Los muertos y el Cambio Climático -Juan Manuel de Prada

Sospecho. sin embargo, que ha disminuido -a la par que nuestra inteligencia crítica- nuestra resistencia a la inclemencia térmica o meteorológica; circunstancias que los loritos sistémicos aprovechan para tupirnos las meninges con la matraca del cambio climático.

por Juan Manuel de Prada

Aseguran los loritos sistémicos que este verano por culpa del cambio climático, se ha vuelto mortífero; y, si te atreves a fruncir el ceño en señal de extrañeza, te atizan unas cifras de mortandad que parecen un parte de batalla de Stalingrado.

«¡1.047, para ser exactos!», me gritaba exasperado hace un par de días un «vacuñao».

Pero luego me enseñaron unas declaraciones del consejero de Sanidad extremeño. en donde se aseguraba que en Extremadura han muerto sólo tres personas por culpa del calor.

De donde se desprende que Extremadura disfruta de una temperatura propia de un balneario báltico, mientras en el resto de España el cambio climático nos tiene achicharrados.

Ciertamente, estamos pasando un ·verano caluroso·. Pero decir. en estas latitudes. ·verano caluroso’ es como decir ‘gobierno corrupto’; un pleonasmo inepto y archisabido.

Sospecho. sin embargo, que ha disminuido -a la par que nuestra inteligencia crítica- nuestra resistencia a la inclemencia térmica o meteorológica; circunstancias que los loritos sistémicos aprovechan para tupirnos las meninges con la matraca del cambio climático.

Nuestros antepasados vestían casi igual en diciembre y en agosto (cambiando sólo los tejidos). porque sabían –como los beduinos del desierto- que, para protegerse del calor y del frío, conviene cubrirse de ropa

Nuestra generación. en cambio, se ha ido quitando en verano prenda tras prenda, para mostrar el mundo sus mollas repugnantes (Madrid hace que Caracas, por comparación, parezca la cena de los Cavia), con el inevitable aumento de la impresión térmica. En las obras clásicas es muy difícil hallar referencias térmicas o meteorológicas: no sabemos si hacía calor o frío cuando cayó Troya, no sabemos si Cristo interrumpía sus prédicas cuando se ponía a llover, etcétera

Y esto ocurría así porque aquellas obras reflejaban un mundo de gentes sufridas que, aunque padeciesen la meteorología infinitamente más que nosotros, sabían poner al mal tiempo buena cara y dedicar sus esfuerzos a empresas que no exigieran dotes sobrehumanas.

Los loritos sistémicos que nos dan la matraca con el cambio climático saben que somos una patulea de alfeñiques y blandengues que no tienen redaños para abordar las empresas al alcance de sus fuerzas (cada vez más mermadas) y en cambio se proponen grotescamente solucionar empresas sobrehumanas.

Y saben, sobre todo, que estamos invadidos por el miedo (en eso consiste ser un esclavo); y que a gentes así se las pastorea imbuyéndoles miedos sucesivos. No entramos a dirimir si el cambio climático es verídico o fantasioso; a fin de cuentas, algún día no muy lejano se derramarán las siete copas.

Pero un pueblo de ·vacuñaos’ al que le dicen que los bosques arden o que la gente muere de un ictus por culpa del cambio climático y se lo traga es como el gusano que se encoge pensando que así no lo pisarán.

Nos están pisando, nos están despachurrando. nos están haciendo fosfatina. Y la culpa no la tiene el cambio climático.

ABC

Es tiempo de enfrentar el futuro

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

19 de abril de 2011

Así como el mundo se separa en diferentes divisiones – aquellos que viven vidas sencillas y ordenadas, algunos en riqueza y paz, aquellos que están afligidos por pobreza y enfermedad o que son víctimas de la guerra y de aquellos en el poder – todos observarán los mismos acontecimientos que están por venir con asombro.

Muchos verán catástrofes ecológicas como la mano de Dios. Otros dirán que son una señal del fin de los tiempos, mientras que otros dirán que todo tiene que ver con el calentamiento global. Pero lo que es más importante ahora, en este momento, es entender esto. El pecado, si se intensifica hasta niveles sin precedentes, causará destrucción en las ordenadas vidas de ustedes de todos modos. Pero cuando se intensifica a los niveles actuales experimentados y observados por todos ustedes en el mundo de hoy, entonces pueden tener por seguro que tales catástrofes serán la mano de Dios obrando.

Dios, el Padre Eterno, ya ha respondido y actuado de esta manera. Ahora conforme se aproxima el tiempo para destruir a Satanás y a sus seguidores, más disturbios ecológicos serán desatados por Dios en su Misericordia. Él hará esto para detener a Satanás y a todos sus corruptos títeres humanos, a los que se les hace agua la boca ante el prospecto de riquezas y gloria que él les promete a través de sus poderes psicológicos.

Satanás instila malos pensamientos y acciones en almas que son bastante débiles exponiéndose a sus poderes posesivos. Tal gente comparte rasgos comunes. Ellos son egocéntricos, obsesionados con ambiciones y riquezas mundanas y son adictos a desviaciones sexuales y al poder. Todos terminarán en el Infierno, si continúan siguiendo la glorificación del anticristo, que está a punto de darse a conocer en el mundo.

Mucha gente inocente no cree en Satanás, ni en el anticristo, ni siquiera en Dios Padre Todopoderoso. Entonces hacen la vista gorda. Sin embargo, se asombran de por qué la sociedad en la que viven se ha colapsado. Ellos no entienden la velocidad espantosa del colapso de la unidad familiar tradicional. Lo achacan a los males de la sociedad moderna. Lo que ellos no saben es que Satanás ataca a la familia como prioridad. Esto es porque él sabe que si la familia se colapsa, entonces la sociedad se colapsa también. Muchos saben esto, porque se está volviendo demasiado aparente en el mundo de hoy.

Luego vean la inmoralidad sexual. Ustedes se preguntan cómo ha sido tan horriblemente infestada la sociedad con esta depravación. Sin embargo otra vez, de lo que ustedes no se dan cuenta es que Satanás es el responsable de cada uno de los actos de inmoralidad obscena en el mundo. Mientras aquellos de ustedes, atrapados en un mundo de promiscuidad, desviación sexual y abuso de otros, argumentarán que estos hechos son una fuente de entretenimiento y en algunos casos una forma de ingreso – ustedes también deben saber que serán su pasaporte a las llamas eternas del Infierno.

Por cada acto sexual depravado en el que ustedes participen, así también su cuerpo, aunque estarán en espíritu, se quemará como si estuvieran encarnados, por la eternidad. Cada parte del cuerpo humano del que abusen cometiendo pecado mortal, sufrirá el mayor dolor en los fuegos del Infierno. ¿Por qué querrían esto? Muchas de ustedes pobres almas engañadas, no se dan cuenta de que nunca les han dicho la Verdad. La verdad de que sí existen el Cielo, el Purgatorio y el Infierno. Muchos de Mis bien intencionados siervos consagrados de las Iglesias no han enfatizado estas Enseñanzas por mucho tiempo. Vergüenza para ellos. Lloro por su angustia, porque muchos de ellos realmente no creen ellos mismos en el infierno. ¿Entonces, cómo pueden ellos predicar acerca del horror que es el infierno? No pueden, porque muchos han optado por la respuesta fácil. “Dios es siempre misericordioso. Nunca los enviaría al infierno, ¿o sí?”

La respuesta es no – no lo hace. Eso es verdad porque Él nunca podría darle la espalda a sus hijos. Pero la realidad es que muchas, muchas almas obstaculizadas por el pecado mortal que han sido seducidas a cometer, se vuelven adictas a sus pecados una y otra vez. Más y más. Están en tanta oscuridad – cómodos con su propia inmoralidad – que continúan eligiendo esta oscuridad incluso después de la muerte. Ellos no pueden ser salvados entonces. Han elegido este camino por su propio libre albedrío – un Don de Dios en donde Él no puede interferir. Pero Satanás puede. Y lo hace.

Elijan cuál vida quieren. El camino de vida hacia Dios, el Padre Eterno en el Cielo o de Satanás, el engañador, en las llamas del Infierno eterno. No hay forma más clara de explicarles las consecuencias a ustedes, hijos Míos. Es por Mi amor y compasión que debo enseñarles la Verdad.

Este mensaje tiene la intención de asustarlos de alguna forma, porque a menos que les muestre lo que les espera a ellos, Yo no estaría revelando Mi verdadero amor por todos ustedes.

Es tiempo de enfrentar el futuro, no solo por ustedes mismos, sino también por los amigos, familia y seres amados, a los cuales ustedes influencian a través de su propio comportamiento. El comportamiento produce comportamiento. En el caso de un inocente, podrían sin querer estarlo guiando y conduciendo, también, por la senda a la eterna oscuridad por la ignorancia.

Cuiden de su alma. Es un Regalo de Dios. Es todo lo que se llevarán consigo al otro mundo.

Su Salvador

Jesucristo

Leer más: https://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a19-abr-2011/

A %d blogueros les gusta esto: