Diácono inglés: Francisco ha creado un gran escándalo

«De hecho, muchos creen que la Covid y el impulso de las vacunas están ordenados principalmente hacia la introducción de un control totalitario integral de todas las personas en el mundo, como nunca antes en la historia» .

Nick Donnelly

Extracto entrevista al diácono inglés Nick Donnelly*

El sistema de notificación pasiva estadounidense (VAERS), por ejemplo, registra 48 veces más eventos adversos de vacunas en 2021 que en 2020. Desde el 10 de diciembre, esto equivale a 20.244 muertes, 106.000 hospitalizaciones y casi 33.700 personas con discapacidades permanentes. Históricamente se ha demostrado que este sistema subreporta los «eventos adversos en aproximadamente dos órdenes de magnitud», lo que significa que las muertes reales, por ejemplo, podrían ser de «cientos de miles para los Estados Unidos.»

¿A qué efectos secundarios se refiere?

El documento Doctors4CovidEthics. org avalado por cientos de médicos en el que se explica cómo estas vacunas «son peligrosas tanto para los individuos sanos como para los que padecen enfermedades crónicas preexistentes, por razones como las siguientes: muerte, riesgo de alteraciones letales y no letales de la coagulación de la sangre, incluyendo trastornos hemorrágicos, trombosis en el cerebro, derrame cerebral e infarto de miocardio; miocarditis / pericarditis, reacciones autoinmunes y alérgicas graves como la anafilaxia; potenciación de la enfermedad dependiente de anticuerpos; parálisis de Bell, abortos espontáneos trombocitopenia / plaquetas bajas, herpes zóster e impurezas de las vacunas debido a una fabricación apresurada y a normas de producción no reguladas».

¿Cuáles son las cifras?

Las cifras actualizadas semanalmente de todos los efectos adversos mencionados se pueden encontrar en COVID Vaccine Data. A partir del 10 de diciembre, el número de muertes reportadas sólo en los EE.UU., debido a estas inyecciones es «48 veces mayor en 2021 que en 2020», incluyendo casi tres veces más muertes que hubo víctimas estadounidenses en las guerras de Irak y Afganistán combinadas. Esto también incluye «más de 106.000 hospitalizaciones y casi 33.700 personas con discapacidades permanentes».

La Declaración cita un estudio revisado por expertos que revela «una probabilidad «cinco veces mayor» de muerte por las vacunas que por la COVID-19 «en el grupo demográfico más vulnerable de 65 años», incluyendo una mayor relación de riesgo frente a los beneficios con los grupos de edad más jóvenes.»

¿Por qué entonces Francisco y sus obispos apoyan las vacunas?

Hasta 2020 se podía contar con la Iglesia católica para defender la santidad de la vida de los bebés antes de nacer. Esta voz profética se ha callado en Francisco y en la mayoría de los obispos del mundo que han apoyado con entusiasmo las inyecciones contaminadas por el aborto. Ni siquiera están siguiendo su propia Instrucción Dignitas Personae.

La Dignitas Personae afirma inequívocamente que si utilizamos vacunas derivadas del aborto por razones graves, como amenazas a la salud, entonces tenemos el deber de emprender dos acciones más que son responsabilidad de «todos». Estas son necesarias para mitigar «la cooperación con el mal y el escándalo».

¿Cuáles son estas condiciones?

1. Todos tienen el deber de dar a conocer su total oposición al aborto para «no dar la impresión de una cierta tolerancia o aceptación tácita de acciones gravemente injustas». (DP 35). Esto es imperativo para contrarrestar públicamente la tergiversación de los medios de comunicación de que, al permitir el uso de vacunas contaminadas por el aborto, la Iglesia ha abandonado su oposición absoluta al aborto.

2. Todo el mundo debería «pedir que su sistema sanitario ponga a disposición vacunas alternativas».

¿No ha respetado Francisco estas condiciones?

Francisco y los obispos no han hecho ninguna de estas acciones, ni han insistido en que los católicos individuales lo hagan también, provocando así el grave escándalo de cooperar con el peor mal que se está perpetrando en el planeta: el holocausto del aborto.

Francisco afirma que recibir una vacuna es un «acto de amor».

Cuando dice que recibir la inyección contaminada por el aborto es un «acto de amor», ¿dónde está su amor por Joanna y todos los demás bebés viviseccionados (operados en vivo para extraer órganos) y asesinados? Las personas más pobres del mundo no son los emigrantes o los desempleados -aunque, por supuesto, debemos ocuparnos de ellos-, sino las decenas de millones de bebés asesinados mediante el aborto cada año. Se les niega la vida, se les niega la posibilidad de la gracia sacramental, se les niega el amor y se les niega la voz.

¿No se da cuenta Francisco de esto?

Francisco y los obispos no dicen nada sobre los bebés viviseccionados vivos para fabricar las vacunas de las que supuestamente se «benefician». Piensa en esto, a Joanna no se le permitió beneficiarse de sus propias células renales, pero Francisco y los obispos creen que se están «beneficiando» de ellas con la «esperanza» de que están protegiendo su propia salud; hombres que han tenido vidas largas y privilegiadas.

Entonces, ¿Francisco se refiere quizás a un «acto de amor propio»?

De hecho, ni siquiera es eso. Sigue siendo un hecho que estas inyecciones NO evitan coger ni transmitir la Covid. Nadie afirma que lo hagan. Ni las agencias gubernamentales de salud ni los fabricantes afirman la prevención, sino que dicen que las inyecciones PUEDEN reducir los síntomas. Por supuesto, esto significa que quienes se inyectan pueden seguir diseminando la Covid como hemos visto en todo el mundo y como está documentado en la Declaración.

 Por esta razón, las agencias sanitarias cambiaron la definición de «vacuna» para dar cabida a estas inyecciones defectuosas. Además, los que han sido inyectados con ellas, han sufrido altas tasas de «casos de brotes» y hospitalizaciones que revelan que las vacunas no sólo son ineficaces para proteger a otros de la transmisión, sino también a los individuos que las reciben.

Por el contrario, rechazar estas vacunas puede ser visto como un acto de «amor al prójimo», ya que ayuda a evitar que se implementen pasaportes de vacunas que matan la libertad.

¿Tendrá Francisco en cuenta su llamamiento?

Espero que Francisco, los obispos y todas las instituciones y personas católicas reconsideren su apoyo a estas inyecciones de Covid. Uno de nuestros cuatro firmantes episcopales actuales de la Declaración, el arzobispo Carlo Maria Viganò, ha escrito un llamamiento propio, similar y excepcional, a los obispos de Estados Unidos sobre esta cuestión proponiendo que es hora de replantearse esta cuestión y oponerse a estas inyecciones.

¿De verdad que pone su esperanza en los obispos?

Necesitamos que las voces de todos nuestros obispos se pronuncien contra la brutal degradación que convierte a los seres humanos más jóvenes en cosas desechables que se explotan y se venden. Necesitamos que nuestros obispos dejen de abandonar a aquellos cuya conciencia no les permite recibir inyecciones contaminadas por el aborto. Pido a los obispos que exijan a la industria farmacéutica que produzca tratamientos moralmente aceptables, seguros y eficaces. Espero que, al menos, protesten contra la continuación del uso de abortos para la investigación médica.

Es probable que su esperanza se vea frustrada…

Sin embargo, principalmente tengo la esperanza de que la Declaración de Belén se convierta en un punto de encuentro para las personas que no pueden aceptar las inyecciones contaminadas por el aborto, y que exigen el reconocimiento de sus derechos inalienables al consentimiento informado y a la integridad corporal. Espero que el hecho de que otros pongan su nombre en la declaración les demuestre que no están solos.

Francisco quizás les escucharía si fueran un oligarca superrico…

Esto me produce una gran tristeza porque cada vez que examino sus acciones sí parece, como dices, que el Vaticano se dirige al diálogo con los que tienen el poder. De hecho, parece ser que es un sello del pontificado bergogliano aplacar a los ricos y poderosos. Miro su relación con el régimen más brutal y totalitario del mundo: el partido comunista chino. Miro el número de eugenistas de la ONU y de las universidades que han sido invitados a hablar en las conferencias del Vaticano. Estas cosas muestran un patrón inquietante.

¿Y qué pasa con los que mueren de Covid?

Lo sé y lo siento por ellos especialmente los que murieron sin el consuelo de su familia y sus sacerdotes. Pero esto no cambia el hecho de que las inyecciones son, según este estudio, «cinco veces» más peligrosas que la Covid en los pacientes más vulnerables. En segundo lugar, como afirmó el Dr. Peter McCullough en una conferencia en octubre, cuando un experto examina los expedientes de las personas que han muerto a causa de la Covid-19, «todos y cada uno de ellos han recibido un tratamiento inadecuado». Hay muchos tratamientos buenos, sólidos, seguros, eficaces y éticamente irreprochables para el Covid-19. La información sobre estos, y dónde acceder a ellos están enlazados en la Declaración también.

¿Crees que las estadísticas de muertes por Covid están infladas?

Hay muchas pruebas de ello. Pocos se dan cuenta de que los recuentos más altos de muertes en los Estados Unidos, por ejemplo, incluyen el hecho de que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos abandonaron su norma industrial de registro de muertes para los casos relacionados con el Covid-19 solamente. Según un estudio de julio de 2020, si la agencia sanitaria hubiera ejercido su práctica estándar, como lo ha hecho para todos los demás casos de muerte durante muchos años, el «recuento de víctimas mortales (para el Covid-19) sería aproximadamente un 90,2% inferior al actual» 

¿Estaría el Centro de Control de Enfermedades (CDC) de EE.UU. de acuerdo con esta valoración?

Sí, porque esta observación está corroborada por los propios informes de los CDC, que muestran que muy pocas muertes por Covid-19 incluyen esta enfermedad como única causa de fallecimiento.  La Dra. Deborah Birx, ex miembro del grupo de trabajo sobre coronavirus de la Casa Blanca, explicó un aspecto inflacionario de estas cifras: «si alguien muere con Covid-19, lo contamos como una muerte por Covid-19» Y la Dra. Ngozi Ezike, directora del Departamento de Salud Pública de Illinois, aclaró además que «incluso si mueres por una causa alternativa clara, pero tenías Covid al mismo tiempo, sigue figurando como una muerte por Covid».

Aun así, todos sufrieron Covid…

Bueno, muchas de esas muertes registradas ni siquiera tienen una indicación de una prueba positiva de Covid-19, sino que son simplemente «sospechosas». Como ejemplo, en la ciudad de Nueva York, las autoridades sanitarias añadieron «más de 3.700 personas adicionales que se presumía que habían muerto por el coronavirus pero que nunca habían dado positivo», aumentando el recuento global de muertes en Estados Unidos en un 17% en abril de 2020.

¿Cuál es la razón para hacer esto?

Los hospitales recibieron incentivos financieros de la Ley CARES del gobierno federal que, por ejemplo, aumentó «los reembolsos de Medicaid por paciente a los hospitales en un 20% para los pacientes listados con un ‘diagnóstico principal o secundario de COVID-19′». Esto creó claramente incentivos financieros para que estos centros sanitarios identificaran e incluso inflaran los ingresos y las muertes asociadas, incluso si estos casos son sólo «presuntos».

¿Son estos los únicos conflictos de intereses?

Un excelente artículo citado en la Declaración revela el enorme poder de los grupos de presión de las corporaciones de la «Gran Farma» en Washington, D.C., que, según Robert F. Kennedy, Jr., corrompe no sólo a los políticos, sino a las mismas agencias sanitarias que se supone deben proteger a los estadounidenses de los productos peligrosos. Hay que saber que dos tercios del presupuesto de la FDA para evaluar nuevos medicamentos provienen de estas corporaciones que se encargan de regular.

Se trata de funcionarios del gobierno que tienen acciones muy importantes en las corporaciones. Estos funcionarios habrían tenido sin duda un papel en la selección para conceder enormes contratos de la Operación Velocidad de Vuelo (OWS) a estas corporaciones. También cita el caso de un funcionario que participó en la selección de estas corporaciones como parte de la OWS y luego regresó a un puesto en la FDA que supervisaría la evaluación de la seguridad y eficacia de estos productos.

También se aborda el hecho de que los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) son propietarios de la mitad de la participación en la vacuna Moderna, que ayudaron a desarrollar bajo la dirección del Dr. Anthony Fauci. De hecho, este contrato de copropiedad se firmó en diciembre de 2019 antes de que se conociera públicamente el brote de coronavirus.

Algunos expertos afirman que el programa de vacunación debería detenerse inmediatamente.

Al notar los informes enormemente altos de eventos graves relacionados con las inyecciones, un grupo de 57 expertos médicos y científicos de 17 países planteó «Preguntas urgentes sobre la seguridad de la vacuna» el pasado mes de julio, incluyendo una investigación sobre la aparente omisión de las juntas estándar de monitoreo de seguridad de datos (DSMB) y los comités asesores externos (EAC) que se encargan de mantener la seguridad de los sujetos y la integridad del programa de investigación

Dado que no existían estas juntas estándar que garantizan la seguridad, que debe ser una prioridad para cualquier estudio de este tipo, estos expertos insistieron en que «el programa de vacunación debería detenerse inmediatamente.»

¿Cuál es el problema de los pasaportes de vacunas?

La Declaración enlaza con una descripción de Naomi Wolf que afirma que la implementación de los llamados pasaportes de vacunas «es literalmente el fin de la libertad humana en Occidente si este plan se desarrolla como está previsto.»

¿El fin de la libertad humana? ¿No exagera?

Wolf escribe «que cualquier otra funcionalidad puede ser cargada en esa plataforma sin ningún problema», incluyendo la banca digital, la geolocalización, el acceso a todo tipo de lugares diferentes, incluyendo los servicios esenciales. «No puedo insistir lo suficiente en que tiene el poder de apagar tu vida, o de encenderla, de permitirte participar en la sociedad o ser marginado», afirma. De hecho, muchos creen que la Covid y el impulso de las vacunas están ordenados principalmente hacia la introducción de un control totalitario integral de todas las personas en el mundo, como nunca antes en la historia.

*Nick Donnelly es un diácono permanente,  Ha enseñado en Institutos Católicos de Educación Superior y fue Director de Vocaciones y Formación del Diaconado Permanente de su diócesis y Director de Formación Diaconal de un colegio católico internacional. Ha sido asesor diocesano de renovación pastoral, consultor diocesano de formación de adultos y ha escrito programas de catequesis para varias diócesis. Fue cofundador de la Escuela de la Anunciación, en Inglaterra. Donnelly es autor de más de dieciocho libros y trabajó para EWTN GB como editor de noticias online hasta que fue suspendido por criticar al Papa Francisco. Dirige el sitio de twitter @protectthefaith que cuenta con 21.000 seguidores. Es el patrocinador de la Declaración de Belén.

Gloria TV/ Religión, La Voz Libre

OBISPOS, SACERDOTES Y LAICOS FIRMAN LA ‘DECLARACIÓN DE BELÉN’ QUE SE OPONE A LAS INYECCIONES COVID ‘MORALMENTE ILÍCITAS’

La declaración es «la respuesta definitiva a la locura tiránica de la salud globalista», dijo Elizabeth Yore. Debe resonar con fuerza en medio del ruidoso estrépito del COVID. Firmar aquí:

El humanismo es una afrenta a Dios

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

25 de diciembre de 2014

No os preocupéis por el espíritu del mal, que corrompe el mundo. Dejádmelo todo a Mí. Porque mientras vosotros me améis, me reverenciéis y améis a otros, de acuerdo a Mi Santa Voluntad, Yo os protegeré del dolor de todas las cosas que están en contra Mía.

El peor dolor que tendréis que soportar será el de ser testigos de los llamados actos de caridad y las preocupaciones humanitarias a escala mundial, las cuales enmascararán las verdaderas intenciones de Mis enemigos. Sabréis, dentro de vuestros corazones, que el engañador está trabajando. Cuando el mundo secular y los que dicen representarme hablan de política, actos humanitarios, pero fallan en proclamar la importancia de preservar la vida humana a toda costa, entonces sabed que esto no es lo que Yo deseo. Si aquellos que dicen representarme no hablan con la misma pasión sobre la perversidad del aborto, como lo hacen sobre otros actos contra la humanidad, entonces, estad conscientes de que algo anda mal.

Mi Padre castigará a todos aquellos que asesinan a Sus hijos, incluyendo a los niños que todavía están siendo alimentados en el vientre esperando nacer. Los autores de semejantes crímenes van a sufrir un castigo terrible si no se arrepienten de sus pecados contra Él. Los que son Míos y que representan a Mi Iglesia en la Tierra han fallado en proclamar la Verdad. El asesinato, incluyendo el aborto, es uno de los mayores pecados contra Dios. Se necesita un acto de contrición extraordinario para que puedan ser absueltos de tal pecado. ¿Por qué entonces Mi Iglesia no lucha con vigor contra este pecado – uno de los actos más abominables de resistencia contra Mi Padre? ¿Por qué os distraen de reconocer el más grave de los pecados, pero predican acerca de la importancia de los actos humanitarios?

El humanismo es una afrenta a Dios porque se centra en las necesidades del hombre y no en la necesidad de arrepentirse del pecado ante el Creador de todo lo que es. Si vosotros ignoráis los pecados mortales, claramente definidos en las Leyes establecidas por Dios, que conducen a la condenación eterna, entonces ninguna cantidad de compasión por los derechos civiles de la raza humana expiará esos pecados.

Si vosotros creéis en Mí, y si me servís, entonces debéis hablar solo acerca de la Verdad. La Verdad es que el pecado es vuestro mayor enemigo – no aquellos que os persiguen. El pecado mortal, si no estáis arrepentidos, os llevará al Infierno. Si vosotros estáis en pecado mortal y dedicáis el tiempo apoyando grandes actos de caridad y hechos humanitarios, y no os arrepentís, entonces vuestra alma se perderá.

Recordad la Verdad. No os dejéis engañar por conversaciones, actos u obras de caridad cuando la tarea más importante es luchar contra el pecado mortal. Mis siervos consagrados que se nieguen a recordaros las consecuencias del pecado mortal, no comprenden la misión que tienen en servirme. No podéis barrer el pecado bajo el suelo, fuera de la vista, como si no existiera. Ninguna cantidad de empatía con las personas que son perseguidas en Mi Nombre, compensará el hecho de que los pecadores no se reconcilien Conmigo, Jesucristo, para el perdón de los pecados.

Vuestro Jesús

Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a025-dic-2014-el-humanismo-es-una-afrenta-a-dios/

A %d blogueros les gusta esto: