La actual crisis mundial surge del rechazo a Dios

¿Hemos visto alguna vez un momento como este en el mundo? Nunca he presenciado nada parecido. Dicen que momentos como este ponen a prueba el alma de los hombres.

“Cuando las personas dejan de creer en Dios, no creen en nada, creen en cualquier cosa”. – GK Chesterton

“En aquellos días no había rey en Israel; cada uno hizo lo que bien le parecía “. – Jueces 21:25

¿Hemos visto alguna vez un momento como este, en Estados Unidos, en el mundo?

Se está poniendo aterrador ahí fuera.

Han sido nueve meses difíciles, ¿no?

Nunca he presenciado nada parecido. Dicen que momentos como este ponen a prueba el alma de los hombres.

Piense en lo que hemos visto. Comenzó con una elección que salió mal. Fuimos engañados por un voto presidencial honesto, directo y legítimo, en Estados Unidos, la tierra de los libres y el hogar de los valientes. Entonces todo empezó a ir mal. No pudimos hablar de eso. Nadie hablaba realmente de eso, ciertamente no en los Big Media, ni en las plataformas de Big Tech. Eso haría que se nos CANCELE

Luego nos dividieron por estado de vacunación. Si tuviéramos una tarjeta de las autoridades indicando que recibimos la vacuna, entonces podríamos conseguir comida, podríamos viajar, podríamos mantener nuestro trabajo. De lo contrario, sería CANCELADO.

Me recuerda algo que escuché sobre el Anticristo al final de los días.

Es casi suficiente para que dejes de creer en Dios. O, tal vez, para que pienses seriamente en Él, para que te dediques a Él.

Pero hoy vivimos entre una generación que no conoce a Jesús, y las cosas están empeorando.

El gran periodista y teólogo británico GK Chesterton tenía razón cuando explicó lo que sucede cuando la gente deja de creer en Dios.

Es cierto. No solo creen en nada. Creen en cualquier cosa y en todo: cada noción absurda, cada mito y la perpetración de cada horror indescriptible.

Chesterton simplemente se estaba haciendo eco de las verdades bíblicas:

Génesis 6: 5: “Cuando el Señor vio qué grande era la maldad del hombre en la tierra y cómo todos los designios que forjaba su mente tendían constantemente al mal”.

Jeremías 7:24: “Pero ellos no escucharon ni inclinaron sus oídos, sino que obraron según sus designios, según los impulsos de su corazón obstinado y perverso; se volvieron hacia atrás, no hacia adelante.”

Romanos 1:21: “Porque cuando conocieron a Dios, no lo glorificaron como a Dios, ni fueron agradecidos; pero se volvieron vanos en su imaginación, y su necio corazón se oscureció ”.

Sin embargo, creo que he descubierto un corolario de lo que Chesterton expresó elocuentemente en palabras tan memorables. No es solo lo que el hombre hace cuando deja de creer en Dios. También es lo que hace cuando deja de creer en la antítesis de Dios, es decir, el comportamiento que Dios llama pecado o la transgresión de su ley.

El profeta Jeremías explica cómo se ve cuando las personas se alejan de Dios o de creer en lo que Dios define como transgresiones de su ley. Ã‰l escribió en Jeremías 18:12: “Pero ellos dirán: «¡Es inútil! Queremos seguir nuestros propios designios, obraremos cada uno según los impulsos de nuestro corazón obstinado y perverso».

El apóstol Pablo advirtió en 2 Timoteo 3:13 que debemos esperar que las cosas empeoren mucho en estos últimos días: “Pero los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados”.

Seamos realistas, vivimos en una época de engaño sin precedentes desde la Torre de Babel. De hecho, la Torre de Google puede ser peor. No son solo noticias falsas, son falsos profetas y falsos dioses. Es adoración de ídolos y religiones falsas. Es un regreso a Baal.

Pero aquí está la verdad bíblica como está escrita en 1 Juan 5-10: “Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay tinieblas en él. Si decimos que tenemos comunión con él y caminamos en tinieblas, mentimos y no hacemos la verdad; pero si caminamos en la luz, como él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado. Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y la verdad no está en nosotros. Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad. Si decimos que no hemos pecado, le hacemos mentiroso, y su palabra no está en nosotros ”.

¿Crees en Dios?

¿Eres hijo de la luz o hijo de las tinieblas?

¿Sigues a Dios y te apartas del pecado?

¿O preferirías vivir en un mundo sin Dios, un mundo sin ley, un mundo en el que el hombre hace lo que le parece correcto a sus propios ojos?

Tanto los cristianos como los no cristianos están huyendo hoy de la ley de Dios, de los mandamientos de Jesús.

El gran evangelista Charles Spurgeon dijo una vez: “Baja la ley y atenuarás la luz por la cual el hombre percibe su culpa; esta es una pérdida muy seria para el pecador más que una ganancia; porque disminuye la probabilidad de su convicción y conversión. Yo digo que has privado al evangelio de su auxiliar más capaz [su arma más poderosa] cuando has dejado de lado la Ley. Le has quitado al maestro de escuela que debe llevar a los hombres a Cristo. … Nunca aceptarán la gracia hasta que tiemblen ante una Ley justa y santa. Por lo tanto, la Ley cumple un propósito sumamente necesario y no debe ser removida de su lugar ”.

Cuando dejamos de creer en Dios y pecamos, eso es lo que sucede.

El hombre no deja de creer en nada. Empieza a creer en cualquier cosa y en todo.

En su lugar, elige a Dios.

Elige la luz.

LifeSiteNews

Creed lo que queráis sobre Mí, pero no neguéis la existencia del maligno

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

7 de diciembre de 2014

Mi muy querida hija, no permitas que ninguno de vosotros olvide Quién Yo Soy.  Soy Yo, vuestro amado Padre, Creador de todo lo que era en el principio, y Quien Es el final. Todas las cosas vienen de Mí y cada hombre se inclinará delante de Mí a menos que desée ser expulsado de Mi Más alta Jerarquía Celestial.

Vosotros, Mis amados hijos, sois todo lo que Mi Corazón desea y cada batalla en la tierra de la que seáis testigos, es para la salvación de vuestras almas. Todo lo que es malvado es causado por Mi Adversario, el rey de la mentira, el seductor, el acusador, Mi mayor enemigo y, por lo tanto, enemigo de Mis hijos. Aquel que está en Mi contra, está en contra de vosotros. Todo el que me dé Gloria, da gloria a todo lo que es Mío. Esto incluye a Mi Hijo unigénito y a vosotros, Mi amada descendencia.

El hombre que persigue a Mis hijos no viene de Mí. Por cada sufrimiento, dolor y aislamiento que aquellos de vosotros que estáis más cerca de Mí tenéis que soportar, sabed que esto es causado por Satanás y su jerarquía de ángeles caídos. El mayor deseo de ellos es llevar a vosotros lejos de Mí y por esto vais a sufrir.

Porque no me retracto de lo que doy, vuestro libre albedrío será tanto vuestro triunfo como vuestra caída, dependiendo de cuál es el camino que elijáis. Esto significa que si vosotros me ofrecéis vuestro libre albedrío, por vuestro propio bien y por el bien de otras almas, podéis derrotar y derrotaréis a vuestro mayor enemigo, el diablo. Pero si le permitís al mal infiltrarse en vuestra alma, cortaréis, por vuestra propia voluntad, todos los lazos hacia Mí.

No puedo interferir con vuestro libre albedrío porque ello significaría que habría roto Mi Promesa. Yo no os puedo obligar a tomar decisiones. Yo solo puedo mostraros la ruta, el camino, a la salvación eterna. Vosotros deberéis, entonces, decidir qué es lo que queréis. Todos los Regalos de Mi Jerarquía Celestial se os dan libremente, si decidís que esta es la vida que vosotros deseáis. Por favor, por vuestro propio bien, no me abandonéis por la pompa y el esplendor, que son colocados ante vosotros, a través de las tentaciones de los demonios.

Muchos de vosotros no estáis seguros de Mí o de Quién Soy Yo porque Satanás, a través de los poderes que ha recibido, os ciega a Mi Existencia. Ã‰l se burlará abiertamente de vosotros con toda clase de lógica humana e intelectual para negar Mi Divinidad.   Voy a ser discutido abiertamente con desdén, pero la cobarde astucia que es Satanás, significa que nunca se revelará a sí mismo, porque eso sería derrotar su propósito. Mientras vosotros no creáis en la existencia del diablo, entonces es poco probable que creáis en Mí. Pero os advierto. Creed lo que queráis sobre Mí, pero no neguéis la existencia del maligno, porque está en todo lo que os rodea. Negad el mal y me negaréis a Mí porque el mal es lo opuesto a todo lo que Yo represento. Yo Soy Amor. El Amor es Mío. Aquellos que aman pueden no reconocerme, pero, sin Mí, no habría nada. No habría universo. No habría amor. No habría vida.

No cometáis el error de elegir al abastecedor del mal por sobre Mi Divinidad. El día amanecerá pronto cuando entenderéis todo lo que Yo os digo. Cuando las telarañas sean retiradas de sobre vuestros ojos, vosotros debéis correr hacia Mí. Yo estaré esperándo para abrazaros en Mi Refugio y desde ese momento en adelante voy a enjugar vuestras lágrimas, desterraré todo sufrimiento y os traeré a la Luz de Mi Reino por la eternidad.

Os amo, queridos hijos. Espero con anhelo el día cuando regreséis a Mi Abrazo Celestial.

Vuestro Padre amado

Dios Altísimo

Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a7-dic-2014-dios-padre-sin-mi-no-habria-nada-no-habria-universo-no-habria-amor-no-habria-vida/

A %d blogueros les gusta esto: