Ya es Hora

«Serán los apóstoles auténticos de los últimos tiempos. A quienes el Señor de los ejércitos dará la palabra y la fuerza necesarias para realizar maravillas y ganar gloriosos despojos sobre sus enemigos.»

La Iglesia Católica, Santa, Esposa de Cristo, ya está dispuesta y preparada para caminar los últimos pasos del Vía Crucis tras las mismas huellas dejadas por su Divino Esposo Jesús.

Por eso le decimos ya, ahora, a Bergoglio, el Judas traidor de este tiempo, con las mismas palabras de Jesucristo «ve y hazlo pronto». Juan 13, 27

Porque ya es hora de padecer con el Amado Jesús, la Crucifixión.

Ya es hora de que la bendita sangre de los mártires de este final de los tiempos se una a la Preciosa Sangre del Amado Jesús. Sangre de Cristo y la Iglesia, unidas y hechas solo una que purificará y lavará la Iglesia y el mundo del pecado. Sangre vencedora de Satanás.

Ya es hora. El corazon de la Iglesia debe ser traspasado junto al Corazón de Jesús traspasado por la lanza.
Divino Corazón del que brota Sangre y Agua que limpia, purifica, justifica, sana, salva.
Brotará entonces a borbotones imparables del corazón de la Iglesia Católica purificada, el Agua y la Sangre Purísima de su Divino Esposo Jesús, que sana y salva las almas y las naciones.

Ya es hora. El ejército preparado por la Santísima Virgen María se congrega junto a Ella para implorar el Segundo Pentecostés que renovará la faz de la tierra.
Ejército que pronto será colmado por el Espíritu Santo de los dones y gracias necesarias para el combate final.

Ya es hora de mirar al cielo pues se acerca nuestra liberación.

«Cuando comience a suceder esto, tengan ánimo y levanten la cabeza, porque está por llegarles la liberación«. Lucas 21,28

Ya es hora de que el Amor y la Verdad de Dios, por el Espíritu Santo sea derramado sobre toda la humanidad como nunca antes.

Ya es la hora de que cada hombre abra los ojos y conozca y reconozca a Dios como su creador que quiere ser también su Padre por el bautismo.

Ya es hora que los hijos pródigos retornen a la Casa Paterna.

«Y la esperanza no quedará defraudada, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo, que nos ha sido dado». Romanos 5,5

Ya es hora tambien de Justicia y Verdad, pues la injusticia y mentira han esparcido las tinieblas sobre la humanidad.

«Entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del hombre. Todas las razas de la tierra se golpearán el pecho y verán al Hijo del hombre venir sobre las nubes del cielo, lleno de poder y de gloria». Mateo 24,30

Ya es hora de mirar al cielo y alistarse en la tierra al Ejército consagrado al servicio de Jesús y María. Ejército que » experimenta las dulzuras y bondades maternales» de María, que
«conocen de sus misericordias, que recurren a Ella en todas las cosas como a su querida Abogada y Medianera junto a Jesús». (Tratado Verdadera Devocion. 56)

¿Pero quiénes somos y a qué estamos llamados?

Lo dijo con palabras profeticas San Luis Maria de Montfort hace mas de trescientos años en su Tratado de la Verdadera Devocion a Maria:

  1. Pero, ¿qué serán estos servidores, esclavos e hijos de María?
  2. Serán fuego encendido, ministros del Señor, que prenderán por todas partes el fuego del amor divino. Serán flechas agudas en la mano poderosa de María para atravesar a sus enemigos: como saetas en mano de un valiente
  3. Serán hijos de Levi, bien purificados por el fuego de grandes tribulaciones y muy unidos a Dios. Llevarán en el corazón el fuego del amor, el incienso de la oración en el espíritu y en el cuerpo la mirra de la mortificación.
  4. Serán en todas partes el buen olor de Jesucristo para los pobres y sencillos; pero para los grandes, los ricos y mundanos orgullosos serán olor de muerte.
  5. Serán nubes tronales y volantes, en el espacio, al menor soplo del Espíritu Santo.
    Sin apegarse a nada ni asustarse, ni inquietarse por nada, derramarán la lluvia de la palabra de Dios y de la vida eterna, tronarán contra el pecado, lanzarán rayos contra el mundo del pecado, descargarán golpes contra el demonio y sus secuaces y con la espada de dos filos de la palabra de Dios traspasarán a todos aquellos a quienes sean enviados de parte del Altísimo.
  6. Serán los apóstoles auténticos de los últimos tiempos.
    A quienes el Señor de los ejércitos dará la palabra y la fuerza necesarias para realizar maravillas y ganar gloriosos despojos sobre sus enemigos. Dormirán sin oro ni plata y lo que más cuenta sin preocupaciones en medio de los demás sacerdotes, eclesiásticos y clérigos.
    Tendrán sin embargo, las alas plateadas de la paloma, para volar con la pura intención de la gloria de Dios y de la salvación de los hombres adonde los llame el Espíritu Santo.
    Y no dejarán en pos de sí en los lugares en donde prediquen sino el oro de la caridad, que es el cumplimiento de toda ley.
  7. Por último, sabemos que serán verdaderos discípulos de Jesucristo.
    Caminando sobre las huellas de su pobreza, humildad, desprecio de lo mundano y caridad evangélica, enseñarán la senda estrecha de Dios en la pura verdad, conforme al Evangelio y no a los códigos mundanos, sin inquietarse por nada ni hacer acepción de personas, sin dar oídos ni escuchar ni temer a ningún mortal por poderoso que sea.
    Llevarán en la boca la espada de dos filos de la palabra de Dios, sobre sus hombros el estandarte ensangrentado de la cruz, en la mano derecha el crucifijo, el Rosario en la izquierda, los sagrados nombres de Jesús y María en el corazón y en toda su conducta la modestia y mortificación de Jesucristo.

Tales serán los  grandes hombres que vendrán y a quienes María formará por orden del Altísimo para extender su imperio sobre el de los impíos, idólatras  y mahometanos.

San Luis Maria y Todos los Santos rueguen por nosotros, porque lo que esperaban con ansia por centurias ya ha llegado. Ésta es la generación de los Apóstoles de los Últimos Tiempos.


Pero, ¿cuándo y cómo sucederá esto?… 
¡Sólo Dios lo sabe!  A nosotros toca callar, orar, suspirar y esperar:  
«Yo esperaba con ansia».


ya han nacido,


ya han sido alistados por María,
ya estan dispuestos para Gloria de Dios y salvacion de las almas. En camino victorioso hacia los nuevos tiempos, Nuevos Cielos y Nueva Tierra.

¡CON JESÚS Y MARÍA , HACIA LA VICTORIA!

🛡️Ejército Remanente

Sois la generación, que tendrá que dar testimonio de la Crucifixión final de Mi Iglesia

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

22 de octubre de 2013

Mis amados siervos se unirán en unión Conmigo – menos de la mitad de ellos – pero su lealtad a Mí ayudará a Mi Ejército a sobrevivir y crecer con el fin de difundir los Evangelios durante la oscuridad global que se sentirá durante esta, la apostasía más grande de todos los tiempos.

La falta de respeto por Mí, Jesucristo, se está volviendo evidente en todas las naciones, en lugares públicos y en Mis Iglesias. Mi deseo ahora es preparar a Mi Ejército apropiadamente. No dejéis, Mis amados seguidores, que estas cosas os perturben, ya que solo os distraerán cuando necesito que seáis fuertes en vuestra fe. Así como las puertas fueron cerradas de golpe en la cara de Mi Madre, mientras  trataba de buscar refugio, justo antes de Mi Nacimiento, así también las puertas serán cerradas en vuestras caras. Sabed que cuando estas puertas estén siendo cerradas de golpe en vuestras caras por aquellos siervos equivocados en Mi Iglesia, debéis solo volver a Mí entonces. Sabed también que aquellos que afirman ser personas santas, expertos en Sagrada Escritura y en las Enseñanzas de Mi Iglesia, harán fila y serán los primeros en condenaros, porque estáis siguiendo la Verdad. Me refiero a todas las almas en el mundo que me aman y que conocen la Verdad y no, necesariamente, aquellos que siguen estos Mis Mensajes para el mundo entero.

El Don del Espíritu Santo caerá solo sobre aquellos dignos de recibir este precioso Don de Dios. Aquellos vacíos del Espíritu Santo gritarán insultos y tratarán de convenceros de que sigáis las herejías, las que pronto se volverán incontroladas en todas las iglesias cristianas. Cuanto más muestren ellos su temor por estos Mensajes, más os atacarán. Debéis ignorar su veneno lleno de odio y permanecer en silencio. Estos días están casi sobre vosotros. Algunos de vosotros ya habrán vislumbrado la severa oposición, que tendréis que padecer debido a Mí.

Vosotros sois son la generación, que tendrá que dar testimonio de la Crucifixión final de Mi Iglesia, pero sabed esto. De las cenizas se levantará Mi Cuerpo Glorioso, la Nueva Jerusalén y vosotros seréis elegidos para reinar entre las doce naciones. Cuando permanezcáis fieles a Mí, os levantaré en gloria y Cielo y Tierra serán vuestros, en el mundo venidero. Debéis permanecer unicamente fijos en Mí, durante la desolación de la abominación, ya que será corta. Y luego, nada os separará jamás de Mí otra vez.

Vuestro Jesús

Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a23-oct-2013-sois-la-generacion-que-tendra-que-dar-testimonio-de-la-crucifixion-final-de-mi-iglesia/

A %d blogueros les gusta esto: