La Matanza de los inocentes

La primera matanza de inocentes en Egipto, la segunda en Israel y la tercera y última en estos días en los que la oscuridad se hace global y el demonio en forma de cordero lleva guantes y falsa ciencia.


El amor debe ser cómplice y divisible en miles de pequeñas gotas, a veces diminutas. Todas necesarias, todas con vida. Igual que el agua de un río se separa cuando rompe contra una roca y se vuelve a abrazar dos metros más allá cuando la roca ya se ha sumergido en el lecho del río, el amor es ese torrente incesante que nunca se extingue aunque abra pequeñas corrientes, dibuje estanques en las márgenes o se deje regar por nuevos afluentes. El agua del río verdadero correrá siempre por el mismo cauce para converger al mar infinito del amor eterno.


Pero el Paraíso quedó quebrado.


Ser creado como afluente principal y querer ser el único agua de todo el río conduce al pecado. Porque quien solo ama para sí, excluye; y quien no concibe el amor en otros, enraíza envidia. Lucifer debatía ser objeto y sujeto exclusivo y por derecho propio del amor celestial y en su dilema no dejó espacio para compartir con otras aguas. Altivo rompió el cauce llevándose consigo otros riachuelos y afluentes para construir en la ciénaga un falso arroyo, que con el paso del invierno y la caída de la escarcha congeló en un lago sombrío y sin salida al mar.


Y empezaron a contar los siglos. De Lucifer a Satanás.


Su odio a los hombres crecía por cuanto Dios los amaba de un modo incondicional. La carne es débil a enfermedades y fatigas, y propensa a ahogar al espíritu en el goce más material y mundano. Mas, la Divina Misericordia una y otra vez ha redimido el pecado del hombre, quien por ser Hijo de Dios y llevar en su interior la llave y el candado, la fe y la esperanza, ha preferido bañarse en el agua del Padre.


La batalla no ha cesado. Desde el siempre entonces hasta hoy Lucifer ha maquinado para secar el río de la vida y exigirle pleitesía a Dios por no haberle elegido a él primero. A él y solamente a él.


El ángel caído quiere vaciar el gran río y contaminar con su lago de aguas lúgubres los océanos.


La primera matanza de inocentes en Egipto, la segunda en Israel y la tercera y última en estos días en los que la oscuridad se hace global y el demonio en forma de cordero lleva guantes y falsa ciencia.

🛡️Ejército Remanente

Protección de la jerarquía de Ángeles

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

13 de marzo de 2014

 Mi Protección se extiende ahora sobre todos Mis hijos en el mundo, que me aman. Hago esto en abundancia, debido a las amenazas que enfrenta la humanidad durante este momento de la historia. 

Vosotros, hijos Míos, debéis rezar por cada uno de los que están perdidos para Mí. Me consumo por ellos. Yo anhelo su amor. Lloro por ellos. Espero por el día en que van a entender Mi Alianza, creada por Mí en el principio. Pues este es el período final – el último capítulo en el cumplimiento de Mi Santa Voluntad. Fue por Mi Alianza que Yo le dí al hombre el tiempo necesario para volverse a sus sentidos y reconocerse a sí mismo por lo que es y lo que no es. El hombre fue creado por Mi amorosa Mano, a Mi Propia Imagen. Inundé su alma con Mi Amor, le di total libertad, a través de Mi Regalo del libre albedrío y la libre elección. Nunca quise que el hombre correspondiera con su amor por temor a Mí. Yo sólo quería que él me amara, tal como Yo lo amaba. Creé Mis Ángeles antes que el hombre, para servirme, pero debido a Mi Amor por ellos, a ellos, también, se les dio el Regalo del libre albedrío.

Fue a causa de la traición de Lucifer que el hombre sufrió. Ã‰l, Lucifer, fue amado y favorecido por Mí. Ã‰l fue legado con dones y poderes extraordinarios y muchos Ángeles servían bajo él. Cuando creé al hombre, Lucifer entró en un ataque de celos. No podía soportar que Yo iba a amar a Mis hijos con gran medida y así se dispuso a separar de Mí a Mis hijos. Ã‰l tentó a Adán y a Eva, y esto significó que ellos, por su propia voluntad, negaron Mi Poder y pensaron – tal como lo hizo Lucifer – que podrían alcanzar Mi Poder y reclamar un pedazo de Mi Divinidad.

Lucifer, junto con sus fieles ángeles – todos los cuales cometieron atrocidades contra Mis hijos – entonces y ahora – fueron arrojados al abismo por la eternidad. Pero debido a su libre albedrío – dado por Mí, libremente, y con amor por la humanidad, nunca reclamé su retorno. Así que creé la Alianza para recuperar sus almas, a través de Mis Planes para redimirlos. Recibieron grandes favores de Mí. Enviaba a los profetas para advertirles de los peligros de ceder a la tentación del diablo. Les di los Diez Mandamientos para guiarlos y ayudarlos a vivir de acuerdo a Mi Voluntad. Yo les envié a Mi único Hijo, tomado de Mi Propia Carne, para que los liberarara del infierno. Ellos no aceptarían esto, pero Su muerte en la Cruz fue el punto de inflexión en Mi Plan de la Alianza Final.

El Libro de la Verdad es la última parte de Mi Intervención, antes del Día Final, cuando traiga a todos Mis hijos juntos y de vuelta al Paraíso, que He creado para ellos en primer lugar. Los que escuchan la Verdad y que se mantienen fieles a Mi Santa Palabra, encontrarán gran favor Conmigo. Los que no lo hagan, todavía encontrar el favor de Mí, a través de la vida que llevan, el amor que muestran los demás y su pureza de alma.Yo les daré la bienvenida, una vez que reconozcan que ellos aceptan la Mano de la Misericordia, que será extendida a ellos por Mi Hijo

La etapa final del cumplimiento de Mi Alianza será dolorosa. Debido a la influencia de Satanás y sus demonios, mucha gente va a ser engañada por él y todos sus siervos, que andan entre ustedes. Voy a tolerar el sufrimiento de las almas y las dificultades, que correrán a cargo de muchas personas inocentes, pero solo por un corto tiempo. Entonces, Yo voy a borrar a Mis enemigos de la faz de la Tierra. Les prometo, queridos hijos, que aliviaré su dolor, la tristeza y el miedo, legando a ustedes poderosas Gracias y Bendiciones. Estarán protegidos por el círculo de Mi Jerarquía de Ángeles.

Para pedirme disolver el miedo y el dolor y para que les conceda la libertad frente a la persecución, por favor reciten esta oración.

Cruzada de Oración (140) Protección de la jerarquía de Ángeles:

Queridísimo Padre, Dios de toda la Creación, Dios Altísimo,

concédeme la Gracia y la Protección

a través de Tu Jerarquía de Ángeles. 

Permíteme enfocarme en Tu Amor por cada uno de Tus hijos,

no importa de que manera Te ofendan.

Ayúdame a difundir la noticia del Pacto Final,

para preparar al mundo para la Segunda Venida de Jesucristo,

sin temor en mi corazón. 

Concédeme Tus Gracias especiales y Bendiciones

para levantarme por encima de la persecución, infligida en mí por Satanás,

sus demonios y sus agentes en la Tierra. 

Nunca me permitas temerle a Tus enemigos. 

Dame la fuerza para amar a mis enemigos,

y a aquellos que me persigan en el Nombre de Dios. Amén.

Hijos, deben seguir siendo fuertes en este momento. Nunca escuchen el odio y el veneno, que cubrirán la Tierra, debido a la infestación por venir. Si ustedes lo ignoran, pueden servirme de la manera más beneficiosa, sin ninguna malicia en sus corazones.

Prepárense porque mucha ira está a punto de entrar en erupción en el mundo, que será dirigida a Mí, Dios el Altísimo y a Mi Hijo amado, Jesucristo. Oren por los que van a ser aspirados por el vacío de mentiras, lo que traerá nada más que tristeza para ellos.

Permanezcan en Mí, Conmigo y para Mí.

Su Padre amado

Dios el Altísimo

Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a013-mar-2014-dios-padre-pues-este-es-el-periodo-final-el-ultimo-capitulo-en-el-cumplimiento-de-mi-santa-voluntad/

A %d blogueros les gusta esto: