Vaticano pide suspender derechos de propiedad intelectual para distribuir más vacunas COVID

Los impulsores de la vacuna COVID han utilizado el respaldo del ‘Papa’ Francisco como una excusa para ignorar el rechazo religioso de las inyecciones.

El Vaticano volvió a declarar esta semana que las vacunas contra COVID-19 son un bien público que justifica una acción pública significativa para difundirlas a nivel mundial, a pesar de que el uso de células fetales abortadas causa una gran angustia moral a millones de católicos y otros cristianos.

Vatican News informa que la Misión Permanente del Vaticano ante las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales emitió una declaración el miércoles ante la 49.a sesión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, advirtiendo que “las barreras que impiden el acceso equitativo y la distribución de vacunas, medicamentos y servicios de salud. Las tecnologías relacionadas están profundamente conectadas con los efectos de los derechos de propiedad intelectual (DPI)”.

Al declarar que la atención de la salud para todos “nunca debe estar subordinada a intereses privados”, la declaración instaba a “compartir la investigación, el conocimiento y los suministros, también con miras a promover el desarrollo humano integral a nivel mundial”, lo que en este caso significa que los derechos de propiedad intelectual deberían suspenderse en aras de una distribución más amplia y equitativa de las vacunas contra COVID.

Tales respaldos ignoran el hecho de que las vacunas COVID-19 más utilizadas utilizaron células humanas derivadas de bebés abortados en diversos grados en su desarrollo, lo que los cristianos reconocen como una violación intolerable de la santidad de la vida humana. Las inyecciones de AstraZeneca y Johnson & Johnson, por ejemplo, se desarrollaron con células fetales abortadas, mientras que las inyecciones de Pfizer y Moderna no, pero sus desarrolladores usaron dichas células durante la fase de prueba.

La enseñanza católica sostiene tradicionalmente que las intervenciones médicas contaminadas por el aborto deben evitarse en la medida de lo posible, aunque en los casos en que no exista una mejor alternativa para preservar la vida, la decisión debe dejarse a la conciencia individual. Algunos obispos han argumentado que tomar vacunas contaminadas por aborto es intrínsecamente malo, sin importar las circunstancias. Sin embargo, el respaldo del Papa Francisco a las vacunas COVID ha sido citado por corporaciones hasta la Casa Blanca como justificación para ignorar las objeciones religiosas a tomarlas.

La promoción de las vacunas COVID por parte del Vaticano también ignora importantes dudas no resueltas sobre su seguridad a la luz de los informes de un número significativo de eventos adversos que incluyen miocarditis, pericarditis, síndrome de Guillain-Barré y más; así como su eficacia y necesidad a la luz de su incapacidad para prevenir la transmisión y la protección más duradera de la inmunidad natural .

LifeSiteNews

¡Ay de todos vosotros, impostores, porque no venís de Mí!

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

 4 de diciembre de 2013

Mi queridísima hija, sabe que cada Palabra que sale de Mi Boca sale de la Boca de Aquel que Me envió. Cada aviso dado al mundo, a través de estos Mensajes, proviene de Aquel que es Todopoderoso. Vengo en el Nombre de Mi Padre y Él me envía a preparar el camino para consagrar la Tierra, antes del gran Día de Mi Segunda Venida.

Sólo Mi Voz os trae las noticias en cuanto a lo que Mi Padre desea que Sus hijos sepan. Estos son los únicos Mensajes, que declaran públicamente la Verdad de los dos impíos, que rasgarán al mundo en dos a través de la gran apostasía. No oiréis la Verdad en cualquier otra parte, en relación con Mi Segunda Venida, porque a ninguno de entre vosotros se le ha dado la Autoridad para hablar a todo el mundo en nombre de Aquel que os ha creado.

A medida que el verdadero profeta del fin de los tiempos os revela la Verdad, así también la falsedad levantará su voz, que, como un cordero hablará como si él dijera la Palabra Verdadera de Dios. Luego, cuando el rey de la Tierra – el maligno – luche contra la intervención del Cielo, cientos de falsos profetas se levantarán entre vosotros y ellos nunca os dirán la Verdad. Sus visiones y sus palabras, que nacen de su propia imaginación – y en muchos casos, del espíritu del mal – revelarán a vosotros las cosas buenas que deseáis escuchar. Os calmarán cuando necesitéis estar calmados, pero os van a engañar. Ellos hablarán de paz, donde no habrá paz – de Verdad, cuando habrá herejía – de cosechas abundantes, cuando habrá hambruna. Nunca escucharéis la Verdad, porque estos mentirosos no quieren incurrir en vuestra ira.

La Verdad os prepara para hacerle frente a la realidad de los tiempos difíciles, predichos en el Libro de Mi Padre. Se os da para haceros fuertes. Pero los falsos profetas, que deambulan entre vosotros, os confundirán y os dirán que todas las cosas son buenas  – cuando sean malas, y santas – cuando no lo son. Ellos protegerán a los lobos que quieren devorar las almas de los hijos de Dios. Sus palabras de amor y sus citas de la Sagrada Escritura sólo sirven para engañaros. Sin embargo, muchos de vosotros abrazarán la mentira en lugar de enfrentar la Verdad.

¡Ay de todos vosotros impostores, porque no venís de Mí! Cuando lleguéis a Mí y digan: «Pero, Jesús todo lo que queríamos hacer era difundir la Buena Nueva.» Yo os arrojaré y seréis desterrados. Me habréis traicionado por mentir con respecto a las misiones, las que nunca se os dieron. Vosotros me estáis negando al  contradecirme y cuando declaráis públicamente que Mi Palabra es una mentira.

No volváis a tratar de interponeros en el camino del Ministerio de Dios, porque los Cielos se abrirán y seréis los primeros en ser derribados con el falso profeta y la bestia, en el último día. El castigo caerá sobre todos aquellos que afirman venir en Mi Nombre y que sirven a un solo propósito. Eso es manipular e interferir con la Palabra de Dios. A medida que la batalla de Armagedón se acerca y así como esta guerra de rabia está montada por el ejército de Satanás en contra de los hijos de Dios, vosotros debéis haceros a un lado, en este momento, ya que si no lo hacéis, os enfrentaréis a la Ira de Dios y ninguna Misericordia se os mostrará o para aquellos que se tragan las mentiras que arrojan desde sus bocas, con el fin de desafiar a la Verdad.

Vuestro salvador

Jesucristo

A %d blogueros les gusta esto: