Destruyendo la Familia Tradicional

El sistema de salud mental no reconoce el pecado y, por lo tanto, el comportamiento inmoral y antinatural ¬ęno es nada de lo que avergonzarse¬Ľ, seg√ļn la psicolog√≠a moderna. Esta es la base de la rid√≠cula filosof√≠a de ¬ęnacido de esta manera¬Ľ.

por Paul Brock III  

El diablo y Freud

La familia, la comunidad más básica, es el fundamento de todas las demás sociedades. Es el estado de la familia, por lo tanto, el que sirve como medida para el éxito o el fracaso de cualquier sociedad.

Imagen
Sigmund Freud

Pero, ¬Ņqu√© es el √©xito para la sociedad?¬†El Catecismo de la Iglesia Cat√≥lica¬†ense√Īa¬†que es ¬ęla suma total de las condiciones sociales que permiten a las personas, ya sea como grupos o como individuos, alcanzar su realizaci√≥n m√°s plena y m√°s f√°cilmente¬Ľ (¬ß1906).

Este cumplimiento es sin√≥nimo de florecimiento humano, que es el objetivo final de cualquier verdadera psicolog√≠a.¬†Sin embargo, la psicolog√≠a moderna no desea el florecimiento humano objetivo, sino la autoafirmaci√≥n subjetiva disfrazada de ¬ębienestar¬Ľ.

Desafortunadamente, incluso la mayoría de los intentos católicos de psicología terminan en compromisos, debido a la abrumadora cultura secular y al Estado ateo.

Sigmund Freud, el padre más infame de la psicología moderna, hizo mucho por destruir la moralidad individual y, en consecuencia, sus ideas han socavado a la familia.

Freud redujo al hombre a una bestia;¬†es decir, cre√≠a que los seres humanos se mov√≠an √ļnicamente por instinto (espec√≠ficamente, impulsos sexuales).¬†Al normalizar la concupiscencia del hombre, Freud ense√Ī√≥ exactamente lo contrario de la moralidad occidental tradicional.

Seguramente Freud entendió mal la naturaleza del hombre y el mundo natural, por lo que no sorprende que también estuviera confundido acerca de Dios, creyendo que Su existencia misma era una ilusión de la mente. 

Los frutos podridos de los pensamientos pervertidos e imp√≠os de Freud no se ven m√°s claramente que en su¬†carta¬†de 1935 a una madre desesperada que buscaba ayuda con respecto a la atracci√≥n por el mismo sexo de su hijo.¬†Freud le aconsej√≥ a la madre que ¬ęla homosexualidad ciertamente no es una ventaja, pero no es nada de lo que avergonzarse, ni vicio, ni degradaci√≥n¬Ľ.

La identidad del sistema de salud mental est√° casi perfectamente representada en esa √ļltima l√≠nea;¬†es decir, el sistema de salud mental no reconoce el pecado y, por lo tanto, el comportamiento inmoral y antinatural ¬ęno es nada de lo que avergonzarse¬Ľ, seg√ļn la psicolog√≠a moderna.

¬ęCon pocas excepciones¬Ľ, el p.¬†John Hardon¬†explica¬†que ¬ęlos psic√≥logos modernos consideran represivo cualquier esfuerzo por ‘controlar’ los impulsos sexuales¬Ľ.

Imagen
Padre Juan Hardon

Las dos primeras ediciones del¬†Manual Diagn√≥stico y Estad√≠stico¬†etiquetaron la homosexualidad como una enfermedad mental y un comportamiento patol√≥gico, pero aqu√≠ radica el problema: llamar a un acto degenerado que alguien¬†¬†elige¬†hacer una ¬ęenfermedad mental¬Ľ indica que no hay responsabilidad moral.¬†

Esto es solo determinismo, una creencia de que las circunstancias de uno anulan su libre albedr√≠o.¬†El hombre ya no es responsable de sus propios actos, sino que su etiqueta de ¬ęenfermo mental¬Ľ le da el pase a ser homosexual, alcoh√≥lico, obeso, etc.

Por supuesto, existen discapacidades intelectuales y enfermedades fisiológicas muy reales que pueden causar comportamientos descontrolados, pero la filosofía enfáticamente determinista del sistema de salud mental clasifica prácticamente todos los comportamientos como descontrolados.

Es por eso que el sistema de salud mental etiqueta las atrocidades del aborto, la homosexualidad y el transexualismo como normales.

Este sistema sin alma dice que los seres humanos no pueden dominar sus impulsos sexuales, por lo que la anticoncepci√≥n y el aborto son ¬ęnecesarios¬Ľ.¬†Las personas nacen homosexuales, se nos dice, por lo que la homosexualidad y el ¬ęmatrimonio¬Ľ homosexual deben normalizarse.¬†A algunas personas incluso se les crea de alguna manera el sexo ¬ęequivocado¬Ľ, por lo que deben poder ¬ętransicionar¬Ľ.

La razón por la que el sistema de salud mental afirma estos actos es que rechaza la capacidad del hombre de elegir libremente el bien en contra de su naturaleza e inclinaciones caídas.

Entonces, cuando Freud reconoce que la homosexualidad ¬ęno es una ventaja¬Ľ, pero luego aconseja a su paciente que ¬ęno es nada de lo que avergonzarse¬Ľ, est√° insinuando que no hay elecci√≥n en el acto y que uno est√°¬†predeterminado¬†a hacer estas cosas.

Esta es la base de la rid√≠cula filosof√≠a de ¬ęnacido de esta manera¬Ľ.

Su rechazo ha producido la destrucci√≥n de la familia nuclear, el caos, la confusi√≥n de `g√©nero¬ī, la ruptura y la casi implosi√≥n de la sociedad.

Eres gay porque ¬ęDios te hizo as√≠¬Ľ: las palabras del ‘Papa’ que van a cambiar la actitud de la Iglesia

Un hombre, Juan Carlos Cruz, se reuni√≥ durante tres d√≠as con el Papa Francisco para tener en privado unas charlas cuyo contenido se ha hecho p√ļblico ahora. El hombre rebel√≥ al pont√≠fice que era gay. Esto se ha convertido en noticia por la respuesta que le dio el argentino: si era homosexual es porque Dios le hab√≠a hecho as√≠, y adem√°s, esta condici√≥n¬†‚Äúno es importante‚Ä̬†para su vida o su fe.

Hoy, la Asociación Estadounidense de Psicología y la Asociación Estadounidense de Psiquiatría no solo afirman dos de los cuatro pecados que claman al Cielo por venganza, sino que los promueven activa y agresivamente.

La moralidad occidental, que se construy√≥ sobre la cosmovisi√≥n cat√≥lica, ve al hombre como una criatura racional con la capacidad de asentir intelectualmente a la verdad y elegir volitivamente el bien.¬†Aunque la verdad es a menudo dif√≠cil de encontrar y la bondad a√ļn m√°s dif√≠cil de practicar, llegar a ser m√°s humanos depende de esta b√ļsqueda.

Debido a que la verdad y la bondad son la antítesis del sistema de salud mental moderno, también lo son las definiciones y distinciones legítimas.

Seg√ļn¬†este sistema corrupto, ¬ęla masculinidad tradicional es psicol√≥gicamente da√Īina… porque es un territorio en constante cambio¬Ľ.

Este intento de destrucción de la masculinidad (y la feminidad) es el resultado natural de ver a la persona humana como un ser sin alma y, en consecuencia, es un asalto a la familia tradicional.

La psicolog√≠a moderna busca lograr la ruptura de la masculinidad y la feminidad al romper el padre.¬†De acuerdo con la¬†Asociaci√≥n Estadounidense de Psicolog√≠a¬†, un padre ¬ęya no es siempre el tradicional sost√©n del hogar casado y el que impone la disciplina en la familia¬Ľ.

Imagen
Padre Brian Mullady, OP, consu libro  Orden social cristiano

El padre Brian Mullady, OP, explica en detalle la familia tradicional en su libro  Christian Social Order :

¬ęEl papel del padre es m√°s de afirmaci√≥n intelectual… El papel de la madre es m√°s de ternura emocional… [El esposo] debe ser la cabeza espiritual de la familia, [y la esposa] es el coraz√≥n espiritual de la familia¬Ľ.

Porque el hombre est√° dise√Īado por Dios para ser activo como l√≠der y protector, en el matrimonio, su masculinidad se encuentra en actuar de acuerdo con esta realidad.¬†Por otro lado, las mujeres est√°n dise√Īadas por Dios para seguir en obediencia y sumisi√≥n (en todas las cosas no pecaminosas), ya que deben ser pasivas y receptivas.¬†Esto, por supuesto, se realza en el matrimonio, porque la esposa encuentra su feminidad actuando de acuerdo con la naturaleza que Dios le ha dado.¬†Tanto la masculinidad en los hombres como la feminidad en las mujeres se manifiestan en el matrimonio a trav√©s del conocimiento de sus propios cuerpos, ya que incluso la estructura gen√©tica del hombre y la mujer apunta directamente a estas verdades.

En la sociedad, si se ignoran estos roles en el matrimonio, la familia se desordenará y los hijos se escandalizarán. Si el marido no es cabeza de la mujer (Efesios 5:23), y la mujer no es doméstica y sumisa (Tito 2:5), entonces se edificará el fundamento de la familia, y por tanto de la sociedad en su conjunto. sobre arena

Por supuesto, hay situaciones que hacen imposible este orden familiar adecuado, pero esas son circunstancias extraordinarias y de ninguna manera son las ideales.

El padre Mullady se√Īala esta amenaza ideol√≥gica para la familia al escribir: ¬ęTanto en el estado liberal como en el estado totalitario, no se respeta esa relaci√≥n natural¬Ľ.

El sistema de salud mental, totalmente subordinado al Estado laico, promueve todos y cada uno de los ataques legales a la familia, a saber:

  • Anticoncepci√≥n
  • Divorcio
  • Aborto
  • El matrimonio gay¬Ľ
  • Mutilacion genital

LA HUMANAE VITAE FUE 100% PROF√ČTICA

Su rechazo ha producido la destrucci√≥n de la familia nuclear, el caos, la confusi√≥n de `g√©nero¬ī, la ruptura y la casi implosi√≥n de la sociedad.

Estos males, como todos, tienen sus raíces en el orgullo y el amor propio, por encima de Dios y su orden. A menos que el hombre acepte el orden objetivo de Dios y elija vivir de acuerdo con él, no podrá tener la paz y la libertad que busca.

Church Militant

El espíritu del mal es más poderoso que la voluntad del hombre

Mensaje del Libro de la Verdad ūüŹĻ

8 de febrero de 2015

Mientras que el Espíritu Santo penetra a través de estos Mensajes, Mi Palabra, como lo fue durante Mi Tiempo en la tierra, se extiende como un rayo. La rapidez con la que el Espíritu Santo se extiende está más allá del entendimiento del hombre mortal. Y, mientras que el Paráclito, por el Poder de Dios, envuelve las almas de todos aquellos con humildad en su corazón, el espíritu del mal lo seguirá a todas partes en donde esté Presente.

El esp√≠ritu del mal es m√°s poderoso que la voluntad del hombre, pero es impotente frente a los hijos de Dios que ponen toda su confianza en Dios. El esp√≠ritu del mal tendr√° siempre un motivo y este es: enga√Īar. Satan√°s, el gran enga√Īador, utilizar√° el orgullo en el alma para convencer a los hombres de que su razonamiento deficiente puede dictar lo que es correcto o incorrecto. La v√≠ctima creer√° que est√° en control de su propio destino y por lo tanto su fe, la poca que pueda tener, es secundaria.

La libertad de conciencia puede guiar a las almas débiles a que rechacen la Existencia de Dios. Otras almas, que sí aceptan la Existencia de Dios, dejarán que sus opiniones personales dicten su propia interpretación de Quién es Dios, y cómo Dios responde a los pecadores. De cualquier manera, ellas rechazarán la Autoridad de Dios a favor de lo que ellas quieren creer. Su orgullo las dirigirá a su perdición.

El diablo es muy astuto y dir√° a este tipo de almas ¬ęhaz lo que diga tu conciencia¬Ľ y los convencer√° de dar¬†preferencia (a la conciencia)¬†por encima de la Palabra de Dios. Oh cu√°n f√°cilmente es manipulado el hombre, que a causa del pecado cae presa de tal enga√Īo. Vengan, les digo, ¬Ņqui√©nes son ustedes para decidir que saben m√°s acerca de M√≠, que lo que Yo les he ense√Īado? Mis Ense√Īanzas son claras, precisas y nunca se puede prescindir de ellas. Si no pueden confiar en la Palabra de Dios, no pueden entonces amarlo de verdad. Es por su propio libre albedr√≠o que uno elige en qu√© creer. Pero el hombre que tuerce la Palabra de Dios, para ajustar eficientemente a su propia opini√≥n de Mi Palabra y para adaptar sus propias necesidades, es el hombre que sucumbir√° a la tentaci√≥n del maligno.

En todas partes en donde Mi Palabra es defendida, el diablo merodear√° esperando devorar las almas que aprecian sus propios puntos de vista y opiniones por encima de la Palabra de Dios. Todo hombre que permanece firme a la Verdad enfrentar√° pruebas¬†terribles por el enga√Īador, que nunca cesar√° en sus esfuerzos para llevarlos por mal camino. As√≠ que, en todas partes donde el Esp√≠ritu Santo extienda Sus Alas, el esp√≠ritu del mal seguir√° cada paso del camino. Implacable, frustrado y determinado, √©l atormentar√° a aquellas almas que han sido bendecidas por el Poder del Esp√≠ritu Santo.

Ustedes no van a encontrar al espíritu del mal tratando de corromper las almas que ya ha ganado, porque él no necesita de ellas. El hombre que me ama y sigue la Palabra de Dios es vulnerable porque él es el premio más cotizado. Nunca deben creer, sin embargo, que ustedes son lo suficientemente fuertes para soportar este tipo de ataques en su fe, ya que cada uno de ustedes es un pecador. Y como  pecadores, a menos que limpien  sus almas a través de la reconciliación de forma periódica, también ustedes me traicionarán porque de otra manera no serán lo suficientemente fuertes por sí mismos para resistir la presión de negarme.

Jamás olviden lo que les advertí. Ustedes están en el centro de la batalla espiritual más grande de todos los tiempos. Solo las más aptas, las más fuertes y las más puras de las almas sobrevivirán.

Su Jes√ļs

Leer m√°s: https://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a08-feb-2015-el-espiritu-del-mal-es-mas-poderoso-que-la-voluntad-del-hombre/

A %d blogueros les gusta esto: