Arenga de Mártir Cristero para contrarrestar la inmensa conjura del enemigo

Anacleto González Flores: Nos hemos convertido en mendigos, renunciando a ser dueños de nuestros destinos. Se nos ha desalojado de todas partes, y todo lo hemos abandonado. ¡Necesitamos la imprudencia de la osadía cristiana!.

por Anacleto González Flores

«Muchos católicos desconocen la gravedad del momento y sobre todo las causas del desastre, ignoran cómo los tres grandes enemigos, el Protestantismo, la Masonería y la Revolución, trabajan de manera incansable y con un programa de acción alarmante y bien organizado.

Estos tres enemigos están venciendo al Catolicismo en todos los frentes, a todas horas y en todas la formas posibles. Combaten en las calles, en las plazas, en la prensa, en los talleres, en las fábricas, en los hogares. Trátase de una batalla generalizada, tienen desenvainada su espada y desplegados sus batallones en todas partes. Esto es un hecho. Cristo no reina en la vía pública, en las escuelas, en el parlamento, en los libros, en las universidades, en la vida pública y social de la Patria. Quien reina allí es el demonio. En todos aquellos ambientes se respira el hálito de Satanás.

Y nosotros, ¿qué hacemos? Nos hemos contentado con rezar, ir a la iglesia, practicar algunos actos de piedad, como si ello bastase «para contrarrestar toda la inmensa conjuración de los enemigos de Dios». Les hemos dejado a ellos todo lo demás, la calle, la prensa, la cátedra en los diversos niveles de la enseñanza. En ninguno de esos lugares han encontrado una oposición seria. Y si algunas veces hemos actuado, lo hemos hecho tan pobremente, tan raquíticamente, que puede decirse que no hemos combatido. Hemos cantado en las iglesias pero no le hemos cantado a Dios en la escuela, en la plaza, en el parlamento, arrinconando a Cristo por miedo al ambiente.

Reducir el Catolicismo a plegaria secreta, a queja medrosa, a temblor y espanto ante los poderes públicos cuando éstos matan el alma nacional y atasajan en plena vía la Patria, no es solamente cobardía y desorientación disculpable, es un crimen histórico religioso, público y social, que merece todas las execraciones.

….Las almas sufren de empequeñecimiento y de anemia espiritual. Nos hemos convertido en mendigos, renunciando a ser dueños de nuestros destinos. Se nos ha desalojado de todas partes, y todo lo hemos abandonado.

Hasta ahora casi todos los católicos no hemos hecho otra cosa que pedirle a Dios que Él haga, que Él obre, que Él realice, que haga algo o todo por la suerte de la Iglesia en nuestra Patria. Y por eso nos hemos limitado a rezar, esperando que Dios obre. Y todo ello bajo la máscara de una presunta «prudencia». Necesitamos la imprudencia de la osadía cristiana.

Más aún, no son pocos los católicos que se atreven a llamar imprudente al que sabe afirmar sus derechos en presencia de sus perseguidores. Es necesario que esta situación de aislamiento, de alejamiento, de dispersión nacional, termine de una vez por todas, y que a la mayor brevedad se piense ya de una manera seria en que seamos todos los católicos de nuestra Patria no un montón de partículas sin unión, sino un cuerpo inmenso que tenga un solo programa, una sola cabeza, un solo pensamiento, una sola bandera de organización para hacerles frente a los perseguidores.»

Catolicidad

Yo intervendré en maneras que van a asombrar al mundo

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

8 de agosto de 2014

Yo conozco a los Míos y ellos me conocen. Ellos también conocen a los que son Míos, así como conocen a los que no vienen de Mì.

Los que son Míos son tiernos de corazón, llenos de amor por todos los pecadores, incluyendo Mis enemigos, y llenos de humildad porque saben que no son nada sin Mí. Sus almas están libres de malicia, rencor, odio y sufren a causa de esto. Ellos brillan como faros, sus almas están llenas de la Luz de Dios. Es esta Luz, que Satanás y todos los ángeles caídos atacan con todo tipo de tentaciones. Estas son las almas que son las más buscadas por el maligno y en los tiempos que se avecinan, ellas se verán influidas por las mentiras. Algunos se apartarán de la verdad por completo. Otros se aferrarán a ella, pero tendrán que luchar para hacerlo, mientras que los que tienen la Gracia de la Divina Voluntad de Dios en sus corazones, nunca abandonarán la Verdad.

El mundo se convertirá en un gran campo de batalla, donde la confusión reinará, y son las almas que son Mías, las que se enfrentarán a las mayores pruebas. Es el deseo de Satanás llevar lejos de Mí a aquellas que me conocen. Estas son las almas que están más cercanas a Mi Corazón, pues ellas representan para él, mayor premio. Serán esas almas que, en caso de que caigan en el error, serán presentadas a Mí por Mi mayor enemigo. Yo seré burlado a causa de su traición y voy a llorar lágrimas amargas de mortificación por estos pobres hijos de Dios. Pero sabed esto. Yo lucharé por estas almas. Yo intervendré en maneras, que van a asombrar al mundo para que así Yo pueda arrebatarlos de las garras del engaño y ellos sabrán cuando haga esto. En aquel día Yo les preguntaré de nuevo «sois Míos o no?». Entonces sabrán que Soy Yo, y voy a recuperarlos y a llevarlos a Mi Nuevo Reino.  Los que continúan siendo fuertes, debido a su fe inquebrantable en Mi Santa Palabra, guiarán a los que son Míos. Será por causa de estas almas – Mi Remanente – que Mi Misericordia se extenderá mucho más allá de lo que es visible al ojo.

Ahora llamo a aquellos que me conocen. Deseo que viváis cada día como si no hubiera un mañana. Confiad en Mí. Pedidme protección y llamadme pidiéndome favores especiales en vuestra travesía hacia Mi Nueva Era de Paz. Vendré en vuestra ayuda en todo momento y derramaré sobre vosotros gracias extraordinarias. Después no temeréis nada porque sabréis que Yo camino con vosotros. Yo sujetaré vuestra mano, mientras os guío hacia el Refugio de Mi Paz y Mi Gran Gloria.

Venid a Mí y no temáis porque Mi Gran Día amanecerá inesperadamente y de repente, ni una lágrima más derramaréis porque estaréis unidos con la Divina Voluntad de Dios por la eternidad.

Aceptad Mi Amor, Mis Bendiciones y Mi Gran Misericordia porque cuando lo hacéis podéis verdaderamente afirmar que sois Míos.

Vuestro Jesús

Leer más: https://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a028-ago-2014-yo-intervendre-en-maneras-que-van-a-asombrar-al-mundo/

A %d blogueros les gusta esto: