El milagro es inútil si falta la buena disposición

Si estamos bien dispuestos, el Señor, por caminos muy diversos, nos dará abundancia y sobreabundancia de señales para seguir fieles en el camino que hemos emprendido. 

El milagro es solo una ayuda a la razón humana para creer, pero si faltan buenas disposiciones, si la mente se llena de prejuicios, solo verá oscuridad, aunque tenga delante la más clara de las luces.Nosotros pedimos a Jesús en esta oración que nos dé un corazón bueno para verle a Él en medio de nuestros días y de nuestros quehaceres, y una mente sin prejuicios para comprender a nuestros hermanos los hombres, para jamás juzgar mal de ninguno de ellos.Para oír la verdad de Cristo, es necesario escucharle, acercarse a Él con una disposición interna limpia, estar abiertos con sinceridad de corazón a la palabra divina.Carecían de buenas disposiciones aquellos fariseos que piden al ciego de nacimiento, a quien ha curado Jesús, una nueva explicación del milagro: ¿Qué hizo contigo? ¿Cómo te abrió los ojos? Y la respuesta del ciego descubre que los prejuicios de aquellos hombres les impiden entender la verdad; quizá oyen, pero no escuchan. Él replicó: os lo he dicho ya y no me habéis escuchado. ¿Por qué queréis oírlo otra vez?.Lo mismo ocutrre con Pilato: oye a Jesús estas palabras: He venido al mundo para dar testimonio de la verdad. Todo el que es de la verdad, escucha mi voz. Entonces le preguntó el procurador romano: ¿Qué es la verdad? Y como no estaba dispuesto a escuchar, dicho esto volvió a salir donde los judíos. Se vuelve de espaldas, sin dejar tiempo a una respuesta que en el fondo no le interesaba. A Pilato no le interesa la verdad; quiere averiguar el modo de salir de aquel asunto, que le resulta oneroso, incómodo. Si estamos bien dispuestos, el Señor, por caminos muy diversos, nos dará abundancia y sobreabundancia de señales para seguir fieles en el camino que hemos emprendido. Tendremos la alegría de poder contemplarle en lo que nos rodea: en la naturaleza misma, en la que ha dejado huellas para que le veamos como Creador; en medio del trabajo; en la alegría; en la enfermedad… La historia de cada hombre está llena de señales. Muchas veces, la luz para verle la obtendremos en la intimidad de la oración; otras muchas, en los consejos de la dirección espiritual.Muchos fariseos no cambiaron, no se convirtieron al Mesías a pesar de tenerle tan cerca y de ser espectadores de muchos de sus milagros, por su falta de buenas disposiciones: su orgullo los dejó ciegos para lo esencial. Incluso llegaron a decir: expulsa a los demonios por arte del príncipe de los demonios. Muchos hombres se encuentran hoy también como ciegos para lo sobrenatural por su soberbia, por su empeño en no rectificar su juicio cargado de suspicacias, por su apegamiento a las cosas de aquí abajo, por su desmedido deseo de confort y de bienestar, por su hedonismo y sensualidad. «Oí hablar a unos conocidos de sus aparatos de radio. Casi sin darme cuenta, llevé el asunto al terreno espiritual: tenemos mucha toma de tierra, demasiada, y hemos olvidado la antena de la vida interior…»—Esta es la causa de que sean tan pocas las almas que mantienen trato con Dios: ojalá nunca nos falte la antena de lo sobrenatural».

https://www.hablarcondios.org/meditaciondiaria.aspx

El amor no puede ser científicamente explicado

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

19 de junio de 2013

 Mi deseo de formar el núcleo de Mi Ejército en la Tierra se está cumpliendo en este momento. De pequeñas bellotas, serán dispersados y crecerán y se esparcirán por todas partes.

Hija Mía, el cimiento es la parte importante. Al igual que un bebé, que se forma en el vientre, requiere tiempo y atención cuidadosa a fin de asegurar el bienestar del niño, que recibe el alimento de la placenta. Crecerá gradualmente, pero perfectamente, hasta que finalmente sea expulsado del vientre y esté apto para vivir la vida establecida para él por Mi Padre.

El nacimiento de Mi Ejército Remanente será igual. Tomará gran preparación antes de que esté apto para ocupar su lugar en el mundo, pero su cimiento es sólido y las almas, que son los bloques de construcción, se entretejerán como uno para construir un Ejército formidable. Luego este Ejército se extenderá y crecerá por todas partes, al mismo tiempo y con tal fuerza, que será difícil ignorarlo. Aquellos dentro de Mi Ejército Remanente estarán desprovistos de ego, orgullo o de la necesidad de depender de la evaluación científica de Mi Palabra, que se les pedirá para demostrar la Verdad de Dios.

La ciencia es un don de Dios, pero la ciencia no puede explicar el Misterio de Dios. Así que aquellos que necesitan de la comodidad de explicaciones lógicas, sobre cómo me comunico a los hijos de Dios en la Tierra, en este tiempo, se sentirán decepcionados. No hay una respuesta que los satisfaga.

Uno de los mayores dones dados al hombre es el amor. El amor no puede ser científicamente explicado o demostrado, ya que viene del Espíritu de Dios. Está presente en todos vosotros. Lo sentís. Es el vínculo que mantiene a la humanidad unida, al que el poder del mal no logra debilitar.

Yo Soy Amor. Yo Soy Dios. Son uno y lo mismo. Sin amor, no podríais tener vida. El amor os unirá, os mantendrá fuertes, os mantendrá juntos. El amor os ayudará a traerme almas.

Vuestro Jesús

Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a19-jun-2013-soy-amor-soy-dios-son-uno-y-lo-mismo/

A %d blogueros les gusta esto: