Viganò: La filtración de Roe v. Wade fue una ‘operación de propaganda’ del Estado Profundo para ‘radicalizar’ el debate sobre el aborto

He aquí, la operación está lista para distraer a la opinión pública y radicalizar el choque entre pro-vida y “pro-elección”, después de haber experimentado con éxito el mismo método de la manipulación masiva durante la farsa de la pandemia y aún antes con el caso George Floyd y la exasperación provocada por el movimiento “Black Lives Matter».

Por el Arzobispo Carlo Maria Viganò

– En los últimos días, los medios de comunicación han filtrado la noticia de que, según un borrador obtenido de la Corte Suprema de los Estados Unidos, los jueces de la Corte están a punto de declarar que la decisión Roe v. Wade del 22 de enero , 1973, es inconstitucional y debe ser derogada. 

En primer lugar, es necesario aclarar un malentendido generalizado: esta posible decisión de la Corte Suprema no aborda la legitimidad moral del aborto, sino si la decisión de 1973 se ajusta a la Constitución de los Estados Unidos con respecto a la soberanía del individuo. Por lo tanto, no se trata de una cuestión ética o moral con respecto a la legitimidad del aborto, sino más bien de una cuestión de competencia de la Corte Suprema en virtud de la Constitución. 

El vulnus [herida] que la decisión Roe v. Wade infligió a la soberanía de los estados de la Unión es un asunto constitucional, y los jueces tendrán que pronunciarse sobre él como tal. 

Es significativo que los medios de comunicación no hayan hablado deliberadamente de este aspecto de la decisión, enfatizando en cambio el contenido específico de la decisión y convirtiéndolo en una bandera ideológica. También está claro que esta operación de propaganda, maliciosamente conducida por el Deep State, tiene como objetivo radicalizar el debate que la noticia suscitará en la opinión pública, con la intención de incidir en las motivaciones de la decisión, que aún no se ha concretado. por los magistrados. A nadie se le escapa que la prematura filtración del borrador de la decisión ha provocado violentas manifestaciones de protesta organizadas por grupos abortistas y Antifa, al mismo tiempo que se multiplican escandalosas provocaciones y sacrílegos ataques a iglesias católicas durante los oficios. Libertad de culto y predicación que es un derecho inalienable de la Iglesia de Cristo, así como un derecho constitucional inalienable de todos los estadounidenses bajo la Primera Enmienda. 

Así, mientras los estadounidenses aún no comprenden del todo los escándalos que están surgiendo sobre el manejo criminal de la pseudo- pandemia y la imposición de un tratamiento experimental que modifica irreversiblemente el genoma humano con daños a largo plazo aún desconocidos y graves efectos secundarios que hayan sido ocultados culpablemente por multinacionales farmacéuticas y organismos de control; mientras que el fiscal especial John Durham se prepara para concluir la investigación sobre Russiagate que pronto investigará a Obama, Hillary Clinton y Biden , cuyos cómplices incluyen a miembros de los niveles más altos del gobierno italiano en ese momento.por su papel en la supresión de la campaña presidencial de Trump (y con suerte condenados por alta traición y ataque a las instituciones del gobierno) ; mientras Joe Biden busca desesperadamente encubrir los casos de corrupción que involucran a su hijo Hunter en Ucrania, entre los que preocupantemente se incluye su participación en los biolaboratorios ubicados allí en los que se realizó la investigación sobre la “ganancia de función” del SARS-CoV-2. virus, alterando su patogenia y su transmisibilidad; mientras que la Casa Blanca busca desesperadamente culpar a la crisis ruso-ucraniana de los problemas de la economía estadounidense de inflación y el aumento del precio de las materias primas ; mientras que la OTAN actúa como un vendedor de armas al servicio del lobby estadounidense y trata des para impedir a toda costa las negociaciones de paz entre Putin y Zelensky – he aquí, la operación está lista para distraer a la opinión pública y radicalizar el choque entre pro-vida y “pro-elección”, después de haber experimentado con éxito el mismo método de la manipulación masiva durante la farsa de la pandemia y aún antes con el caso George Floyd y la exasperación provocada por el movimiento “Black Lives Matter”.   

Si algo hay que reprochar al Tribunal Supremo es haber querido imponer la legalización del aborto en los estados de la Unión en 1973, incluso allí donde estaba justamente prohibido: se toleró este abuso de poder porque estaba envuelto en el prejuicio ideológico del Partido Demócrata que dio lugar a una masacre de inocentes que clama al Cielo justicia. La decisión de Roe v. Wade fue una operación de parcialidad deliberada que violó no solo la ley natural y la ley de Dios, sino también los mismos principios consagrados en la Constitución de los Estados Unidos. Si las justicias han de curar este vulnus, se limitarán a aplicar la ley que han jurado defender, algo que sus antecesores hace cincuenta años no supieron o no quisieron hacer. 

Y si es cierto que el 11 de mayo el Senado de los Estados Unidos demostró que no está alineado con los defensores del aborto ( por su voto para bloquear la “Ley de Protección de la Salud de la Mujer ”) , uno no puede dejar de notar el escándalo dado por sí mismo por  políticos de estilo “católico” , en primer lugar Joe Biden y Nancy Pelosi, que pisotean sin escrúpulos la moralidad que en cambio deberían comprometerse a defender en el ámbito social y legislativo.  

La Santa Sede y la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos deben reafirmar, junto con una firme condena del aborto, que los católicos estadounidenses no pueden ni deben votar por representantes electos cuyos cargos no sean compatibles con el Magisterio de la Iglesia y que, como tales, son excomulgados. El bochornoso silencio de la Jerarquía se revela como una confirmación del sentimiento de inferioridad de quienes deberían estar dirigiendo sabiamente al pueblo encomendado a su cuidado, que en cambio los siguen por el borde de un precipicio junto con los políticos a quienes los obispos apoyaron en la última campaña electoral. Escuchar a Joe Biden abogar por el aborto como un “derecho fundamental” –disfrazado bajo el hipócrita eufemismo de “protección de la salud de la mujer”– demuestra la pérdida de todo sentido del significado del compromiso social católico, del que no sólo es responsable la Jerarquía sino también la todo el sistema de educación católica que busca su guía. ¿Qué clase de enseñanza se está dando en las escuelas secundarias y universidades católicas si sus graduados pueden declarar que apoyan el aborto sin entender su moral?¿gravedad? ¿Cómo se puede decir que la muerte de una criatura inocente puede ser decidida por la misma madre que en cambio debe proteger la vida de su hijo más que la suya propia? ¿Es esta la “civilización” que los estadounidenses quieren apoyar y propagar? ¿Son estos los valores que quieren transmitir a las generaciones futuras? 

Estoy seguro de que los estadounidenses no se dejarán distraer por estas operaciones de distracción masiva ni serán provocados por las protestas a favor del aborto que han sido incitadas deliberadamente para fomentar enfrentamientos y reacciones violentas. No olvidemos que aquellos que propagan la matanza de niños apoyan igualmente la eutanasia, la ideología LGBTQ, la teoría de género, el Gran Reinicio, la farsa pandémica y el uso de la crisis ruso-ucraniana para debilitar a las naciones de Europa y encubrir los crímenes del Estado Profundo. 

Oremos, pues, para que Aquella a quien veneramos como Sede Sapientiæ , el Trono de la Sabiduría, ilumine la mente de los jueces de la Corte Suprema y les inspire un sentido de justicia para que reconozcan la sacralidad y la inviolabilidad de la vida de el niño no nacido. Y que la Mujer anunciada en el Génesis aplaste la cabeza de la Serpiente que es la primera inspiradora del horrendo crimen del aborto. 

12 de mayo de 2022 

+ Carlo Maria Viganò, Arzobispo

LifeSiteNews

Castigaré a aquellos que hieren a Mis hijos, en cuerpo y alma

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

26 de septiembre de 2013

Mi Mano de Justicia ha caído sobre el mundo y castigaré a aquellos que hieren a Mis hijos, en cuerpo y alma. Debéis temer Mi Ira así como aceptar Mi Misericordia.

Intervendré en vuestras naciones con el fin de detener que se intensifiquen guerras y si tengo que destruir ciudades para detener que el mal se extienda, entonces haré esto. Mientras la maldad del hombre se propaga como un virus, cortaré aquellas almas en dos y las aniquilaré. Cómo los pecados malvados de aborto, guerra, asesinato y el engaño de aquellos que ayudan en la propagación del pecado me enferman. Pagarán el precio por esto ahora.

Aquellos en posiciones políticas, que controlan la disponibilidad del aborto, serán los primeros en ser castigados. Aguardad ahora mientras  veréis cómo ellos sufrirán por las atrocidades que consienten ante Mí. Aquellos grupos, que traman la desaparición de la población mundial a través del aborto, morirán en agonía por Mi Mano. Se hará justicia sobre ellos finalmente, ya que Yo no les permitiré infligir tal maldad sobre Mis hijos. Sus arrogantes afirmaciones, de que están actuando en interés humano, serán silenciadas, ya que se han cortado ellos mismos de Mí y ahora tendrán poco tiempo para redimir sus almas.

Aquellos que se les dio la responsabilidad de enseñar a Mis hijos la Verdad de los Evangelios necesitarán prestar atención a esta Promesa. Os levantaré cuando digáis la Verdad, pero os lanzaré al abismo, si y cuando profanéis la Sagrada Eucaristía. Y mientras los mentirosos os convencerán de la necesidad de cambiar la Verdad y os perseguirán, no será nada como la oscuridad, que arrojaré sobre toda la Tierra. Entonces habrá llanto y crujir de dientes, pero nadie os oirá. Ya no veréis, ni oiráis nada, sino que sentiréis el dolor de aquellas almas a quienes destruísteis a causa de la apostasía, la cual ayudásteis a impulsar hasta que envolvió las almas de aquellos siervos sagrados que instruís.

Temed Mi Ira, ya que descenderá sobre vosotros repentinamente y para entonces  será demasiado tarde para vosotros. Nunca veréis Mi Rostro. Estoy dando a los líderes de todos aquellos que controlan Mis Iglesias en la Tierra esta advertencia final.

Fracasar en defender la Palabra de Dios o mantener la Sagrada Eucaristía resultará en muerte y desesperación. No os permitiré el tiempo para destruir las almas que han sido asignadas por Mis enemigos.

Vuestro Padre

Dios Altísimo

Leer más: https://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a26-sep-2013-dios-padre-si-tengo-que-destruir-ciudades-para-detener-que-el-mal-se-extienda-entonces-hare-esto/

A %d blogueros les gusta esto: