi贸n.
Deb茅is hallar el valor y la fortaleza para levantaros de las cenizas.
Ante todo, rechazad las mentiras que en breve os ser谩n presentadas por el Falso Profeta.
脡l unir谩 a la Iglesia Cat贸lica con otras iglesias, incluso con iglesias paganas, para convertirla en una sola abominaci贸n. Una iglesia mundial sin alma.


Vuestro Jes煤s

Leer m谩s: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a07-may-2012-muchos-papas-han-sido-prisioneros-en-la-santa-sede-rodeados-por-grupos-masonicos/

A %d blogueros les gusta esto: