Exorcismo revela la Verdad sobre Juan XXIII y el Concilio Vaticano II

Beelzebub: ¬ęElla (la Sant√≠sima Virgen) me hace decir… y la Trinidad… Me hacen decir: es triste, muy triste, que les hayan tenido que decir tantas cosas a los demonios, porque las almas privilegiadas no son cre√≠das.¬†Ha tenido que hacer decir tantas cosas por medio de la mujer pose√≠da… que por eso ha recibido much√≠simas gracias… y los hombres no las creen.¬Ľ

Confesiones del Infierno a la Iglesia Contempor√°nea


Un texto literal de las revelaciones hechas por los demonios Beelzebub, Judas Iscariot, Akabor, Allida y Veroba durante una serie de exorcismos de 1975 a 1978

El libro expone esencialmente los comentarios y gestos realizados por una mujer pose√≠da en Suiza durante 1975-1978. Hablando a trav√©s de la mujer pose√≠da, los demonios fueron obligados a decir la verdad por Nuestra Se√Īora bajo el Exorcismo de la Iglesia Solemne, que fue presenciado por los siguientes sacerdotes, quienes expresaron su convicci√≥n de la autenticidad de las revelaciones hechas por los demonios bajo la orden de la Santa Virgen.

1. Abad Albert‚ÄĎl`Arx, Niederbuchorten

2. Abad Arnoldo Elig, Ramiswil

3. Abad Ernest Fischer, Misionero, Gossau (St.‚ÄĎGall).

4. Rev. Padre Pío Gervasi, OSB, Disentis

5. Abad Karl Holdener, Ried

6. Rev. Padre Gregoire Meyer, – Trimbach

7. Rev. Padre Robert Rinderer, CPPS, Auw

8. Abad Louis Veillard, Cerneux‚ÄĎPequignot

Los ocho sacerdotes son suizos, excepto el padre E. Fischer, alem√°n. Todos participaron en los exorcismos excepto el padre G. Meyer que era director espiritual de la mujer pose√≠da. Otros dos sacerdotes franceses tambi√©n participaron en los exorcismos.

18 de junio de 1977

JUAN XXIII Y EL CONCILIO [26]

E=Exorcista

B = Belceb√ļ

E: ¡En el nombre de la Santísima Virgen, dinos la verdad!

B: Juan XXIII inici√≥ su pontificado en 1958; este John no era especialmente inteligente, no era particularmente culto. Preferir√≠amos no hablar de ese tema.

E: Pero ahora, ¬Ņest√° en el cielo?

B: Ay, ella (se√Īala hacia arriba) quisiera que dij√©ramos algo sobre √©l y el maldito Consejo, pero eso es precisamente lo que no queremos hacer. Tendr√°s una navegaci√≥n mucho m√°s sencilla en todas partes si no hablas sobre el Consejo y simplemente sigues tu camino.

E: En el nombre… ¬°di s√≥lo lo que la Sant√≠sima Virgen quiere!

B: ¬°Ay! Ella desea demasiado, ¬°demasiado! (√Čl suspira)

E: ¬°Di lo que Ella quiera!

B: En 1958, Juan comenz√≥ su pontificado; era una soluci√≥n de emergencia, se podr√≠a decir, pero aun as√≠, fue √©l quien lleg√≥. Era piadoso y ten√≠a buenas intenciones, [27] aunque las cosas no siempre resultaban como las hab√≠a previsto. Queda el hecho de que convoc√≥ el Concilio, y hubiera hecho mejor si se hubiera abstenido de hacerlo.

E: ¬ŅDesde qu√© punto de vista hubiera sido mejor que se hubiera abstenido de hacerlo?

B: Desde el punto de vista de all√° arriba (se√Īala hacia arriba)

ES: ¬° Di la verdad!

B: No queremos decir esto; no tenemos ning√ļn deseo de predicar.

E: Desde el punto de vista de abajo (se√Īala hacia abajo), ¬Ņc√≥mo fue?

B: ¬°Bien! Era as√≠: no estaba previsto, all√° arriba, [28] que al final, el ni√Īo ser√≠a arrojado con el agua del ba√Īo. Los de arriba no quer√≠an eso. Pero siendo las cosas como est√°n ahora, hubiera sido mejor que no se hubiera convocado el Consejo. [29] Hab√≠a, es cierto, algunas cosas que se podr√≠a decir que necesitaban una renovaci√≥n. Pero siendo las cosas como est√°n ahora, el beb√© ha sido tirado con el agua de la ba√Īera tan completamente que el agua puede salirse, el Diablo sabe ad√≥nde, y todo lo que queda en la ba√Īera es la inmundicia y la mugre del ni√Īo. que estaba en el ba√Īo. Hubiera sido mejor…

E: ¬ŅPor ‚Äúel beb√©‚ÄĚ te refieres a la Santa Iglesia?

B: S√≠, la Iglesia y el Concilio. Con el Consejo se cometi√≥ un error muy grande. Quiero decir que no es sin raz√≥n que el Papa Juan ha dicho… (se interrumpe). Incluso hoy, estar√≠a revolvi√©ndose en su tumba si supiera cu√°les son sus resultados.

E: ¬Ņ√Čl no lo sabe?

B: Por supuesto que lo sabe. Ya vio en su lecho de muerte que no era muy inteligente. Pero ya era demasiado tarde. No sab√≠a que este Concilio tendr√≠a consecuencias tan deplorables, destructivas, catastr√≥ficas, espantosas. Pens√≥ que estaba haciendo lo correcto. Ten√≠a buena voluntad. Cre√≠a que estaba haciendo todo por el mayor bien de la Iglesia. Deseaba renovar lo poco que necesitaba renovarse.

¬ŅPod√≠a saber que despu√©s esos cardenales, esas imitaciones fraudulentas de cardenales, esos malvados cardenales, le arrebatar√≠an el cetro de las manos y lo hundir√≠an todo en este terrible estado? ¬ŅPodr√≠a √©l saber eso? Actu√≥ de buena fe, por lo que lleg√≥ al Cielo -en todo caso, se salva.

E: ¬°En el nombre… decir la verdad y nada m√°s que la verdad!

B: Era humilde y bueno, pero no muy dotado. En ese momento habr√≠a sido necesario instalar un Papa muy dotado, que supiera gobernar la Iglesia y mantener su autoridad de tal manera que no pudiera ser derogada. Pero lo aprendi√≥ demasiado tarde. [30] Pero, todo considerado, estaba en los planes de Los de all√° arriba (se√Īala hacia arriba) porque las Escrituras deben cumplirse en su totalidad. [31] Todo estaba en su plan, pero de todos modos, es un espect√°culo lamentable para los que est√°n all√° arriba ver la situaci√≥n actual.

E: En el nombre del Padre…

B: Sufri√≥ amargamente por ello en su lecho de muerte, y mand√≥ llamar a algunos de sus amigos √≠ntimos, o a los que cre√≠a leales. Les dijo que le gustar√≠a gritar al mundo: ‚Äú¬°Ojal√° no hubiera convocado este Concilio!‚ÄĚ.

Porque ahora ve√≠a las espantosas consecuencias de ello. pero no pudo hacer nada m√°s, y porque ahora estaba en su lecho de muerte y ya no pod√≠a hacer nada en absoluto para detener todo, que el Se√Īor quiera tener misericordia de √©l; eso era todo lo que a√ļn pod√≠a decir. Que los otros, los llamados Cielos, lo den a conocer al mundo y tambi√©n al pr√≥ximo Papa.

E: ¬°En el nombre… decir la verdad, y s√≥lo lo que la Sant√≠sima Virgen quiere!

B: Pero esos hombres supuestamente dignos de confianza pensaron: ‚ÄúEst√° en su lecho de muerte, ya no es completamente racional‚ÄĚ. Cuando se ha convocado un Consejo, no se puede simplemente decir: ‚ÄúLo vamos a parar‚ÄĚ como si fuera un grifo que se ha abierto del todo y s√≥lo hay que volver a cerrarlo. Este Consejo ya no ten√≠a un mango por el cual uno pudiera tomar el control o frenarlo. Las cosas ya estaban demasiado avanzadas para que alguien pudiera hacer algo. [32] El control se rompi√≥. Ya estaba rota cuando muri√≥ Juan XXIII.

Naturalmente, nosotros (los demonios) estuvimos involucrados en el golpe. Est√°bamos tratando de obtener una ventaja en todas partes. Naturalmente, hicimos todo lo posible para que este grifo ya no pudiera cerrarse para detener la inundaci√≥n. Por eso ten√©is disensiones que son mortales, catastr√≥ficas, espantosas y todo lo dem√°s que el Diablo sabe crear.

Sus hombres de confianza dec√≠an: ‚ÄúTal vez tiene arterioesclerosis, o algo as√≠, y ya no sabe muy bien lo que dice‚ÄĚ. Los hombres de confianza se dijeron unos a otros: ‚ÄúEsto definitivamente no debe ser conocido. Las cosas est√°n tan avanzadas, todo est√° tan en marcha y tan enredado, que uno ya no puede sacar los pies del zapato‚ÄĚ.

E: ¬°En el nombre…!

B: Luego vino el Papa Pablo VI, inteligente y dotado. Pero, ¬Ņqu√© pod√≠a hacer para frenar lo que su predecesor hab√≠a puesto en marcha y revertirlo? Adem√°s, el propio Pablo VI cometi√≥ algunos errores al principio. No sab√≠a lo que hab√≠a dicho Juan XXIII en su lecho de muerte. Luego se enter√≥, pero demasiado tarde. En todo caso, no actu√≥ en consecuencia, para su propio gran perjuicio. Incluso tom√≥ algunas medidas que incluso se sumaron al desastre. [33]

Su pontificado dura ahora casi catorce a√Īos, y esos catorce a√Īos han sido decepcionantes para √©l. Supo muy r√°pidamente lo que el Consejo hab√≠a tra√≠do consigo de naturaleza destructiva, pero demasiado tarde. [34] Hace mucho tiempo, muchos a√Īos, desde que comprendi√≥ las faltas que comet√≠a, pero sin embargo, ya era demasiado tarde. Ahora sigue un camino terrible, un camino de m√°rtir, como los otros demonios han tenido que decir antes que yo, por lo que ya no puede hacer nada en la situaci√≥n ca√≥tica que existe en este momento.

La gente siempre dice: Es el Esp√≠ritu Santo, debe ser el Esp√≠ritu Santo. [35] Cuando, por ejemplo, el falso Papa recibe diplom√°ticos y toda clase de pol√≠ticos de cualquier manera que se le ocurra, o como le plazca a sus cardenales, entonces el mundo, o al menos el mundo que se dice fiel a el Papa, vuelve a decir: ¬°El Esp√≠ritu Santo respira! ¬°Este debe ser el Esp√≠ritu Santo! Pero la mayor√≠a de la gente no sabe que el Esp√≠ritu Santo ya no tiene nada que ver con eso. ¬°Ahora no queremos hablar m√°s!

E: ¬ŅNo quieres hablar? Pero, ¬Ņhas dicho todo lo que tienes que decir, Beelzebub? ¬ŅFue el Concilio dirigido por el Esp√≠ritu Santo o no?

B: Al principio, el Esp√≠ritu Santo todav√≠a estaba presente parte del tiempo, pero incluso en esa etapa, no siempre. [36]

Ver: EXORCISMO DIVULGANDO LA EXISTENCIA DE UN DOBLE DEL PAPA PABLO VI, EN EL VATICANO

https://www.tldm.org/news4/warningsfrombeyond.2of3.htm

El primer secreto en el Libro de la Verdad, revela el complot en contra de la Iglesia por los Grupos Masónicos

Mensaje del Libro de la Verdad ūüŹĻ

29 de abril de 2012

Mi queridísima bienamada hija, te ha sido dado un Don que muchos rechazarían por miedo.

Por las gracias que te han sido otorgadas a ti, la fortaleza dada y el fuego del Esp√≠ritu Santo, t√ļ est√°s completamente armada para proclamar las profec√≠as prometidas al mundo desde hace ya mucho tiempo.

La profecía dada a Daniel, cuando se le dijo que sellara el Libro de la Verdad hasta los Tiempos del Fin, cuando los contenidos serían revelados, ha llegado ahora.

Las revelaciones dadas también a Juan el Evangelista, fueron dadas solo en parte, pero algunos secretos le fueron mostrados a él en el Pergamino de los Siete Sellos.

No se le concedi√≥ la autoridad para divulgar los contenidos. Sin embargo, fue instruido a poner el rollo hacia abajo y com√©rselo para que los sellos no pudieran ser rotos, ni el contenido revelado hasta esta era. Al tragarse los rollos, una pista fue dada a la Humanidad.

Amarga al comer, la verdad da miedo.

Esta puede también ofender a aquellos que aseguran saber todos los planes de Dios para la humanidad. Sin embargo la Verdad, el poderoso Amor que Dios tiene por cada persona en esta Tierra, es dulce para aquellos que reconocen la Verdad.

La Verdad es que solo Yo, Jesucristo, puedo revelar los secretos dados a Juan el Evangelista. La dulce Verdad, ser√° bienvenida con amor, por aquellos que siguen las ense√Īanzas de Dios.

Esto puede causar miedo, pero el poder de Dios superar√° todo mal y toda persecuci√≥n, porque √Čl puede hacer cualquier cosa.

El primer secreto reside en el hecho de que Dios y todas Sus obras, han sido conspiradas en contra, por grupos Masónicos establecidos en la Edad Media.

Su lealtad es para el maligno. √Čl, satan√°s, es su dios y ellos est√°n orgullosos de rendirle homenaje, a trav√©s de misas negras.

Luego est√° la Santa Sede, la cual ha estado bajo un furioso ataque por este grupo, desde 1967.

Lentamente ellos han infiltrado Mi Iglesia, no solo dentro del Vaticano, sino dentro de las filas más allá de todos los países.

Su contaminación deliberada a Mi Iglesia, ha dado como resultado, malvadas atrocidades sobre víctimas inocentes.

Su amor por el dinero y el poder, no es nada comparado con la enfermiza devoci√≥n que muestran al rey de las mentiras, el propio satan√°s. √Čl es abiertamente adorado en grupos y en secreto. Los sacerdotes y otros santos siervos, incluyendo obispos y cardenales, se han alineado ellos mismos en ciertos sectores, con este grupo.

Los actos malvados en que ellos participan, son tan serios para revelároslos, pero sabed que ellos ofrecen sacrificios humanos al maligno, en iglesias creadas para ofrecer la Santa Eucaristía de la Santa Misa.

Este grupo, tan cuidadoso para esconder sus verdaderas actividades de aquellos genuinos y santos sacerdotes, santos obispos, santos cardenales y otros siervos consagrados , cometen actos viles.

Ellos odian a Dios con una ferocidad que os conmocionaría. Los poderes dados a ellos por satanás, han significado que su iniquidad, codicia, lujuria y desviaciones sexuales, son bienvenidas por sus seguidores en todos los países.

Ellos se saludan unos a otros con se√Īales privadas, dise√Īadas para mostrar lealtad unos a otros.

Una cosa es cierta: sus perversos actos, llegarán a un final y, a menos que ellos se vuelvan a Mí, durante el Aviso, tendrán poco tiempo antes de que sean arrojados a los lagos de fuego, en donde sufrirán una terrible persecución por la eternidad.

Ellos han creado e incitado la apostasía que existe por todo el mundo.

Ellos lograron esto por haberse infiltrado en Mi Iglesia.

Vuestro bienamado Jes√ļs,

El Cordero de Dios

Leer m√°s: https://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a2012-abr-29-el-primer-secreto-en-el-libro-de-la-verdad-revela-el-complot-en-contra-de-la-iglesia-por-los-grupos-masonicos/

A %d blogueros les gusta esto: