El Gran Monarca, Rey por Cristo

Por el Venerable Holzauser

Apocalipsis 10

1 Luego vi descender del cielo a otro Angel poderoso, envuelto en una nube, con un arco iris sobre su cabeza. Su rostro era como el sol, sus piernas parecían columnas de fuego,

2 y en su mano tenía abierto un libro pequeño. Puso su pie derecho sobre el mar y el izquierdo sobre la tierra,

3 y gritó con voz potente, semejante al rugido del león. Entonces, los siete truenos hicieron resonar sus voces.

4 Una vez que estos hablaron, yo me dispuse a escribir, pero una voz del cielo me ordenó: «Guarda en secreto lo que han dicho los siete truenos y no los escribas».

5 Y el Angel que yo había visto de pie sobre el mar y sobre la tierra, levantó su mano derecha hacia el cielo,

6 y juró por aquel que vive por los siglos de los siglos, por el que ha creado el cielo, la tierra y el mar y todo lo que hay en ellos, diciendo: «¡Se acabó el tiempo de la espera!

7 Pero el día en que suene la trompeta del séptimo Angel y se escuche su voz, se cumplirá el misterio de Dios, conforme al anuncio que él hizo a sus servidores, los profetas».

8 Y la voz que había oído desde el cielo me habló nuevamente, diciéndome: «Ve a tomar el pequeño libro que tiene abierto en la mano el Angel que está de pie sobre el mar y sobre la tierra».

9 Yo corrí hacia el Angel y le rogué que me diera el pequeño libro, y él me respondió: «Toma y cómelo; será amargo para tu estómago, pero en tu boca será dulce como la miel».

10 Yo tomé el pequeño libro de la mano del Angel y lo comí: en mi boca era dulce como la miel, pero cuando terminé de comerlo, se volvió amargo en mi estómago.

11 Entonces se me dijo: «Es necesario que profetices nuevamente acerca de una multitud de pueblos, de naciones, de lenguas y de reyes».

Yo elevaré, dentro de Mi Iglesia, a un hombre que se levantará y proclamará la Verdad

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

10 de mayo de 2014

Mi muy querida bienamada hija, no es para que tú lo entiendas ahora, pero sabe que Yo elevaré, dentro de Mi Iglesia, a un hombre que se levantará y proclamará la Verdad. Él hará esto en un momento cuando ningún otro Cardenal, Obispo, sacerdote o cualquier siervo consagrado Mío tendrá el coraje de hacerlo. Cuando la nueva doctrina falsa envuelva a la Iglesia, muchos, dentro de ella, sabrán en su corazón cuán defectuosa ésta será. Estarán alarmados, pero demasiado asustados para alzar sus voces. Ellos serán tan superados en número, por aquellos cuya fe es tan débil, que aceptarán fácilmente cualquier herejía que se coloque delante de los hijos de Dios, en Mi Santo Nombre.

El hombre que elevaré es un alma valiente y muchos se sentirán aliviados cuando él hable en voz alta. Cuando él haga esto, muchos más se levantarán y hablarán, salvando así a muchas almas. Cuando él sea elevado, tengo otros planes para reunir a todas aquellas religiones(creencias), que no me aceptan, a Mí Jesucristo, como el Hijo de Dios. Todos estos Planes Divinos han sido predichos y millones y millones de personas de todo el mundo entonces se darán cuenta de la Verdad. A continuación, ellos incrementarán y serán bendecidos por Mí, para que puedan congregar todos los credos en conjunto, con el único fin de asegurar que la Verdadera Palabra de Dios sea proclamada. La Fe entonces se esparcirá, de ese modo Mi Palabra, que figura en los Santos Evangelios, será predicada por hombres, mujeres y sus hijos e hijas, en todas las cuatro esquinas del mundo. Ellos profetizarán, revelando al mundo estos Mensajes Divinos, y Mi Presencia les cubrirá, para darles la fuerza y el coraje que ellos van a necesitar.

Así de poderosa será esta generación Mía, en la difusión de la Verdad, que muchos de los que estaban equivocados y que fueron conducidos por un camino de gran error, se volverán y vendrán corriendo de nuevo a Mí. Ellos se extenderán tan rápidamente, que por cada herejía cometida contra Mí, millones de almas serán convertidas. Atraeré a los paganos primero, porque no se les ha dado la Verdad, y así el mundo no tendrá ninguna duda de lo poderosa que será Mi intervención. Después, atraeré a todas las demás religiones juntas y se les mostrará, claramente, que hay solamente un camino hacia Mi Padre, y que solo puede ser a través de Mí. Y, mientras yo atraeré a millones de almas hacia Mí, y a la Verdad de Quien Soy Yo, millones de otras almas serán arrastradas a una religión hecha por el hombre, diseñada y creada por el espíritu del mal.

El gran plan del maligno es tan elaborado como simple y eso es para traer condenación a tantas almas como sea posible, al destruir su fe en Mí, Jesucristo. Ellos harán esto negando la Verdad. Aunque la nueva religión devorará almas, a través de mentiras, Yo recuperaré tres veces esa cantidad,  asegurando que los hijos de Dios no olviden la Verdad.

Vuestro Jesús

Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a010-may-2014-yo-elevare-dentro-de-mi-iglesia-a-un-hombre-que-se-levantara-y-proclamara-la-verdad/

11 Entonces se me dijo: «Es necesario que profetices nuevamente acerca de una multitud de pueblos, de naciones, de lenguas y de reyes».

A %d blogueros les gusta esto: