Cómo los medios de comunicación han pervertido nuestras almas…

Esta operación de Covid ha permitido tomar conciencia de que el mundo en el que nos hacen vivir o sobrevivir es una matrix viciada

Eric Montana

Para hacer frente a la desinformación y a la manipulación de la opinión pública por parte de los grandes medios de comunicación, Médiazone propondrá dentro de unas semanas un repaso semanal de las informaciones tratadas por estos órganos de propaganda, para permitir a los ciudadanos demasiado confiados aprehender la realidad mediática con una nueva mirada.

Lo haremos en video-streaming en Rumble y VK que son las últimas plataformas donde la censura  no cae como en Facebook o Youtube demasiado involucrados y comprometidos en la operación Covid.

Esta operación de Covid ha permitido tomar conciencia de que el mundo en el que nos hacen vivir o sobrevivir es una matrix viciada en la que la democracia no es más que una ilusión, la clase política en su conjunto está principalmente preocupada por sus propios intereses, sus ventajas y sus privilegios, los medios de comunicación que se supone que nos informan son sobre todo herramientas de manipulación y condicionamiento, la medicina está compuesta principalmente por prescriptores de medicamentos en lugar de verdaderos médicos que atienden, la industria alimentaria prospera gracias a los colorantes, aditivos, conservantes y otros productos químicos que nos convierten en personas no saludables, la industria farmacéutica nos está matando lentamente, el sistema educativo nacional sólo produce mentes formateadas para convertirse en simples herramientas de producción de riquezas en beneficio de la élite, el ocio y el entretenimiento se utilizan principalmente para depravar nuestros cuerpos y mentes, y el círculo se cierra.

En el fondo cuando se examina la vida diaria de un ser humano en el mundo capitalista, se reduce a pocas cosas: comer, dormir, trabajar cuando se tiene la suerte de tener un empleo, y luego llenar el resto del tiempo lo mejor posible yendo a restaurantes, conciertos, discotecas, al cine o a un fin de semana en Deauville cuando se tiene un poco de dinero.

Los días pasan, todos parecen iguales, suelen ser tristes y monótonos y para compensar el vacío que sentimos en nuestro interior, recurrimos al alcohol para emborracharnos, la hierba para evadirnos o los tranquilizantes para evitar afrontar la realidad… En definitiva, así es como vivimos nuestra vida hoy en día… Es un recorrido rápido…

Y así es como muchos trabajan para pagar el crédito de la casa, del coche, de la nevera, de la lavadora, de la televisión, pensando que es en una apariencia de comodidad material donde encontramos la felicidad. El consumo se convierte en un ritual semanal, la compra en los supermercados y la euforia de extasiarse con todo lo que no podemos pagar pero que se convierte en fuente de deseo…

La vida pasa como un suspiro y te encuentras a los 60 años diciendo: “¿Pero qué he hecho con mi vida? ¿Todo eso para esto?”

Y sí, soñamos con otra vida, soñamos con viajar, soñamos con descubrir el mundo, soñamos con aprender y cultivarnos, soñamos con emprender y lograr, soñamos con una felicidad idílica y nunca la hemos encontrado. Vamos de una mujer o de un hombre a otro, esperando encontrar siempre algo mejor, para finalmente hallar algo peor…

Pasamos de largo la verdadera vida, de lo esencial sin darnos cuenta porque nuestros cerebros están empañados, contaminados por la superficialidad, desconectados de la realidad. Y todos juntos, terminamos haciendo una sociedad humana disparatada, violenta y pervertida, muy, muy alejada de los verdaderos valores de la vida. Nos convertimos en barcos sin rumbo en medio de las tormentas, incapaces de dirigirnos porque no tenemos brújula, ni siquiera la espiritual, la que nos permite saber con precisión cuándo estamos haciendo el bien y cuándo el mal.

El mundo en el cual nos han hecho vivir produce muchas más personas infelices que felices. Todo se ha extraviado. El amor se convierte en un objeto de consumo habitual del que la gente se cansa por una u otra razón, los valores que antes formaban parte de la familia están siendo sustituidos por las modas de la telerrealidad, cada uno en su casa, y dios en la de todos.

Los medios de comunicación tienen una gran responsabilidad en la degeneración de la humanidad. Son la mentira erigida en verdad, el vicio erigido en virtud, la corrupción de las mentes es banalizada, el adulterio alentado, la frivolidad fomentada, la perversión compartida y creemos ser gente civilizada…

Si me atreviera, diría que la televisión es el arma más sofisticada del Diablo y sus servidores, un ejército de demonios…

Esta descodificación de la actualidad mediática tendrá como objetivo desnudar esta perversión para hacerla aparecer en toda su fealdad. Porque en cuanto a un hombre o una mujer, no es la apariencia o la belleza física lo que define la calidad de un ser humano, sino la profundidad, la rectitud y la nobleza de su alma…

Al proyectar sobre nosotros su propia imagen, la televisión ha pervertido nuestras almas…

Es hora de tomar conciencia de ello y de sanar…

mediazone

Aviso a la humanidad para comprender la Verdad

7 de diciembre de 2010

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

Sí, Mi amada hija, estoy de vuelta. Escribe esto. Tú, hija Mía, habiéndome vuelto la espalda al negar la verdad, me ayudarás ahora a conducir a Mi gente de vuelta a la luz, la luz de la Verdad.

A ningún hombre se le negará la oportunidad por Mí de ver la verdad de Dios. Les será mostrada misericordia por el don de la prueba que se les dará de que Yo existo. Les será dado este don cuando, durante El Aviso, finalmente sepan la verdad. Tristemente, no todos se volverán, ni siquiera en ese momento, a Mí o al Reino Eterno de Mi Padre.

Hija Mía, no me he comunicado contigo durante algunos días. Esto ha sido deliberado. El tiempo que se te concedió, fue para permitirte asimilar cuidadosamente el contenido de Mis mensajes.

Sabrás para ahora que estos mensajes provienen de Mí y que todos ellos tratan de asuntos muy importantes. Creo que ahora puedes discernir la verdad de Mis enseñanzas entre aquella de tu imaginación. Hija Mía, ahora puedes ver el dolor y la desesperación que siento cuando presencias, casi a diario, la frustración que Yo, y Mi Padre Eterno, sentimos ante la actitud de este triste, vacío e incrédulo mundo.

No solo los incrédulos te causan dolor sino que a través de los dones y las gracias que te he dado, también ves la confusión que existe incluso en las mentes de Mis seguidores. Ellos tampoco son convencidos fácilmente por la verdad cuando se les da como un regalo de amor Mío mediante Mis profetas.

Qué largo y tortuoso es este camino para Mis hijos cuando se esfuerzan hacia la Verdad y las promesas que les he dado. Mirando a Mis Hijos todos los días, en persona, en la calle, en la televisión, en los medios y entre tus vecinos, los ves ahora a través de Mis ojos. ¿Qué ves? Un total olvido del mundo espiritual y una falta de propósito auténtico en sus vidasun sentido de desesperanza a pesar de los atractivos de los asuntos mundanos.

Mis hijos no se dan cuenta ahora, pero están pasando por una purificación. Esta purificación, durante la cual están experimentando un agudo sentido de vacío debido a la falta de bienes materiales, ha sido permitida por Mí. Sin embargo, todo ha sido causado por la codicia de la humanidad. Al permitirle a la gente el derecho a su propio libre albedrío, entonces ellos, los malignos perpetradores del colapso del sistema bancario en todo el mundo, continuarán con su astuto engaño.

He permitido a Mi gente, las víctimas inocentes, someterse a esta purificación. Es muy importante que lo hagan porque las dificultades que soportarán los ayudarán a limpiar sus almas.

Muy pronto, conforme los bienes materiales se vuelvan menos y más difíciles de conseguir, verán la vida de una manera más profunda. La simplicidad ayudará a abrir sus ojos a la verdad, la verdad de lo que es realmente importante. Sin esta purificación, cuando a Mis hijos se les permita sufrir por el bien de sus almas, no podrán acercarse ni se acercarán más a Mi corazón.

Desprovistos de los bienes materiales por los que tenían tal obsesión idólatra en el pasado, regresarán a la Verdad. Con claridad verán el amor en las almas de cada uno. Así también verán más rápido la maldad en toda su horrorosa gloria, en aquellos que siguen el engaño de la obsesión por sí mismos y de la codicia. Verán ahora a estas personas, a los que se les da credibilidad en los medios de comunicación como siendo aquellos a los que uno debe contemplar y admirar, de la misma forma en que Yo los veo. Esto es, con absoluta desesperación y tristeza.

Ve ahora, hija Mía, y entiende tu tarea con los ojos despejados. Ahora sabes la verdad. Ya no dudas más. Difunde la verdad de la Salvación lo más pronto posible, para darle a la gente la oportunidad de redención antes de El Gran Aviso.

Su amado Salvador Jesucristo

Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/products/mensajes-diciembre-del-2010-/

A %d blogueros les gusta esto: