«Yo, vacunada mientras amamantaba: mi hija también está enferma ahora»

«Nuestra sangre está llena de microcoágulos, tiene glóbulos rojos deformados, apilados y agregados con cristales de material exógeno, que nos han dicho que es grafeno» «Gastamos 9000 euros entre visitas y exámenes. Ahora el Estado se encarga de nuestras enfermedades».

No se debe subestimar la alarma del ministerio inglés sobre la vacuna en la lactancia y el embarazo. Como muestra el calvario de Laura de Bérgamo, que recurrió al Comité Escúchame y ahora pide ayuda a Bussola : «Los médicos me empujaron a vacunarme mientras estaba amamantando, así que le habría pasado los anticuerpos a Juli, pero ahora mi hija tiene su espalda a constantes bits y dolores durante un año. Nuestra sangre está llena de microcoágulos y cristales de grafeno. Gastamos 9000 euros entre visitas y exámenes. Ahora el Estado se encarga de nuestras enfermedades».

Por andrea zambrano

«Nuestra sangre está llena de microcoágulos, tiene glóbulos rojos deformados, apilados y agregados con cristales de material exógeno, que nos han dicho que es grafeno». Reacciones adversas y lactancia. Una frontera inexplorada hasta el momento, pero que hay que recorrer, a pesar del escepticismo para abordar temas que han sido cazados en el registro de fake news no vacunados . Casos no faltan, como cuenta Laura Benazzi a la Bussola en esta dramática historia que la involucra a ella y a lo que más quiere: su hija Juli, una hermosa niña ítalo-japonesa que ahora tiene cuatro años.  

La noticia del ministerio de salud inglés que ha desaconsejado la vacunación contra Covid en la lactancia y el embarazo, nos lleva a preguntarnos qué pasó en Italia, donde incluso a las mujeres lactantes se les aconsejaba inocular. «Los médicos del hospital de Bérgamo me dijeron: ‘Hazlo con tranquilidad, para que a la niña también le salgan los anticuerpos'». 

Llegamos a la vacunación.
Tomé la primera dosis el 4 de junio de 2021. En ese momento ya quería dejar de amamantar pero me comuniqué con los médicos del hospital de Bérgamo que en cambio me dijeron que hubiera hecho muy bien en vacunarme mientras amamantaba porque habría pasado. los anticuerpos del covid al pequeño, así confiaba. Cuando me dieron el Pfizer yo también estaba feliz, en ese momento se hablaba de los problemas que estaba dando AstraZeneca.

Sin embargo, ahí empezó el calvario.
La misma noche después de la vacuna tengo un suministro de leche abundante y muy sospechoso.

¿Por qué sospechas?
Porque después de tres años de lactancia los volúmenes de leche no son abundantes.

¿Los primeros síntomas?
Cuatro días después: ardor, enrojecimiento en todo el cuerpo, pequeños capilares reventados en piernas y brazos, ardor detrás de los globos oculares, palmas de manos y pies y codos rojos y ardientes como el fuego, hematomas. Una noche se me hinchó el ganglio linfático clavicular. Cefalea y mareos en los días siguientes. Una noche sentí un dolor en la nuca, como si se rompiera una goma elástica. «No sé… ¿qué pasó?», me pregunté, no parecía haber consecuencias a ese dolor. A la mañana siguiente, mientras acompaño a Juli al jardín de infancia, pierdo la sensibilidad en el cuello del lado donde había sentido el dolor por la noche. Me siento hinchado, entumecido e incapaz de mover el cuello.

¿Tienes miedo?

Por supuesto. Iba a la oficina y me desvié a urgencias, mientras esperaba del otro lado del cuello me pasa lo mismo. Excluyendo problemas neurológicos, me dieron una taquipirina y me hicieron una radiografía de cuello uterino en varias proyecciones. Dada de alta con enfermedad discal antigua resulta para ser monitoreada, pero no me convenció del todo porque nunca me había dado esos síntomas. Afortunadamente, en unos tres días esta especie de «parálisis» y rigidez del cuello (no podía girarlo, como si tuviera un collar rígido) retrocede espontáneamente. Pero en los días siguientes siguieron ocurriendo cosas extrañas y para mí aterradoras: me tumbaba para acostarme y me sentía mareada de estar acostada, en varias ocasiones, durante la noche, tuve “temblores internos”, como una fuerte sensación de «temblor ” – no me explico mejor – acompañado de mareos y taquicardia. Tenía miedo de morir. En los días siguientes -y ya estamos a finales de julio- a esto se le suman fuertes dolores epigástricos y ardor, fuertes molestias en toda la parte superior del abdomen, acompañadas de una fuerte sensación de náusea. Me diagnosticaron gastritis crónica que nunca antes había tenido. También me hice análisis de sangre y tenía el didímero muy alto. Pero al mismo tiempo Juli también estaba enferma.

¿Qué estaba acusando?
Fiebre en varias ocasiones, incluso muy alta, vómitos por la mañana después del desayuno, mareos, que luego se convertían en verdaderos dolores de cabeza y en los ojos, sensación de hormigueo en pies y manos; más tarde, desarrolló una tos continua e irreprimible «similar a la de una foca». En el hospital le recetaron aerosoles con cortisona y por suerte acabó. En agosto comienza con dolor de estómago muy fuerte, acompañado de dolor de espalda por no poder caminar por el dolor. Su dolor de espalda fue muy agudo hasta junio de 2022. Desde alrededor de septiembre de 2021, su columna se volvió rígida y protuberante todas las noches, tenía un dolor intenso, no podía cambiar de lado, darse la vuelta y lloraba como loca. Por la mañana estaba muy rígida y tenía mucha dificultad para caminar. En ciertos momentos se congelaba por completo, me dijo,

Supongo que comienza la habitual peregrinación de exámenes.
Exactamente. A partir de agosto de 2021 comienza un estreñimiento alucinante. Se necesitaban enemas fisiológicos en el hospital. Hicimos las pruebas más tarde y la calprotectina fecal (un marcador de inflamación intestinal) estaba 4 veces por encima del límite máximo. La llevo a San Raffaele donde me dicen que lo más probable es que sea el dolor de espalda el que cause el dolor abdominal, no al revés. Hicimos una resonancia magnética espinal que resultó negativa. A pesar de ello, persistieron los dolores de espalda y la rigidez durante el descanso nocturno. El dolor y la rigidez desaparecieron con el movimiento. Estamos en octubre.

¿Y entonces?
La llevé a Gaslini tanto al reumatólogo como al gastroenterólogo. El reumatólogo vio a la pequeña caminando con normalidad, en ese momento no tenía rigidez ni dolor. Además, tras ver la resonancia negativa, descartó algún problema. Nunca me respondió sobre posibles reacciones adversas a la vacuna del covid en la lactancia.

Demos un paso atrás. ¿Seguiste amamantando?
No, me di cuenta que la leche le hacía mal y la detuve en julio, un mes después de la vacuna. Así que el bebé recibió para un mes.

Sigamos…
En enero del 22 todos pasamos el covid, desde el punto de vista de los síntomas fue un paseo, pero en realidad exacerba todos los síntomas y dolores anteriores.

Mientras tanto, ¿continuó con las visitas?
Entre Juli y yo gastamos 9.000 euros en un año en visitas, exámenes, medicamentos, suplementos y viajes.

¿Has viajado mucho?
Continuamente: ortopedista, reumatólogo, osteópata, fisiatra.

¿Y nunca ha habido un diagnóstico preciso?
No, inexacto. Por ejemplo, el fisiatra diagnosticó una escoliosis que el ortopedista no había notado en los meses anteriores. Probablemente esta escoliosis, o más bien «actitud escoliótica», surgió como consecuencia de que Juli asumía posiciones muy extrañas e inoportunas por la noche para resistir el dolor y la rigidez, tanto que le provocaba una especie de torcedura en la columna. Como los problemas persistían y literalmente no sabía a dónde volver la cabeza, por consejo de un conocido, fui a Siena.

¿Qué sucedió?
El reumatólogo fue muy amable y muy humano, me creyó y me recetó una nueva resonancia con medio de contraste, pero, antes de hacerlo, me di cuenta de un hecho, que me convenció de rechazar el medio de contraste. Luego la resonancia magnética se hizo sin contraste y no mostró alteraciones.

Explique.
En junio lo había sometido a un microscopio de campo oscuro en Mantua por el Dr. Franco Giovannini. Las imágenes son desconcertantes .

¿Que ves?
En ambos son evidentes glóbulos rojos deformados, apilados y llenos de cristales de grafeno. Así que hay un problema de circulación sanguínea.

¿Tienes miedo de hablar del grafeno?
No, pero para otros parece un tema escandaloso, sobre el que nadie se expresa y que queda relegado a la narrativa antivacunas , pero después de haber visto con mis propios ojos el examen y las imágenes, creo que esto es un gran problema, que ciertamente crea y puede causar daño al cuerpo.

Explícate mejor.
Cuando me cepillaba los dientes, a menudo me sangraban las encías: bueno, a partir de la vacuna ya no pierdo sangre. Me he lesionado en múltiples ocasiones y nunca he perdido sangre. Generalmente perdía mucha incluso por pequeñas heridas. Parece haber hipercoagulación de la sangre. Nuestra sangre también es magnética debido al grafeno (que tiene propiedades magnéticas). El magnetismo ha disminuido con el tiempo, pero aún quedan varios cristales de grafeno en la sangre (el examen al microscopio se hizo un año después de la vacunación, solo en una gota de sangre tomada del dedo, así que me imagino cuánto puede haber en el resto de la sangre…). Tengo una prueba conmigo pero prefiero no mostrarla en público.

¿Qué es eso?
Las fotos de la niña con las pinzas de hierro en la frente. Se sostienen solas, incluso en movimiento.

(Me muestra la foto, pidiéndome que no la divulgue. Confirmo: la pinza parece pegada a la frente) . ¿Y Giovannini confirmó la vacuna de correlación?
Sí, nuestros glóbulos rojos cambian su carga eléctrica y ya no se repelen debido a que el grafeno los atrae electromagnéticamente; esto provoca montones de glóbulos rojos que se adhieren al grafeno creando microcoágulos. Todo esto afecta negativamente la circulación sanguínea, que en los vasos pequeños.

¿Qué crees que te pudo haber pasado?
Hay dos caminos a seguir: o la sangre y el grafeno o la reacción individual a la proteína espiga que activa el sistema inmunológico: a mí me ha dañado la mucosa del estómago a largo plazo, a Juli la espalda, pero su situación podría ser más compleja porque probablemente sea de origen autoinmune. El padre tiene psoriasis y Juli, que se parece mucho a él, puede tener predisposición a esta enfermedad. La vacuna ciertamente fue un desencadenante, probablemente anticipó y desencadenó la aparición de problemas autoinmunes porque los síntomas que experimentó parecen clínicamente muy similares a los de la artritis psoriásica.

¿Qué pides a través del Comité Escúchame ?
Pido que estudiemos, que el Estado se haga cargo de nuestro caso. Estuvimos un año entero entrando y saliendo de hospitales y especialistas de todo tipo. No pueden encogerse de hombros tratándonos como antivacunas, que no lo somos. Algo pasó. Las pistas de investigación están ahí. Ahora queremos respuestas. Sobre la vacuna de la lactancia, a la luz de mi experiencia, creo que no se debe recomendar, si el «principio de precaución» aún se aplica a la «ciencia» y la medicina en general, especialmente en situaciones muy delicadas como el embarazo y la lactancia.

Dr. Franco Giovannini estudia la sangre de las personas inoculadas al microscopio, estudio al que se sometió Laura. Las imágenes son desconcertantes.

Brujula Quotidiana

Tendrá lugar la introducción de una vacunación global que os matará si la aceptáis

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

13 de Octubre, 2012

Las profecías predichas en Fátima ahora comienzan a manifestarse en el mundo.

Los gobiernos número uno del mundo, creados en aquellas naciones que están trabajando juntas sin descanso, casi han completado su trabajo, el cual será pronto presentado al mundo.

En este despertar, estará la única nueva religión mundial, una abominación a los ojos de Mi Padre.

Mi iglesia ha sido infestada por los enemigos, dentro de los cuales son lobos con piel de oveja. Engañan a todos aquéllos con quienes entran en contacto.

Entonces, tendrá lugar la introducción de una vacunación global (mundial) que os matará si la aceptáis.

Este es un tiempo en el qué sólo la oración, y mucha de ella, puede suavizar el impacto de esta terrible maldad creada por un grupo selecto (élite) de personas en el poder.

Ellos están trabajando en todas partes de vuestros gobiernos y los que trabajan codo a codo con ellos, todos los días saben lo que ellos están haciendo.

Tan astutos son ellos, que presentarán cada acto malo como si fuera una gran cosa! un gran servicio para la humanidad. Ellos harán todo lo posible para profanar todo lo que tiene que ver con Dios.

Ellos difundirán y promoverán el paganismo. Los hijos de Dios, quienes acepten sus leyes y sus enseñanzas, se transformarán infestados con sus perversos caminos.

Debéis rezar por protección, pero sobre todo, hay que orar por estas almas. Porque Mi Padre tiene la intención de castigarlos. El seleccionará a todos y a cada uno de ellos y los destruirá. Sin vuestras oraciones ellos estarán perdidos y se les echará al lago de fuego.

Vuestro Jesús

Leer más: https://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a13-oct-2012/

A %d blogueros les gusta esto: