Los héroes cristianos surgirán solo cuando la Iglesia desafíe a los jóvenes a ser grandes

Estamos en medio de una guerra épica, luchando contra cosas monstruosamente malvadas. Es hora de que los hombres cristianos logren lo imposible.   

En su reciente presentación en video titulada “Mensaje a las iglesias cristianas”, el Dr. Jordan Peterson tronó: “Pida más, no menos, a los jóvenes que está invitando. ¡Pídeles más de lo que nadie jamás ha hecho!”.    

“Recuérdales quiénes son en el sentido más profundo y ayúdalos a convertirse en eso”, dijo el célebre psicólogo. “Ustedes son iglesias, por el amor de Dios. Deja de luchar por la justicia social. Deja de salvar el maldito planeta. Atiende a las almas: eso es lo que se supone que debes hacer. Ese es tu deber sagrado. 

«Hazlo. Ahora, antes de que sea demasiado tarde”, instó.   

La súplica de Peterson es profética. 

 Los Progres, en su mayoría acurrucada bajo el paraguas del Partido Demócrata aquí en EEUU, (y en los partidos que gobiernan occidente en los demás países) sostienen las peores creencias, el peor credo de la Tierra. Pero lo que debemos apreciar es que gritan sus creencias desde los techos de las casas por todos los medios disponibles. Nunca se dan por vencidos, nunca retroceden, mientras que los cristianos hablan en su mayoría en tonos apagados con voces bajas y de disculpa.   

Los Progres no se avergüenzan. Son descarados ladradores de carnaval que venden las peores ideas y prácticas conocidas por el hombre: comunismo, aborto, transexualidad, matrimonio entre personas del mismo sexo, homosexualidad y racismo cuidadosamente envueltos en políticas de identidad y Teoría Crítica de la Raza.   

Y mientras transmiten sin vergüenza sus mensajes inhumanos y luciferinos noche y día, los cristianos hablan principalmente entre sí, no con el mundo. Y lo hacemos suavemente, con delicadeza, siempre muy atentos para no ofender o sonar demasiado celosos. (por miedo a que nos tachen de «fanáticos descerebrados» , cosa que siempre harán, pero eso no debe arredrarnos).

Aquí está la cosa: si alguien va a cambiar el mundo para mejor, son los cristianos, no los Progres. No los «Despiertos». No los guerreros de la justicia social. Son lunáticos y monstruos que defienden el infanticidio, la mutilación genital de los niños y la sexualización de los niños pequeños por parte de hombres travestidos con tendencia al suicidio. Promueven las mismas cosas en las que se deleita el mundo de los demonios. 

Los Progres que odian la religión ejercen una influencia totalmente fuera de proporción con su número real, pero parecen controlar todas las palancas de nuestra sociedad moderna. En las últimas décadas han logrado diezmar la familia y los matrimonios mientras asesinan a más de 60 millones de niños en el vientre de sus madres. Con tantos jóvenes que se declaran no creyentes , los Progres están bien encaminados para borrar a Dios y destripar el cristianismo.   

Ganan una y otra y otra vez. Captan la atención y la imaginación de la sociedad por su firme dedicación. Desde el amanecer hasta el anochecer, persiguen celosamente su causa. Es lo que consume sus almas cada minuto del día. 

Los católicos hablan de la membresía en el Cuerpo místico de Cristo, pero muy pocos sienten y experimentan esa unidad y sentido de propósito que los pro-aborto, BLM, activistas homosexuales y trans, marxistas/progresistas sienten y experimentan en la búsqueda de sus misiones. Para ellos, siempre se trata de la unidad y la solidaridad con las víctimas, y de salvar a las víctimas con sus planes y esquemas grandiosos. Arden con pasión por salvar , pero en realidad empobrecen, matan y destruyen. 

Esta es la verdad: nosotros, los cristianos, tenemos el único mensaje legítimo de salvación . Y más que eso, tenemos la promesa y la realidad de una vida completamente nueva en Jesucristo.    

Cuanto más materialista se vuelve la sociedad, más hombres y mujeres dedicados se destacan. En este momento son los Progres los que se destacan, no los cristianos.   

¿Una enorme diferencia entre los Progres y los cristianos? Los movimientos de izquierda exigen mucho a su pueblo y piden el máximo. Los cristianos tienen bajas expectativas de su gente y piden lo mínimo. Los Progres obtienen grandes resultados y nosotros obtenemos nimios resultados.   

El Dr. Peterson tiene razón: si la Iglesia comenzara a hacer grandes demandas, GRANDES PEDIDOS, de sus miembros, obtendríamos una respuesta heroica, una participación heroica y una dedicación heroica . 

Douglas Hyde, un convertido del comunismo al catolicismo después de la Segunda Guerra Mundial, cuyas palabras he tomado prestadas y ampliado aquí, describió todo esto en su excelente guía, Dedicación y liderazgo :  

«Cuando hayas logrado hacer creer a los hombres que el cambio es necesario y posible y que son ellos quienes pueden lograrlo; cuando los hayas convencido de que ellos y la pequeña minoría de la que forman parte pueden transformar el mundo durante su vida, lograrán lo imposible».

 Estamos en medio de una guerra épica, luchando contra cosas monstruosamente malvadas.   

La semana pasada vimos a abogadas, profesionales médicos y académicas testificar ante un comité del Senado de los EE. UU. a favor del derecho al aborto. Matt Walsh señaló que todos «se negaron a condenar el infanticidio, se negaron a definir la palabra ‘mujer’ y afirmaron que los hombres pueden quedar embarazados». Y lo hicieron con absoluta impunidad.   

Las élites que imaginan un Gran Reinicio, impulsadas por muchos actores gubernamentales y cuasi gubernamentales, la industria del aborto, la industria farmacéutica, las grandes tecnologías, las redes sociales, los medios heredados, la Campaña de Derechos Humanos, GLAAD y Black Lives Matter, y ayudaron y con la complicidad de la mayoría de las grandes corporaciones, han creado un evangelio nuevo, falso y sin Cristo que predican sin cesar y con gran entusiasmo.   

Todos estos están alineados contra Cristo y su Iglesia.   

¿Dónde están los hombres que irán a la batalla por Cristo? ¿Por la moralidad? ¿Para los niños vulnerables? ¿Por la corona del vencedor que durará para siempre? Como explicó el Dr. Peterson, esto es para lo que nacen los hombres:  

«La iglesia cristiana está allí para recordarle a la gente, incluidos los hombres jóvenes y quizás incluso ante todos, que tienen una mujer que encontrar, un jardín en el que caminar, una familia que nutrir, un arca que construir, una tierra que conquistar, una escalera al cielo para construir, y la total y terrible catástrofe de la vida para enfrentarla con firmeza en la verdad, entregados al amor y sin miedo

Hombres: no os avergoncéis del Evangelio. No te avergüences de Cristo.   

El mundo languidece, gimiendo por la plenitud del mensaje del Evangelio. El mundo se está desintegrando, cayendo en espiral y fuera de control debido a su ignorancia y hostilidad hacia Cristo.   

¿Porqué es eso? Porque la Iglesia católica y las iglesias protestantes junto a ella se han preocupado más por ser inofensivas y mansas que por ser audaces y heroicas. La Iglesia visible de arriba abajo —desde el «Papa» hasta sus prelados, sus sacerdotes y su pueblo— se ha conformado cobardemente al mundo más de lo que hemos instado al mundo a conformarse al Evangelio.  

No es de extrañar que los hombres, especialmente los jóvenes, se mantengan alejados de nuestra Iglesia débil, afeminada, alborotada y con delantal de abuelita que no exige casi nada de sus miembros

Ciertamente, los hombres todavía están preparados para luchar por su sustento, sus familias y su estilo de vida, si tan solo se les pide que lo hagan. Solo mire a los miles de agricultores europeos que ahora se encuentran en la brecha contra las regulaciones ambientales dañinas infligidas por los políticos esclavizados por el Foro Económico Mundial. Su valiente desafío a la agenda del Gran Reinicio de las élites europeas es inspirador y nos recuerda que los hombres siguen siendo hombres.     

En su libro Reglas para radicales, el comunista Saul Alinsky dijo que la gente tiene que ver que está luchando del lado de los ángeles mientras que el otro lado está alineado con el diablo. El autor y activista ateo que oblicuamente dedicó su libro a Lucifer nos dejó saber exactamente lo que necesitamos saber.  

Estamos en una cruzada de aquí en adelante, una cruzada que requiere el liderazgo, el coraje, la fuerza y la energía de los hombres, HOMBRES, que luchan en nombre de Cristo, por el bien de la Iglesia, sus familias y el mundo.  

LifeSiteNews

Mis soldados cristianos formarán el más grande Ejército contra el Anticristo

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

23 de mayo de 2013

Mis amados seguidores, en todo el mundo, pronto sentirán Mi Presencia, porque Me daré a conocer dentro de sus corazones de una manera que no han experimentado antes. Así es como prepararé a los cristianos para luchar, en Mi Nombre, para salvar las almas de todos.

Mis soldados cristianos formarán el más grande Ejército contra el anticristo. Me refiero a todos aquellos que me conocen y que permanecen leales a Mi Santa Doctrina, contenida dentro de la Santísima Biblia. Me refiero también a aquellos que practican su fe; a aquellos que creen en Mí, pero que no me visitan y a todos aquellos que permanecen leales a la Verdad. Vosotros os reuniréis en cada rincón del mundo y, aunque ingreséis en Mi Ejército Remanente hablando en muchas lenguas, os uniréis como uno solo en Mí.

Aquellos que siguen estos mensajes formarán el núcleo y de éste crecerán los brotes y luego las ramas de Mi Ejército Remanente en todo el mundo. No quedará ningún país sin ser tocado por Mi Santo Espíritu, a través del Libro de la Verdad.

El Libro de la Verdad os unirá cuando vuestra fe sea probada. Cuando la lealtad a Mí sea manipulada y cuando sea arrojado fuera de vuestras iglesias, pisoteado y luego enterrado fuera de la vista; os levantaréis y mantendréis Mi Palabra viva. La Llama del Espíritu Santo os guiará cada paso del camino. Sentiréis una fuerza y valentía, que sorprenderá incluso a los más mansos de entre vosotros. Los débiles se harán fuertes. Los temerosos se harán valientes y los oprimidos marcharán hacia adelante como guerreros de la Verdad. Y al mismo tiempo, mientras Mi Ejército Remanente crece y aumenta en millones, muchos obstáculos serán colocados delante de ellos.

Insultos, acusaciones de herejía, mentiras, ira y odio serán su suerte. La confusión será vista por todas partes entre los detractores, cuyo argumento estará infestado de inexactitudes, contradicciones y argumentos incomprensibles. La influencia de Satanás siempre creará confusión, desorden, argumentos ilógicos y astutos, y siempre estarán envenenados con el odio contra los hijos de Dios. Aquellos quienes son bendecidos con la Luz de Dios y la Luz de la Verdad, atraerán terribles y odiosos ataques. Porque donde estoy Presente, podéis estar seguros que la persecución de aquellos que proclaman Mi Santa Palabra será grande. Cuanto peor sea la persecución contra cualquier Misión de Dios, podéis estar seguros de que Satanás está muy enfadado.

Cuando sufrís, como lo haréis, por el odio mostrado a vosotros porque estáis tomando Mi Cruz para seguirme, más preocupada estará la bestia y trabajará más duro, a través de las almas de aquellos manchados con el pecado del orgullo, para destruiros. Debéis ignorar estos ataques. Estad en paz, porque así como ellos aumentan con un odio intenso contra vosotros, así sabréis con certeza que estáis en verdadera unión Conmigo, vuestro Jesús. 

Id en amor y paz y sabed que vivo en vuestros corazones. 

Vuestro Jesús

Leer más: https://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a23-may-2013-mis-soldados-cristianos-formaran-el-mas-grande-ejercito-contra-el-anticristo/

A %d blogueros les gusta esto: