¡Como si hubiera leído el post de ayer!: Francisco vuelve a despotricar contra los blogueros católicos

Durante la Audiencia General del 23 de junio, Francisco no pudo contener su ira contra los blogueros católicos que se han convertido en la oposición extraparlamentaria contra su tiranía.

Parece como si Francisco hubiera leído el post que publiqué ayer en la web, que hacía referencia a que los blogueros católicos, las hormigas guerreras estaban destapando al Falso Profeta. Ver : Internet desenmascara al Falso Profeta

No sería extraño que se vigile todo, pues según dicen ha creado una Red de espías en el Vaticano que todo lo vigila, y nadie se atreve ni a cantearse sin que el Gran Hermano se entere. Casualmente Francisco arremete con furia contra los blogueros católicos, y esto es lo que dice:

Durante la Audiencia General del 23 de junio, Francisco no pudo contener su ira contra los blogueros católicos que se han convertido en la oposición extraparlamentaria contra su tiranía.

Arremetió contra los que “siembran la división y la desconfianza en la red”, llamándoles “predicadores” que a través de los nuevos medios de comunicación “pueden perturbar a las comunidades”. La “comunidad” más perturbada por la predicación católica es el Vaticano de Francisco.

Francisco identificó a estos blogueros como aquellos que insisten en ser “como ellos lo llaman, verdaderos ‘guardianes de la verdad’”. En otras palabras: Francisco no se preocupa por la miríada de páginas web modernistas “que suprimen la verdad con su maldad” (Rm 1, 18). ¿Qué hay de malo en “mantener la verdad”?

Durante su despotricar, Francisco resucitó el viejo arsenal de propaganda anticatólica, diciendo que los blogueros católicos “afirman firmemente que el verdadero cristianismo es el único al que adhieren”. En efecto, el cristiano está llamado a creer, no a dudar. Según la Epístola de Santiago 1, 6, el que duda “no debe esperar recibir nada del Señor”.

El anciano Francisco, anclado en las formas secularizadas de los años 60, acusa a los católicos, en su mayoría jóvenes y convencidos, de “identificarse con ciertas formas del pasado”, como si el “pasado” o el “presente” fueran criterios de verdad.

Para Francisco, existe “la tentación de encerrarse en algunas certezas adquiridas en tradiciones pasadas”. Con obstinada certeza, sigue arrojando mala luz sobre términos como “certeza” y “tradición”. Esto se debe, en parte, a su escasa formación teológica en los años sesenta y a la consiguiente ignorancia de las Escrituras, que enseñan a “mantenerse firmes en las tradiciones” (2 Ts 2, 15) y a alejarse de los creyentes que no viven según la tradición recibida (2 Ts 3, 6).

Inevitablemente, Francisco también acusó a estos “nuevos predicadores” de “rigidez” y falta de “mansedumbre y obediencia”. ¿Obediencia? ¿No fue Francisco quien gritó a los jóvenes de Río de Janeiro: “¡Hagan lío!”?

#newsLbfpwntgba

Planes malvados dentro del Vaticano para destruir la Iglesia Católica

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

18 de enero de 2012

Mi niña, la perseverancia es necesaria para todos los hijos de Dios durante este tiempo de apostasía en el mundo.

Muy pocos creen en su Divino Creador, mi Padre, Dios Altísimo.

Verán la verdad en breve, pero muchos todavía argumentarán que no hay Dios. Se necesita mucha oración ahora, hijos.

Se está confabulando en contra del Papa Benedicto XVI, entre sus propios corredores, por una secta maligna.

Esta secta se conoce que existe, entre los siervos sagrados dentro del Vaticano, sin embargo, ellos son impotentes en contra de este grupo maligno, que ha infiltrado la Iglesia Católica, por siglos.

Ellos son responsables de torcer la verdad de las enseñanzas de mi Hijo. Tan poco es conocido acerca de ellos o de sus detestables obras.

Ellos han conducido la verdadera doctrina de la Iglesia Católica y en su lugar han puesto una tibia y diluida versión, que ha sido forzado alimento para los católicos, por los últimos cuarenta años.

Tanta confusión ha sido propagada por esta malvada, pero oculta secta, que mis hijos se han alejado de la Verdadera Iglesia.

Recen para que ellos no alejen al Papa.

Recen para que el Falso Profeta, no tome la sede del Santo Padre, para que así no pueda difundir mentiras.

Recen para que aquellos siervos sagrados en el Vaticano, sean suficientemente fuertes para resistir este complot maligno, diseñado para destruir la Iglesia Católica.

El plan de ellos, es reemplazar al Santo Vicario el Papa Benedicto XVI, con un dictador de mentiras. El creará una nueva iglesia en sociedad con el Anticristo y su grupo, con el fin de engañar al mundo.

Tristemente muchos de mis hijos, en su lealtad a la fe católica, seguirán ciegamente esta nueva falsa doctrina, como corderos al matadero.

¡Despierten a la verdad, hijos! Este plan malvado ha cambiado la autenticidad fundamental de la doctrina católica durante años.

¡Ustedes insultan a mi Hijo cuando reciben la Santa Eucaristía en la mano!

Esta fue su hechura.

Ustedes insultan a mi Hijo, cuando no buscan los Sacramentos regulares. Sin embargo, en aquellos que ustedes confían para esto, no aseguran el bienestar espiritual de ustedes, ya que ellos no hacen que los sacramentos sean disponibles para todos.

Hija mía, un gran mal, oculto por siglos en los corredores de la Santa Sede, en breve emergerá para que el mundo lo vea. Aquellos de mis hijos que están cubiertos por el Espíritu Santo, verán la verdad, cuando la mentira malvada sea presentada al mundo.

Otros seguirán ciegamente por un callejón oscuro.

Una gran división emergerá entre las filas de los sacerdotes, obispos, arzobispos y cardenales. Una parte contra la otra.

Aquellos verdaderos discípulos tendrán que ocultarse y predicar privadamente o de otro modo serán asesinados.

Tan oculta estará la Verdadera Iglesia, que los verdaderos fieles tendrán que unirse, para practicar su lealtad a mi Padre Eterno.

La tierra se sacudirá en cada rincón, causada por la ira de mi Padre Celestial contra esta burla.

Hija mía, ellos no pueden ganar. Será por la fe y la valentía del remanente de la fe cristiana, que dará como resultado que estos malvados impostores, sean destruidos para siempre.

Esperen ahora y prepárense para que la Iglesia Católica anuncie estos cambios.

Entonces, reconocerán la verdad de lo que les digo.

Recen, recen, recen por el Papa Benedicto y sus verdaderos discípulos.

Vuestra amada Madre,

Madre de la Salvación

Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a18-ene-2012-virgen-maria-planes-malvados-dentro-del-vaticano-para-destruir-la-iglesia-catolica/

A %d blogueros les gusta esto: