El Segundo Mandamiento de Caballería: Defender a la Iglesia

Cuando el espíritu de caballería está muerto entre los católicos, la cobardía reina suprema. ¿Cómo puede un hombre católico hoy cumplir el segundo mandamiento del código de caballería: «defender a la Iglesia»? 

Nuestro Señor Jesucristo, Dios encarnado, el Rey de Reyes, hizo el último sacrificio y dio Su vida por la humanidad. Murió por Su esposa, la Iglesia. De esta manera, Él fue el modelo de todos los caballeros. Y los caballeros, como vasallos de Dios, también deben dar la vida por Él, si es necesario.

Imagen
espada cruzada

Las espadas de los cruzados tenían forma de cruz, a veces con la reliquia de un santo en la cruceta de la empuñadura y la hoja. A menudo, cuando un cruzado estaba en oración, desenvainaba la espada y la clavaba en el suelo, formando una especie de cruz improvisada donde podía orar. De esta manera, los cruzados unieron su sacrificio para proteger a los peregrinos a Tierra Santa con el sacrificio de Nuestro Señor en la Cruz.

Muchos obispos entendieron la misión de los caballeros y los alentaron. Por ejemplo, en el famoso poema medieval de Garran, el arzobispo de Reims dijo: «¡Caballeros, nunca olviden que Dios los hizo para convertirse en los muros de la Iglesia!»

De ahí el segundo mandamiento de la caballería: defenderás a la Iglesia .

Incluso hoy, los caballeros de la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro de Jerusalén son investidos por un obispo. Sentado en un trono y vestido con indumentaria casi medieval, el obispo levanta una espada y la toca en ambos hombros del hombre que está siendo nombrado caballero. La ceremonia es un sacramental de la Iglesia, creada para inspirar en sus hijos un espíritu de caballería para defender a la misma Iglesia.

La ceremonia se ha hecho más o menos de esa manera durante siglos. Ser oficialmente nombrado caballero era uno de los más altos honores que podía recibir un hombre. Las mujeres, al no ser llamadas a la batalla, no fueron nombradas caballeros. Incluso Santa Juana de Arco no recibió el sacramental de ser nombrada caballero.


Sin embargo, este remanente de ese gran espíritu católico está en peligro de ser enterrado por los Caballeros del Santo Sepulcro. La aparente decisión del gran maestre de abogar por la sustitución del uso de la espada en la ceremonia será, si se implementa ampliamente, la sentencia de muerte para este símbolo de la caballería católica en el mundo. Todos los verdaderos caballeros del Santo Sepulcro, siendo los descendientes espirituales de los cruzados que defendieron Tierra Santa, deben estar alarmados y pedir que se continúe con el uso ceremonial de la espada.

Lamentablemente, no se consultó a los caballeros sobre la retirada de la espada de la ceremonia de investidura. Incluso a las damas del Santo Sepulcro no se les preguntó si querían ver a sus maridos, hermanos e hijos recibir aún el toque de una espada sobre sus hombros, o ser investidos de manera similar a las mujeres que se convierten en damas.

Tanto los caballeros como las damas ahora serán investidos mediante un doblaje ceremonial (tocar el hombro del destinatario) con el báculo del obispo en lugar de la práctica tradicional de doblar solo a los hombres con la espada, una reforma que el Cardenal Filoni describió como «que sirve para equiparar a hombres y mujeres».

El ‘papa Francisco’ nombró a Filoni gran maestre de la Orden del Santo Sepulcro en diciembre de 2019.

“La investidura con la espada representa un simbolismo que consideraría inadecuado para la realidad actual de nuestra orden y para la eclesiología posconciliar”, afirmó Filoni  tras presidir su primera investidura y sustituir la espada por su báculo durante la ceremonia del juicio.

Esta erosión de la masculinidad y el trato de los caballeros como damas no puede traer buenos resultados. Difuminar las distinciones entre hombres y mujeres parece ser el nuevo paradigma de «despertar».

Cuando el espíritu de caballería está muerto entre los católicos, la cobardía reina suprema. La Biblia enumera a «los temerosos» (algunas traducciones dicen «cobardes») entre los que tienen prohibido entrar al cielo: «Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos, tendrán su parte en el estanque que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda» ( Apocalipsis 21:8 ).

Las buenas mujeres católicas no quieren que sus maridos, hijos y hermanos teman el toque de una espada. Más bien, desean que sus hombres estén marcados por el coraje cristiano, dispuestos a sacrificarse para defender a los que aman y ser guerreros leales para Dios, la patria y la familia.

Nuestro Señor exhortó a los Apóstoles a tener espadas: «Y el que no tiene, que venda su túnica y compre una espada» ( Lucas 22:36 ). 

¿Cómo puede un hombre católico hoy cumplir el segundo mandamiento del código de caballería: «defender a la Iglesia»? 

Primero, creyendo todo lo que la Iglesia enseña y obedeciendo todos Sus mandamientos.

Otra forma es estudiar apologética, que es el arte de explicar las enseñanzas de la Iglesia a los no católicos. San Pedro tiene clara la necesidad de aprender apologética: “Sino santificad a Cristo el Señor en vuestros corazones, estando siempre preparados para satisfacer a todo aquel que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros” ( 1 Pedro 3:15 ).

Church Militant

La Cruzada, la Misión de la Iglesia Remanente en la tierra, será tan difícil como aquélla de la Edad Media

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

11 de Noviembre, 2012

Debéis reuniros  y en conjunto buscad a las almas que ignoran  la Verdad.

Extended vuestros brazos. Invitadles a escuchar la Verdad. Sus vidas y sus almas pueden perderse, a menos que les ayudéis a llegar a Mí.

La Cruzada, la Misión de la Iglesia Remanente en la tierra, será tan difícil como aquélla de la Edad Media. No va a implicar una guerra física, como cuando un ejército lucha en un combate de una guerra normal.

La guerra será espiritual, aunque algunas guerras serán la causa desencadenante, para que millones de grupos de oración se formen para diluir el poder del anticristo.

Estas oraciones fueron escritas en el Cielo y prometen Gracias extraordinarias.

Ellas tienen un solo propósito y es la de salvar las almas de todo el mundo, cada niño, cada credo, cada sexo; cada denominación religiosa y ateos. Este es Mi mayor deseo.

Vosotros, Mis discípulos, estáis bajo Mi dirección. Las Gracias que Yo derramo sobre vosotros ya están dando sus frutos. Pronto los poderes que os daré, a través de las Gracias de la Cruzada de Oración, atraerá a miles de almas nuevas.

¿Cómo?, podéis pensar, que un pequeño grupo de oración logre este tipo de conversiones? La respuesta es simple. Esto se debe a que vosotros estáis protegidos por Mi Padre, y guiados por Mí directamente, entonces seréis exitosos. No podéis fallar. Mientras vosotros experimentéis muchas distracciones y revueltas, así como lucha interior, que es de esperarse en esta obra, siempre voy a estar a vuestro lado.

Recordad que nos estamos preparando para la caída de Mis pobres Siervos Sagrados, que serán como un resultado del cisma que viene, y está a punto de estallar en las Iglesias Cristianas.

Así, mientras que el ejército remanente será dirigido por sacerdotes y otros clérigos Cristianos, muchos serán servidores laicos, ya que este será un tiempo en el que habrá una escasez de sacerdotes.

Vosotros, Mis discípulos, tendréis que reuniros y conservar las Hostias para la Comunión ya que será difícil obtenerlas. Aquéllos entre vosotros, que son Católicos Romanos, tendrán que celebrar las Misas en refugios o en Iglesias seguras.

Una misión, similar a la persecución Nazi Alemana donde los Judíos fueron perseguidos, se creará para erradicar a los así llamados traidores de la Iglesia del Nuevo Mundo, que os será dicho que es para todas las religiones.

Se os acusará de profanar la Misa, y a su nuevo formato de presentación de la Misa, en donde Yo no estaré presente en la Sagrada Eucaristía, porque esto será una abominación ante los ojos de Mi Padre.

Mi Cuerpo y Sangre estarán presentes en las Misas celebradas en los centros y refugios donde vosotros prometéis lealtad a la transubstanciación para representar el Sacramento del Santo Sacrificio de la Misa, para que sea auténtico y aceptado por Mi Padre.

Continuaré enseñándoos a medida que continúen a formar los “Grupos de Oración Jesús para la humanidad” en todo el mundo.

Muchos ya están siendo formados cada día. Doy las Gracias a los que han seguido Mis Instrucciones y muestran obediencia.

Id en paz. Debéis tener más confianza. Dejad a un lado el temor ya que no viene de Mí. Ahora estamos creciendo y extendiéndonos a todos los rincones de la tierra. Pronto todo seguirá y cuando eso suceda, las oraciones cambiarán al mundo mediante las conversiones.

Os amo a todos. Estoy agradecido y conmovido porque vosotros me respondísteis inmediatamente a través de esta importante Misión, la más grande  organizada con el fin de llevar a todos los pecadores a la casa del Padre y a salvo de la influencia y las tentaciones de la bestia.

Vuestro Jesús

Leer más: https://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a11-nov-2012-2-/

CRUZADA DE ORACIÓN PARA INSTALAR EN EL MÓVIL

Android https://play.google.com/store/apps/details?id=com.elgranaviso_mensajes.cruzada

APP PARA IPHONE & IPAD CRUZADA DE ORACIÓN

Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/app-para-iphone-ipad-cruzada-de-oracion/

Nuestras armas: La Oración

A %d blogueros les gusta esto: