Invitaci贸n de Vigan贸 a la Resistencia -Mensaje de Navidad

A todos vosotros, listos para combatir la buena batalla por la Verdad y por el fin de esta pesadilla dist贸pica; a vosotros que enfrentan las burlas y los insultos de quienes los consideran socialmente peligrosos solo porque no se rinden a la experimentaci贸n masiva, les digo: 隆谩nimo, no cedan, Resistan!

Veni, o Sapientia,
Quae hic disponis omnia;
Veni, viam prudenti忙
Ut doceas et glori忙.

VEN, SABIDUR脥A, que ordena los acontecimientos terrenales; ven y ense帽a el camino de la prudencia y la gloria. Estas son las palabras tomadas de un antiguo himno de Adviento, que se remonta al siglo VIII. En ellos el alma cristiana invoca la venida de Nuestro Se帽or Jesucristo, la Sabidur铆a del Padre, para que muestre c贸mo cruzar ileso este valle de l谩grimas – la via prudenti忙 – y alcanzar la bienaventuranza eterna en el cielo – la via glori忙.

Mensaje de Monse帽or Vigan贸 para Navidad

Me dirijo a todos ustedes, queridos hermanos y hermanas, que durante estos dos a帽os de locura m茅dica han resistido valientemente al chantaje de una autoridad civil en todas partes esclavizada por el poder globalista, en la traici贸n de la ley natural y de Dios, y en la violaci贸n de las leyes de los Estados. Un golpe planetario intenta hacer posible el Gran Reinicio con el que establecer la odiosa tiran铆a del Nuevo Orden Mundial.

Me dirijo ante todo a vosotros, madres y padres de familia, que en estas horas de resurgimiento de las absurdas represiones de las libertades fundamentales se encuentran teniendo que pagar con segregaci贸n y discriminaci贸n por su decisi贸n de no someter a sus hijos a la denominada vacunaci贸n. Su fr谩gil equilibrio psicof铆sico ya se ha visto cruelmente comprometido por meses de lecciones remotas, la imposici贸n de mascarillas y los martillazos de los maestros. La autorizaci贸n del suero gen茅tico para ni帽os, que hoy se presenta como indispensable y seguro para contener un virus que no representa una amenaza para ellos y que en cambio pone en riesgo irreversible su sistema inmunol贸gico y su propia salud, es la 煤ltima decisi贸n vergonzosa de personas corrompidas de alma y descarriadas de mente, por las que se puede sacrificar la vida inocente de un ni帽o en el altar del sanitario Moloch. Sed orgullosos defensores de vuestros ni帽os, de quienes sois responsables ante Dios tanto de su salud f铆sica como de la salvaci贸n de sus almas. Ponedlos bajo el manto protector de la Virgen sant铆sima, consagr谩ndolos a Aquella que, con San Jos茅, consigui贸 sustraer a la furia de Herodes 芦la vida amenazada del ni帽o peque帽o Jes煤s禄, huyendo a Egipto. No olvid茅is, queridos padres, que el Se帽or mira con amor a los ni帽os con un amor especial, y no dejar谩 de asegurarles a ellos y a vosotros Su santa protecci贸n.

A vosotros empleados y trabajadores, que est谩n suspendidos del trabajo y privados de pago por no querer ceder al chantaje de la vacuna; a vosotros artesanos y comerciantes, restauradores y peque帽os empresarios a quienes el Estado ha impuesto cierres injustificados que no han tenido otro prop贸sito que el de empobrecerlos; a vosotros militares y polic铆as obligados a elegir entre la obediencia jer谩rquica y el juramento de lealtad a la Constituci贸n; a vosotros m茅dicos y param茅dicos, expulsados de hospitales, cl铆nicas y residencias de ancianos por no dejarles inocular el suero gen茅tico, les digo: 隆Resistan!

Aquellos que quisieran obligarte a poner en riesgo tu salud con la extorsi贸n temen tu determinaci贸n y saben que puede ser un consuelo y un ejemplo para tus compa帽eros y amigos. 隆Resistan! porque tienen el derecho sagrado de rechazar un tratamiento m茅dico que ha resultado ineficaz, nocivo e incluso letal, que constituya una terapia gen茅tica y que no tenga como objetivo garantizarnos salud y protecci贸n, sino esclavizarnos, enfermarnos cr贸nicamente o exterminarnos. 隆Resistan! porque no es cediendo al chantaje que conquistar茅is las libertades que os han sido arrebatadas. 隆Resistan! porque como hijos de Dios sab茅is que ten茅is de vuestro lado al Se帽or del Tiempo y de la Historia, y no a un ac贸lito de corruptos al servicio del Maligno.

A vosotros, los ancianos y los enfermos, obligados a permanecer en residencias de ancianos o en hospitales; a vosotros segregados de sus familias y de los seres queridos, tratados como marginados por m茅dicos y enfermeras, les digo: 隆no se desanimen por su soledad, no cedan a la desesperaci贸n y la desesperaci贸n! Ten茅is la oportunidad de hacer un buen uso de vuestros sufrimientos, ofreci茅ndolos al Se帽or en uni贸n con Sus tribulaciones en la Cruz, para la remisi贸n de los pecados, en reparaci贸n de las ofensas contra Dios, en sufragio de las almas del Purgatorio. 隆Orad! Orad a la Sant铆sima Virgen para que te ayude y os proteja. Recita el Santo Rosario, pidiendo a Nuestra Se帽ora que salve a nuestra querida Italia y al mundo entero de este infernal azote. Orad a los santos para que sean amigos vuestros y est茅n cerca de vosotros en las horas de silencio y abandono. Orad a los 脕ngeles para que guarden a los dem谩s enfermos, para que puedan recibir los sacramentos y tengan la gracia de confesarse y tener una muerte santa, con el consuelo de un sacerdote. Ofreced vuestros sufrimientos, angustias, l谩grimas a Nuestro Se帽or, y 脡l os corresponder谩 con Su paz y santo abandono a Su voluntad. Y no os olvid茅is de guardaros en gracia de Dios, porque no os es dado saber ni el d铆a ni la hora.

A todos vosotros, listos para combatir la buena batalla por la Verdad y por el fin de esta pesadilla dist贸pica; a vosotros que enfrentan las burlas y los insultos de quienes los consideran socialmente peligrosos solo porque no se rinden a la experimentaci贸n masiva, les digo: 隆谩nimo, no cedan ahora mismo! Esta farsa criminal, hecha de mentiras y enga帽os, no durar谩 mucho, porque solo la Verdad nos libera. Vuestra batalla por la Verdad, si se libra para la gloria de Dios, derrotar谩 la oscuridad del fraude, revelar谩 las malas intenciones de la 茅lite, disipar谩 a los corruptos y a los traidores. Y no os dej茅is seducir por quienes, ante la inminencia del derrumbe de este castillo de falsedades criminales, intentar谩n convenceros de que es in煤til combatir, in煤til luchar. Os dicen que vosotros estan unos miles, que representan una minor铆a, que vendr谩n a 芦rastrearlos禄 puerta a puerta, que son desertores. Sin embargo, mirando a las personas que hacen fila fuera de las farmacias, o las vacantes en empresas, escuelas, oficinas p煤blicas y hospitales para comprender que vosotros sois, que nosotros somos, muchos m谩s de los que les gustar铆a que crey茅ramos. Y aunque fu茅ramos pocos, nuestra fuerza no est谩 en los n煤meros, sino en haber tomado la decisi贸n correcta y en querer defenderla con valent铆a.

Cuando este crimen ser谩 denunciado y condenado, la Historia os agradecer谩 para vuestra constancia y vuestra fidelidad al Bien. No agradecer谩 a quienes os han segregado y discriminado, llam谩ndoos infectores. No agradecer谩 a quienes lo chantajearon y lo privaron del trabajo y la paga leg铆tima. No agradecer谩 a nadie que os haya enga帽ado diciendo que es seguro un suero experimental ineficaz, peligroso e incluso letal. No agradecer谩 a quienes se han aprovechado de la confianza depositada en 茅l por gente sencilla, que se ver谩 traicionada y afectada en su salud. Sean capazes de resistir, con la mirada puesta en Dios, a quien llamamos 芦Padre Nuestro禄 precisamente porque nos ama y protege como un Padre amoroso y nunca nos abandona.

Y si estas pruebas os parecen dolorosas e insostenibles, ten茅is que pensar que representan una anticipaci贸n de ese mundo infernal del Nuevo Orden Mundial, del cual Jesucristo y todo signo de la fe cat贸lica deben ser desterrados. 隆Regresa a Dios! Entiende que la paz, la armon铆a, la prosperidad no se obtienen rompiendo los mandamientos de Dios, ni blasfemando Su nombre, legitimando el pecado y celebrando el vicio. La verdadera paz, que es estabilidad del orden y espejo de la justicia divina, se obtiene s贸lo donde reina Cristo Rey, donde las leyes se ajustan al Bien, donde toda disciplina y arte se orienta a la mayor gloria de Dios.

Queridos hermanos y hermanas, os exhorto a todos a celebrar esta Santa Navidad en su verdadera dimensi贸n espiritual. Deja que el Ni帽o Rey nazca en tu coraz贸n, y comienza con una buena Confesi贸n y una Comuni贸n hecha con devoci贸n. Piense en el alma y el Se帽or se encargar谩 del resto. Dirija sus pensamientos a la Sagrada Familia, expulsada de la posada y obligada a buscar refugio en una cueva. Que su bendita pobreza, su aparente segregaci贸n, sea un consuelo para todos vosotros. En el alejamiento de la sociedad, en el ostracismo impuesto a los m谩s d茅biles y necesitados, la magnificencia de Dios no deja de brillar con fuerza, con los coros de los 脕ngeles sobre el pesebre, los sencillos dones de los pastores, la adoraci贸n de los magos. Pong谩monos todos en un rinc贸n de esa cueva, contemplando qu茅 amor infinito movi贸 a encarnarse a la Segunda Persona de la Sant铆sima Trinidad, naciendo en medio de sufrimientos y prepar谩ndose desde la cuna para el Sacrificio redentor.

A todos ustedes, mis m谩s sinceros deseos de una Santa Navidad. Una Navidad que ser谩 verdaderamente santa, si la sabes celebrar estando cerca del Ni帽o Jes煤s. Una Navidad que no ser谩 en soledad y angustia, sino en la bendita compa帽铆a de la Sagrada Familia y en la alegr铆a del nacimiento del Salvador del mundo. Con todo mi coraz贸n os bendigo.

+ Carlo Maria Vigan貌, Arzobispo

19 de Diciembre de 2021
Dominica IV Adventus

rumble.com/鈥58-messaggio-mons.-vigan-doppiato-in-spagnolo.html

El tiempo de Mi Segunda Venida est谩 casi aqu铆

Mensaje del Libro de la Verdad 馃徆

5 de diciembre del 2011

Mi querid铆sima hija, los preparativos para Mi GRAN AVISO, para preparar a la Humanidad, est谩n terminados.

Quiero agradecer a Mis preciados seguidores quienes han, a trav茅s de su amor por M铆, ayudado a salvar muchos millones de almas.

El tiempo para Mi Segunda Venida est谩 casi encima del mundo. Muchos, sin embargo, todav铆a no est谩n preparados, pero Mi misericordia los proteger谩.

Mi llegada ser谩 un evento glorioso y hombres, mujeres y ni帽os caer谩n sobre sus rodillas en gozo, maravilla y con amor en sus corazones, por M铆, su Divino Salvador.

Muchos experimentar谩n un aut茅ntico consuelo, pues el hombre no podr铆a sobrevivir al tormento que est谩 siendo infligido sobre 茅l, por satan谩s y sus millones de  谩ngeles de la obscuridad, quienes est谩n ocultos en cada parte del mundo y que est谩n causando un dolor terrible.

Ellos, los demonios de satan谩s, son ignorados por muchos de Mis hijos, porque simplemente no creen que su existencia, sea causa de la desesperada tristeza en el mundo.

Ellos crean odio entre los hombres, envidia, celos y deseo de matar. Ellos no tienen mucho tiempo de sobra, hijos, porque Yo, Vuestro Salvador, regresar茅 pronto, como lo promet铆.

Recen todos ustedes, para salvar a todas las almas en el mundo, para que as铆, ellas, tambi茅n est茅n preparadas para el Nuevo Para铆so sobre la Tierra.

Vuestro Salvador, Jesucristo

Leer m谩s: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a05-dic-2011-el-tiempo-de-mi-segunda-venida-esta-casi-aqui/

A %d blogueros les gusta esto: