Rosario de hombres -Un fenómeno que crece (… ahora Argentina)

Que los hombres tomen el lugar que les corresponde como cabezas y líderes espirituales de sus familias. Es necesario que los varones de todo el mundo vuelvan a mostrar públicamente la fe en el Dios Verdadero. La oración de los varones en las calles es un clamor de pedido de perdón por nuestras omisiones y a la vez un decidido «aquí estoy Señor, para hacer tu Voluntad».

Por Agustín de Beitía

Las imágenes que llegan desde el exterior son impactantes: decenas, o incluso cientos, de hombres que de pronto se ponen de rodillas en las plazas y empiezan a rezar el Rosario a la Virgen María. Esta demostración de fe pública que se viene extendiendo por diferentes países de tradición católica, comenzó a replicarse ahora en la Argentina gracias a la iniciativa de un grupo de laicos de diferentes parroquias. En Buenos Aires, la cita es el próximo sábado 28, a las 11, en la Plaza de Mayo.

La idea de sumarse a la cruzada del Rosario, que nació en Polonia y se repitió en Irlanda, España, entre otros lugares, surgió en nuestro país hace una semana y en algunas ciudades se puso en marcha más rápido de lo previsto. En Mendoza, por ejemplo, sin tomarse demasiado margen para la difusión, convocaron a un encuentro que tuvo lugar el sábado. Y lo mismo hicieron otros grupos en Malargüe, Bariloche y Tigre.

Mendoza

Según una reconstrucción de la productora Faro Films, en Mendoza la ocurrencia de hacer algo así fue de Sebastián Ríos. “Escribió de forma espontánea un mensaje de WhatsApp con lo que era un deseo, sin imaginar que se iba a replicar y organizar tan rápido», contó a Faro Films Fabian Brandelise, colaborador y administrador del grupo inicial.

“Dijimos: aunque vayamos 2, 3 o 5 es necesario comenzar, pensando en la promesa de Cristo, que donde hay dos o más reunidos en mi nombre ahí estoy yo», continuó Brandelise. Enseguida comenzaron a recibir llamados, que “vertiginosa y providencialmente empezaron a multiplicar esta iniciativa por otras ciudades», asegura.

Sin conexión con esa iniciativa, en Buenos Aires surgía por esa fecha la misma idea entre un grupo de amigos y sacerdotes, inspirados en la cercana experiencia española. El contacto con los otros grupos del interior del país solo fue posterior. Aquí, los impulsores de la idea pronto le cedieron la posta a Segundo Carafí para que se encargara de la organización.


En diálogo con La Prensa, Carafí cuenta que él también se sorprendió de la rápida y favorable respuesta que obtuvieron, señal de que era un anhelo compartido en silencio. “Lanzamos un flyer en las redes y explotó», asegura.

Carafí aclara que la convocatoria en Buenos Aires es impulsada por un grupo de jóvenes laicos que pertenecen a diferentes parroquias y que no responde a ninguna organización. Acompañan, sí, grupos provida, estudiantiles y sacerdotes.

“Ese día habrá sacerdotes guiando la oración», precisa también. “Son varios los que invitamos y muchos los que nos escribieron a partir de la convocatoria», añade.

¿Cuál es la propuesta? En primer lugar, “seguir el mandato de la Virgen María que nos dice: conviértanse, recen el Rosario. Y luego “que los hombres tomen el lugar que les corresponde como cabezas y líderes espirituales de sus familias, den testimonio y dirijan el rezo del Rosario en plazas públicas», responde.

“Queremos revalorizar el papel de los hombres en la sociedad», explica Carafí a la pregunta de por qué solo varones. “El hombre hoy está castigado por los medios, por la clase política, culpabilizado por su condición de hombre y discutido su papel como padre de familia».

“Pediremos por la protección de la familia de los ataques de ideologías anticristianas y su restitución como célula básica de la sociedad; por nuestra Santa Madre Iglesia y por nuestra patria, para que Argentina recupere la fe y vuelva a Dios», apunta.

En una Argentina sofocada por el secularismo, donde a los católicos se los quiere hacer sentir avergonzados de su fe y de sus valores, que no son otros que los que fundaron esta nación, y donde los políticos hace rato que se alejaron de esa fe, la cruzada mundial del “Rosario de hombres” puede ser un bálsamo. “Acá lo que venimos a decir es: no tengamos vergüenza de expresar lo que somos», coincide Carafí.

La cruzada del Rosario quiere ser, en primer lugar, una invocación a la Virgen María por la conversión personal de nuestros corazones, y en segundo lugar un testimonio de fe.


Don Juan de Austria a sus soldados. Lepanto 7 de octubre de 1571

“Por eso tiene sentido salir a recuperar las calles, defender la fe en tiempos hostiles hacia la cruz, resistir la presión de que la fe debe ser vivida puertas adentro de nuestros hogares o iglesias», dice Carafí, quien, además, recuerda: “la fe se acrecienta cuando se comparte».

MENSAJE DE MARÍA, SEÑORA DE TODOS LOS PUEBLOS

María le habla a las mujeres y hombres de estos tiempos

María dijo a las mujeres de éstas épocas:

“Mujeres de este mundo, ¿sabéis vosotras qué significa ser mujer?. Significa sacrificarse. Despréndanse de su egoísmo y vanidad y preocúpense de llevar a todos los niños a lo más importante, a la Cruz. Sacrificáos también vosotras” (31 de mayo de 1951). “¿Conocéis todavía vuestra tarea?. Escuchad bien: como es la mujer, así es también el hombre. Vosotras, mujeres, tenéis que dar ejemplo. Volved a vuestra femineidad” (10 diciembre de 1950)

Y también les habló a los hombres:

“Y ahora me dirijo a los hombres de este mundo. Yo les digo: de vosotros, los hombres, tiene que venir la fuerza y la voluntad de llevar al mundo hacia el único Príncipe de este mundo, el Señor Jesucristo” (31 mayo de 1951) “Tengo que haceros una pregunta, hombres: ¿dónde están los soldados de Cristo?. Eso es todo lo que tengo que deciros” (10 diciembre de 1950)

InfoCatolica

Hay un maravilloso futuro que les espera a todos los hijos de Dios

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

8 de Septiembre, 2012 

Mi hija deja que todos los hijos de Dios se sienten tranquilamente y permitan que Su Luz brille a través de sus almas.

Es importante dedicar un tiempo por separado en perfecto silencio para reflexionar sobre el Amor de Dios y del plan de Mi Hijo para salvar a la humanidad.

Hay un maravilloso futuro por delante para todos los hijos de Dios, y esta Nueva Era de Paz será bien recibida por todos aquellos bastante afortunados que entren por las puertas.

Hasta que llegue ese día, todo esfuerzo será hecho por el maligno para causar  trastorno y odio en el mundo.

Él y sus demonios están creando división entre los hijos de Dios.

Ellos animan el asesinato, el aborto, el odio, la violencia, la persecución y la guerra en todas partes del mundo.

Ellos no descansarán hasta que atrapen a cada alma débil que sucumbe a la tentación que ellos colocan antes, de tales almas para pecar contra el Señor Dios, Dios el  Altísimo.

Muchísimas almas se han dejado tomar, sin darse cuenta, adentro de su oscura prisión de la cuál no hay escape una vez que se encuentren allí.

Una vez que el maligno gana un alma, él no se detiene hasta que infesta  completamente a la pobre alma.

El pecado por lo tanto, se debe evitar, pues el pecar no tiene pocas consecuencias. Todo lo que toca es una tentación y el alma se vuelve débil e indefensa.

Oren, oren, oren en contra de la guerra que está siendo dirigida por el maligno en contra de los hijos de Dios.

Cuando alguien peca contra tí, a pesar de que tú eres una víctima inocente, no debes permitirte ser forzado a tomar represalias por medio del pecado, porque esto es lo que el maligno quiere.

El tienta a un alma en contra de otra, con la esperanza de que el odio  infeste a los dos.

Estad en guardia todos los días y nunca olviden la protección que ofrece mi Santo Rosario en contra de satanás.

Animo a todas las almas, a todas las religiones, para rezar mi Santo Rosario todos los días. Cuando hacéis esto, el maligno quiere evitar que lo hagais y os deja porque no puede soportar el dolor que sufre cuando Mi Rosario es rezado especialmente cuando se dice en voz alta.

Id en paz. Recordad que Yo soy la Madre de toda la humanidad.

Yo soy la Madre de la Salvación. Mi protección debe ser buscada por los hijos de Dios.

Al pedir por mi ayuda y oraciones, muchas gracias os serán concedidas.

Madre de Dios

Madre de la Salvación

Leer más: https://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a08-sep-2012/

A %d blogueros les gusta esto: