Niños chinos diagnosticados de leucemia después de ser vacunados con vacunas chinas

Unos niños se preparan para recibir la vacuna contra COVID-19 en un centro de vacunación en Wuhan, China, el 18 de noviembre de 2021. 

Los casos de leucemia se producen en diferentes grupos de edad y en todas las regiones de China. Sin embargo, Li y otras personas señalaron un aumento del número de pacientes en el grupo de edad más joven en los últimos meses, coincidiendo con la campaña de vacunación para niños de 3 a 11 años.

Después de recibir su primera dosis de la vacuna COVID-19, la hija de Li Jun, de 4 años de edad, tuvo fiebre y tos, que desaparecieron rápidamente después de una terapia intravenosa en el hospital. Pero después de la segunda inyección, el padre pudo ver que algo no funcionaba.

Apareció un hinchazón alrededor de los ojos de su hija y no desapareció. Durante semanas, la niña se quejó de dolor en las piernas, donde empezaron a aparecer moratones, aparentemente de la nada. En enero, unas semanas después de la segunda dosis, al niño de 4 años se le diagnosticó leucemia linfoblástica aguda.

«Mi bebé estaba perfectamente sano antes de la dosis de la vacuna», ha declarado Li (un seudónimo) , de la provincia de Gansu, en el centro-norte de China, a The Epoch Times. «La llevé a una revisión. Todo era normal».

Es uno de los cientos de chinos que pertenecen a un grupo en las redes sociales que afirman sufrir o tener un familiar que padece leucemia, desarrollada tras recibir vacunas chinas. Ocho de ellos confirmaron la situación cunado fueron contactados por The Epoch Times. Los nombres de los entrevistados se han mantenido en secreto para proteger su seguridad.

Los casos de leucemia se producen en diferentes grupos de edad y en todas las regiones de China. Sin embargo, Li y otras personas señalaron un aumento del número de pacientes en el grupo de edad más joven en los últimos meses, coincidiendo con la campaña de vacunación para niños de 3 a 11 años lanzada por el régimen el pasado octubre.

La hija de Li recibió su primera inyección a mediados de noviembre, a petición de su guardería. Actualmente está siendo sometida a quimioterapia en el Hospital Popular de Lanzhou nº 2, donde al menos 20 niños están siendo tratados por síntomas similares, la mayoría de ellos de entre 3 y 8 años, según Li.

«Nuestro médico del hospital nos dijo que, desde noviembre, el número de niños que acuden a su división de hematología para tratar la leucemia se ha duplicado en comparación con años anteriores y que tienen escasez de camas», dijo.

Li dijo que al menos ocho niños del distrito de Suzhou, donde vive, han muerto recientemente de leucemia.

La división de hematología del hospital no pudo ser contactada de inmediato para hacer comentarios.

Presión nacional

Según las últimas cifras de la Comisión Nacional de Salud de China, unos 84,4 millones de niños de entre 3 y 11 años habían sido vacunados hasta el 13 de noviembre, lo que representa más de la mitad de la población de este grupo de edad.

Hubo cierta resistencia por parte de los padres chinos cuando se lanzó la campaña de vacunación infantil. Expresaron su preocupación por la falta de datos sobre los efectos de las vacunas chinas en los jóvenes. Las vacunas son suministradas por dos fabricantes chinos de medicamentos, Sinopharm y Sinovac, que indican tener una tasa de eficacia del 79% y el 50,4%, respectivamente, según los datos disponibles de ensayos realizados con adultos.

Las informaciones sobre los efectos de estas vacunas en la salud de los niños es limitada, y la Organización Mundial de la Salud dijo a finales de noviembre que no había aprobado las dos vacunas para su uso de emergencia en menores.

Los niños se preparan para recibir una vacuna contra el COVID-19 en un sitio de vacunación en Wuhan, provincia de Hubei, China, el 18 de noviembre de 2021.

Sin embargo, los padres que eran reacios a vacunar a sus hijos fueron presionados para que lo hicieran. Algunos dijeron que perdieron las primas del trabajo o que fueron increpados por sus superiores. En otros casos, sus hijos fueron castigados con todo tipo de castigos, desde la pérdida de notas hasta la prohibición de asistir a la escuela, como en el caso del hijo de 10 años de Wang Long.

«El año pasado, la escuela nos dijo que lo lleváramos a vacunar en tal fecha, de lo contrario no podría ir a clase», dijo Wang, de la provincia oriental de Shandong, a  The Epoch Times.

El niño recibió su segunda dosis el 4 de diciembre. Un mes más tarde, empezó a sentirse cansado y a tener un poco de fiebre. Ahora está ingresado en el Hospital Qilu de la Universidad de Shandong, donde se le está tratando de una leucemia aguda, diagnosticada el 18 de enero.

Censura

En WeChat, la plataforma de redes sociales de China, Li conoció a más de 500 pacientes o familiares que compartían la misma situación.

El centro local de control de enfermedades, cuando Li y otros llamaron, prometieron una investigación. Pero estas investigaciones prometieron una investigación. Pero estas investigaciones terminaban invariablemente terminaban con la afirmación de los funcionarios de que los casos de leucemia eran «casuales» y, por tanto, no estaban relacionados con las vacunas.

Las autoridades dijeron lo mismo en 2013, tras la muerte de más de una docena de niños pequeños después de las inyecciones de hepatitis B.

Pero Li y otros en una situación similar no están nada convencidos.

«Me atrevo a decir que no hicieron ninguna comprobación, sino que se limitaron a fingir», dijo Li.

Li sospecha que las autoridades le están dando respuestas evasivas. Los funcionarios le dijeron que un grupo de expertos iniciaría una investigación en su provincia, pero cuando llamó a la agencia provincial de salud, ésta negó tener conocimiento, diciendo que los informes de los casos nunca les les habían llegado.

El Sr. Li y otras personas que tratan de arrojar luz sobre el tema también tienen pocas posibilidades de ser escuchados por la vasta maquinaria de censura de China, que filtra constantemente todo lo que se considera perjudicial para los intereses del régimen comunista.

«La información queda bloqueada en el momento en que se intenta poner algo en línea. No se puede enviar», dijo Li.

Cuando los dos máximos órganos políticos de China se reunieron la semana pasada para celebrar su mayor encuentro anual, en lo que Pekín denominó las «Dos Sesiones», Li lanzó la idea en el grupo de WeChat de una petición en la capital para llamar la atención de las autoridades.

Este mensaje llamó inmediatamente la atención de las autoridades.

«La policía nos llamó uno por uno», dijo Li. «Dijeron que nos habíamos inventado las cosas y nos ordenaron que nos retiráramos del grupo de chat.

El grupo se disolvió rápidamente. Ya no se puede acceder a una hoja de información con los datos de contacto de más de 200 pacientes de leucemia, cumplimentada por miembros del grupo.

Según Li, hay indicios de que las autoridades son conscientes del problema. Los médicos, cuando ven a pacientes con síntomas similares, les preguntan primero si han recibido la vacuna, dijo, citando información que obtuvo del grupo de WeChat.

«Lo tengo, decían, y se acabó», dijo sobre el interrogatorio de los médicos.

El Sr. Li obtuvo la misma reacción cuando llamó a la línea directa de la cadena pública china CCTV con la esperanza de obtener cobertura mediática.

«En cuanto dijimos que los niños habían sido vacunados contra el COVID-19, me preguntaron si había contraído leucemia. Lo sabían», dijo Li. «Dijeron que estaban recibiendo demasiadas llamadas por ello.

Los residentes usan máscaras mientras hacen fila para recibir las vacunas contra el COVID-19 en un sitio de vacunación en Wuhan, provincia de Hubei, China, el 18 de noviembre de 2021.

Desesperación

El coste del tratamiento se estima en unos 400.000-500.000 yuanes (63.093-78.867 dólares), más de 20 veces la renta media anual.

Wang, cuyo hijo de 10 años ha sido diagnosticado de leucemia, es el único sostén de su familia y ya tiene dificultades para pagar su hipoteca. Sólo ha recibido unos 1.000 yuanes (157 dólares) a través del programa estatal de asistencia social para ayudar a pagar el tratamiento de su hijo.

«Estuve en el hospital hasta las 4 de la mañana de la noche anterior», dijo Wang, añadiendo que la noticia dempledora «rompió» bastante a la madre del niño.

«Si lo hubiera heredado de la familia, lo habríamos aceptado como nuestra suerte», dijo Wang. «Pero se enfermó por la vacuna. No puedo conciliarlo».

Li, por su parte, ha pedido dinero prestado a sus familiares para pagar las facturas del hospital. Parte del dinero viene en billetes de 20 y 30 yuanes, el equivalente a unos pocos dólares, dice.

Li no ha recibido ninguna respuesta de las autoridades ni de los medios de comunicación.

Su amigo, que trabaja en la Comisión local de salud que supervisa la distribución de vacunas, le dijo que no que no ponga muchas esperanzas en el asunto.

«Los funcionarios sabían que se podía contraer leucemia, pero ‘el brazo no es rival para el muslo'», dijo el amigo, refiriéndose a una metáfora china. «Este es un problema nacional.

La Comisión de Salud de la ciudad de Lanzhou, la Comisión de Salud de la provincia de Gansu, el Centro Provincial de Prevención y Control de Enfermedades de Gansu, el Centro de Prevención y Control de Enfermedades de Lanzhou, el Centro de Prevención y Control de Enfermedades de la ciudad de Jiuquan, Sinopharm y Sinovac no respondieron a las múltiples peticiones de comentarios.

La Comisión Nacional de Salud, Sinopharm y Sinovac no respondieron inmediatamente a las preguntas por correo electrónico de The Epoch Times.

Gu Xiaohua contribuyó a este informe.

theepochtimes

Verdad y Paciencia

Vacunación a nivel mundial: Una de las formas más perversas de genocidio

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

10 de Noviembre, 2012 

Mi muy querida hija, cómo la Verdad puede conmocionarte. A pesar de que  aceptas Mi Santa Palabra, es sólo cuando las profecías que te revelo se materializan, es cuando comprendes la gravedad de esta Misión para salvar a la humanidad.

La introducción de una vacuna global, dirigida a bebés y a niños pequeños, será una de las formas más perversas de genocidio jamás presenciado desde la muerte de los Judios por Hitler.

Este plan malvado será posible porque muchos de vuestros gobiernos obligaron a sus habitantes a aceptar cambios en sus leyes, dando su poder a los gobiernos para aplicar leyes contra los niños inocentes.

Recordad que lo único que ha detenido a Mi Padre de darle al mundo un final, es a causa del amor de aquellos siervos leales entre vosotros.

Mi Padre, debido a Su Amor por cada hijo y por cada Creación Suya, ha contenido Su Mano. Ahora ha llegado el momento para que Él finalmente disuelva los tiempos, para que el mundo que Él creó por Amor y de acuerdo a Su Voluntad Divina pueda continuar en paz.

Ahora Él va a destruir a los autores de esta iniquidad sobre Sus hijos. Él ya no aguanta más este mal y ahora Su Mano caerá en castigo.

Su Ira se manifiestará en un mundo, que se asustará así como a la magnitud del castigo, que caerá sobre la tierra.

Aquéllos de entre vosotros, responsables de infligir terrible sufrimiento a vuestros compatriotas y conciudadanos, sabed esto:

Vosotros seréis derribados finalmente con el flagelo de la enfermedad y luego, vosotros y los que rinden homenaje al grupo uno del mundo, serán eliminados antes de que la Batalla de Armagedón comience.

Vosotros no seréis tolerados por Mi Padre, y Él no os permitirá que infesten a Sus hijos por más tiempo. ¡Ay de vosotros y de aquéllos entre ustedes que hacen desafiar Su cólera en este momento.

El tiempo de Mi Padre para mostraros que Su Poder se mantendrá para siempre ahora os será demostrado. Vuestras teorías sobre vuestra creación, que están llenas de errores, se os mostrarán por qué lo son, al fin. La Verdad, como se prometió a vosotros en el Libro de la Verdad, predicha al profeta Daniel, aparecerá finalmente.

Muchísimas personas son inconscientes de la Verdad de Dios. Muchas almas bien- intencionadas no buscan nada en sus vidas que no sea excitación. Muchos pierden  el tiempo que se les ha concedido en su vida en la tierra, ya que no conocen la Verdad de la Existencia de Dios.

Ahora la Verdad está siendo presentada. La hora del ajuste de cuentas ha llegado.

Mi Padre hará que el mundo finalmente esté alerta a la Verdad. Los que ignoran la Verdad se negarán a sí mismos el acceso a Mi Nuevo Reino en la tierra.

En lugar de vivir una vida eterna gloriosa, llena de asombro, alegría, amor y  prosperidad, ellos serán echados fuera a pudrirse en las profundidades del infierno.

Insto a todos los hijos de Dios a prestar atención a esta advertencia.

Esto puede que sea violento. Muchos de los que dicen: «esto no viene de Dios, porque Él es Misericordioso» prestad atención a esto:

Ha llegado el momento de dividir la paja del trigo. Ese día está muy cerca. Cualquiera que sea la elección que el hombre escoja, será la elección final.

El libre albedrío siempre será honrado por Mi Padre, hasta el día final. El Día del Juicio Final.

Vuestro Jesús

Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a10-nov-2012/

A %d blogueros les gusta esto: