El Amor Romántico es una Nueva Religión

En lugar de reconocer el objeto real de nuestro deseo, nos hemos fijado en el sexo opuesto, a quien mitificamos e idealizamos para reflejar nuestro verdadero deseo sublimado.

Obtenemos la mayor parte de nuestra información sobre la vida de Hollywood. 

La mayor parte es falsa. 


El amor romántico es una religión falsa promovido  por los satanistas para sustituir el amor de un ser humano defectuoso por amor al Ser ideal de uno (el Dios interior).


Todo amor es realmente amor de Dios (perfección, bienaventuranza).
Toda religión verdadera es amor (adoración, obediencia) a Dios.
Todo lo demás es religión sustituta.


Dios es el principio de nuestro desarrollo moral. 
Si no cree en Dios, no cree en usted mismo.


El amor romántico es una artimaña. Lavado de cerebro masivo. El amor romántico es lujuria, un delirio necesario para engañar a un hombre para que se case y forme una familia. No estoy diciendo que esto no sea bueno, solo que NO debe emprenderse en un estado de engaño. El amor heterosexual realista se basa en la lealtad, la confianza, el apoyo mutuo y el compañerismo afectuoso. 

Vivimos en una sociedad que está enamorada de mujeres hermosas y sexo. Este fetiche sustituye a la religión. El sexo y el romance se venden como una forma de lograr la unidad con Dios. El orgasmo es el Santísimo Sacramento. Este es el satanismo.


La mistificación del sexo y las mujeres (programación de la Diosa del sexo)  hace que los hombres se vuelvan impotentes. Los hombres son demasiado débiles para acercarse y reclutar a mujeres a las que se les ha enseñado a ser «fuertes e independientes». Por ejemplo, «No eres mi dueño » de Leslie Gore y » Tambor diferente » de Linda Ronstadt Esta combinación de idealizar a las mujeres y castrar a los hombres llevó a la ruptura heterosexual, por ejemplo, la ingeniería social Illuminati. La feminidad se basa en cambiar el poder por el poder masculino en forma de amor. 

La gente se burla cuando digo que la sociedad occidental es un culto satánico.  Sin embargo, la prueba es obvia. La palabra «Dios» está prohibida en el discurso público convencional. De hecho, nos repugna su mera mención. Nuestras mentes se apagan. Nos enojamos. Nos han lavado el cerebro para odiar a Dios y ni siquiera lo sabemos.

Si estuviera equivocado, Dios estaría en nuestros labios. Después de todo, Él es la Inteligencia Creativa detrás de la vida. Tiene instrucciones para nosotros. Deberíamos celebrarlo y discutir su plan.
No podemos mencionarlo porque los banqueros centrales cabalistas tienen su propio Plan. Quieren ser Dios ellos mismos. Su entretenimiento es la ingeniería social. Es por eso que tenemos canciones de amor para mujeres vacías en lugar de himnos a Dios.


Nuestra historia de amor con Dios

Mientras preparaba una salsa para espaguetis , puse una colección de viejos éxitos de Paul Anka.

Screenshot_20191021-203102_SamsungInternet.jpg
«Detesto las letras de canciones de amor. Creo que una de las causas de mala salud mental en los Estados Unidos es que la gente ha crecido con letras de canciones de amor. // eres un joven y oyes todas esas letras de canciones de amor, no? tus padres no te cuentan la verdad sobre el amor, y no puedes verdaderamente aprender sobre el en el colegio. Así que adquieres tus reglas de conducta de la letra de una jodida canción de amor. Es un training subconsciente que crea deseo por una situación imaginaria que nunca existirá para ti. La gente que se cree esa mitología pasa por la vida sintiendo que han sido engañados en algo.»

Al escuchar la letra, me sorprendió: si imaginas que el objeto de amor es Dios, en lugar de una chica con la cabeza vacía y rasgos regulares, hay poca diferencia entre las canciones de amor populares y los himnos, oraciones y cánticos religiosos.

Todos somos peregrinos y Dios (Amor) es nuestra Meca.

Anka1.jpg


No tengo que decirles que el 97 por ciento de todas las canciones populares son canciones de amor. Un visitante de otro planeta concluiría que nuestra religión es el amor romántico. Francis Yockey lo llamó «erotomanía».

Pero en lugar de reconocer el objeto real de nuestro deseo, nos hemos fijado en el sexo opuesto, a quien mistificamos e idealizamos para reflejar nuestro verdadero deseo sublimado.

No soy junguiano, pero estoy de acuerdo con la afirmación de Carl Jung: «Si quitas a Dios, el hombre inventará mil dioses falsos».

Se han llevado a Dios. No se puede mencionar la palabra en compañía por cortesía. Como si, dada la magnificencia del universo y la complejidad del mundo natural , el concepto de Creador y Diseño fuera tan extravagante que debiera prohibirse.

Las personas que quieren reemplazar a Dios (consigo mismas) son responsables de nuestra incapacidad para mencionar o imaginar a Dios cuando es tan simple.

Dios es sinónimo de nuestros ideales y deseos espirituales: verdad, belleza, amor, paz, dicha, justicia y armonía. Así que no culpes a Dios por permitir que le sucedan cosas malas a la gente buena. La gente mala es responsable, la misma gente que abolió a Dios.

Somos agentes de Dios. Si no logramos su Reino, no sucederá. Eventualmente, todos nos extinguiremos. 

VOLVER A AMAR LAS CANCIONES

La próxima vez que escuches una canción de amor, imagina que se trata de Dios. Te sorprenderá lo bien que te queda.

«Te amo con todo mi corazón, nunca nos separaremos, por favor quédate conmigo … (Dios)».

«Estoy tan solo. Todo lo que quiero es alguien a quien amar»

«Muéstrame, tú también me amas».

«Estoy tan solo; estoy tan triste, ahora que te has ido».

Estas letras me recuerdan a los místicos cristianos, musulmanes e hindúes suspirando por la Gracia Divina. 

Somos fanáticos religiosos, como ellos. Todo lo que falta son las túnicas blancas. No rezamos cinco veces al día. Escuchamos estas oraciones 50-100 veces al día.

Pero hemos tomado un camino equivocado. En lugar de reconocer el verdadero objeto de nuestro deseo, nos enfocamos en el sexo opuesto.

Francamente, nos han engañado. (Piense en quién dirige el negocio de la música y el cine.) Y, por supuesto, la lujuria es un factor de confusión …

CONCLUSIÓN

Si pudiéramos comenzar con el conocimiento de que Dios nos ama, entonces no tendríamos esta necesidad desesperada y equivocada «de amor«expresado en canciones de amor.


«Dios te ama mucho (tu nombre aquí.)» Y amas a Dios por el precioso regalo de la vida … por el milagro de la creación.

Nunca estamos solos. Dios es nuestro compañero constante, un amor cálido y resplandeciente en el centro de nuestro ser. Nuestra relación principal es con Él.

Henry Makow

El Verdadero Amor viene de Dios

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

9 de Septiembre, 2012

Mi muy querida hija cuando tengas duda del Amor de Dios , tú dudas de la existencia del amor verdadero. Todo lo que queda es un amor imperfecto.

El verdadero amor viene de Dios. Cuando una persona no ama a Dios lo suficiente, son incapaces de amar a otro ser humano en la plenitud del amor verdadero.

Sólo aquellos con el fuego del Amor de Dios en sus almas, pueden verdaderamente  transmitir el verdadero significado del amor a otra persona.

Lo mismo es exacto para aquellos en un matrimonio que es bendecido en Mi Iglesia.

El Amor de Dios, que brillará sobre el matrimonio entre un hombre y una mujer, que se aman mutuamente, se infiltrará en sus almas, si ellos aman a Dios con un abandono, el cual es necesario para sentir paz.

El verdadero amor significa paz. Sin amor no hay paz, no importa cuanto uno  trate de encontrarla. La paz sólo puede lograrse a través del amor de una persona por otra.

Cuando el amor falta en vuestras vidas nada está equilibrado y, en su lugar hay una sensación de insensibilidad.

Para encontrar el amor debéis encontrar un espacio en vuestro corazón para Dios.

Para encontrar a Dios debéis aceptarme, a vuestro Jesús, como Su Hijo Amado.

Porque, si vosotros me lo permitís, Yo os llevaré con Él.

Cuando lo haga, y cuando Su Luz invada vuestra alma, os será más fácil amar a otra persona.

El Amor de Dios presente en un alma, abrirá el corazón de otro.

El amor brilla hasta incluso en la angustia, en la inquietud y en la perturbación en el mundo. Este es  el único modo para conseguir la paz, no sólo en vuestras vidas personales, sino en el mundo que os rodea.

El amor trae la paz, pero él tiene que surgir de un verdadero amor por Dios, vuestro Creador.

La paz trae la armonía.

El amor es la tabla de salvación de la raza humana y, sin ella, estaréis perdidos,  solitarios, hambrientos y nunca encontraréis la paz.

Vuestro Jesús

Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a09-sep-2012/

A %d blogueros les gusta esto: