Mujeres indígenas expulsan a latigazos a feministas que vandalizaron catedral

Al ser preguntada sobre cómo fue que expulsaron a las feministas, la mujer mostró su látigo y dijo: “Con este y así vamos a hacer con todas las personas que vengan a querer avasallar, a querer hacer cosas malas, a atropellar, porque esa es costumbre de esta gente que son utilizadas”.

Son frutos bellísimos y perpetuos de la evangelización que emprendió España hace 500 años. Una epopeya historica que está enraizada profundamente en el corazón de los pueblos.

Un grupo de mujeres indígenas expulsaron a feministas a latigazos de la Catedral Basílica Menor de San Lorenzo Mártir, en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), luego que estas últimas vandalizaron el templo cuando el arzobispo local celebraba la Misa dominical.

Sobre el ataque del 31 de octubre, una de las mujeres indígenas dijo que las feministas “vinieron con pintura y pancartas a protestar aquí en la puerta de la Iglesia, echaron pintura” en la Misa de las 7:30, presidida por Mons. Sergio Gualberti.

“Como estábamos en la primera Misa ya nadie reaccionó y nosotros tuvimos que correr y agarrar nuestros chicotes (látigos) para defender la iglesia ante las cosas malas que están sucediendo aquí”, dijo la mujer a un medio local.

La mujer indicó que “esto parece ser pueblo de nadie. Nadie reacciona. La gente está mirando del palco las cosas”.null

Al ser preguntada sobre cómo fue que expulsaron a las feministas, la mujer mostró su chicote y dijo: “Con este y así vamos a hacer con todas las personas que vengan a querer avasallar, a querer hacer cosas malas, a atropellar, porque esa es costumbre de esta gente que son utilizadas”.

Otra mujer que ayudó a expulsar a las feministas dijo que con los chicotes van a hacer “respetar a nuestra Iglesia. Con esto nuestros padres nos enseñaron cuando éramos chiquitas”.

“Con esto, como hijas vamos a hacernos respetar para que aprendan aquí en Santa Cruz y toda Bolivia”, concluyó.

Según el medio local El Deber, el ataque vandálico de las feministas del colectivo “Mujeres Creando” se dio en protesta a la posición que ha tomado la Iglesia Católica en Bolivia respecto al caso de una niña de 11 años, embarazada producto de reiteradas violaciones perpetradas por su abuelastro de 61 años, ya detenido por las autoridades.

El ataque vandálico en contra de la catedral se produce después de que algunas instituciones del Gobierno boliviano y la prensa, incluida la extranjera, denunciaran que la Iglesia en Bolivia ha obligado o intervenido para que la niña rechace abortar, continúe con la gestación y sea trasladada a un albergue.null

Varias organizaciones, incluida la Defensoría del Pueblo, presionaron sin éxito que se realice el aborto a la menor; sin embargo, la niña y su madre se opusieron.

La menor tiene 21 semanas de gestación y, tras ser dada de alta del hospital, fue trasladada a un albergue dirigido por la Arquidiócesis de Santa Cruz de la Sierra, por decisión de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia.

En declaraciones a ACI Prensa el 31 de octubre, Víctor Hugo Valda, delegado episcopal de Salud de la Arquidiócesis de Santa Cruz de la Sierra, desmintió que la Iglesia Católica haya intervenido en la decisión de la menor, y, por el contrario, aseguró que “desde el inicio ha demostrado cercanía y apoyo concreto”.

Ahora incluso nos critican por ofrecer, por ayudar materialmente a la niña con hogar, educación, medicina, tratamiento psicológico”, lamentó.

https://www.aciprensa.com/noticias/mujeres-indigenas-expulsan-a-latigazos-a-feministas-que-vandalizaron-catedral-20987

El Celo de tu Casa me devora

Juan 2,13-17:

Jesús subió a Jerusalén. En el Templo encontró a los mercaderes de bueyes, de ovejas y de palomas, y a los cambistas sentados (a sus mesas). Y haciendo un azote de cuerdas, arrojó del Templo a todos, con las ovejas y los bueyes; desparramó las monedas de los cambistas y volcó sus mesas.
Y a los vendedores de palomas les dijo: “Quitad esto de aquí; no hagáis de la casa de mi Padre un mercado.”
Y sus discípulos se acordaron de que está escrito:
“El celo de tu Casa me devora».

A %d blogueros les gusta esto: