¿Periodistas católicos o vendedores de vacunas?

Bergoglio ayer recibió en audiencia al Consorcio de Medios Católicos «Catholic Fact-checking”.  Ni que decir tiene que las fake news son todos aquellos artículos que cuestionan el valor salvífico de la vacuna y del proyecto de vacunación masiva. 

El consorcio de medios católicos “Catholic Fact-checking” recibió ayer un solemne reconocimiento del «Papa» Francisco quien le dedicó una audiencia. Es la consagración de un compromiso sin precedentes con la difusión de vacunas, pero no podemos dejar de preguntarnos si esta es la misión de la Iglesia


Luchando contra las fake news, pero respetando a las personas. Este es uno de los mensajes lanzados ayer por el Papa Francisco en la audiencia reservada a los participantes en el encuentro promovido por el Consorcio Internacional de Medios Católicos «Catholic fact-checking». Ni que decir tiene que las fake news son todos aquellos artículos que cuestionan el valor salvífico de la vacuna y del proyecto de vacunación masiva. Además, la vacunación masiva, en nombre de la lucha contra la desigualdad -el concepto se repite una vez más en el discurso del Papa Francisco- debe abarcar también a todos los países pobres, donde sin embargo el Covid es todo menos una emergencia mientras que las enfermedades reales hay otras que combatir.

En cualquier caso, la audiencia concedida y el texto del discurso del Papa constituyen una clara incitación a la actividad y fines de este consorcio, liderado por el sitio multilingüe Aleteia y que tiene asociadas una treintena de publicaciones, algunas italianas, incluido el mensual Madre y otras pequeñas realidades. Más que en la intervención del Papa, sin embargo, nos gustaría centrarnos en la realidad que aborda, el Consorcio «Catholic fact-checking» , que tratamos hace unos días al recibir fondos de Google, precisamente de Google News Initiative. – y utiliza dos institutos como apoyo científico que – según una investigación del  sitio web Church Militant– recibió dinero de las fundaciones Soros y Bill y Melinda Gates. El sitio Aleteia , líder del Consorcio, reaccionó muy duramente a esta noticia , vinculando también -en el sitio italiano pero de forma completamente incorrecta- a La Nuova Bussola Quotidiana  y  Church Militant . El desmentido de Aleteia toca de hecho toda una serie de aspectos secundarios contenidos en el artículo de Church Militant pero no puede negar los únicos temas que nos interesan y que hemos retomado en el Compass : los fondos recaudados directamente de Google y la asociación con institutos financiados por la pareja Soros & Gates.

Sobre todo, es interesante el apoyo directo de Google y los datos se reportan en la web católica Fact-checking , aunque se cuidan de no precisar la suma que han recaudado, tema que Aleteia también evita abordar en la réplica, aunque admite que Google News Initiative asumió «los costes de desarrollo del Consorcio». Por el sitio de Google, sin embargo, sabemos que Catholic Fact-checking compartió un pastel de 3 millones de dólares con otros diez proyectos elegidos por Google entre los 309 que habían participado en la competencia. No exactamente cambio suelto.

De todos modos, este es el punto: la verificación de hechos es ahora una forma de propaganda.Pasado por periodismo de verificación, y Google está invirtiendo ingentes recursos, económicos y tecnológicos, para direccionar la información según los cánones de lo políticamente correcto. Pretender poder salir de estos carriles estando en la nómina de Google es cuando menos ingenuo: al menos hay una comunidad de intenciones. Además, es evidente que la actividad del consorcio de medios católicos es funcional a los objetivos de Google, va exactamente en la dirección deseada por Google, que es refutar las razones de cualquiera que en el mundo católico ponga objeciones a la vacunación masiva.
No es casualidad que nunca los hayamos visto preocuparse por las personas que están pasando por reacciones adversas graves a las vacunas: nunca dejen que cuestionen a las personas y desanimen el objetivo de «todos vacunados» llevando agua al molino de los odiados «no vacunados».  Además, también es una vieja estrategia: cada vez que los Señores del Mundo se enfocan en un objetivo -control de la natalidad, aborto, eutanasia, género, homosexualidad, ecología- financian puntualmente alguna sigla “católica” para vencer cualquier resistencia de la Iglesia.

Además, incluso sin cuestionar la buena fe, ciertamente es poco realista pretender garantizar la verdad científica de la información en un debate en constante evolución, donde los datos ciertos son escasos y los intereses económicos e industriales enormes. Solo un ejemplo: aquellos que escribieron hace un año que las personas vacunadas aún serían contagiosas y transmisoras, recibieron insultos y fueron tildados de traficantes de noticias falsas; hoy es una realidad tan evidente que ya no se puede negar. Quienes predijeron la eficacia limitada de las vacunas y el riesgo de las inoculaciones repetidas hace un año fueron ridiculizados; ahora vamos a ver cómo va a terminar. Y podríamos seguir durante mucho tiempo. ¿Cómo, entonces, puede un medio reclamar el derecho a establecer con confianza la verdad científica? Pero sobre todo: ¿es esta la tarea de la Iglesia?

Y aquí llegamos al punto que es más importante para nosotros : es obvio que un periódico católico también debe informar y juzgar la pandemia, las vacunas, el manejo de emergencias, etc. Pero invirtiendo importantes recursos en un proyecto que aglutine el mayor número posible de publicaciones para realizar una labor capilar de información unidireccional sobre las vacunas (aunque con la máxima objetividad cambiaría poco el discurso), todo ello con mucha bendición del Santo Mira, es algo que te hace pensar.

Uno podría esperar tal movilización de los periódicos católicos de defender a la Iglesia de las diversas leyendas negras que a lo largo del tiempo se han construido en torno a ella para desacreditarla y que ahora han entrado en el imaginario colectivo; o para fomentar la circulación de información sobre las comunidades cristianas que son perseguidas en muchas partes del mundo; o para dar voz a los cristianos de Oriente Medio, donde la presencia católica se reduce a un parpadeo; o para algunos otros objetivos que tienen que ver con la misión de la Iglesia que es la de la salvación de las almas.

En cambio, nos movilizamos y creamos una red para promover vacunas, incluso despejando el campo de cualquier preocupación moral relacionada con el uso de líneas celulares fetales resultantes de abortos provocados. Hay que decir que esto no es nuevo, y es un motivo que viene volviendo en particular desde hace dos años: la salud ante todo, esta es la línea; una preocupación totalmente terrenal, que no implica en absoluto la perspectiva de la vida eterna. Al contrario: el Evangelio, las palabras de fe, son un pretexto para justificar objetivos totalmente terrenales. Y siguiendo este hilo sigue inevitablemente el poder del mundo. No es nuevo, decíamos, y sin embargo no podemos evitar sentirnos desconcertados, amargados.

inglés
Italiano

https://lanuovabq.it/it/giornalisti-cattolici-o-piazzisti-di-vaccini

Vemos a continuación, en un mensaje del Señor del 2012, que es un furibundo antivacunas. A Él no le hubiera recibido Bergoglio considerándolo como un propagador de Fake news, ni Google le hubiera subvencionado. Pero para eso estamos la Iglesia Remanente. Para dar un altavoz a Dios y no a los señores de este mundo. Aunque no nos subvencione nadie y los gastos corran de nuestro bolsillo. Pero es una lucha desigual que sin duda ganaremos. Porque la Verdad al fin triunfará y nos hará Libres.

🛡️Ejército Remanente

Tendrá lugar una vacunación global que os matará si la aceptáis

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

13 de Octubre, 2012

Las profecías predichas en Fátima ahora comienzan a manifestarse en el mundo.

Los gobiernos número uno del mundo, creados en aquellas naciones que están trabajando juntas sin descanso, casi han completado su trabajo, el cual será pronto presentado al mundo.

En este despertar, estará la única nueva religión mundial, una abominación a los ojos de Mi Padre.

Mi iglesia ha sido infestada por los enemigos, dentro de los cuales son lobos con piel de oveja. Engañan a todos aquéllos con quienes entran en contacto.

Entonces, tendrá lugar la introducción de una vacunación global que os matará si la aceptáis.

Este es un tiempo en el qué sólo la oración, y mucha de ella, puede suavizar el impacto de esta terrible maldad creada por un grupo selecto (élite) de personas en el poder.

Ellos están trabajando en todas partes de vuestros gobiernos y los que trabajan codo a codo con ellos, todos los días saben lo que ellos están haciendo.

Tan astutos son ellos, que presentarán cada acto malo como si fuera una gran cosa! un gran servicio para la humanidad. Ellos harán todo lo posible para profanar todo lo que tiene que ver con Dios.

Ellos difundirán y promoverán el paganismo. Los hijos de Dios, quienes acepten sus leyes y sus enseñanzas, se transformarán infestados con sus perversos caminos.

Debéis rezar por protección, pero sobre todo, hay que orar por estas almas. Porque Mi Padre tiene la intención de castigarlos. El seleccionará a todos y a cada uno de ellos y los destruirá. Sin vuestras oraciones ellos estarán perdidos y se les echará al lago de fuego.

Vuestro Jesús

Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a13-oct-2012/

A %d blogueros les gusta esto: