¿La Plandemia fue profetizada en el Apocalipsis?

por el Hno. Alexis Bugnolo

La verdad de la Sagrada Escritura es tan profunda y divina, que en cada época podemos encontrar en algún pasaje una enseñanza dogmática, moral o profética para nuestro tiempo.

Uno de esos pasajes es el Capítulo 12: 13-17 del Libro del Apocalipsis, de San Juan Apóstol. Y una de esas edades son nuestros propios días.

En el Apéndice de este artículo puede encontrar las versiones griega, latina e inglesa de este pasaje. Citaré la edición en inglés de Douay Rheims, que es la traducción al inglés más autorizada.

Primero, algunos preliminares. En el Libro del Apocalipsis, también conocido como el Libro de las Revelaciones, las imágenes son simbólicas. El Dragón es Satanás. La Mujer es Nuestra Señora o Santa Madre Iglesia. El Niño Jesús es Cristo o el Clero Fiel.

Este pasaje profético comienza con el versículo 13:

[13] Y cuando el dragón vio que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón:

Satanás, después de su expulsión del cielo al principio de los tiempos, fue expulsado por San Miguel Arcángel y ha vagado por la Tierra buscando destruir al Cristo que nacería de la Virgen. Una vez que Cristo fundó la Iglesia, ascendió al cielo para sentarse a la diestra de su Padre, que está en el cielo.

Pero la Santa Madre Iglesia, por ese motivo, fue perseguida por Satanás y sus secuaces. Y así la Iglesia ha sido perseguida desde el primer día, primero por los judíos, luego por los romanos, y en todas las épocas posteriores por hombres malvados, dentro y fuera de ella.

Y así San Juan continúa:

[14] Y le fueron dadas a la mujer dos alas de gran águila, para que vuele al desierto a su lugar, donde se alimenta por tiempo y tiempos, y medio tiempo, del rostro de la serpiente.

En el gran sentido histórico, esto se refiere a la vida de toda la Iglesia, que algunos Padres pensaron que duraría 1260 años, u otros 3,5 milenios, ya que 1260 días son 3,5 años. Pero el cálculo de los días es simbólico para un período de severas pruebas y guerras, y no debe tomarse como numéricamente significativo de ninguna otra manera, normalmente hablando.

Pero lo importante aquí son las imágenes que nos dicen que Dios le dará a la Santa Madre Iglesia un poder angelical para evadir a Satanás y apartarse de su rostro, es decir, de su presencia. Al desierto, a su lugar, que está en una posición de devoción y verdadera fidelidad a Dios, dondequiera que en la Tierra se encuentren Sus hijos. Este pasaje ha inspirado a muchos monjes y ermitaños a huir al desierto o lugares desiertos, pero principalmente significa que debemos romper con todos los valores y mentiras mundanas, y vivir solo para Dios y de una manera santa.

[15] Y la serpiente arrojó de su boca tras la mujer, aguas como un río; para que se la llevara el río.

Y aquí es donde quiero retomar la comparación con nuestros propios días. Las Logias Masónicas han inundado los mundos con mentiras, para ahogar nuestras almas y matar a la Santa Madre Iglesia. Esto es especialmente cierto desde el derrocamiento del Papa Benedicto XVI y aún más cierto en los últimos 15 meses de la Plandemia, cuando todos los medios de comunicación y gobiernos y líderes eclesiásticos repiten las mismas mentiras, afirmando que existe este virus mortal que es responsable de todos. muertes por todas las causas. Un río en el mundo antiguo era la cloaca de la humanidad. Así que aquí junto al agua, imaginamos que hoy diría San Juan, un río de aguas fecales, que es a lo que nos están sometiendo, una cloaca de mentiras.

[16] Y la tierra ayudó a la mujer, y la tierra abrió su boca y se tragó el río que el dragón arrojó de su boca.

Pero es aquí donde deseo hacer una pausa y comentar precisamente sobre este texto.

Porque en la actual Plandemia vemos al mundo Francmasónico intentando crear un Nuevo Orden Mundial basado en su alcantarilla de mentiras: Mentiras dirigidas a hacernos vivir a todos de maneras antinaturales, con máscaras sobre nuestros rostros, lejos del abrazo humano, aislado, aterrorizado y muerte por vacunas.

Pero dado que esta campaña está dirigida contra la naturaleza, tenemos a la propia naturaleza como nuestra aliada. Porque Dios nos creó para respirar, y una máscara es naturalmente molesta. Dios nos creó para estar con los demás, por lo que el aislamiento es aniquilador. Dios nos creó para autocurarnos de las chimeneas invernales, por lo que una vacuna que daña y no hace nada, es molesta o inútil.

Entonces, en este sentido, creo que San Juan Evangelista está hablando de nuestros días, porque la Naturaleza misma viene en nuestra ayuda, incluso si somos demasiado estúpidos para ver las mentiras como mentiras. Nos resulta repugnante seguir observando las Normas Sanitarias.

[17] Y el dragón se enojó contra la mujer, y fue a hacer guerra contra el resto de su descendencia, que guarda los mandamientos de Dios y tiene el testimonio de Jesucristo.

Finalmente, San Juan de esta manera nos promete la victoria contra la Plandemia.  No se puede ganar una guerra contra la naturaleza misma, ya que ninguna organización, ni siquiera toda la humanidad, puede producir una cloaca de mentiras lo suficientemente grande como para que nuestras inclinaciones naturales no la resistan.

Pero este versículo también nos recuerda que la gran Guerra no ha terminado, ni terminará con esta victoria. Y debemos estar preparados para la guerra espiritual que está en curso y se volverá más feroz a medida que nos acerquemos a los Últimos Días.

APÉNDICE

El texto inspirado es el griego original, así que aquí están los versículos 13-17:

13 Καὶ ὅτε εἴδεν ὁ δράκων ὅτι ἐβλήθη εἰς τὴν γῆν, ἐδίωξεν τὴν γυναῖκα ἥτις ἔτεκεν τὸν ἄρρενα. 14 Καὶ ἐδόθησαν τῇ γυναικὶ δύο πτέρυγες τοῦ ἀετοῦ, ἵνα πέτηται εἰς τὴν ἔρημον εἰς τὸν τόπον, ὅπως τρέφηται ἐκεῖ καιρόν, καὶ καιρούς, καὶ ἥμισυ καιροῦ, ἀπὸ προσώπου τοῦ ὄφεως. 15 Καὶ ἔβαλεν ὁ ὄφις ἐκ τοῦ στόματος αὐτοῦ ὀπίσω τῆς γυναικὸς ὕδωρ ὡς ποταμόν, ἵνα αὐτὴν ποταμοιοῃ ποταμοτόπροητον. 16 Καὶ ἐβοήθησεν ἡ γῆ τῇ γυναικί, καὶ ἤνοιξεν ἡ γῆ τὸ στόμα αὐτῆς, καὶ κατέπιεν τὸν ποταμὸν ὃτον ποταμὸν ὃτοβοό. 17 Καὶ ὠργίσθη ὁ δράκων ἐπὶ τῇ γυναικί, καὶ ἀπῆλθεν ποιῆσαι πόλεμον μετὰ τῶν λοιπῶν τοῦ, τῶν τηρούντων τὰς ἐντολὰς τοῦ θεοῦ καὶ ἐχόντων.

Esta es la versión del texto bizantino del griego. compilado por Maurice Robinson y William Pierpont.

Aquí está la versión Vulgate Latina de la misma:

[13] Et postquam vidit draco quod projectus esset in terram, persecutus est mulierem, quae peperit masculum: [14] et datae sunt mulieri alae duae aquilae magnae ut volaret in desertum in locum suum, ubi alitur per tempus et tempora, et dimidium temporis una facie serpentis. [15] Et misit serpens ex ore suo post mulierem, aquam tamquam flumen, ut eam faceret trahi a flumine.

[16] Et adjuvit terra mulierem, et aperuit terra os suum, et absorbuit flumen, quod misit draco de ore suo. [17] Et iratus est draco in mulierem: et abiit facere praelium cum reliquis de semine ejus, qui custodiunt mandata Dei, et habent testimonium Jesu Christi.

Y finalmente, aquí está el inglés, según la versión de Douay Rheims:

Y cuando el dragón vio que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón: [14] Y se le dieron a la mujer dos alas de gran águila, para que volara al desierto a su lugar, donde se nutre durante un tiempo y tiempos, y medio tiempo, del rostro de la serpiente. [15] Y la serpiente arrojó de su boca tras la mujer, aguas como un río; para que se la llevara el río.

[16] Y la tierra ayudó a la mujer, y la tierra abrió su boca y se tragó el río que el dragón arrojó de su boca. [17] Y el dragón se enojó contra la mujer, y fue a hacer guerra contra el resto de su descendencia, que guarda los mandamientos de Dios y tiene el testimonio de Jesucristo. [18] Y él se paró sobre la arena del mar.

From Rome

Vosotros sois Mi Iglesia Remanente. Vosotros sois la Iglesia, referida en el Libro del Apocalipsis

15 de abril de 2012

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

Mi queridísima bienamada hija, sé que algunos de estos mensajes no tienen sentido para tí, pero debes confiar en Mí y saber que Yo debo revelar los contenidos del Libro del Apocalipsis, para que las almas sepan qué esperar en estos tiempos.

Aquellos con una fe pequeña pero que aceptan Mi Palabra, dada a vosotros por esta profeta, sabed que vuestra humildad y deseo, nacido de puro amor por Mí, os ha traído más cerca de Mi Sagrado Corazón.

Vosotros sois Mi Iglesia Remanente. Vosotros sois la Iglesia, referida en el Libro del Apocalipsis.

Vosotros sois el producto de la mujer que dió a luz a un varón y que fue arrojada al desierto, en donde estaréis aislados, aunque unidos como úno solo, para proclamar Mi Santa Palabra y predicar los verdaderos Evangelios.

La mujer da a luz a Mi verdadera Iglesia, Mi rebaño leal, que no será engañado por el Falso Profeta.

Vosotros, Mi Iglesia, serán arrojados a un lado dentro del desierto, durante 1,260 días, en donde os refugiaréis, pero con el Don del Espíritu Santo, seréis alimentados con los frutos de Mi amor.

Serán los miembros leales de Mis Iglesias Cristianas, incluyendo a Mis siervos consagrados  y a aquellos de Mis seguidores que rechacen al Falso Profeta, quienes tendrán que mantener Mi Iglesia junta.

Vosotros tendréis que honrarme en secreto, porque la Misa cambiará más allá del reconocimiento bajo el gobierno del Falso Profeta.

Vosotros sóis Mis verdaderos seguidores y todas las gracias del Cielo están siendo derramadas sobre vuestras preciosas almas.

Cómo os amo hijos y cómo aliviáis Mi sufrimiento. Pero cuánto dolor hay en Mi corazón a causa de  aquellos de Mis seguidores que rehusarán escucharme.

Ellos serán atraídos en una red, por el Falso Profeta, dentro de las tinieblas y Yo no los puedo salvar.

Por su propia voluntad, ellos Me abofetearán en la cara.

Mi Iglesia Remanente necesitará difundir la Palabra a Mis otros hijos, incluyendo a aquellos que no me conocen de nada.

Vosotros, Mi Iglesia Remanente, necesitaréis proclamar Mis profecías y Mi Santa Palabra a aquellos, que no son Cristianos o que no conocen los Diez Mandamientos.

Vuestra labor será asegurar que la Santa Biblia sea leída y entendida.

Dependerá de vosotros informar al mundo del sentido completo de los sellos contenidos en el Libro del Apocalipsis, el cual Yo revelaré a María Divina Misericordia.

Los Dos Testigos en el Libro del Apocalipsis:

Vosotros, Mis seguidores, sois uno de los Dos Testigos referidos en el Libro del Apocalipsis y quienes estaréis protegidos desde los Cielos.

Mi Palabra, dada a vosotros, Mi Iglesia Remanente, puede ser desechada como un cadáver, pero Mi Palabra nunca morirá.

Los Judíos serán el segundo de los Dos Testigos.

Las dos lámparas son Mis Iglesias Cristianas, la tradicional y verdadera Iglesia y aquellos seguidores Míos, que serán desechados por el Falso Profeta.

Los dos Árboles de Olivo, son el Antiguo Jerusalén Israel y el Nuevo Israel.

Ellos, los judíos, sabrán por fin que Yo soy el Mesías, y su prédica de la Verdad será también desechada y expulsada por el Falso Profeta y el Anticristo, para pudrirse como un cadáver. De nuevo, ésta raza elegida no morirá.

Ambos se sentirán derrotados, pero esto no será así porque formaréis, junto con otras religiones, la única Iglesia verdadera – la Nueva Jerusalén – la cual se levantará de las Cenizas.

Vosotros sobreviviréis la terrible y malvada monarquía, que surgirá bajo el dual liderazgo del Falso Profeta y el Anticristo, ambos, los cuales serán arrojados al lago de fuego, que es el Infierno.

Esta persecución no tardará mucho y a vosotros se os será dada una gran fortaleza y protección.

Os será dada ayuda y muchos líderes surgirán de entre vosotros, para guiaros a través de este período.

Muchos de vosotros llegaréis a ser santos en Mi Nuevo Paraíso y, habiendo ayudado a edificar Mi Iglesia Remanente en la Tierra, reinaréis Conmigo en el Nuevo Cielo y Tierra, que emergerá a Mi Segunda Venida.

Aquellos de vosotros que no estáis Conmigo, se os dará un corto plazo de tiempo para elegir.

Vosotros estaréis, o del lado del Falso Profeta y contra Mí, o de Mi lado.

Elejid lo primero y vuestra alma será robada por el engañador. Severo como suena, esta es la verdad.

La prueba de Mi Presencia será dada a todos los hijos de Dios durante el Aviso.

Rezad para que aceptéis la Verdad de que Soy Yo, vuestro bienamado Jesús, el que os llama desde el Cielo, a fin de abriros los ojos para que podáis ver y para que podáis oir, y así de esta manera escuchéis antes de que sea demasiado tarde.

Vuestro bienamado Jesus

Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a2012-abr-15-mi-iglesia-remanente-los-dos-testigos-mencionados-en-el-libro-del-apocalipsis/

A %d blogueros les gusta esto: