Carta de un médico de reanimación francés: «Hemos salido de la cueva»

Queríais empobrecernos, nos habéis enriquecido mucho: nuestros conocimientos son mayores, hemos descubierto nuevos talentos. Hemos superado nuestros límites: más que nunca estamos llenos de esperanza, valor y alegría.

Hemos salido de la cueva

«Me quito el sombrero ante todos aquellos que han conseguido convertir el Coronavirus en una «crisis sanitaria mundial», en una «pandemia mundial». Gracias al miedo mediático, gracias a las políticas dictatoriales, gracias a los científicos corruptos o dogmáticos.

Nos gustaría expresarles nuestro agradecimiento en esta carta. Gratitud que proviene de la palabra «gracia». Sí, hemos sido tocados por la gracia, gracias a vosotros.

Esta crisis es una revelación, un desvelamiento, un apocalipsis. Y después del apocalipsis viene otro mundo. Nunca volveremos al mundo del pasado, sin ánimo de ofender a los que todavía se aferran a él.

Desde hace varios años, sentimos que muchas cosas están «mal» en este mundo. Atrapados en la vida cotidiana con esta confusa sensación de que «algo» está mal, hemos vagado sin comprender realmente, aferrándonos a este mundo rancio para evitar el dolor de desprendernos de él. Afortunadamente, el virus y su narrativa burlesca que invade la superficie del globo llegaron, arrancando nuestras anteojeras, dejándonos contemplar el desastre.

En primer lugar, intentamos comprender. Puedo decir que nunca hemos trabajado tanto. Y te diré más: ¡todos somos voluntarios! Revisamos todos los artículos científicos, toda la información, las leyes, los decretos, las ordenanzas. Hemos leído toda la información, de los medios de comunicación convencionales y de los llamados «conspiranoicos». Dominamos Internet, las redes sociales, la comunicación, los gráficos, la comunicación no visual y no violenta… Hemos escrito, filmado, publicado, coordinado, dibujado, cantado, bailado y creado obras de arte. Nos levantamos al amanecer y nos acostamos cuando se cierran los ojos.

Queríais empobrecernos, nos habéis enriquecido mucho: nuestros conocimientos son mayores, hemos descubierto nuevos talentos. Hemos superado nuestros límites: más que nunca estamos llenos de esperanza, valor y alegría.

Nos querías muertos, pero nos sentimos más vivos y radiantes que nunca.

Queríais que nos desesperáramos, ya no necesitamos la esperanza para seguir adelante.

Gracias a vosotros, hemos podido identificar lo que no queremos.

No queremos vivir disfrazados.

No queremos vivir desconfiando de los demás.

No queremos vivir con la hipotética culpa de «matar» a nuestros seres queridos al transmitirles un virus.

No queremos vivir vacunados a la fuerza cada mes de todos los virus que existen o que vendrán.

No queremos un pasaporte sanitario, un reconocimiento facial, no queremos vivir fichados.

No queremos estar presos en nuestras casas.

Queríais separarnos. «Atención, distanciamiento social: 1m, luego 1,50m, luego 2m con las nuevas variantes».

Nos habéis reunido.

Si queríais asustarnos, hemos salido de la cueva. Estáis jugando solo con vuestras sombras.

Queríais mantenernos pegados frente al televisor, lo apagamos y mañana tiraremos todos vuestros bienes de consumo por la obsolescencia programada.

¿Querían imponernos pasaportes sanitarios, vigilarnos, reconocernos en persona, incluso engañarnos? Tenemos hambre de libertad.

¿Queríais vendernos medicamentos caros de dudosa eficacia y seguridad? Estamos explorando otras formas de mantenernos sanos.

¿Queríais imponernos vuestra cosmovisión mercantilista, basada en el endeudamiento perpetuo, con el objetivo de la expropiación total, incluso de nuestras propias vidas? Estamos sentando las bases de otro mundo apasionante basado en la gratitud, la alegría y el apoyo mutuo.

Así que, un enorme agradecimiento a vosotros por todos estos beneficios.

 Carole y Louis Fouché».

https://www.marcotosatti.com/ vía Religión, La Voz Libre

Levantaos ya, ejército Mío. Dispersaos y desplegad las alas

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

18 de mayo del 2012,


Mi muy querida y amada hija, ahora debes saber que la difusión de Mi Santo Espíritu va a ser rampante en el mundo.
La llama de la Verdad va a cautivar al mundo y colmará las almas de muchos con una sencilla admiración hacia Mi Gran Misericordia.


Va a tener lugar una gran conversión y será entonces cuando Mi ejército remanente se alzará para llegar a ser una fuerza poderosa en la batalla contra el Anticristo.


Mi Iglesia cristiana remanente difundirá los Santos Evangelios por todos los rincones del mundo.
Se derramará fuego sobre aquéllos que traten de hacer daño a Mi Iglesia remanente. Porque serán pocos los que sean capaces de resistirse a la verdad de Mi Santa Palabra cuando ésta les sea mostrada.


Serán tantos que su cifra superará los 20 millones.


Surgirán líderes de entre vosotros, y en ciertos sectores tendréis que practicar vuestra fe a escondidas.
Lideraréis una cruzada con Mis enseñanzas, y Mis oraciones de la Cruzada serán vuestra arma para derrotar al enemigo.


Gente que no se conoce se aproximará entre sí, personas de diferentes países se unirán y las religiones que se separaron en el pasado debido a sus diferencias se unirán todas como una sola.


Será la Iglesia remanente, que persistirá, invicta, hasta el surgimiento de la Nueva Jerusalén.


Será entonces cuando tenga lugar Mi Segunda Venida.


Y también cuando Mi Nueva Jerusalén resurja de las cenizas a las cuales todos los que se opusieron a Mí pensaron que Mi Iglesia en la tierra se había visto reducida.
Y entonces ocurrirá.
El nuevo Comienzo.
La nueva Era.
El nuevo Cielo y Tierra.
La hora en que se cumpla finalmente la Divina Voluntad de Mi Padre.


Levantaos ya, ejército Mío. Dispersaos y desplegad las alas. No os desviéis nunca de la verdad contenida en la Santa Biblia.
No dudéis nunca de las palabras contenidas en las Sagradas Escrituras.
Los que lo hagáis, incluidos los miembros de Mi Iglesia en la tierra, debéis abrir vuestros corazones a la verdad.
La Biblia contiene la Santa Palabra de Dios. La Biblia contiene toda la verdad.
Ella no miente.
Si negáis la verdad que contiene, negáis la Palabra de Dios.


Vuestro Salvador


Jesucristo

Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a18-may-2012-la-iglesia-remanente-que-persistira-invicta-hasta-el-surgimiento-de-la-nueva-jerusalen/

A %d blogueros les gusta esto: