¿Metaverso o Matrix?

Los críticos no se equivocan cuando comparan el metaverso con Matrix. De hecho, podría decirse que es peor, porque en Matrix las personas no estaban condicionadas a aceptar su servidumbre, sino que simplemente eran cultivados en cubas por máquinas, sin poder elegir sin ninguna opción de participar o no en su realidad alternativa. Lo que ocurre en la vida real es que muchos ven hacia dónde se dirige todo esto y, sin embargo, abrazan con entusiasmo sus cadenas.

El anuncio de Facebook de que está trabajando en la construcción del llamado «metaverso» o  mundo virtual inmersivo que intenta replicar prácticamente todos los aspectos del mundo real, suena aterradoramente similar al universo ficticio que se hizo famoso en las películas «Matrix» y «Ready Player One». Predije la aparición de algo así a finales de 2017, y advertí a mis lectores en mi análisis sobre «La geopolítica del orden mundial tecno-civilizatorio», aunque, por supuesto, no fui la única persona que predijo esta posibilidad. En cualquier caso, el ámbito de la ciencia ficción se está convirtiendo rápidamente en una realidad distópica que podría desembocar en el transhumanismo.

El metaverso pretende crear una versión virtual de casi todo, desde las interacciones sociales hasta la educación, el comercio y el entretenimiento, todo lo cual se ha puesto en línea de una manera sin precedentes durante la «Guerra Mundial C«, o los esfuerzos descoordinados de la comunidad internacional para contener a Covid-19. Los cínicos han especulado, no sin razón, que la inercia de los últimos acontecimientos estaba influenciada por escenarios preexistentes desarrollados por miembros ideológicos radicales de la élite mundial, como los asociados al Foro Económico Mundial (FEM) de Klaus Schwab. Estas fuerzas no se detendrán ante nada para «salvar a la humanidad de sí misma», como parecen considerarlo sinceramente.

En sus mentes, las tendencias del cambio climático y el rápido crecimiento de la población se funden en una crisis existencial que sólo puede ser detenida por los esfuerzos antidemocráticos de la élite «bien intencionada» para controlar todos los aspectos de la sociedad. Con este fin, la crisis de Covid-19 ha sido explotada como pretexto para implementar esta agenda de décadas que elaboré en mi artículo publicado a principios de este año, titulado «El Mago de Oz: la oscura realidad que el Estado profundo está ocultando al mundo». El objetivo final parece ser mantener a la gente «voluntariamente» encerrada en sus casas con el pretexto de prevenir otra «pandemia» y «de pasar a verde» para «salvar el mundo».

También es muy probable que se produzca la eliminación casi total de los alimentos a base de carne, excepto para esa misma élite «bienintencionada» que tendrá el «privilegio», como «supervisores» de la humanidad, de darse el gusto de disfrutar de los placeres que el resto de la población daba por sentado. La gran mayoría se alimentará probablemente de algún tipo de comida a base de insectos que les entregarán los mensajeros que soliciten a través del metaverso. Esta (alt-reality) también educará a casi todo el mundo después de un tiempo y se convertirá en un reemplazo para casi todas las formas de la vida cotidiana. Las implicaciones de este escenario son profundas y merece la pena reflexionar sobre ellas.

A medida que el hombre se fusione con la máquina y pasa a depender casi por completo del metaverso, Facebook (que se rebautiza a como «Meta») conseguirá un monopolio sobre toda la humanidad, un monopolio que sin duda será explotado por el gobierno estadounidense para ampliar sus poderes de amplia vigilancia. Por ejemplo, el vídeo promocional de Mark Zuckerberg explicando el metaverso indica que sus artilugios de «Internet de las cosas» (IoT) escanearán el interior de las casas de todos. Estarán siempre conectados, escuchando, viendo y almacenando todas las formas de medios de comunicación que puedan ser recuperados bajo demanda, por no hablar de ciertas acciones que serán «marcadas» por algoritmos ultrainteligentes de IA.

El tristemente celébre «Great Reset» o «Cuarta Revolución Industrial» (GR/4IR) de Schwab prevé la sustitución a gran escala de la humanidad por las máquinas. Las personas cuyos empleos han sido eliminados podrían subsistir únicamente con una «renta básica universal» proporcionada por el Estado. El resto de la población tendrá que adaptarse a la «nueva economía» GR/4IR, lo que puede resultar difícil. Es probable que la élite también intente «gestionar» el crecimiento de la población y el consumo de recursos, lo que algunos creen que puede lograrse en parte mediante las consecuencias desconocidas de las vacunas poco probadas sobre la salud y la reproducción a largo plazo.

El consumo puede ser controlado por la «gestión» post-COVID (GR/4IR) de la economía por parte del Estado, por medios directos e indirectos, estos últimos a través de las corporaciones oligárquicas mandatadas por el Estado. Este futuro distópico suena como algo sacado de una pesadilla para muchos, y aquí es donde entra el metaverso para «fabricar el consentimiento». Intentará hacerlo proporcionando suficientes distracciones divertidas a través de sus siempre cambiantes «mundos» para que, citando al FEM, » no poseerás nada y (aún) serás feliz «. En otras palabras, el metaverso es un mecanismo para controlar a la humanidad en todo el GR/4IR y más allá.

El aspecto de la vigilancia mencionado anteriormente entra en juego una vez más, ya que la «excomunión» por parte de Facebook de alguien de su plataforma por supuestas violaciones de sus normas «políticamente correctas» equivaldría a exiliar a la naturaleza a un infractor prehistórico de las normas, sabiendo perfectamente que probablemente no podrá sobrevivir mucho tiempo por sí mismo sin el apoyo de su «aldea» (metaverso). Cabe mencionar que el FEM también predijo que la gente «no tendrá privacidad» en el futuro, lo que ciertamente será el caso con el metaverso espiando literalmente todo lo que dicen y hacen, incluyendo el chivatazo a los funcionarios de  «los malos pensamientos «.

En mayo escribí que «la Ciber-Stasi de Biden suprimirá toda disidencia digital en la distopía de Biden», y el metaverso es la evolución de esta tendencia. Con el tiempo, la próxima generación que crezca en un mundo en el que el metaverso es omnipresente se enseñará a sí misma a no violar sus «principios sagrados» de «corrección política», lo que conducirá al desarrollo de procesos de pensamiento de autocensura («doble pensamiento») desde una edad temprana, que a su vez influirá en el resto de sus vidas. Por no hablar del efecto que esto tendrá en la siguiente generación, dos veces más alejada que la que no creció en el metaverso y aún era capaz de pensar libremente.

En definitiva, los críticos no se equivocan al comparar el metaverso con Matrix. De hecho, podría decirse que es peor, ya que los que estaban en la Matrix no estaban condicionados a aceptar su servidumbre, sino que simplemente eran cultivados en cubas por máquinas sin poder elegir si participar o no en su realidad alternativa. Lo que ocurre en la vida real es que muchos ven hacia dónde va todo y, sin embargo, abrazan con entusiasmo sus cadenas. Otros se sienten impotentes tras asumir que estas fuerzas de élite son invencibles y sus planes inevitables. A medida que los humanos se fusionan cada vez más con la máquina, nadie debería olvidar que todo se debe a los ideólogos radicales.

Andrew Korybko

oneworld.press

Verdad y Paciencia

El orgullo convence al hombre que él es más grande que Dios

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

15 de diciembre de 2013

Mi amadísima hija, la humanidad ignora de las Leyes Divinas y la Divina Voluntad de Mi Padre. El hombre es una criatura de Dios y, como tal, no se le ha dado el Don del Conocimiento en relación a muchos secretos que sólo son conocidos  por los ángeles y santos en el Cielo. Por lo tanto, un hombre no puede decir que él sabe por qué Mi Padre permite que ciertos acontecimientos tengan lugar en el mundo, mientras que otro hombre afirma que está al tanto del origen del universo. El hombre es un simple servidor de Dios, pero Dios, debido a que quiso crear al hombre a Su perfecta Imagen, le concedió muchos dones y talentos. Él nunca le dio al hombre el Conocimiento del Árbol de la Vida y esto fue por una razón. El hombre destruyó su posición a los Ojos de Dios, cuando Adán y Eva se separaron de Él, a causa del pecado del orgullo. El pecado del orgullo continúa hoy día y es la causa en gran parte de la separación de Dios. El orgullo es un rasgo peligroso porque convence al hombre que él es más grande que Dios. El orgullo seduce al hombre para interferir con las Leyes de la Divinidad de Dios. Esto incluye la creencia de que el hombre tiene el derecho de decidir a quien se le da el Regalo de la Vida y quien tiene el derecho de quitarla.

El orgullo también convence al hombre de que él sabe cómo fue creado el universo, cuando él es, de hecho, ignorante de tal milagro. Sólo Dios tiene el Poder para crear cualquier cosa. Sólo Dios puede decidir cuánto le permitirá al hombre explorar o manipular Su Creación. Sin embargo, el hombre cree que él sabe todas las respuestas. Cuando el hombre cree que él controla su propio destino, y el destino de los demás, cae en error grave porque cuando él imita el pecado de Lucifer, será arrojado fuera. Cuando el hombre se niega a responder a su Creador, Él ya no estará ahí para consolarlo en el último día.

No debéis nunca permitir que el orgullo os convenza de que sabéis todas las cosas de este mundo y más allá de él, porque esto es imposible. En cambio  debéis escuchar, aceptar las instrucciones establecidas en los Santos Evangelios, para que podáis vivir en paz y de acuerdo a la Voluntad de Mi Padre. Pues cuando os humilléis ante Él, Él os mostrará gran gloria y entonces comprenderéis el gran misterio de Su Reino Glorioso en el último día.

Vuestro Jesús

Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a15-dic-2013-el-orgullo-es-un-rasgo-peligroso-porque-convence-al-hombre-que-el-es-mas-grande-que-dios/

A %d blogueros les gusta esto: