Bergoglio con la Agenda 2030, contra la Propiedad Privada

¿Sería posible que un supuesto Papa llegase a negar lo que siempre han defendido la Tradición y el Magisterio de la Iglesia Católica, y la Sagrada Escritura, sobre la propiedad privada?

En el marco de la 109° Conferencia Internacional del Trabajo, el ‘papa Francisco’ sostuvo, como hiciera ya en Fratelli Tutti (2020), que la propiedad privada se encontraba subordinada al derecho superior constituido por el destino universal de los bienes de la tierra.

A grandes rasgos, quienes interpretan que Francisco pervierte la doctrina católica consideran que este tipo de declaraciones confirman sus sospechas y desconfianzas contra un “papa globalista”.

SCHWAB /BERGOGLIO : LA PROPIEDAD PRIVADA ES INSOSTENIBLE

Schwab: «la humanidad se mueve hacia un futuro post carbono. La gente debe aceptar que cosas como comer carne o tener propiedad privada son insostenibles» .

Para los que todavía no ven quién es Bergoglio, se identifica plenamente con estos personajes mundialistas. El pseudo papa aseveró que la propiedad privada es un derecho secundario.

Veamos la Doctrina de la Iglesia Católica sobre la Propiedad privada

Papa León XIII:
Encíclica «Quod Apostolici Muneris»
(Sobre el socialismo, comunismo, nihilismo y otros errores,
28 de diciembre de 1878)

Derecho de propiedad.

La prudencia católica bien apoyada sobre los preceptos de la ley divina y natural, provee con singular acierto a la tranquilidad pública y doméstica por las ideas que adopta y enseña respecto al derecho de propiedad y a la división de los bienes necesarios o útiles en la vida.
Porque mientras los socialistas, presentando el derecho de propiedad como invención humana contraria a la igualdad natural entre los hombres;
mientras, proclamando la comunidad de bienes, declaran que no puede conllevarse con paciencia la pobreza, y que impunemente se puede violar la posesión y derechos de los ricos,
la Iglesia reconoce mucho más sabia y útilmente que la desigualdad existe entre los hombres, naturalmente desemejantes por las fuerzas del cuerpo y del espíritu, y que esta desigualdad existe también en la posesión de los bienes;
por lo cual manda, además, que el derecho de propiedad y de dominio, procedente de la naturaleza misma, se mantenga intacto e inviolado en las manos de quien lo posee,
porque sabe que el robo y la rapiña han sido condenados en la ley natural por Dios, autor y guardián de todo derecho; hasta tal punto, que no es lícito ni aun desear los bienes ajenos,
y que los ladrones, lo mismo que los adúlteros y los adoradores de los ídolos, están excluidos del reino de los cielos.

No por eso, sin embargo, olvida la causa de los pobres, ni sucede que la piadosa Madre descuide el proveer a las necesidades de éstos, sino que,
por lo contrario, los estrecha en su seno con maternal afecto, y, teniendo en cuenta que representa a la persona de Cristo, el cual recibe como hecho a sí mismo el beneficio hecho por cualquiera al último de los pobres,
les honra grandemente y les alivia por todos los medios, levanta por todas partes casas y hospicios, donde son recogidos, alimentados y cuidados; asilos, que toma bajo su tutela.
Obliga a los ricos con el grave precepto de que den lo superfluo a los pobres, y les amenaza con el juicio divino, que les condenará a eterno suplicio, si no alivian las necesidades de los indigentes.
Ella, en fin, eleva y consuela el espíritu de los pobres, ora proponiéndoles el ejemplo de Jesucristo, que, siendo rico, se hizo pobre por nosotros (2 Cor 8, 9), ora recordándoles las palabras con que los declaró bienaventurados, prometiéndoles la eterna felicidad.

¿Quién no ve cómo aquí está el mejor medio de arreglar el antiguo conflicto surgido entre los pobres y los ricos?
Porque, como lo demuestra la evidencia de las cosas y de los hechos, si este medio es desconocido o relegado, sucede forzosamente que,
o se verá reducida la mayor parte del género humano a la vil condición de esclavos, como en otro tiempo sucedió entre los paganos, o la sociedad humana se verá envuelta por continuas agitaciones, devorada por rapiñas y asesinatos, como deploramos haber acontecido en tiempos muy cercanos.»

¿Ha dicho Bergoglio algo respecto del derecho a la propiedad privada…?

¿Sería posible que un supuesto Papa se atreviese a contradecir un texto tan claro y contundente como este texto de León XIII en la Encíclica «Quod Apostolici Muneris» sobre la propiedad privada,
y se atreviese a defender los errores del socialismo, el comunismo y el nihilismo?

¿Sería posible que un supuesto Papa llegase a negar lo que siempre han defendido la Tradición y el Magisterio de la Iglesia Católica, y la Sagrada Escritura, sobre la propiedad privada?

Veamos…

Las dos frases de Bergoglio en este vídeo que hablan de la propiedad privada contradiciendo la doctrina de la Iglesia Católica,
son las siguientes:

  • «Construyamos la nueva justicia social asumiendo que la tradición cristiana nunca reconoció como absoluto e intocable el derecho a la propiedad privada,
    y subrayó siempre la función social de cualquiera de sus formas».
  • «El derecho de propiedad es un derecho natural secundario derivado del derecho que tienen todos, nacido del destino universal de los bienes creados.
    No hay justicia social que pueda cimentarse en la inequidad, que supone la concentración de la riqueza». 

Verdades Globales

Pronto se os dirá que utilicéis vuestra fe para crear una campaña política alrededor del mundo para salvar a los pobres

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

6 de octubre de 2013

La voz del falso profeta ruge sobre todo lo que es sagrado en Mi Iglesia. Poco, sin embargo, será dicho acerca de la importancia de mantener las Enseñanzas, los Sacramentos y la Proclamación de la Verdad de Dios. En su lugar, veréis distracciones, tales como cuidar de los pobres y hambrientos del mundo, y esto será considerado ser vuestra primera tarea como servidores de Dios.

Como siervos y seguidores de Dios en la Iglesia, vuestra primera lealtad es hacia la Verdad de lo que os dije. Amar a los pobres y a los hambrientos y ayudarlos es una buena cosa, pero Mi Iglesia en la Tierra tiene un papel mucho más grande, el cual fue jurado a Mí. Esto incluye la enseñanza de la Verdad en todo lo que os enseñé y haréis esto, si verdaderamente me amáis.

La Iglesia tiene una Misión de enseñar la Verdad de Mis Enseñanzas. Tomar un aspecto de Mi Palabra, para ayudar a los pobres es admirable, pero engañoso, ya que Mis Enseñanzas declaran con claridad que debéis ayudar a los pobres de alma. Ayudádlos a curar su alma, antes de ayudarlos a ser libres de las aflicciones de la vida. Si os doy a un hombre pobre y os pido que lo ayudéis, ¿cómo haríais esto? ¿Darle ropa? ¿Dinero para alimentar a su familia? ¿O, desearíais que salve su alma en primer lugar?

Pronto se os dirá que enfoquéis toda vuestra atención en los pobres del mundo. Se os pedirá dinero – y esto será tomado de diferentes fuentes para ayudar a los pobres, desempleados e indigentes del mundo. Se os dirá que Yo, Jesucristo, siempre amé a los pobres. El problema es este. Busco a los pobres de espíritu primero – para liberarlos lejos de sus vidas perdidas. Los pobres de alma – aquellos que tienen poco sentimiento espiritual por Dios – son los que ansío. Bienaventurados los que son pobres en esta vida, con poco que mostrar, pero quienes me aman, ya que estas personas no son pobres en absoluto. El hombre rico, quien no tiene amor por Mí, tiene más necesidad de Mi Amor, Mi Misericordia, Mi Compasión, que aquellos que son forzados a buscar comida, ropa y albergue. La manera de cómo me amáis y cómo me pedís que os salve es a lo que debéis prestar atención. Los Sacramentos serán la fuerza salvadora de aquellos que son ricos y pobres, pero que no tienen ningún amor por Mí.

Pronto se os dirá que utilicéis vuestra fe para crear una campaña política alrededor del mundo para salvar a los pobres, organizada por los líderes en Mi Iglesias en todas partes. Nada se os dirá para alentaros a prepararse para Mi Segunda Venida, ya que ellos no se atreverán a prepararos para este Gran Día. Ellos preferirían que dejarais de pensar en Mí al pediros que dediquéis más tiempo honrando las obras del falso profeta.

Dentro de muy poco, estatuas, reliquias, carteles, cálices y grandes pinturas mandadas a hacer se harán del falso profeta para ser colocados en las Iglesias por todas partes. Su imagen, junto con el anticristo, con el tiempo, adornarán muchos lugares públicos, iglesias, centros políticos, así como en países donde sus parlamentos serán vistos acogiendo la Iglesia católica en una ‘nueva luz’. Esto creará una nueva forma de falso evangelismo, y debido a que apelará a una sociedad secular moderna, atraerá admiradores de todo el mundo.

Ni una sola palabra consentirá la importancia de los Santos Sacramentos, como fueron dados al mundo o las Gracias importantes, que ellos producen. En cambio, cada uno será minimizado – significados adicionales añadidos, con el fin de atraer a aquellos que los niegan como son. Esto será en la esperanza de que la abominación de la profanación de Mis Sacramentos sea ofrecida a tantas personas como sea posible, para alejarlos de Dios, para que los enemigos de Dios puedan completar su pacto con el diablo.

El diablo engañará a muchos que pertenecen a Mi Iglesia en este tiempo en la historia. Hará esto de la manera más encantadora y convincente y justificará mentiras cuando sus siervos digan que Yo aprobaría estos nuevos cambios. Yo, Jesucristo, seré citado erróneamente con el fin de ganar almas. Mis Enseñanzas serán torcidas con el fin de destruir Mi Iglesia y robar aquellas almas más cercanas a Mí. Millones aceptarán las mentiras, sin ninguna preocupación en el mundo. Vosotros debéis rezar por ellos en la esperanza de que se darán cuenta, con el tiempo, que algo está mal.

Cuando designo a líderes y cuando un alma elegida ha sido señalada para difundir Mi Santa Palabra, dentro de Mi Iglesia en la Tierra, la Verdad es siempre franca, clara, concisa y directa al grano. Cuando se os está mintiendo, a través de la influencia del espíritu del mal, estaréis confundidos. Las frases no tendrán sentido. Las supuestas mejoras, presentadas por enemigos dentro de Mi Iglesia, significan que la Verdad no es ‘lo suficientemente buena.ʼ

Mi Palabra, Mis sacramentos, Mis enseñanzas, no necesitan mejorarse, ya que vinieron de Mí. Yo Soy Dios. Yo Soy Perfecto. Mi Palabra permanece para siempre. Cualquier hombre que altere Mi Santísima Palabra es un enemigo de Dios. Mi Enojo es grande en este momento y cualquier hombre que trate Mi Cuerpo, la Santísima Eucaristía, con irrespetuosidad y diga que guía a Mi gente, sabed que esto es falso. Nunca pediría a un líder en Mi Iglesia que cambie la Palabra de Dios, al introducir nuevos significados o nuevas interpretaciones. Esto nunca podría ser.

Vuestro Jesús

Leer más: https://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a06-oct-2013-pronto-se-os-dira-que-utiliceis-vuestra-fe-para-crear-una-campana-politica-alrededor-del-mundo-para-salvar-a-los-pobres/

A %d blogueros les gusta esto: