Bergoglio reza una oración blasfema para detener la guerra

Después de oír esta oración blasfema, no sabemos qué tiene preparado específicamente Bergoglio para el 25 de marzo. No sabemos cuál es el texto que leerá, y no sabemos que otras palabras o gestos le agregue…El Cielo puede derramar sus Gracias de una manera misteriosa ya que Benedicto XVI se va a unir a la Consagración aunque no estará presente en San Pedro.

Benedicto se une a Bergoglio en la Consagración

Benedicto XVI se unirá en privado a Francisco y a la mayoría de los obispos del mundo en la consagración de Rusia y Ucrania el 25 de marzo, sin embargo, no estará presente en San Pedro.

El arzobispo Georg Gänswein dio esta información a CatholicNewsAgency.com.

Interviniendo Benedicto XVI, el Cielo derramará sus gracias de una manera que no sabemos pero ciertamente no en la medida que se pretende.

Y nótese que esta consagración se ha solicitado por miedo a que prolifere la guerra, no con un fin espiritual que concierna a la conversión/salvación de las almas, propósito primero de las apariciones de Fátima.

También es de destacar que muchos cristianos se adherirán a esta intención con sus oraciones lo cual reportará beneficios para la Iglesia y la conversión de los pecadores en este período cuaresmal.

De todas formas, es improbable que los obispos más progresistas celebren una consagración que busca salvar vidas humanas y evitar la destrucción de un país, ya que apoyando el aborto o la eutanasia, y sobre todo la comunión sacrílega a protestantes, divorciados vueltos a casar, gays, abortistas… demuestran su nula sensibilidad tanto hacia Jesús Eucarístico como hacia los fieles pues abiertamente y sin arrepentimiento procuran la trágica muerte de Dios en las almas, mucho más grave por su trascendencia eterna.

en.news/María Ferraz

Los enemigos de Dios ahora se levantan en gran número

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

15 de abril 2013

Los enemigos de Dios ahora se levantan en gran número, en cada nación, para condenar las Leyes de Dios.

Habrá muchas leyes nuevas introducidas en cada tierra y cada iglesia. La mayoría de las leyes estarán en contra de las Enseñanzas establecidas en la Santa Biblia. Cada clase de pecado será legislado, y la oscuridad de la bestia cubrirá al mundo. Aquellos que se opongan a estas leyes serán descartados como chiflados y demonizados. Sus voces serán ahogadas por aquellos que acogen el secularismo como si este fuera una religión auténtica. Ellos usarán todo argumento intelectual para hacer cumplir sus leyes malvadas y van a engañar a muchos, porque usarán los derechos humanos como herramienta para controlar a otros.

Muchos no serán lo suficientemente fuertes para luchar contra el aborto, la eutanasia y el matrimonio del mismo sexo. Entonces, justamente cuando las leyes sean creadas, la Iglesia Católica anunciará la reforma para reconocer todos los derechos humanos y todas las religiones. Esto será seguido por una terrible división entre aquellos que están bendecidos con el don de la percepción,dado a ellos por el Espíritu Santo, y aquellos cuyo único deseo es el amor a sí mismos, y que rechazan a Dios. Ellos ven a Dios, y a Mis Enseñanzas como un obstáculo para vivir lo que ellos creen que es un libre estilo de vida.

La poderosa organización élite global, que está infiltrada en todos los rincones del mundo, planeará nuevas leyes eclesiásticas, y conspirará para derrocar líderes, mientras que al mismo tiempo, ideará guerras, las cuales traerán destrucción. Tan orgullosos son ellos, y es tal la extensión de su lealtad a la adulación satánica, que creen que son indispensables. Cómo tendrán que sufrir por sus actos malvados. Así como creen que pueden controlar a otros e imponer sus tortuosos planes en otros, ellos serán derribados por la Mano de Mi Padre. Se les dará solo el tiempo suficiente para volver su espalda. Luego, ellos se volverán unos contra otros y se destruirán unos a otros. Tal será el nivel de su sufrimiento que aún hacia el final, no será suficiente hacerles ver lo que les espera si continuaran estando atados al maligno.

A mucha gente,  no de Dios, ellos notarán un poco de estos eventos al principio. Solo será cuando su libertad sea restringida, que se rebelarán abiertamente contra  las injusticias dentro de sus naciones. Ellos entonces se darán cuenta del horror que se habrá estado creando porque la Luz de Dios habrá sido extinguida. En su lugar habrá oscuridad, vacío, hambre y carencia de amor. Solo entonces el hombre clamará por la Misericordia de Dios. Yo estaré allí, esperando, para darles consuelo y salvar sus pobres aterradas almas.

Su Jesús

A %d blogueros les gusta esto: